SOLIDARIDAD CON LA LUCHA MAGISTERIAL

LES COMPARTO YA EL KANTOLIBRE N° 32 CON UN TEXTO PROPIO SOBRE AL LUCHA MAGISTERIAL Y UNO DE LIDIA CHACHO MUY BUENO ESPERO LES SIRVA Y LES AGRADE.

Plan b – Los corruptores de la esperanza

SOLIDARIDAD CON LA LUCHA MAGISTERIAL

Kantolibre N° 32

SOLIDARIDAD CON LA LUCHA MAGISTERIAL

 

La lucha magisterial que se está dando contra la intención del estado de entregar a la iniciativa privada el control de la educación en México ha llegado a un momento sumamente peligroso no solo para los y las trabajador@s de la educación sino también para el propio gobierno que está viendo en las calles de la Ciudad de México a una base magisterial decidida a todo.

Cuando Peña encarcelo a Elba Esther y después cuando se aprobó la reforma al tercero constitucional pensó que el camino estaba allanado y que las leyes secundarias que hoy están en proceso de aprobar sería más fácil pero a pesar de tener todo el aparato mediático y un ejército de “intelectuales orgánicos” a su servicio l@s prof@s mantienen un respaldo social que aunque disminuido tienen en un laberinto al peñismo.

Y es que la lectura no solo del gobierno sino de muchos dentro del llamado movimiento social veíamos una base magisterial adormilada por una dirigencia corrompida y traidora que por ejemplo en Oaxaca se había entregado  a los brazos del gabinismo al mismo estilo que durante el efímero perredismo en Michoacán lo había hecho la sección 18 y que en Chiapas y Guerrero las secciones disidentes se encontraban muy golpeadas y que no habría forma de levantar una resistencia.

Pero no es para menos la consigan que se ha visto en la calles por parte de l@s prof@s, de que si hoy luchas estas en riesgo de ser reprimido o que la 59, hablando de Oaxaca, te tomen las escuelas pero de no luchar hoy el riesgo es que mañana pierdas tu trabajo y seas despedido después de entregar tu vida entera a la docencia.

Estamos en momentos donde la situación es grave y riesgosa no solo para el magisterio sino para todo aquel que decida protestar contra las políticas hambriadoras y privatizadoras del peñismo o mejor dicho del neosalinismo, creo que las discusiones sobre si o no debemos apoyar y/o solidarizarnos con los maestros y maestras es estéril ya que la solidaridad debe ser incondicional con los y las que tienen el valor de enfrentarse contra un enemigo común del pueblo.

Y aunque el magisterio ha dejado o mejor dicho se ha alejado del pueblo paulatinamente y se han ensoberbecido al grado que ven innecesario la comunicación directa y honesta con los padres, madres de familia y en especial con los alumnos y alumnas y que no informan las razonas por las que luchan y sobre todo no explican que también las reformas les afectarán a ell@s.

No quiero decir que debemos de apoyar una lucha con los ojos cerrados pero ya no me queda el espacio para explicar con detalle las repercusiones de las reformas lo que aré la próxima semana pero me despido con lo que dijo el más grande revolucionario de nuestra América, Ernesto “Che” Guevara:

“Lo más hermoso que puede tener un ser humano es la capacidad de sentir en lo más profundo de su corazón cualquier injusticia cometida contra cualquiera en cualquier parte del mundo por parte de los poderosos”.

KANTOLIBRE:

Espacio de comunicación autónoma.

E-mail: cantolibre75@gmail.com

Blog: kantolibre.wordpress.com

En Facebook: kanto libre

 

 Plan b – Los corruptores de la esperanza

Por: Lydia Cacho

Cimacnoticias | México, DF.- 26/08/2013

No todo se puede, dice justificándose una funcionaria, otrora respetada activista. Hay que tener paciencia, dice un senador antes miembro de la sociedad civil. Ambos buscan sin éxito explicar por qué desde su llegada al poder han cedido, una y otra vez, en nombre de lo que sí será posible a futuro.

Se han convertido en víctimas de la paradoja del poder formal al que accedieron creyendo que desde dentro derribarían a la bestia. Pero resultó que la bestia no era un animal bruto y hediondo al que se puede derribar con una espada de justicia y poder civil, sino un espacio de confort, un edificio que da la bienvenida al ego, oficinas lujosas rodeadas de súbditos que rentan su inteligencia al mejor postor.

La bestia por dentro es una nube gloriosa, un banquete en el que en aras de una falsa civilidad todo se pacta; donde los principios y los valores quedan fuera. Importa la imagen, no el contenido; importa el discurso, no la realidad.

Así, la bestia de la política de Estado poco a poco les abriga, contrario a lo que creemos, no les engulle. Porque aunque es mentira que el poder corrompe y el poder absoluto corrompe absolutamente, lo que les va llevando hacia ese oscuro rincón donde la mentira se convierte en profesión y el robo en deporte, es su voluntad, es la fascinante sensación de bienestar que aporta un ego sobrealimentado, ego que se convence de la supremacía que le confieren sus privilegios, sus canonjías y mirar su fotografía en los diarios declarando cualquier cosa.

Les debilita moralmente la posibilidad de pertenecer a esa élite que lo controla todo. Descubrirse de pronto con el pueblo a sus pies (el pueblo de un ayuntamiento, el de un estado o el de un país).

Dentro de la bestia que conduce al Estado hay pilotos y copilotos, hay corruptores y corruptibles, hay manipuladores e imbéciles. No hay complot sino estrategia; porque lo importante es adquirir más poder para controlar mayor territorio.

Poder para comprar simpatías de medios de comunicación, para asesinar disidentes, para que nada cambie en esa nube linda desde donde se inventa la máscara de un país entero.

Aunque está claro que no todos los hombres y mujeres que acceden a la política lo hacen con las mejores intenciones, la sociedad sigue creyendo que al menos algunas cosas cambiará su candidata o candidato.

Votan creyendo que si es mujer trabajará para mejorar la vida de las mujeres, como si cuerpo de mujer garantizara comprensión del patriarcado y batalla contra la discriminación. Engañadores y engañados. Ilusionistas e ilusas.

Uno de los grandes méritos de un Estado represor, corrupto y corruptor, es el de hacer creer a las personas que se merecen el caos, que son víctimas propiciatorias de su propia tragedia, culpables de que su gobierno no funcione.

Son ellas y ellos, funcionarios con verdadero poder quienes hacen su mayor aportación a la fiesta de máscaras en que mentir es casi una religión y creerse las mentiras, para muchos, la única salida frente a la angustia del sinsentido.

Las y los mexicanos que no participamos en este juego no estamos en la búsqueda de lo que no existe; por el contrario vamos tras una posibilidad de probada existencia: la libertad para vivir sin violencia. La libertad para ir día con día por las calles de México sin la angustia de esa normalizada justificación de 39 ejecuciones diarias, mil 721 cada mes.

Esas muertes hiperviolentas que escenifican la crueldad humana en su máxima expresión, la mutilación, la tortura, la decapitación, la violación antes de ultimarlas, representan para el secretario de Gobernación una buena noticia, la justicia, “porque ya los mexicanos no temen salir a las calles”.

Él ordena mantener la ilusión de que la muerte significa bienestar. De que la corrupción no es el cáncer del Estado mexicano.

Ellos, los más sanguinarios son los socios, del otro lado del eslabón estructural, de los gobernantes que se oponen sistemáticamente a arrancar de raíz la corrupción, porque son parte de esa raíz.

Por debajo de la tierra, fuera de la vista de la mayoría, como en una selva inhóspita, las raíces de todos ellos se entrelazan. Unas sobreviven gracias a una relación simbiótica, otras en cambio son parasitarias.

Se vale rebelarse ante el sinsentido; creer que la esperanza no es una locura, que no nos merecemos este país que desde su nube construyen los corruptores. Cada día algunas elegimos transparentar la construcción de la mentira nacional, porque nos merecemos este país, pero no estos gobiernos.

Twitter: @lydiacachosi

*Plan b es una columna publicada lunes y jueves en CIMAC, El Universal y varios diarios de México. Su nombre se inspira en la creencia de que siempre hay otra manera de ver las cosas y otros temas que muy probablemente el discurso tradicional, o el Plan A, no cubrirá.

 

Anuncios

Un pensamiento en “SOLIDARIDAD CON LA LUCHA MAGISTERIAL

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s