NOTICIAS 03-10-13

ESTOS SON LOS TITULARES DE LAS NOTAS QUE ENCONTRARÁN EN ESTA RECOPILACIÓN:

Retienen anarquistas camiones del servicio urbano en CU.

Liga informe a CNTE con EPR.

EDUCA condena las agresiones y se solidariza con defensoras y defensores del Centro ProDH.

Rechazan maestros de la CNTE vínculo con el EPR.

Mujeres y Política. Apagar la tele…

Brutal represión en el centro histórico de la ciudad de Oaxaca en marcha conmemorativa del 2 de Octubre.

Empresa Gas Natural Fenosa inunda terrenos y caminos comunales en Juchitán como estrategia de intimidación.

Carta de Alberto Patishtán: Seguimos adelante.

Acuerdos Gobernación / SNTE-CNTE.

Investiga GDF financiamiento a anarquistas; hay 25 detenidos.

Por eso matan a periodistas.

El affaire Bozzo, la tragedia como negocio.

Nicaragua, dispuesta a entregar a los mexicanos del “caso Televisa”.

Astillero.

Carta a Putin.

Patishtán: senadores y activistas, por el indulto.

México, el eterno rebelde con causa.

Colonia Puebla: recuerdos de Acteal.

Una Patria Robada.

La democratización de la imbecilidad.

El bloque progresista y la Alianza del Pacífico.

¿Dónde está la clase obrera?

Tiroteo en cercanías del Capitolio de Washington.

NOTICIAS DE OAXACA

Retienen anarquistas camiones del servicio urbano en CU (15:25 h)

Jueves, 03 de Octubre de 2013 14:22 Saraí Jiménez Notas del día

 

Oaxaca de Juárez, 3 de octubre. Anarquistas que marcharon ayer en esta ciudad para conmemorar el 2 de Octubre han comenzado a secuestrar camiones del transporte urbano en el crucero de Cinco Señores, exigiendo al Gobierno Estatal que sus compañeros retenidos durante la marcha sean liberados.

 

Según el último reporte de la Secretaría de Seguridad Pública, por las agresiones en contra de policías estatales y daños a comercios fueron detenidas 12 personas.

Los anarquistas tienen en su poder cinco camiones del transporte público que metieron a la explanada de rectoría de Ciudad Universitaria.

Liga informe a CNTE con EPR (08:47 h)

Jueves, 03 de Octubre de 2013 07:44 El Universal Justicia

Oaxaca de Juárez, 3 de octubre. La banda de secuestradores a la que presuntamente pertenecen los maestros y adherentes de la Sección 22 de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) de Oaxaca, detenidos por el secuestro de los dos hijos menores del empresario Juan José Álvarez Candiani, tiene vínculos con el Ejército Popular Revolucionario (EPR), asegura un informe de la Procuraduría General de la República (PGR).

A partir de las investigaciones que realizó la PGR en torno a este plagio, se logró establecer que los integrantes de esta célula están relacionados con la guerrilla, por lo que las pesquisas continúan para establecer su grado de implicación con el EPR y si el móvil del secuestro fue una instrucción de la dirigencia del grupo subversivo para obtener recursos para su causa.

En mayo pasado, después de 140 días de cautiverio, los dos menores Candiani fueron rescatados de una cisterna en una casa de seguridad donde los mantenían encadenados. La investigación, coordinada con elementos del grupo antisecuestros de la Policía Federal, permitió detener a 12 de los probables responsables de esta privación ilegal de la libertad, entre ellos tres maestros de la Sección 22 de la CNTE y dos de sus adherentes.

De acuerdo con la investigación realizada a partir de la averiguación previa PGR/SEIDO/UEIDMS/270/2013, la organización delictiva que secuestró en enero pasado a los menores, en la que están implicados los maestros, “está vinculada al Ejército Popular Revolucionario”, según revela la dependencia federal en su primer informe de labores.

Los maestros detenidos y consignados el 22 de mayo ante un juzgado federal por este caso, son Leonel Manzano Sosa (quien utilizaba otra identidad como Luis Gutiérrez Saldivar), así como sus colegas Mario Olivera Osorio y Lauro Atilano Grijalva Villalobos, todos ellos de la Sección 22 de la CNTE. También fueron aprehendidos adherentes a esa organización: la ex candidata perredista Sara Altamirano Ramos y el activista Damián Gallardo Martínez (quien se identificaba como Juvenal Nedani Pineda).

La PGR asegura que tiene elementos de prueba suficientes sobre su participación en el plagio de los Candiani, y que esta célula vinculada al grupo guerrillero operaba incluso en el Distrito Federal. Al momento de la aprehensión de los integrantes, se les aseguraron 748 mil pesos y propaganda del EPR.

No obstante las pruebas que hay contra los mentores, que incluyen la identificación de las víctimas, la dirigencia de la Sección 22 de la CNTE ha intentado negociar su libertad. Antes de que fueran enviados a prisión, un grupo de 300 personas, que ya estaban en el Distrito Federal, se manifestaron frente a la PGR para exigir su libertad, al asegurar que había un móvil político en su captura.

Después, durante las diversas manifestaciones que han encabezado los maestros contra la reforma educativa en los últimos meses, en su pliego de demandas incluyeron la liberación de sus compañeros acusados de secuestro (a quienes idenfitican como presos políticos), argumentando su inocencia, a pesar de que un juez encontró elementos para procesarlos por delincuencia organizada y privación ilegal de la libertad.

Incluso, el 7 de agosto pasado, Rubén Núñez, dirigente de la Sección 22, junto con otros líderes y familiares de los detenidos, se reunieron con el gobernador de Oaxaca, Gabino Cué, y la subprocuradora Jurídica y de Asuntos Internacionales de la PGR, Mariana Benítez, para demandar su liberación, pero la funcionaria les dejó en claro que no era un encuentro para negociar la libertad de nadie, sino para explicar las pruebas en su contra.

Se ubicó a los presuntos secuestradores a través de la intervención de comunicaciones de seis teléfonos —tres de los cuales pertenecen a los maestros—, y se logró grabar incluso el proceso de negociación del rescate. Las voces correspondían a algunos de los profesores. Cuando fueron detenidos, dos de los maestros portaban credenciales de elector falsas y usaban una segunda identidad.

Cuando se capturó a Manzano, sus declaraciones permitieron ubicar la casa de seguridad donde estaban los niños Candiani, mientras que la ex candidata Sara Altamirano fue identificada por las víctimas como la mujer que les arrojaba los alimentos a la cisterna.

Además de estos hechos, se investiga ahora el grado de implicación de esta célula de secuestradores con el EPR, si el plagio tuvo como objetivo reunir fondos para el grupo guerrillero, si son militantes en activo o hasta qué punto los integrantes de la banda están implicados con el grupo subversivo.


  EDUCA condena las agresiones y se solidariza con defensoras y defensores del Centro ProDH

Posted by Redacción on octubre 3rd, 2013

 

El día de ayer, 02 de octubre de 2013, una delegación de defensoras y defensores de derechos humanos realizaron una Misión de Observación durante la marcha nacional conmemorativa del 45 aniversario del 2 de octubre de 1968.

 

Durante dicha actividad se suscitaron hechos como el uso excesivo de la fuerza pública, detenciones arbitrarias y agresiones físicas hacia las y los manifestantes por parte de elementos de la Secretaría de Seguridad Pública del Distrito Federal (SSPDF) como varias organizaciones de Derechos Humanos lo están denunciando. En este operativo fueron agredidos físicamente los compañeros Víctor Hugo Carlos y Quetzalcóatl Fontanot del Centro de Derechos Humanos Míguel Agustín Pro Juárez, cuando documentaban las agresiones y violaciones de derechos humanos de las y los manifestantes.

Las acciones implementadas por las distintas autoridades y mandos policiales comprueban el grado de vulnerabilidad de personas defensoras de derechos humanos en el país, en este sentido, Servicios para una Educación Alternativa, EDUCA A.C. exige a las autoridades generen las condiciones necesarias para ejercer la labor de defensa de derechos humanos.

EDUCA A.C. condena el uso de violencia por parte del gobierno del distrito federal contra manifestantes y personas defensoras de derechos humanos, máxime cuando los derechos a la libre manifestación y libre expresión están reconocidos plenamente en la constitución mexicana.

No existe justificación para la actuación de las autoridades del Distrito Federal y elementos de seguridad pública, por lo que exigimos una investigación expedita sobre los responsables de las violaciones a los derechos humanos cometidas contra defensoras, defensores de derechos humanos y manifestantes el día de ayer.

Servicios para una Educación Alternativa, EDUCA A.C.

Oaxaca de Juárez, Oaxaca. 03 de octubre de 2013


 Rechazan maestros de la CNTE vínculo con el EPR

Jueves, 03 de Octubre de 2013 19:53

 

La sección 22 del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación, afín a la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) se desligó hoy del Ejército Popular Revolucionario (EPR).
Entre los maestros oaxaqueños “no hay ningún enlace, no tenemos ninguna relación con el EPR… Siempre hacen esos comentarios para que nos pongan en contra de la sociedad, en contra de los padres de familia”, aseguró Benito Vázquez, secretario de prensa de la sección 22.
Luego de que EL UNIVERSAL diera a conocer un informe de la Procuraduría General de la República en el que se vincula a maestros de esa entidad con quienes presuntamente secuestraron y mantuvieron privados de su libertad por 140 días a dos niños, hijos del empresario Juan José Álvarez Candiani, el vocero de la CNTE negó la acusación.
“Desmentimos eso, hasta ahorita no tenemos ninguna relación con el EPR”.
En la averiguación previa PGR/SEIDO/UEIDMS/270/2013, se describe que en enero de este año los niños fueron plagiados y como consecuencia cinco personas fueron detenidas y consignadas el 22 de mayo ante un juzgado federal. La personas involucradas son Leonel Manzano Sosa, Mario Olivera Osorio y Lauro Atilano Grijalva, así como Sara Altamirano y Damián Gallardo.
Al respecto el representante de la CNTE aseguró que se trata de “una estrategia del gobierno para ponernos en contra de la sociedad”.
Rechazó también que la Secretaría de Gobernación planteó una oferta económica para que los maestros oaxaqueños regresen a la entidad e inicien el ciclo escolar.
Dijo que el secretario general, Rubén Núñez, se encuentra en una reunión de la asamblea nacional representativa; posteriormente iniciará la asamblea plenaria y la reunión estatal en la que se definirá si el magisterio acepta la propuesta de la Secretaría de Gobernación en torno a los tres temas que propusieron en la reunión de ayer: participar en el diseño de un nuevo modelo educativo, abrogar la reforma educativa y la libertad de los presos políticos.


 

Mujeres y Política. Apagar la tele…

 

Sociedad Artículo
Escrito por Soledad JARQUIN EDGAR
Miércoles, 02 de Octubre de 2013 23:13
El show de la “señorita” Laura descubierto por el fotógrafo Eduardo Miranda y retomado por la periodista Carmen Aristegui en su programa de Noticias MVS alcanzó una dimensión descomunal por la reacción de la conductora peruana.

Laura Bozzo, la “señorita” Laura, fue descubierta por el fotógrafo de Proceso utilizado un helicóptero del Grupo de Rescate Aéreo Relámpagos que le proporcionó el gobierno del Estado de México y el uniforme oficial de rescatista, al menos por dos días, para grabar su show en medio de la desgracia provocada por la tormenta Manuel en el municipio de Coyuca de Benítez, narración de los hechos realizada por la periodista Marcela Turatti.

Carmen Aristegui retomó la información de los enviados de Proceso, quienes le confirmaron en entrevista los hechos que observaron y documentaron, planteando ante todo como algo inadmisible la utilización de los recursos públicos en momentos de la tragedia provocada por las lluvias, para montar un show.

El análisis de Aristegui fue suficiente para que Laura Bozzo, señora de oscuro pasado en Perú y quien se ha hecho multimillonaria escenificando la violencia que viven muchas familias y en específico las mujeres, algunos de ellos melodramas inventados y actuados, llamó mentirosa a Aristegui y lo peor, como si tuvieran la misma estatura profesional y sobre todo ética, la retó a salir a la calle, algo así como para ver a quien “reconoce la gente”, a quién de las dos “quiere la gente”. Por supuesto, Carmen Aristegui mandó con todas sus letras a freír espárragos a la “conductora estelar” de Televisa.

Cierto, como lo han señalado columnistas como Julio Hernández de La Jornada, la treta de Televisa no es sino un “distractor morboso”, porque con ello lo que buscan es desviar la atención de lo realmente importante: el uso de recursos públicos para un show televisivo en medio de una tragedia.

Al respecto, el gobierno de Eruviel Ávila emitió un comunicado donde relata la labor del grupo de rescate y sostiene que además de su labor de rescate, también ha trasladado a periodistas de al menos 15 medios, entre ellos la Televisión Mexiquense, Televisa, Milenio, Reforma, La Jornada, El Universal, Uno TV y Cablecom, considerando que ello no “ha distraído la labor principal de los Relámpagos: apoyar a las comunidades afectadas”.

Sin embargo, Marcela Turatti afirmó que la conductora habría utilizado el helicóptero por lo menos dos días, mientras que otros reporteros debían esperar, porque el equipo tenía como prioridad ayudar, argumento que se dejó de lado para que la “señorita” Laura hiciera su programa y se llenara hasta la cintura de lodo como gritaba desde el zócalo de la ciudad de México cuando reclamaba a Aristegui por haber ventilado o re-ventilado lo descubierto por los enviados de Proceso.

Laura Bozzo recibió el repudio de muchos mexicanos y mexicanas a través de las redes sociales, hasta el grado de que a alguien se le ocurrió la firma de un documento para que sea sacada del país, lo que seguramente no va a suceder si consideramos el poder de la empresa Televisa.

Carmen Aristegui, quien es hoy por hoy una de las periodistas más importantes de México, puso el dedo en la yaga al señalar que con Laura Bozzo, se ha “degradado la principal televisora del país, me duele que haya perdido de esa manera el nivel…”

Sin embargo, habría que decir que Televisa y por supuesto TVAzteca han contribuido en mucho a degradar a este país a través de los contenidos basura de casi toda su programación. La nuestra es una cultura de “estrellas” en un firmamento que busca crear un mundo feliz aunque no sea real, nos han llevado a ser un país consumista, creando necesidades a través del bombardeo de publicidad, nos ha ocultado información, nos han hecho creer que nada importa mientras exista futbol y nos ha tratado como idiotas durante seis décadas en el caso de Televisa y otras dos a través de TV Azteca.

Para una buena parte de la población está claro cómo se utilizan los chistes y los albures en sus programas “blancos”, cómo cada palabra está atravesada por el sexismo en cualquiera de sus horarios, cómo se castiga el ser diferente a través de personajes que ridiculizan la homosexualidad o el pertenecer a un grupo étnico y, por supuesto, cómo se patentiza el machismo y se disminuye a las mujeres, encasilladas y estereotipadas en personajes que se pueden reducir solo a dos: santas o putas, en sus novelas, espectáculos como el de la señorita Laura e informativos. Y de un tiempo para acá, ambas televisora, buscan ganar telespectadores a través de tele-milagros.

Televisa y más recientemente TV Azteca han sido una especie de brazo ejecutor de quien o quienes se encuentren en el poder, tanto para difundir una idea como para minimizar un acontecimiento, peor aún, para ocultar y para engañar o manipular. A cambio tienen beneficios como la condonación de impuestos a través del SAT (tres mil millones de pesos a Televisa), que ante la desgracia servirían de mucho al país en estos momentos. Hoy mismo ambas televisoras tienen su propia “telebancada”.

Sin duda alguna y parafraseando a Carmen Aristegui, la televisión se ha degradado en México mediante la adaptación de programas como los que realiza Laura Bozzo, maestra del engaño para la caja mágica, pero este es solo uno de los muchos programas que cada día de los últimos 60 años han transmitido en Televisa y su mala copia TV Azteca en los últimos 20 años.

Lo más preocupante es que son millones las personas, en casi todo el territorio nacional, que cada día encienden la cajita, perdiendo con ello la oportunidad de leer, por ejemplo, lo cual nos haría una mejor nación en todos los sentidos.

Lo bueno es que hoy la Internet es un contrapeso a pesar de no tener el poder de lo que geográfica y demográficamente abarca la televisión. Sin embargo, esa masa amorfa de usuarios y usuarias, aún muy reducida, pueden ser analíticos y críticos, emprenden respuestas rápidas ante la manipulación de medios como la televisión y han revertido en muchos casos los efectos dañinos del mal uso de los medios.

Facebook recién cumplió esta semana 15 años y tuiter tiene apenas un lustro, ambos han revolucionado el mundo de la comunicación y la información, plantean por tanto una nueva estructura en la presentación de las noticias y lo mejor es que dan a la población una alternativa múltiple de información, diversa como la sociedad, y de gran contrapeso, insisto, frente a la hegemonía del duopolio televisivo.

Ejemplo son los cientos de buenos artículos que en un tris se pueden leer a través de las redes sociales, más allá de la descalificación, de las manifestaciones de xenofobia, racismo, clasismo y todo lo que la molestia, puede provocar entre los usuarios y que tiene que ver con la crispación social, el hartazgo de buena parte de la sociedad ante las intentonas de los manipuladores (televisivos) que por default creen que el nuestro es un pueblo que no razona, que no analiza y que no es capaz de tener criterio.

Televisa y TV Azteca tienen una responsabilidad social que cumplir, el gobierno debe entender que tiene el sartén por el mango y la ciudadanía reconocer el poder de apagar la televisión.

@jarquinedgar


Brutal represión en el centro histórico de la ciudad de Oaxaca en marcha conmemorativa del 2 de Octubre

  • Escrito por  Chango
  • Jueves, 03 Octubre 2013 01:49

 

Por: Luis Villalobos

Fotografía: Mala Fama

 

Ojos rojos, mucha consternación y más de 10 detenidos fué el saldo que arrojó el operativo policiaco ejecutado el día en que se conmemoró el 45 aniversario de la masacre en Tlatelolco. El gobierno del cambio, al parecer solo ha cambiado las estrategias de represión y de intimidación hacia el movimiento social oaxaqueño que hoy más que nunca salió a las calles a desatar la rabia generada por la aprobación de las reformas estructurales que solo someten más a la clase obrera del país.

 

Desde las 4 de la tarde, estudiantes normalistas, de la UABJO, integrantes de organizaciones sociales y pueblo en general se dieron cita afuera de las instalaciones del IEEPO para comenzar la megamarcha. La primera parada estratégica fué en el crucero del estadio de beisbol, donde individuos anarquistas se encontraban esperando para reforzar el contingente.

 

El primer enfrentamiento se dió 100 metros después del crucero donde empezó el megaoperativo que conformaban cerca de 1000 elementos distribuídos en todo el centro histórico, el contingente fué “correteado” por todo el llano a punta de gases lacrimógenos y de detenciones arbitrarias por parte de la policía estatal. Fué ahí donde el contingente se dividió en 2, al final todos convergieron en el zócalo.

 

La jornada terminó con un mitin, una lista de presos y en espera de las actividades que se harán para su liberación.

Empresa Gas Natural Fenosa inunda terrenos y caminos comunales en Juchitán como estrategia de intimidación

  • Escrito por  Chango
  • Martes, 01 Octubre 2013 23:16

 

Inundaciones provocadas por la empresa Gas Natural Fenosa en terrenos y caminos comunales, los ranchos camino a Chigueeze fueron inundados dañando los terrenos de los campesinos de Juchitán. Gas Natural Fenosa y la empresa Constructoral están afectando los terrenos de cultivo y ganadería; primero deforestaron quitando árboles de selva baja caducifolia y plantas medicinales que a ellos les estorba pero que para nuestra cultura son parte nuestra y que nos sirven para curarnos de diversas enfermedades.
La afectación se debió a la modificación de los caminos al elevarlos a casi un metro de altura, atravesando ranchos y modificando causes de arroyos naturales. Difundir ampliamente estas fotos de denuncia.

EXIGIMOS LA SUSPENSIÓN DEL PARQUE EÓLICO BII HIOXHO POR VIOLAR EL CONVENIO 169 DE LA OIT Y LEYES AGRARIAS. NUNCA FUIMOS CONSULTADOS NI INFORMADOS, LA TIERRA EN JUCHITÁN ES COMUNAL PUBLICADO EN EL DIARIO OFICIAL DE LA FEDERACIÓN EN 1964. FUERA GAS NATURAL FENOSA Y CONSTRUCTORAL DE NUESTRAS TIERRAS COMUNALES BINNIZÁ.



NOTICIAS DE MÉXICO

Carta de Alberto Patishtán: Seguimos adelante

 

Muy estimados compañer@s de las diferentes organizaciones, sindicales, colectivos y estudiantes de México y el mundo, por este medios aprovecho enviarles mis saludos combativos con el ánimo de la fe y la esperanza de seguir insistiendo siempre por la justicia.

 

 

Compañer@s agradezco por siempre sus dignas aportaciones por esta causa justa en la que siempre me han acompañado, el reclamo de mi libertad de este encarcelamiento injusto, pues bien como hemos visto la actitud del poder judicial de la federación conjuntamente con el primer tribunal colegiado de vigesimo circuito en Chiapas, hoy nuevamente marcaron y remarcaran la historia, la Historia de un México vacío y oscuro en donde sólo reina la corrupción, la ambición, el poder de ser servido, ahora nosotros los pobres, los del color de la tierra nos excluyen del Derecho a la Justicia.

 

 

Amig@s seguimos adelante nosotros llevamos la esperanza y la victoria, yo por mi parte todavía no me canso, ni estaré tranquilo, sino al contrario, porque sé que llegaré y llegaremos hasta la meta siempre. Bien herman@s tengan la fuerza de Dios y que siempre sean bendecidos por este camino Justo y Verdadero.

 

 

Vivir o Morir por la Verdad y la Justicia

FRATERNALMENTE

Preso político de la voz del Amate

adherente a la sexta del EZLN

Alberto Patishtán Gómez

Acuerdos Gobernación / SNTE-CNTE

  • Escrito por  Jehú Pi
  • Jueves, 03 Octubre 2013 13:02

 


  Investiga GDF financiamiento a anarquistas; hay 25 detenidos

La Redacción
3 de octubre de 2013

Anarquistas y policías se enfrentan a 45 años de la matanza de Tlatelolco.
Foto: Xinhua / Alejandro Ayala

MÉXICO, D.F. (apro).- Tras los violentos sucesos de ayer, el gobierno del Distrito Federal investiga la fuente de financiamiento de los jóvenes encapuchados que invariablemente recurren a la violencia en cuanta marcha participan.

Luego de negar que durante la marcha se hayan realizado detenciones ilegales, el secretario de Gobierno, Héctor Serrano, informó que la Procuraduría General de Justicia del Distrito Federal (PGJDF) abrió una línea de investigación para saber si el grupo de anarquistas que participó en el ataque contra policías capitalinos recibió algún tipo de financiamiento.

También se investiga si los detenidos participaron antes en otros incidentes, como el ocurrido el 1 de diciembre pasado, durante la toma de posesión de Enrique Peña Nieto como presidente.

“Parece que sí. Yo creo que hoy, con los detenidos que hay, se va a revisar si algunos habían participado ya en otro momento”, puntualizó.

El funcionario local calificó a los agresores como una “combinación de anarquía y agresión patrocinada”, y aseguró que sólo un grupo de 200 a 250 participó en los actos violentos, si bien en la marcha, apuntó, se contabilizaron alrededor de 15 mil personas.

En el carrusel de entrevistas que ofreció durante este día, el secretario de Gobierno reveló que antes de la marcha la policía detectó en las redes sociales un “manual de anarquistas” sobre cómo actuar para hacer daño a los elementos policiacos.

“Previo a la manifestación de ayer, detectamos un manual exacto promovido por este grupo de anarquistas donde explicaba cómo lastimar, lesionar a un oficial, sin dañar inmuebles”, explicó.

Según Serrano, en las imágenes consignadas “se ve que había cohetones con varas y algunos portaban tubos que fueron utilizados como bazucas para agredir”.

Mencionó que esos grupos de anarquistas van perfectamente armados para generar caos, confusión y para dañar a los oficiales, “lo cual no se debe permitir”.

Y por las evidencias que tenemos, añadió, también muchos participan utilizando una condición ideológica.

Detalló que la movilización de ayer concluyó con un saldo de 32 elementos de la Secretaría de Seguridad Pública (SSPDF) lesionados, debido a las agresiones infringidas por sujetos embozados y autodenominados anarquistas.

Serrano precisó que cuatro mujeres y 18 hombres (cinco de ellos menores de edad), fueron remitidos ante el Ministerio Público (MP).

Mientras tanto, ante el Juzgado Cívico fueron presentadas 75 personas: 63 hombres –entre ellos dos menores de edad– y 12 mujeres, de las cuales una es menor.

Hasta la tarde de este jueves, un total de 25 personas se encontraban detenidas en fiscalías de la Procuraduría capitalina, por su presunta participación en los hechos vandálicos durante la marcha del 2 de octubre.

Los 25 detenidos durante los disturbios del 2 de octubre son acusados de ataques a la paz pública y, en algunos casos, de ultrajes a la autoridad, portación de objetos aptos para agredir, daño en propiedad ajena y lesiones, informaron en la Procuraduría capitalina.

Hasta anoche, la SSP reportó que 22 personas se encontraban en el Ministerio Público y, otras 75, en juzgados cívicos.

Según la información de los abogados de los detenidos, en la Coordinación Territorial Iztapalapa 6 se encuentran Luis Antonio Ponce Jiménez, de 23 años; Hugo Guillermo Mejía Ventura, de 21 años, y José Luis Ramírez Alcántara, de 19 años.
A Ramírez Alcántara, El Chompiras, también se le decomisaron sustancias tóxicas.

En esas instalaciones también se encuentran Irene Pérez Villegas, de 19 años; Christian Antonio Carmona Emmert, de 19 años; Aztli Cabrera Pedro, de 21 años; Andrea Melissa Sierra Vargas, de 20 años; Mario Alberto Malacura García, de 21; Carlos Hoshi Barquilla Peña, de 18 años; César Uriel Cruz Elías, de 19 años, y Érick Leonel Aguilar Ruiz, de 19 años.

Ahí se inició la averiguación previa FIZP/IZP6/3903/13-10 por los delitos de ataques a la paz pública.

En la Coordinación Territorial Iztacalco 2, se inició la averiguación previa FIZC/IZC2/T1/1948/13-10 contra Abraham Cortés Ávila, de 22 años, por los delitos ataques a la paz pública, ultrajes a la autoridad, portación de objetos actos para agredir y lesiones contra agente de la autoridad.

En la Coordinación Territorial Gustavo A. Madero 2 se encuentran detenidos Omar Cabalero Ramírez, de 27 años; Víctor Efrén Espinoza Calixto, de 29 años; José Daniel Palacios Cruz, de 31 años, Lilia Adán Infante, de 30 años; Adrián Gutiérrez Miguel, de 36 años; Salvador Martínez, de 27 años; e Iravar Irrinaga Ramírez, de 35 años.

Todos ellos están acusados de daños a la propiedad bajo la averiguación previa FGAM/GAM2/T1/2096/1310.
Ignacio Felipe Dioneles Bautista, de 18 años y acusado de delitos contra la salud, se encuentra detenido en la Coordinación de Gustavo A. Madero 1.

En tanto, en la Fiscalía de Atención a Niños, Niñas y Adolescentes se encuentran detenidos Julio César, de 16 años; José Antonio, de 15 años; Carlos, de 15 años; y Saúl Alejandro, de 16 años, acusados de daños a un edificio en la calle de Bucareli, bajo la averiguación FAM/57/T1/1378/1310.

En la Coordinación Territorial Xochimilco 2 se encuentra detenido otro menor de nombre Ramón, acusado de lesiones.

Algunos de los detenidos son defendidos por el abogado Miguel Méndez, de la Liga de Abogados 1 de Diciembre. A decir de Serrano, los agresores de la marcha del 2 de octubre podrían obtener su libertad al pagar una fianza.
Asimismo, señaló que en caso de que alguno sea reincidente, se agravaría la penalidad.

“En este caso si hay alguno que sea reincidente y que haya sido consignado y que se tenga el antecedente en los juzgados respectivos de que está reincidiendo, la penalidad sí se agrava.

“Honestamente, en la mayor parte de los casos es muy probable que puedan tener su libertad como consecuencia del pago de una fianza”, dijo en entrevista.

Por eso matan a periodistas

Anabel Hernández
2 de octubre de 2013
Análisis

Marchan por periodistas asesinados en el DF.
Foto: Eduardo Miranda

MÉXICO, D.F. (proceso.com.mx).- Llevo nueve días sin dormir y aunque en ocasiones llego a cerrar los ojos no tengo reposo. No hay descanso. No me dan tregua. Estoy en manos del enemigo.

Me encuentro en medio de dos fuegos. Entre quienes me amenazan de muerte desde hace casi tres años en represalia por mi trabajo de periodista y funcionarios del Mecanismo de Protección a Personas Defensoras de Derechos Humanos y Periodistas de la Secretaría de Gobernación.

Soy periodista de investigación y, como el resto de decenas de periodistas asesinados, desaparecidos o amenazados, no sé quiénes son peores enemigos: los que amedrentan en represalia por el trabajo periodístico o los que, teniendo la obligación legal de proteger a los defensores de derechos humanos y periodistas, nos convierten en blanco fácil para que los otros nos maten.

Llevo nueve días sin dormir porque el “mecanismo”, de manera negligente, no hizo de manera oportuna el papeleo burocrático para mantener a los escoltas que el gobierno del Distrito Federal (GDF) me asignó desde diciembre de 2010, cuando fui prevenida por un informante de que presuntamente Genaro García Luna, entonces secretario de Seguridad Pública federal, y Luis Cárdenas Palomino, en aquel tiempo coordinador de Inteligencia para la Prevención del Delito de la Policía Federal (PF), estaban orquestando un plan para matarme por revelar su enriquecimiento, antecedentes criminales y su presunta implicación con el crimen organizado. El informante me advirtió que el plan era disfrazar mi muerte como producto de un accidente automovilístico, un asalto o un secuestro fallido.

Esta es mi historia. Me permito contarla porque es sólo un botón de muestra de la negligencia criminal de las autoridades que por ley están obligadas a proteger a los periodistas. Si alguien busca las razones de que se siga asesinando y amenazando impunemente a defensores de derechos humanos y periodistas, estas son algunas…

Fragmento del texto que se publica en la edición 1926 de la revista proceso, actualmente en circulación.

El affaire Bozzo, la tragedia como negocio

José Gil Olmos
2 de octubre de 2013

Laura Bozzo escenifica rescate en Coyuca, Guerrero.
Foto: Eduardo Miranda

MÉXICO D.F. (apro).- Luego de que Televisa logró ungir a Enrique Peña Nieto como presidente, su predecesor en el gobierno del Estado de México, Eruviel Ávila quiere seguirle los pasos haciendo alianzas y grandes convenios de publicidad con distintos medios de comunicación y participando en montajes como el de Laura Bozzo, quien intentó producir un teledrama en Guerrero, manipulando la tragedia de miles de habitantes en zonas depauperadas por la pobreza, el olvido y los huracanes.

Televisa y Peña Nieto abrieron brecha en México a la llamada telecracia o mediocracia, entendida ésta como una nueva forma de gobernar en la que los medios de comunicación se convierten en grupos de poder capaces de incidir directamente en las decisiones del gobierno o del Estado. De hecho, Peña Nieto es de facto el primer telepresidente de la historia política mexicana porque responde más a los intereses de las grandes empresas mediáticas que a los populares.

En esta nueva fórmula de gobernar, una tragedia se vuelve un espectáculo, una telenovela o un talk show. La transmisión de las noticias pierde su sentido social y se transforma en marketing para ganar rating y favorecer la imagen de la televisora y del político en cuestión, en este caso, Eruviel Ávila.

Visto a través de la mediocracia o la telecracia, los shows de las televisoras y sus conductores y conductoras, en este caso Laura Bozzo y Televisa, son el mejor reflector que quieren utilizar los políticos para magnificar su figura, como lo intentó hacer Eruviel Ávila al prestarse a participar en el teledrama facilitando las aeronaves para transportar a la conductora del espectáculo a las zonas más afectadas por el huracán “Manuel” en la costa de Guerrero.

En la mediocracia no se gobierna ni se ganan elecciones sin los grandes medios de comunicación quienes se erigen en socios del poder y en los hacedores de los principales personajes de la política. En los hechos, los medios –principalmente las televisoras-, son el gran elector. A esto es a lo que le está apostando Eruviel Ávila y por eso no le importó ser el peón de Televisa en el teledrama que trataba de montar Laura Bozzo encima de la tragedia de los guerrerenses.

Laura Bozzo ya tiene experiencia y sabe del negocio de la política, el marketing y las campañas de imagen en las televisoras. En Perú fue enjuiciada y penalizada con cuatro años de cárcel por el delito de peculado al haber participado en una red de corrupción para conseguir la reelección de Alberto Fujimori. Al igual que lo está haciendo en México, la conductora realizó programas en la televisión peruana utilizando las tragedias para ayudar a la figura de Fujimori y por ello recibió 3 millones de dólares de parte de Vladimiro Montecinos, el oscuro jefe del Servicio de Inteligencia Nacional de ese país.

Esta misma fórmula es la que estaría utilizando en México. Lo hizo en el caso de los habitantes de Ometepec en la montaña de Guerrero afectados por los temblores en marzo del 2012. Hasta Xochistlahuaca llegó en helicóptero acompañada del gobernador Ángel Aguirre Rivero y como representante de Televisa dijo que llegaba para dar ayuda humanitaria y reconstruir casas, escuelas y caminos. Con esa misma oferta llegó al pueblo costeño de Coyuca de Benítez a bordo de un helicóptero del gobierno del Estado de México como la “abogada de los pobres”.

Pero lo que a fin de cuentas sabe hacer Bozzo es marketing político, es el manejo de imágenes para campañas políticas, jugar a los malabares para dar una visión que no corresponde a la realidad. Esto fue lo que la reportera Marcela Turati y el fotógrafo Eduardo Miranda, de la revista Proceso desvelaron: el manejo cínico y carente de ética del gobernador del Estado de México, Eruviel Ávila, de Televisa y su empleada Laura Bozzo, quien se alimenta principalmente del escándalo como ya se tiene registrado en una larga lista de casos en su país natal Perú.

Twitter: @GilOlmos


  Nicaragua, dispuesta a entregar a los mexicanos del “caso Televisa”

No sería una extradición, porque hay con México convenios de cumplimiento de la pena, señaló la presidenta de la Corte Suprema de ese país, Alba Luz Ramos. La medida podría cumplirse cuando la sentencia sea firme.

AFP
Publicado: 03/10/2013 19:43

 

Managua. La presidenta de la Corte Suprema de Justicia (CSJ) de Nicaragua, Alba Luz Ramos, manifestó este jueves que 18 mexicanos condenados a 17 y 18 años de prisión, por delitos de narcotráfico y lavado de dinero, podrían cumplir la pena en su país de origen.

“No es una extradición. Tenemos convenios con México de cumplimiento de la pena. Si México se los quiere llevar, puede hacerlo”, declaró Ramos a la prensa, tras una actividad oficial.

La magistrada consideró que esta medida podrá cumplirse una vez que la sentencia dictada por un tribunal nicaragüense sea firme, es decir, si ellos no presentan recurso de casación.

El grupo, también condenado por el delito de asociación al crimen organizado, ingresó a Nicaragua en agosto de 2012 con la fachada de periodistas de la empresa mexicana Televisa, y entre sus pertenencias se les decomisó 9.2 millones de dólares, seis vehículos en los que se movilizaban entre México y Centroamérica.

El martes pasado, un tribunal de segunda instancia redujo de 30 a 17 y 18 años las sentencias emitidas en enero pasado a los 18 mexicanos, entre ellos Raquel Alatorre, cabecilla del grupo, tras considerar que “no tienen antecedentes” de tráfico ilegal de drogas, delito por el que recibieron la mayor pena.

Ramos manifestó que para Nicaragua “es un alivio” si se procede al traslado de estos reos a México, porque las cárceles están “bastante saturadas”.

Según datos oficiales, la población de reos en Nicaragua es de 8 mil 846 en las cárceles del Sistema Penitenciario y otros mil 200 que ya tienen condenas permanecen en celdas preventivas de la Policía Nacional.

Las autoridades nicaragüenses consideran la captura y condena de la banda de mexicanos como uno de los golpes contundentes asestados en 2012 a las redes del narcotráfico internacional que operan en Centroamérica.

Astillero

El mes de las reformas

Violencia sembrada

Amago a protestas

PAN: a las calles

Julio Hernández López

 

LA MEMORIA FLORECE. Durante la jornada de protesta de ayer, activistas se cubrieron la boca con mensajes alusivos a la masacre del 2 de octubre de 1968Foto Prometeo Lucero

V

iolencia desbordada al inicio del mes de las reformas. Una especie de advertencia sin capucha ante las otras protestas por venir. Mezcla de proporciones imprecisas: infiltrados y provocadores forzando la confrontación con los cuerpos de seguridad pública, jóvenes genuinamente hartos y desesperados que se suman a la violencia de desahogo, manifestantes pacíficos y experimentados que quedan en medio de la trifulca, una marcha histórica y simbólica que es desviada de su propósito original tanto por el secuestro del Zócalo capitalino (y la sordera del sistema ante la creciente protesta) como por el nuevo grado de confrontación pública aparecido ayer.

Los choques en el centro capitalino dan inmediato parque a favor de la mano dura en el conjunto mayoritario de medios de comunicación proclives al dictado oficial. El ambiente ha sido envenenado contra la disidencia y la movilización, y los sucesos de este 2 de octubre son inmediatamente convertidos en una presunta confirmación extrema de que las autoridades deben ya aplicar toda su capacidad represiva en el control de estos procesos aparentemente espontáneos. La exacerbación de ánimos llega a un punto culminante justamente en el tramo de calendario que corresponderá a la aprobación pactada de las reformas peñistas en materia electoral, energética y fiscal.

Los causantes de las confrontaciones son genéricamente identificados como anarquistas y forman un ente impreciso, con características globales y sin liderazgos plenamente identificados. A juicio de muchos de los participantes en manifestaciones públicas, en esas filas de embozados y encapuchados suele encajar el sistema a sus piezas de información y manipulación. A pesar de que el 1º de diciembre del año pasado, el día de la toma de posesión de Enrique Peña Nieto, ya tuvieron una aparición notable, hasta ahora siguen siendo una especie de enigma tolerado, una peculiar reserva de violencia programable.

Sin proyecto político de fondo ni reivindicaciones inmediatas, esos grupos conceden la escenografía caótica a las voces puntualmente demandantes de orden al costo que sea. Instaurando el vandalismo como emblema, agrediendo con impunidad a las fuerzas policiacas sometidas a la tajante orden de resistir los embates sin contestar (hasta que en ciertos momentos los mandos permiten ciertas detenciones que regularmente recaen en personas sin vinculación con esa violencia desmedida), esos grupos fácilmente infiltrables terminan haciendo daño a los procesos graduales de lucha política, como el de los profesores de la CNTE (que han trazado un riguroso deslinde de esos grupos y métodos) y con más razón a quienes aún sostienen la línea de la protesta invariablemente pacífica.

Pero lo sucedido ayer en céntricas calles capitalinas (prefigurado en anteriores manifestaciones) debe verse en un plano de mayor amplitud. Destapar el fantasma de la violencia política es uno de los ingredientes del enturbiamiento nacional que proviene de laboratorios oficiales. Basta ver los trucos de mala factura con los que se ha mantenido bajo secuestro la plaza emblemática de la protesta nacional, el Zócalo capitalino. Arrebatado bajo amago militar antes del Grito de Independencia, ahora se utiliza como centro de recepción de donaciones para damnificados, totalmente sustraido a la dinámica habitual de uso y disfrute públicos que han caracterizado a esa plaza de centralidad política e histórica.

Sin pausa han sido confiscados en meses recientes, desde la campaña presidencial de Peña Nieto y en el curso de su ejercicio de poder, diversos elementos constitutivos del armado cívico básico. Ayer mismo, a la salida del Metro Tlatelolco, policías capitalinos registraban mochilas de jóvenes sin más argumento que su uniforme y solicitaban identificaciones, convirtiendo las inmediaciones de la Plaza de las Tres Culturas en una muestra más de retroceso. Y en general se ha dado banderazo de salida a segmentos policiacos sin uniforme que amenazan, hostigan y desbordan.

La protesta cívica es colocada así en una disyuntiva incómoda. Este mes, en el que Peña Nieto desea que sean aprobadas sus principales reformas legislativas, será también el de la campaña mediática contra los excesos de las manifestaciones de protesta. El turno inmediato es el de la congregación masiva convocada por Andrés Manuel López Obrador y Morena. Hasta ahora, ese movimiento ha tenido a orgullo el hecho de que no se hubiera roto ni un vidrio durante sus actos públicos. Pero el tamaño del golpe peñista en camino, tanto en materia de energéticos como de impuestos, hace palidecer las estrategias recatadas y podría llevar a la toma de ciertas medidas de resistencia civil pacífica, justamente en medio del linchamiento mediático mayoritario a actos de violencia como el de ayer.

La crispación política ha producido incluso escenarios tan extraños como el llamado de Acción Nacional a un activismo que lleve a manifestaciones en las calles contra la reforma fiscal peñista. En la Cámara de Diputados y a nombre de su bancada, Fernando Rodríguez Doval pronunció palabras cuidadamente cercanas a lo desobediente: Es el momento de que los no violentos salgamos a las calles de forma ordenada y pacífica para expresar nuestra inconformidad. No importa en qué localidad nos encontremos, estamos obligados a levantar la voz cuando las cosas se están haciendo mal. Los panistas enarbolan la bandera de la defensa de la clase media, particularmente en cuanto a la pretensión de cobro de IVA en colegiaturas (que goza de generalizada desaprobación, pareciendo más un engaño sembrado para luego corregir y demostrar que se escucha a la población) y, sobre todo, de esa imposición fiscal en operaciones inmobiliarias.

Y, mientras Miguel Ángel Mancera sigue cumpliendo fatigosamente con su parte en el trato que al final reportará a la ciudad de México una amarga reforma política, ¡hasta mañana!

Twitter: @julioastillero

Facebook: Julio Astillero

Fax: 5605-2099 • juliohdz@jornada.com.mx


  Carta a Putin

Por: Lydia Cacho – octubre 3 de 2013 – 7:34 Cacho en Sinembargo, COLUMNAS – 9 comentarios

Sr.Vladímir Putin: Hace unos días Gueorgui Trapéznikov, presidente de la Academia Internacional de la Unión de las Naciones del Mundo (AIUNM), anunció que le había propuesto a usted como candidato al Premio Nobel de la Paz porque el mundo conoce bien el papel pacificador que usted, como Presidente de Rusia, ha desempeñado en zonas conflictivas. La propuesta fue inspirada a raíz de su intento por evitar la intervención bélica en Siria. Siguiendo las reglas de etiqueta política usted no respondió; lo hizo su vocero, el señor Dmitri Peskov, quien nos aseguró que usted no es partidario de recibir condecoraciones o premios. Es partidario de encontrar satisfacción en lograr resultados con su trabajo. Peskov, el hombre que habla en su nombre, dijo a miembros de la prensa: “Putin ha hecho mucho, toda la parte rusa ha hecho mucho, ha dedicado gigantescos esfuerzos y mostrado una maestría diplomática fuera de lo común para proteger la región (de Oriente Medio) y todo el mundo de la aparición de un nuevo conflicto armado”. Aprovechando su postulación al Nobel quisiera enviarle desde México algunas observaciones, para que sepa cómo le miramos desde Latinoamérica. Está claro que en últimas fechas algunas organizaciones civiles se sintieron agradecidas con su decisión de proteger la libertad y la vida de Edward Snowden, el espía que tras años de trabajar para la CIA decidió revelar los alcances del espionaje que el gobierno norteamericano lleva a cabo en el mundo entero. Sin embargo, casi paralelamente, cientos de miles de activistas hispanoparlantes firmaban peticiones desde América Latina para que su gobierno liberase a las cantantes/activistas de Pussy Riot, quienes fueron sentenciadas por cantar canciones de protesta contra usted, señor Presidente; la última dentro de un templo ortodoxo. Hoy es el tercer día en que los medios latinos cubren con preocupación el riesgo que corre la vida de la joven activista Nadezhda Tolokónnikova dentro de la prisión de Moldovia, así como la integridad de su compañera María Aliójina. La opinión pública se pregunta cómo en Rusia el sistema judicial sigue obedeciendo a las filias y fobias personales del Presidente, pues ya usted ha declarado a medios rusos que apoya personalmente el encarcelamiento de las Pussy Riots. Desde el 7 de octubre de 2006 en que nuestra colega la periodista ruso-norteamericana Anna Politkóvskaya fue asesinada a la puerta de su casa (luego de publicar libros y artículos sobre actos de corrupción de su gobierno, señor Putin), seguimos esperando se esclarezca el crimen, porque aún persiste la duda sobre quién es el autor intelectual del crimen. Aquí, de este lado del mundo, las sospechas recaen sobre altos mandos de su gabinete de seguridad. Hace unos días 30 activistas pacifistas de Greenpeace, fueron arrestados por su gobierno al intentar manifestarse sin un solo grito, sin armas, sin violencia, en la plataforma de Gazprom, empresa socia de la petrolera Shell en el ártico ruso. En una acción a todas luces ilegal y por órdenes de los más altos mandos de su gobierno, las y los reconocidos activistas ciudadanos de 18 países, entre ellos Argentina, Australia, Brasil, Canadá, Dinamarca, EEUU, Francia, Italia, Nueva Zelanda, Polonia, Reino Unido y Rusia, fueron tratados como terroristas. A pesar de la evidencia que demuestra que ésta, como todas las manifestaciones de Greenpeace, era una especie de performance pacífico para hacerle saber al mundo que la draga de petróleo y gas en el ártico pone en riesgo al mundo entero, la fiscalía elaboró cargos falseando información. A estas mujeres y hombres que defienden el ártico se les encarceló y acusó de ser extremistas. Para sostener el arresto, el gobierno que usted encabeza hasta el día de ayer, 02 de Octubre, catorce activistas han sido culpados por cargos de piratería, pudiendo enfrentar hasta 15 años de prisión. El Juez y la fiscalía saben que jamás hubo ninguna intención de apropiación de propiedad ajena (lo cuál constituiría un acto de piratería). Mientras a usted le proponen como el gran negociador de los conflictos en su país, en Europa y Latinoamérica miles de personas se suman a la firma de la petición de liberación del arresto ilegal de activistas de Greenpeace. Mientras escribo este texto señor Putin, la prensa internacional cuenta ya con evidencia de que el Comité de Investigaciones de su gobierno ha impuesto todo tipo de trabas para que abogados y diplomáticos contacten con las y los detenidos, derechos que tanto la ley rusa como el derecho internacional les confiere. ¿Esa es su maestría diplomática? Fuera de Rusia se le conoce a usted como un líder político intolerante, un censor incapaz de comprender al diferencia entre disenso y terrorismo, entre libertad de expresión y criminalidad, entre los intereses económicos de las trasnacionales y los intereses vitales del ecosistema global. Son su región y su país, señor Putin, quienes resentirán con mayor dureza los efectos colaterales de la explotación de hidrocarburos en el ártico. La paz, señor presidente, no se construye solamente evitando los conflictos armados; comienza por casa, porque la promoción de la violencia de Estado, de la represión, de la destrucción del medioambiente, son síntomas de las dictaduras postmodernas. No, en este texto no acompaño la carta de petición para que se le considere como Premio Nobel de la Paz. Incluyo la petición para que se respete el estado de derecho en Rusia y se libere a las y los activistas injustamente presos, falsamente acusados por su gobierno. http://www.greenpeace.org/mexico/es/Campanas/Artico/free-our-activists/ @lydiacachosi

Este contenido ha sido publicado originalmente por SINEMBARGO.MX en la siguiente dirección: http://www.sinembargo.mx/opinion/03-10-2013/17960. Si está pensando en usarlo, debe considerar que está protegido por la Ley. Si lo cita, diga la fuente y haga un enlace hacia la nota original de donde usted ha tomado este contenido. SINEMBARGO.MX

Patishtán: senadores y activistas, por el indulto

Por: Redacción / Sinembargo – octubre 3 de 2013 – 0:00 Casa de citas – 1 comentario

El 12 de septiembre pasado, el Primer Tribunal Colegiado del Vigésimo Circuito con sede en Tuxtla Gutiérrez, Chiapas, negó la libertad al profesor indígena Alberto Patishtán Gómez, quien desde hace 13 años permanece preso como “responsable” de una emboscada a policías estatales en la que fallecieron siete uniformados. Los abogados del también activista tzotzil han demostrado que él ni siquiera estuvo presente en el lugar de los hechos y su expediente constan hasta 40 anomalías. Sin embargo, ese tribunal le ratificó una condena por 60 años de cárcel. El profesor Patishtán Gómez ha dicho que no pedirá el indulto al gobierno: “Nunca voy a solicitar el indulto, no voy a pedir perdón por algo de lo que soy inocente”, dijo ese mismo 12 de septiembre. Sin embargo, su caso, seguido y revisado por decenas de Organizaciones No Gubernamentales (ONG) de México y el extranjero, no ha sido atendido con la debida seriedad por el gobierno federal y se ha convertido en otro gran pendiente de la justicia mexicana, uno que, por cierto, tiene atención mediática a nivel mundial. La situación del activista tzotzil ha provocado que ONGs, como Amnistía Internacional (AI) y el Movimiento por la Paz por Justicia y Dignidad una fuerzas en pro una Ley de Amnistía a favor del profesor para resarcir la injusticia. Daniel Zapico, encargado del despacho de AI en México, afirmó el martes pasado: “Hoy en día México sólo tiene dos alternativas, garantizar la libertad inmediata del profesor Patishtán o como Estado, ser cómplice de la injusticia evidente, que todos sabemos que si se mantiene algún día, tardará años, pero algún día terminará llegando a la Corte Interamericana de Derechos Humanos y terminará generando una nueva condena para México. Eso no sería el escenario ideal, porque al final tendríamos que esperar años para lo que podemos hacer ahora”. A estas voces se unieron ayer las de los senadores de las tres principales fuerzas políticas en México, incluido el Partido Revolucionario Institucional (PRI), al que pertenece el Presidente Enrique Peña Nieto. Con una iniciativa de reforma al Código Penal Federal presentada ante el pleno, y que fue impulsada por Roberto Gil Zuarth y Javier Corral Jurado, senadores del Partido Acción Nacional (PAN); por Angélica de la Peña Gómez, Manuel Camacho Solís y Armando Ríos Piter, del Partido de la Revolución Democrática (PRD), además de la priista Arely Gómez González, se busca que el Presidente de la República pueda indultar a personas sentenciadas sin haber tenido un debido proceso penal o que tengan “elementos objetivos suficientes” para probar su inocencia. De acuerdo con los senadores, ésta es una respuesta a casos en los que los tribunales han emitido sentencia sin contar con todas las pruebas sobre la culpabilidad de una persona, como en el caso del profesor Alberto Patishtán. “[Patishtán] cumple una condena de 60 años, de los cuales lleva 13 recluido, por delitos federales que, de acuerdo con la defensa y una interminable lista de organizaciones no gubernamentales nacionales e internacionales, no fueron debidamente probados ante un juzgador, existiendo violaciones graves a su derecho a la adecuada defensa y al debido proceso”, destaca el texto. Ante el cúmulo de casos en esta situación, la iniciativa no debe tener problemas para ser aprobada. Sin embargo, antes de eso, el Presidente Peña Nieto tiene en sus manos la oportunidad de resarcir, a la brevedad, la injusticia cometida desde el inicio por el Ministerio Público, los jueces y recientemente los magistrados contra el profesor Alberto Patishtán. Apenas el 30 de mayo pasado, durante la 29 Conferencia Nacional de Procuración de Justicia, Peña Nieto expresó: “El ideal de la justicia plena es muy claro: que el delincuente reciba el castigo que merece y que no haya, al mismo tiempo, una persona inocente en la cárcel”. Es la hora de que el Presidente muestre congruencia entre lo dice y lo que hace.

Este contenido ha sido publicado originalmente por SINEMBARGO.MX en la siguiente dirección: http://www.sinembargo.mx/opinion/03-10-2013/17945. Si está pensando en usarlo, debe considerar que está protegido por la Ley. Si lo cita, diga la fuente y haga un enlace hacia la nota original de donde usted ha tomado este contenido. SINEMBARGO.MX


 México, el eterno rebelde con causa

Ivana Belén Ruiz Estramil

Rebelión

 

1968, uno de esos años que igual por mucha repetición relacionamos casi directamente con el Mayo Francés, hecho histórico importante, icónico en muchos casos sin duda, pero si hay mayo Francés, ¿Por qué no Octubre Mexicano?

En un ánimo revolucionario que late desde 1910, México enfrenta un año convulso. En la presidencia Gustavo Díaz Ordaz. Desde el mes de julio se suceden las manifestaciones organizadas desde un movimiento estudiantil que es temido incluso por la administración estadounidense, que como bien es sabido no le gusta nada el ánimo “revoltoso” en el que considera su “patio trasero”, así brindaría asesoramiento en tácticas represivas al igual que en tantas otras ocasiones a lo largo del continente. Entrando en las instalaciones universitarias, falseando acusaciones, infiltrando agentes en el movimiento, entrando en la propia ciudad universitaria de la UNAM, numerosos disturbios, asaltos armados orquestados por oficiales ataviados de civil, detenidos, se llega a octubre.

El 2 de Octubre, miles de estudiantes se concentran en la Plaza de las Tres culturas en Tlatelolco. Para ese entonces, la que dieron en llamar Operación Galeana ya estaba preparada. Una luz de bengala lanzada desde un helicóptero, sería la señal con la que el Batallón Olimpia grupo de choque vestido de civil, con un guante o pañuelo blanco en la mano izquierda como símbolo de impunidad, comenzaría a efectuar disparos indiscriminadamente. Los francotiradores desde lo alto de varios edificios harían lo suyo al igual que el ejército apostado en la propia plaza.

El caos se apoderó del escenario durante horas, hasta que la metralla dejó paso a las detenciones, cacheos y golpes, los traslados al Campo Militar Nº1 y cárceles. Cuentan los testigos que esa noche llovió, pero no fue suficiente para limpiar la sangre. Llegarían al día siguiente las insultantes cifras oficiales que hablan de unas pocas decenas de muertos. Cuarenta y cinco años después, la lucha y la memoria siguen.

Bajo los adoquines quizás esté la playa, lo seguro es que sobre ellos, caen los muertos.

Rebelión ha publicado este artículo con el permiso de la autora mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.

Colonia Puebla: recuerdos de Acteal

Jaime de Andrés Baeza

Rebelión

 

El 20 de julio de 2013, poco antes de las siete de la tarde, la lluvia arreciaba sobre la Colonia Puebla, localidad de los Altos de Chiapas perteneciente al municipio de Chenalhó. Esa tormenta pareció el detonante de una violencia brutal.

Allí no emergía un conflicto novedoso, sino que simplemente se empezaba a escribir otro capítulo de una historia de décadas e incluso, dirían algunos, de siglos.

Aquella tarde, unas cuarenta personas derribaron en menos de media hora un edificio, un templo a medio construir, en el que muchos habían puesto sus ilusiones y sus mejores esfuerzos. Entre los agresores, algunos paramilitares que ya estuvieron implicados en otros hitos de la guerra sucia en Chiapas, especialmente en la Masacre de Acteal, donde asesinaron a 45 personas sin que el Estado Mexicano ni la Comunidad Internacional hayan hecho grandes esfuerzos por condenar a los culpables.

El 1 de enero de 1994 surgía una voz en Chiapas, una voz que había tomado las armas para reclamar dignidad. El Ejército Zapatista de Liberación Nacional (EZLN) tomó siete cabeceras municipales del Estado, incluyendo San Cristóbal de las Casas, y lanzó un grito de desesperación al mundo. Pocos días después, un cocktail de desinterés por el poder político tradicional y quizás la conciencia de la incapacidad de mantenerlo por mucho tiempo, empujó al EZLN a la retirada.

El objetivo realista, conseguir visibilidad, había sido alcanzado con considerable éxito. Además, salvo en algún enfrentamiento más encarnizado, prácticamente no hubo bajas ni en el bando rebelde ni en el ejército. Pronto surgieron simpatizantes del movimiento, tanto en México como en el resto del mundo. También surgieron tergiversadores y “simplificadores” de la verdad. Para muchos periodistas, la noticia era sencilla: un grupo radical se levantaba contra la entrada en vigor del Tratado de Libre Comercio de Norteamérica (NAFTA, por sus siglas en inglés), entre los Estados Unidos de Norteamérica, los Estados Unidos Mexicanos (que también se llaman “estados unidos”, aunque esa denominación y a veces incluso la de “América” parezca monopolio de su vecino del Norte) y Canadá.

El EZLN se levantaba contra NAFTA, pero no sólo. Esa nueva modernidad que el PRI, de Salinas de Gortari y sus secuaces, vendía a México era una obscenidad en sí misma. Viajen por la República, salgan de los hoteles de lujo y los complejos turísticos disneylandescos. Quizás, si toman ciertas precauciones derivadas de tener dos dedos de frente, no sea tan peligroso como les cuentan y encontrarán el verdadero país que no ven en sus vacaciones. Entonces, pregúntense: ¿es razonable que este país forme parte de la OCDE, supuestamente formada por los países desarrollados del mundo?¿puede haber desarrollo en un país con una pobreza tan atroz, un país militarizado donde la mayor parte de los ciudadanos no pueden acceder a unos servicios mínimos de educación o sanidad, donde viven dos de las tres personas más ricas del mundo y a la vez hay estados con un Índice de Desarrollo Humano (IDH) al nivel de Gambia, donde una parte significativa de la población sigue sin existir para el Estado, donde la partitocracia apesta hasta niveles casi inauditos?

En fin, este bombardeo de modernidad es lo de siempre contado de otra forma. Así es México. Sólo de esa forma se entiende que en México triunfase la primera revolución social del s.XX y que no pasase nada (bueno, salvo a sus impulsores que, después de un tiempo y ya fuera de la primera escena pública, fueron convenientemente ajusticiados); allí siguieron los latifundios delimitados por meridianos y paralelos. También eso explica esa independencia de hojalata, aquélla tan usual en Latinoamérica, que perpetuó y legitimó en el poder a las familias que ya venían detentándolo desde los virreinatos (le pueden preguntar a Evo Morales, primer presidente indígena en doscientos años de historia de su país, donde la población blanca es menor al 2% del total).

El EZLN se levantaba contra quinientos años de opresión. Me atrevería a decir que esa historia de desigualdad extrema y violencia había empezado incluso antes, pues sólo se explica la “conquista express” de los castellanos a principios del s.XVI por el apoyo de totonacas, tlaxcaltecas y otros pueblos que habían sido víctimas del genocidio mexica. Pero… ¿para qué tratar de conocer la verdad cuando tenemos poder para crearla? Es más rentable idealizar el pasado más remoto, que a su vez es el más inofensivo, construir una identidad falsa fundamentada en el mismo y satanizar al enemigo exterior (que en realidad nunca salió del país ni abandonó el poder). La visión triunfalista de la Historia, que es la oficial y generalmente aceptada, la que se escribe en los libros que financian los gobiernos, perpetúa el statu quo. Sólo así se explica que las mismas familias blancas de siempre sigan monopolizando el poder político, económico y militar, y que se sientan con legitimidad para hablar de la conquista y posterior dominio colonial como algo que sufrieron sus antepasados.

En fin, el levantamiento del EZLN fue un grito de hartazgo desbordado. Entre las respuestas inmediatas del Estado Mexicano pronto apareció la paramilitarización. No era nada nuevo en Chiapas, donde ya existían grupos que defendían los intereses de los terratenientes frente a la marea histórica de la necesidad y la justicia. Bastó con fortalecer los grupos que ya operaban y activar otros. Se estableció un sistema de incentivos que animaba a defender los intereses del Estado, o más correctamente los del Gobierno de Ernesto Zedillo (que por cierto llegó a su puesto gracias al asesinato del candidato Colosio y fue el último presidente de la dinastía PRI… hasta el actual).

Los incentivos iban desde la siempre bien publicitable ayuda social (en forma de viviendas, suelos pavimentados, implementos agrarios, conducciones de agua…) exclusiva para los grupos que se enfrentasen militarmente a los zapatistas, hasta la más vergonzante concesión de taifas donde el poder paramilitar era indiscutible y, cuando no protegido, tolerado por el Estado. Todo quedó complementado por el reparto de armas y el entrenamiento militar. Pronto, estos grupos dominaban amplias zonas del Estado de Chiapas, ordenaban e impartían (in)justicia, y desarrollaban las misiones que avergonzaban al aparato del Estado. Pronto también, las comunidades indígenas en resistencia, aquéllas que no reconocían la autoridad de aquel Gobierno y optaban por la autogestión, supieron que, si pasaban carros de combate por entre sus casas o alguna avioneta militar en vuelo rasante, los paramilitares no tardarían mucho en llegar y sabrían muy bien qué edificios quemar para hacer su vida imposible (en especial, los graneros).

Y, mientras militarizaban la zona, acudían a negociaciones de paz. Es más, en 1996 el Gobierno firmó con el EZLN los Acuerdos de Paz de San Andrés Larráinzar. Esa firma no valió nada porque la única paz que querían para los zapatistas era la de las fosas donde los echarían los paramilitares. Ese “estado democrático” que había sido dirigido por el mismo partido durante setenta años todavía guardaba triquiñuelas varias para no dar validez a la negociación (bastó con forzar la no convalidación del acuerdo en la Cámara de Diputados).

A partir de entonces, los zapatistas se dedicaron a poner en práctica los Acuerdos de Paz y disfrutar del apoyo de buena parte de la sociedad civil nacional e internacional, y el Gobierno empezó la venganza en forma de guerra sucia. Un ejemplo de este modus operandi fue el caso de la violencia en los Altos de Chiapas, que tuvo su culmen en la Masacre de Acteal.

Cuando los grupos paramilitares fueron consolidando su posición en las comunidades, los incentivos para enfrentarse a los zapatistas dejaron de ser tan amables como disfrutar una casa nueva o detentar poder. Pronto, estos grupos pusieron al resto de ciudadanos de las comunidades ante la disyuntiva de tomar las armas o pasar por ellas. Y sí, sin ánimo de justificar a nadie, hubo personas que tuvieron que coger el fusil para sobrevivir. También hubo personas que decidieron que ése era el momento de unirse a los zapatistas o que, aún de forma más arriesgada, decidieron que no se iban a posicionar a favor ni de unos ni de otros. En los Altos había un grupo de familias a las que unía, entre otros atributos, un fuerte anhelo de paz. Siguiendo su pacifismo decidieron que era mejor abandonar esas comunidades, donde los paramilitares los empezaban a hostigar con demasiada intensidad, y refugiarse en otros lugares donde fueran mejor bienvenidos. Y así marcharon hacia Acteal, donde llegaron en una situación de extrema necesidad (en este sentido, recomiendo el reportaje de Hermann Bellinghausen, que llegó a Acteal pocos días antes de la matanza y pudo grabar entre barro y miseria los rostros de muchos de los que serían asesinados).

Por desgracia, los paramilitares les habían tomado la matrícula. El 22 de diciembre de 1997, un nutrido y bien armado grupo de paramilitares, cuyas armas habían sido bendecidas por un pastor presbiteriano llamado Agustín Cruz Gómez, se presentaron en la comunidad de Acteal, donde las Abejas, especialmente las mujeres y los niños, vivían su tercer día de ayuno por la paz. Dispararon durante horas, como si exterminaran una plaga que había aparecido en su casa. Los impactos de bala siguen “adornando” la iglesia-escuela donde fueron asesinadas la mayor parte de las víctimas. Puede que sólo sea sugestión, pero también puede que sea uno de los lugares más tristes del mundo. La tristeza se convierte en rabia al pensar que una de las principales bases militares de Chiapas estaba a menos de 1 km de distancia y que, pese al estruendo de las balas durante horas, nadie fue a acabar con aquella barbarie. De hecho, esta matanza probablemente nunca se hubiera hecho pública de no ser por que la noticia llegó al Obispado de San Cristóbal de las Casas y desde allí varias personas fueron rápidamente a documentar los hechos. El Obispo Samuel Ruiz, exponente de la Teología de la Liberación, experto en levantar ampollas en el resto de la jerarquía eclesiástica, fundador del Centro de Derechos Humanos Fray Bartolomé de las Casas (Frayba), mediador en las negociaciones de paz, nominado al Premio Nobel de la Paz (puede que ese año lo ganase otro con más méritos, como Henry Kissinger o Yassir Arafat), Tatic (Padre) para muchos indígenas, el Comandante Sam para los antizapatistas, se encargaría de que el mundo conociese aquella masacre. Y el mundo la conoció. Hubo juicio con el correspondiente impacto mediático y, aunque muchos de los culpables nunca fueron ni siquiera procesados, algunos sí que acabaron en la cárcel.

Pasaron los años. Pese a que la tensión nunca desaparecía totalmente, los familiares y supervivientes de la masacre volvieron a sus comunidades, donde intentaban perdonar a sus vecinos, en algunos casos familiares, incluso justificando que se hubieran visto obligados a la barbarie para sobrevivir.

No obstante, de la misma forma que Zapata y Villa estaban condenados a muerte en cuanto salieran de la primera plana, la desaparición de la matanza en los medios de comunicación devolvió el poder a quienes lo habían tenido siempre. Así, quedaba otra carta en la manga del democrático estado mexicano: los defectos en el proceso; comenzaron las liberaciones (y, de hecho, ya sólo quedan seis culpables en la cárcel).

Una vez más las Abejas tuvieron que salir de sus comunidades, esta vez para advertir de las posibles consecuencias de la liberación de sus verdugos, que, además de quedar prácticamente impunes (los condenados habían cumplido penas máximas de ocho años por una matanza de 45 personas), se sentirían indestructibles y pronto querrían volver a imponer su ley en sus comunidades de origen.

Y de esta forma, la Colonia Puebla, gobernada por el comisariado ejidal Agustín Cruz Gómez (¿les suena este nombre?), pastor presbiteriano, pronto se vio repoblada por aquellos paramilitares que, lejos de escarmiento, habían recibido respaldo en su brutalidad. Buena parte de los miembros de la asamblea ejidal derrocharon aplausos para recibir a los combatientes recuperados, en especial a Jacinto Arias Cruz, asesino condenado, ex-presidente municipal de Chenalhó y natural de la localidad. Las familias Abejas, el par de familias zapatistas y las familias sin alineamiento político que habitaban la comunidad, empezaron a temblar. Todo hacía prever que el hostigamiento se iba a volver a intensificar. Y volvemos al principio de esta exposición…

El 20 de julio de 2013, poco antes de las 7 de la tarde, cuarenta personas entraron en el predio donde los católicos del poblado estaban reconstruyendo su iglesia. Cuarenta años antes, cuando todos en la Colonia Puebla eran católicos, habían erigido en uno de los mejores terrenos del poblado un templo para todos, que se había ido deteriorando hasta resultar inhabitable.

En apenas media hora, desatando una violencia brutal, mostrando una coordinación propia de un comando militar, derribaron el edificio (de 20 metros de largo, por 10 de ancho, por aproximadamente 2,5 ó 3 de altura) e inutilizaron todos los implementos y materiales de construcción. Derribaron el edificio, pero también las esperanzas de hombres, mujeres y niños, que habían cargado bloques de hormigón durante días para volver a levantar su lugar de culto, que también era su lugar de reunión y manifestación de su identidad. Los agresores golpearon a una señora mayor que se encontraba en la finca y preguntaron por el representante de la comunidad y uno de los catequistas: “¿dónde están el Macario y el Francisco? Que vengan, que los vamos a matar”.

Jacinto Arias Cruz, que pocos meses antes había sido aclamado a su vuelta al pueblo, no acudió al derribo del templo. No obstante, sí enardeció antes los ánimos de los que iban a ser ejecutores y, ya con el trabajo completado, los recibió en la escuela. Su pregunta entonces, muy sutil: “¿Habéis matado ya al Macario y al Francisco?”

Macario y Francisco huyeron de madrugada, esquivando las guardias que habían organizado los paramilitares en las veredas, como ya hicieron hace quince años en Acteal, para que nadie entrara ni saliera del pueblo. Nunca han podido volver a sus casas.

El enfrentamiento no entraba en sus planes. Desde las siete de la tarde hasta las cinco de la mañana, cuando los paramilitares acechaban la finca de la iglesia y amenazaban con volver a terminar el trabajo empezado, estaban tranquilos. Decían: “no pasa nada, hemos hablado con la gente de la parroquia en Chenalhó y vamos a hacer una oración común”. Ser pacifista en las circunstancias de la mayoría de la gente que lea esto es relativamente fácil; ser pacifista en un lugar donde te hostigan día a día, donde tus enemigos tienen armas que utilizan con total impunidad y donde han matado a buena parte de tu familia, es admirable. Discutible, pero admirable.

Dos días después, dos chicos zapatistas que abrieron camino y ayudaron a huir a Macario, a Francisco y al observador internacional de Derechos Humanos que debía reportar tanta atrocidad, fueron sacados de sus casas a golpes. Les ataron en la plaza del pueblo, como en la Edad Media. Allí les acompañó otro hombre perteneciente a la comunidad bautista, que había cuestionado la barbarie en voz demasiado alta. Atados a las canastas de la cancha de baloncesto, delante de quien lo quisiera ver, les golpearon ferozmente. Luego, les llevaron a la cárcel a la ciudad, donde permanecieron nueve días acusados de haber envenenado el agua del poblado. Allí parece que también siguieron siendo tratados con brutalidad, pero afortunadamente acabaron siendo liberados.

Los paramilitares siguieron actuando contra quienes acudían a la zona a ayudar al grupo hostigado, no dejándoles entrar en el poblado o, lo que es aún más aterrador, no dejándoles salir. El sacerdote de Chenalhó también fue golpeado y atado en la canastas de la escuela, donde le amenazaron con echarle gasolina encima y quemarle vivo.

Y así, como era previsible, las familias hostigadas (católicas y también bautistas) comenzaron a abandonar la Colonia, como en 1997. Ahora, como entonces, refugiados, están en una situación de extrema necesidad e indefensión. No se trata de un conflicto religioso, ni de un problema de vecindad, ni debe importarnos demasiado quién tiene razón en reclamar la propiedad del terreno de la iglesia. Se trata de una batalla desigual, cruel y que tiene precedentes muy graves. Esperamos que esta reflexión haya servido para amplificar una alarma humanitaria casi silenciosa.

Rebelión ha publicado este artículo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.


 Una Patria Robada

por César Fernando Hernández Colín

Viernes, 04 de Octubre de 2013 02:56

 

Me quedo y grito al cielo las últimas palabras de esta estrofa diciendo: Pueblo mexicano necesitamos ¡Unión! ¡Libertad!, con la razón que es lo que los jóvenes sabemos hacer mejor…

 

Los meses pasados para muchos mexicanos se celebró un año más de la independencia de México y mientras las personas a mi alrededor entonaban el himno nacional yo comencé a reflexionar y llegué a la conclusión que al pueblo mexicano le han robado la patria, ya no gachupines ni extranjeros, se la han robado los malos gobernantes y no quieren regresarla, es así como llegaron a mi mente algunas estrofas y las pensé de la siguiente manera:

 

Mexicanos al grito de guerra el acero a prestar y el bridón, y retiemble en sus centros la tierra al sonoro rugir del cañón. Es así como nuestro querido himno nacional inicia y a su vez narra hechos de los cuales no estamos tan lejos. Desde hace algunos años muchos mexicanos siguen levantándose para ser escuchados ante las injusticias que los aquejan, pero literalmente reciben puros palos. Nuestra querida tierra resuena en himnos de libertad y justicia ante un gobierno tirano y sordo. El pueblo tiene como acero la razón y quiere blandirlo en contra de quienes osan estropear la manera más pura de liberar el alma, la educación.

 

Ciña ¡Oh patria! tus sienes de oliva de la paz el arcángel divino, que en el cielo tu eterno destino por el dedo de Dios escribió. Más si osare un extraño enemigo profanar con su planta tu suelo, piensa ¡Oh patria querida! que el cielo un soldado en cada hijo te dio. Esta primera estrofa debería cambiar puesto que los enemigos ya no son extraños, ahora son personas de nuestro país que profana nuestro suelo, nuestra constitución y cuanto se les dé en gana. Lo único cierto es que un soldado en cada hijo da, lo lamentable es que estos soldados nos golpean, tortura y matan. Y otros se levantan con este coraje para combatir, pero combatimos entre nosotros mismo, pueblo y ejército. Ante marchas, protestas y platones ¿Qué espera el gobierno para actuar y servir a su patria? pero un actuar prudente no a base de violencia.

 

¡Guerra, guerra sin tregua al que intente de la patria manchar los blasones! ¡guerra, guerra! Los patrios pendones en las olas de sangre empapad. ¡Guerra, guerra! En el monte, en el valle, los cañones horrísonos truenen y los ecos sonoros resuenen con las voces de ¡Unión! ¡Libertad!. La segunda estrofa es contundente, cada vez es más evidente el malestar del pueblo, se ha derramado sangre que afortunada mente no ha sido causante de muerte para algún mexicano, que solo sale a marchar y cantar sus himnos de libertad, libertad truncada, engañosa y sobre todo borrosa. Nuestro país no necesita una guerra civil, necesita hombres que puedan dialogar que puedan preservar los valores de convivencia en una nación. Necesitamos un gobierno que escuche a su pueblo y un pueblo que trabaje hombro con hombro con su gobierno. Artículo 87. el presidente, al tomar posesión de su cargo, prestara ante el congreso de la unión o ante la comisión permanente, en los recesos de aquel, la siguiente protesta: “protesto guardar y hacer guardar la constitución política de los estados unidos mexicanos y las leyes que de ella emanen, y desempeñar leal y patrióticamente el cargo de presidente de la republica que el pueblo me ha conferido, mirando en todo por el bien y prosperidad de la unión, y si así no lo hiciere que la nación me lo demande”. El pueblo lo está demandando, ¿qué esperan para cumplir con estas demandas? Es necesario que cumpla este artículo ya que toda una nación lo está pidiendo a gritos.

 

El gobierno debe llevar a cabo su deber y ser valiente para enfrentar la situación con inteligencia y no con violencia. Me quedo y grito al cielo las últimas palabras de esta estrofa diciendo: Pueblo mexicano necesitamos ¡Unión! ¡Libertad!, con la razón que es lo que los jóvenes sabemos hacer mejor, dejemos la violencia para las personas que solo saben defenderse de esa manera. Nuestra revolución debe ser desde los libros hasta la acción.

 

@pachus_qkas


La democratización de la imbecilidad

octubre 3, 2013 en Análisis por anonymous

Un Estado, como el mexicano, que hace de la corrupción el eje fundamental para operar políticamente y legitimarse no tiene derecho para realizar ninguna detención, no tiene derecho sobre el ciudadano. Un Estado corrupto no puede garantizar la impartición de justicia; el Estado mexicano carece de potestad sobre delincuentes comunes y criminales peligrosos, carece de criterio incluso para juzgar a los sujetos que componen las instituciones del Estado. Por supuesto es obvio que tampoco tiene derecho para desactivar y detener a los disidentes políticos y ciudadanos organizados que exigen un Estado que garantice los mínimos requerimientos para el desarrollo de la sociedad mexicana. El Estado mexicano es el responsable de la descomposición social en todos sus niveles y rubros, porque un Estado existe para guiar el futuro de una nación. Un Estado como el mexicano solo se mantiene a sí mismo con base en la fuerza, en la violencia y la corrupción.

 

El Estado mexicano es una muestra de la democratización de la imbecilidad. Leo los titulares de los diarios que hablan de los acontecimientos del 2 de octubre, y advierto que todos ellos, los periodistas y analistas, si no siguen una línea editorial emanada desde el Estado, de cualquier forma solo se fijan en los actos de violencia donde se enfrentaron ciudadanos contra ciudadanos, como si aquello fuera producto de la generación espontánea, como si ese escenario no hubiera sido previsto por el Estado, como si no entendieran las razones de unos y de otros, de policías y manifestantes que se batieron a golpes. Si cada uno de los manifestantes gozara del bienestar social que tendría que ser buscado y garantizado por el Estado no habría cabido ese tipo de protestas sino como un acto cívico, una ceremonia conmemorativa. Si cada uno de los policías gozara de las condiciones necesarias, condiciones que debería garantizar el Estado, para desarrollarse como cualquier otro ciudadano, quizás no serían policías o quizás cuestionarían las órdenes de sus superiores para desobedecerlas. Pero los analistas se quedan en la toma donde un tirapiedras (o insurreccionalista, término que me parece más adecuado, disiento del mote de anarquista porque el anarquismo me parece una forma de organización económica; el anarquismo, capitalismo, socialismo, comunismo, fascismo, nacionalsocialismo son formas de organización económica preponderantemente) arroja una bomba incendiaria a un grupo de antimotines. Los analistas solo están mirando el dedo de quien señala la luna. El Estado mexicano y el aparato mediático a su servicio producen una realidad asintomática, en donde las causas no se relacionan a ninguno de los efectos de los que gozamos o padecemos. Cualquiera en este país tiene derecho a ser imbécil, comenzando por el máximo mandatario de esta nación.

 

Si el Estado solo puede operar por medio de formas corruptas carece de cualquier consideración y respeto, así como sus representantes, por parte de los ciudadanos. Este Estado no puede establecer las rutas por donde se ha de mover la sociedad. Cualquier forma que intente proponer lo hará como imposición y cualquier estratagema de justicia que impulse no podrá ser otra cosa que un crimen. Un Estado corrupto es eso, un Estado criminal y quienes lo componen son criminales, que a falta de instituciones sociales garantes de justicia, tienen que ser juzgados por la ciudadanía y condenados y de ser necesario ejecutados.

 

A veces lo que pasa es que la protesta también reproduce las formas corruptas de la sociedad de donde emerge, formas corruptas que han sido diseñadas por el Estado.

 

Yo no me posiciono como simpatizante de ninguno de los bandos de la reyerta del 2 de octubre, porque básicamente no existen los bandos, y las formas violentas, todas las formas violentas sin excepción, obedecen al aparato represor del Estado, en donde no es posible disentir. Sería hasta imbécil no estar en contra del Estado y sus instituciones, sería hasta imbécil considerar justa la forma de organización económica en la cual nos desarrollamos, sería hasta imbécil pensar que el problema fue una pinta en la calle, un granadero que golpea a un manifestante o un manifestante que arroja una piedra. Y el Estado cuenta conque seamos imbéciles, porque esa es la única cosa que se ha encargado de democratizar. Ah, no, también la violencia y la corrupción.



NOTICIAS DEL MUNDO

El bloque progresista y la Alianza del Pacífico

Nicolás Rojas Scherer

Miradas al Sur

La 68ª asamblea de la ONU dejó en claro varios asuntos importantes a nivel mundial, con Latinoamérica como uno de los tantos escenarios del conflicto internacional. Y si bien en la región dicho conflicto aparece solapado y encubierto, es bien sabido ya que tiene una prioridad de primera magnitud estratégica para los Estados Unidos y otras potencias en su esquema de dominación global.

Los dos aspectos más notorios de la pasada Asamblea fueron la guerra en Siria y el caso de espionaje masivo dado a conocer por el ex contratista de la CIA Edward Snowden. En América latina, los datos entregados por el ex agente estadounidense demuestran que se cometieron violaciones flagrantes al derecho internacional por parte de los Estados Unidos al espiar a la propia presidenta brasileña, Dilma Rousseff, a miembros de su gabinete y por haber robado “información sensible” de origen comercial, como denunciara la presidenta de Brasil el martes pasado ante la Asamblea General.

Si bien los presidentes agrupados en el bloque progresista de la región condenaron estos hechos, además de defender la soberanía de cada uno de los países latinoamericanos, una situación muy distinta se vivió en torno del “otro bloque de integración”, la Alianza del Pacífico, conformada por Perú, Chile, Colombia y México.

Esta otra situación tiene el particular sello del neoliberalismo en su expresión regional. Pues si en las décadas pasadas la escuela de Chicago y otros tecnócratas de la región formados y asesorados en los Estados Unidos se dedicaron a crear programas económicos de privatización de empresas públicas, desgravaciones arancelarias, apertura de mercados, flexibilización laboral y privatizaciones de derechos básicos como la educación y la salud, desde la formalización de la Alianza del Pacífico en 2011 los mandatarios conservadores de estos cuatro Estados dieron un paso más: regionalizar de forma complementaria el esquema de liberalización productiva de las sociedades a las que gobiernan.

Representados por Ollanta Humala, de Perú; Sebastián Piñera, de Chile; Juan Manuel Santos, de Colombia, y el Secretario de Economía de México, Idelfonso Guajardo, la Alianza del Pacífico se reunió con 200 empresarios estadounidenses para “atraer inversiones”, generar confianzas y demostrar al gran capital transnacional reunido en la ciudad de Nueva York que estos cuatro países se encuentran en óptimas condiciones para la inversión. Esta reunión de carácter empresarial da cuenta de los objetivos, manejos y formas de despolitizar una instancia donde se debaten los problemas de la guerra y la paz y la relación entre los pueblos como es la Asamblea General de las Naciones Unidas. Clarificador de este carácter de lobbystas para asegurar la rentabilidad del capital en la región es el hecho de que haya sido el Secretario de Economía como cargo ad hoc el que enviara Peña Nieto para representar a su nación ante los demás pueblos del mundo, mientras él se quedaba en México haciéndose cargo de las devastaciones de dos ciclones tropicales. Pues si bien cada mandatario habla al mundo de lo que el país al que representa puede proponer (o criticar), lo cierto es que en el caso de la Alianza del Pacífico le hablan prioritariamente a los públicos locales.

Así, Santos se explayó largo y tendido sobre el proceso de negociaciones con las FARC que su gobierno se encuentra llevando a cabo. Expresó que “hacer la guerra, como yo la sé hacer, es mucho más fácil, pero no sería justo seguir conviviendo con el conflicto. Sería condenar a los colombianos a seguir siendo víctimas, y eso no sería responsable con América latina y con mi propia conciencia, porque estamos ante la oportunidad, tal vez la última, de poner fin al conflicto”. Y agregó que “queremos acabar con nuestro conflicto sin renunciar a la justicia ni mucho menos a la reparación de las víctimas”.

La frase de “sin renunciar a la justicia” debe ser interpretada en medio del contexto en el que se desenvuelve la Colombia actual. Contexto en el cual el proceso de negociaciones con las FARC abrió una ventana de oportunidad a la paz. Claro que ese proceso está lleno de vericuetos. Por un lado, los ultraconservadores, de la mano del ex presidente Álvaro Uribe, condenaron dichas negociaciones por entenderlas como un modo de “tranzar con terroristas”, hasta el difícil dilema de hasta qué punto se puede conseguir justicia para las víctimas del conflicto. Pues es necesario recordar que Santos busca la reelección en medio de un poderoso paro agrario, en donde el campesinado colombiano (mayoritariamente de origen indígena) se alzó en todas partes del país debido a las pérdidas que estaba provocando (entre otras causas) la firma del TLC con los Estados Unidos, tratado que le permite a los norteamericanos exportar commodities agrícolas a tierras colombianas a mucho menor costo, debido a los subsidios con que cuenta el negocio del agro estadounidense por parte del Estado. De esta forma, las palabras de Santos fueron íntegramente dirigidas al público colombiano local.

En tanto, mientras Humala consideró a Perú como “un país emergente capaz de atraer inversiones a largo plazo”, en la patria de Mariátegui la Confederación General de Trabajadores del Perú (CGTP), la principal entidad multigremial del país incaico, llevó a cabo una multitudinaria marcha reivindicando mejoras salariales y el cumplimiento de promesas de campaña, dejadas de lado por el líder del movimiento nacionalista etno cacerista una vez fungido con el poder. Bastante alejado de los ideales del movimiento que levantó la plataforma presidencial de Humala, el presidente del Consejo de Ministros calificó el hecho de la marcha como “manifestaciones que no expresan la posibilidad de que el país siga creciendo”, siendo los trabajadores duramente reprimidos por la policía. Aun así, el presidente de Perú se dio la oportunidad de tocar los temas de la guerra y la paz en Medio Oriente, abogando por una salida pacífica del conflicto en Siria por medio de la negociación política. “Es la única solución que garantiza el desarrollo de los pueblos”, puntualizó en su discurso. A modo de ejemplo, citó el actual diferendo en La Haya entre Perú y Chile por territorios anexados por este último país en la Guerra del Pacífico, conflicto armado en el que Bolivia perdió cualquier posibilidad de salida al Océano Pacífico y Perú se vio invadido por tropas chilenas, llegando a ocupar Lima por varios años a fines del siglo XIX. Como se sabe, estas tibias declaraciones y el cambio de rumbo que aplicó el discurso de Humala ante dicho diferendo tienen relación con la estrategia internacional impuesta por el ex presidente Alan García en su último período 2006-2011, en donde la prioridad la tienen las relaciones comerciales entre ambos países como forma de asegurar las inversiones extranjeras en ambos lados del desierto de Atacama.

De esta forma, el esquema de integración promovido por la Alianza del Pacífico, que busca priorizar la paz de los mercados en la región, fortalece los marcos jurídicos internacionales siempre que la dinámica de los acontecimientos robustezca al mismo tiempo las inversiones en la región. En mercados altamente desregulados y, aunque parezca paradójico, poco integrados, la seguridad jurídica se convierte en el imperativo categórico necesario para conquistar los mercados de oriente para la nueva clase empresarial del Pacífico. Como declarara el empresario chileno Hermann von Muhlenbrock en Nueva York, “el foco de la Alianza del Pacífico, además del libre movimiento de mercancías, personas y profesionales en los cuatro países, es ir juntos a oriente, donde están los grandes poderes consumidores”. Adicionalmente, se firmó un acuerdo para terminar de liberalizar el comercio de productos y mercancías entre los cuatro países. Como celebrara Díaz-Granados, ministro de Comercio, Industria y Turismo de Colombia, “el 92% de las partidas arancelarias estarán desgravadas en forma inmediata una vez que entre en vigencia el acuerdo, el 8% restante lo estarán en plazos cortos y medianos”. Pero, además, el representante del empresariado peruano habría manifestado que “nuestra meta es lograr dar el paso siguiente, que sería la acumulación de origen para exportar a los países con los que todos tenemos acuerdos, como los Estados Unidos. Sin ello, estaríamos hablando de un tratado que no traerá todos los beneficios que podría lograr”, dejando en claro los objetivos de la Alianza hacia los próximos años. Los cuales plantean inquietantes dudas para los pueblos de México, Colombia, Perú y Chile, en tanto una “nueva acumulación de origen” podría significar otra fase de profundización del neoliberalismo, en una modalidad imprevisible. Lo que no faltará, seguramente, será la violencia, ya que, como la historia lo demostró en reiteradas ocasiones, nuevas acumulaciones van de la mano de nuevas destrucciones.

Quien sí se habría explayado en términos concretos sobre los problemas de la guerra y la paz fue Sebastián Piñera. Esta actitud de mayor contenido político (hecho extraño en un presidente de marcada historia y tendencia tecnocrática) posee una doble explicación. Piñera se encuentra transitando su último año de mandato, por lo que las apuestas fueron durante 2013 a dar relieve al país en el ámbito internacional. Además, su administración formalizó una candidatura para formar parte del Consejo de Seguridad de la ONU como miembro no permanente. Así, en relación con la estructura del principal órgano de las Naciones Unidas, fuertemente criticada por dejar el poder de toma de decisiones en las manos de cinco naciones, Piñera habría manifestado la necesidad de reformas y profundizaciones democráticas. Manifestó que “la reforma que este Consejo requiere no se agota en el cambio en su composición orgánica, sino que exige dejar atrás la lógica de los vetos, que responde a un mundo antiguo que ya no existe, para reemplazarla por una lógica de quórums especiales”. El mandatario chileno habría abogado por una ampliación de los miembros permanentes y no permanentes, por fortalecer los “métodos de trabajo” para dotarlos de más “eficacia y legitimidad” y por asegurar una debida representación regional. Sin embargo, es necesario disgregar algunas de las ideas expuestas para entenderlas en su verdadera expresión. Pues si bien es altamente deseable una apertura del Consejo de Seguridad de la ONU en pos de una mayor democratización global, el llamado a abstenerse de usar el mecanismo de veto ante poblaciones vulneradas y ante crímenes de lesa humanidad adquiere la doble significación del apoyo a la intervención extranjera en el actual conflicto sirio. Esto puede inferirse del discurso pronunciado por François Hollande, presidente de Francia y uno de los principales aliados de los Estados Unidos en pos de la intervención. Hollande declaró que “el Consejo de Seguridad, en caso de un crimen en masa, debe renunciar de manera colectiva a su derecho de veto”. Y agregó que “nuestra credibilidad yace en nuestra capacidad de intervenir de manera rápida y efectiva para asegurar que el derecho internacional sea respetado y para sancionar a aquellos que lo violan”, manifestando que el “estancamiento” en el Consejo de Seguridad permite situaciones como las de Siria. Esto es, el mantenimiento del gobierno de Al Assad y la no posibilidad de intervención de su país de la mano de potencias regionales y globales para cambiar el curso del conflicto, debido a la posibilidad de veto de Rusia y China. Sólo con estas palabras como antecedente se entiende la propuesta de Piñera, la cual expresa el brazo político estadounidense en la región.

Finalmente, los pocos trascendidos de la reunión entre empresarios norteamericanos y representantes de la Alianza del Pacífico, dejaron en claro que los tres presidentes presentes actuaron como la punta de lanza del lobby regional en búsqueda de nuevas inversiones extranjeras. Santos afirmó que la consolidación de una clase media relativamente joven y con mayor poder de consumo convierten a los países de la Alianza en atractivos destinos de inversión, agregando que en el futuro será necesaria una mayor “unidad homogénea” para unificar, además de intercambios comerciales, impuestos y sistemas de salud entre países. A esto, Piñera agregó que se estaba trabajando en la creación de las “zonas de libre comercio en un plazo de 40 días”, lamentando que Barack Obama no hubiera nombrado en ningún momento a América latina en su discurso ante la ONU. En tanto, Humala, fiel a su nuevo estilo empresarial, declaró que “debemos avanzar en estándares de calidad en el tema medioambiental y en la provisión de servicios, para generar que los productos que se elaboren en la Alianza del Pacífico tengan un reconocimiento internacional por su calidad”, rematando la ronda de declaraciones Idelfonso Guajardo, ministro de Economía de México, con la frase “en la Alianza del Pacífico va a haber convergencia entre muchos acuerdos”. Dadas las declaraciones del gran empresariado del bloque del Pacífico, esta convergencia de acuerdos iría de la mano de nuevas acumulaciones de origen, dando forma a una profundización reformulada del modelo neoliberal imperante en las costas latinoamericanas del mayor océano del mundo.

Fuente original: http://sur.infonews.com/notas/el-bloque-progresista-y-la-alianza-del-pacifico


¿Dónde está la clase obrera?

por Nega_LCDM y Jorge Moruno

Jueves, 03 de Octubre de 2013 14:52

 

Nega y Jorge Moruno debaten sobre la clase obrera y su situación actual. Artículo publicado por La Directa.

A principios del siglo XXI, nos podemos preguntar si el conflicto de clase sigue los mismo parámetros que hace cincuenta años; si frente a las nuevas armas del capital y las nuevas formas de generar valor, la lucha obrera continua siendo vigente. ¿Dónde está, hoy, la clase trabajadora organizada? ¿Qué quiere decir, hoy ser obrero? ¿Hemos de continuar pensando en la fábrica, antiguo núcleo del mundo del trabajo, como un espacio de conflicto?

Nega, los chikos del maíz @chikosdelmaiz

Frank Sobotka y el postfordismo  

Decía un apenado Frank Sobotka —carismático líder sindical en The Wire que se ve abocado al contrabando portuario para mantener a flote al sindicato de estibadores— que: «en este país solíamos fabricar cosas». Sería un necio el que se empeñara en negar que, de 1973 hasta nuestros días, tanto el mundo del trabajo como la composición de la clase obrera, vienen sufriendo importantes transformaciones en sus estructuras y naturaleza. Resulta obvio que dichas transformaciones se han orientado a pauperizar y precarizar las condiciones laborales y con ello la vida de los asalariados: a grandes rasgos hemos visto cómo los sueldos se congelaban o descendían, las horas de trabajo aumentaban y el consenso post Segunda Guerra Mundial (materializado en el llamado estado de bienestar) se rompía en mil pedazos.

Los grandes relatos ya no servían, la idea de revolución era un anacronismo, lapostmodernidad era la reina indiscutible del baile. Y tras la postmodernidad, el término «post» inundó cada centímetro de la vida política y cultural. Teníamos post-fordismo, post-historia, post-política, post-feminismo, post-televisión. Incluso (válgame el cielo) post-materialismo. ¿Y los trabajadores? Como suele ser costumbre en estos casos, fueron los que pagaron la barra de la fiesta. Y eso que no les dio tiempo a beberse ni un triste gintonik. Con el peso de la producción y la fábrica trasladada al sudeste asiático, los países se terciarizaban y el sector servicios se convertía en hegemónico. Que la fábrica (ahora en China o Bangladesh) desapareciera de nuestros paisajes, fue la excusa perfecta para sentenciar que la clase obrera había desaparecido o en cualquier caso, que su transformación había sido tan brutal que hablar en términos de «clase obrera» o «proletariado» resultaba anacrónico o trasnochado. Sólo existían teleoperadores e informáticos, colectivos que se convertían en la perfecta trampa y comodín para justificar la nula respuesta a la brutal contraofensiva neoliberal: no hay tradición de lucha, no hay tradición sindical y por tanto las viejas herramientas como el partido o el sindicato han quedado obsoletas.

Hace unos meses ocurría algo realmente insólito: por primera vez un colectivo de informáticos, trabajadores de la empresa HP, iba a la huelga y conseguía una victoria (parcial) en un ámbito laboral estrictamente post-obrerista. Sin complejas reformulaciones hasta el infinito, sin reinvenciones teóricas: organizándose en un sindicato de clase (CGT) y yendo a la huelga de forma masiva e indefinida. Claro que estos informáticos se consideraban a sí mismos «obreros del teclado». Quizá lo que falla no son las herramientas sino las personas. Quizá hacen falta más Sobotkas.

 Jorge Moruno Danzi, sociólogo @jorgemoruno

Todo cambia, el espíritu permanece

 La clase obrera no desaparece entre el proletariado multitudinario, ocupa su lugar dentro de este. La extracción de plusvalía se amplia más allá de los límites de la fábrica, pues fábrica es hoy, todo el espacio y tiempo de la vida sometida al tempo capitalista. Cuando decimos crisis de la sociedad salarial, no decimos que desaparece la existencia del salario, éste existe desde mucho antes de que existiera la sociedad salarial: De Roma viene la palabra, también la de proletario. Es la crisis de un modelo laboral incapaz de integrar por la vía del salario a cada vez más porciones de la población. Cuanto menos empleo hay más se trabaja, no solo porque quienes sí tienen empleo trabajan más tiempo, vean alargadas sus jornadas y reducidos sus derechos, sobre todo por la transformación de la relación entre empleo y trabajo: la dimensión productiva de la cooperación social que tiene lugar fuera de las jornadas laborales es demasiado amplia, tanto, que se convierte en la base y el punto de partida de lo que luego se desarrolla en el empleo.

Paro y pauperismo ya ha conocido la historia del trabajo, pero hablamos tiempos distintos. A los precarios intermitentes a principios del siglo XX les obligaban a entrar en la regulación laboral, ahora nos expulsan de ella. El capitalismo es una relación social que tiende a extenderse y a intensificarse en aquellas zonas y aspectos de la vida humana en las que hasta ese momento no había llegado. Culmina ese proceso donde el conjunto de la vida ha sido subsumido dentro de lo que venimos a llamar, Empresa-mundo. Ya no existe algo que mora afuera, otra posibilidad ni otro imaginario que pueda situarse al margen de la relación con la empresa-mundo.

El 89 es el 68 invertido, la alegría convertida en publicidad, el conflicto en la gobernanza, la ambición  en la búsqueda del éxito empresarial, los vínculos sociales en coaching y autoayuda. La posibilidad de pensar el mundo está totalizada por la patente de la empresa-mundo, capaz de incluir todo el abanico de la diversidad y pluralidad humana bajo un mismo paraguas: el de la propiedad privada. No es solo el tiempo de la jornada laboral, es el ocio, el saber, los sueños, las emociones, la comunicación, la forma de pensar lo que pensamos, nada escapa del capitalismo normalizado como el estado natural de la vida. La vida adopta la textura de la empresa. Luchar contra la figura del emprendedor entendido como nomos comunitario, pasa por ubicar al antagonismo desde dentro y contra la empresa-mundo, dentro y fuera del empleo. Repartir el oro y el tiempo, para que el tiempo deje de ser oro. El capital ha secuestrado en su seno la cualidad comunista de la cooperación, seamos el Alien que se incuba en su interior.

http://larevueltadelasneuronas.com/2013/10/03/donde-esta-la-clase-obrera-cara-a-cara-con-el-nega/


Tiroteo en cercanías del Capitolio de Washington

Redacción

BBC Mundo

Jueves, 3 de octubre de 2013

Las autoridades estadounidenses informaron que la mujer que conducía un auto que intentó superar controles de seguridad cerca de la Casa Blanca y el Capitolio en Washington esta tarde fue muerta a tiros por la policía.

La vida en el Capitolio de Washington está regresando a la normalidad, luego de que la policía en la capital estadounidense levantara la orden de cierre del edificio que dio hacia las 2.11 pm hora local.

La medida se había tomado tras un intercambio de disparos a las afueras de la sede del Congreso, en lo que ha sido descrito como una persecución policial.

En un comunicado, la policía especial del Capitolio afirmó que la situación está “estabilizada” y dijo a las personas que están en el edificio que ya pueden salir de sus oficinas.

Las autoridades descartaron que se tratará de una acción extremista o de un ataque coordinado.

“No tenemos información que esto esté vinculado a terrorismo ni que sea más que un incidente aislado”, dijo en una rueda de prensa Kim Done, el jefe de la policía del Capitolio.

 

Las autoridades ya levantaron el cierre del Capitolio.

La policía indicó que se trató de una persecución de un vehículo negro que habría empezado a unas cuadras del Capitolio.

A través de las imágenes que presentan los canales de noticias se puede ver un auto negro aparentemente estrellado contra una de las defensas que protegen a los edificios del complejo parlamentario.

También puede verse un vehículo blanco de la polícía metropolitana de Washington que habría sido chocado por el auto que escapaba.

Se ha reportado que durante el incidente se escuchó al menos una decena de disparos, aunque no está claro si fue producto de un intercambio entre la polícía y el auto que era perseguido.

Las autoridades también informaron de un agente de la policía herido como consecuencia del incidente, aparentemente cuando su auto colisionó con el vehículo perseguido.

Tensión en la capital

Aunque todavía la información es preliminar y se van conociendo los detalles del incidente a cuentagotas, lo cierto es que una noticia potencialmente importante como un tiroteo es lo último que quieren soportar los habitantes de Washington, ya de por sí afectados de manera particular por el cierre temporal del gobierno, que entró en vigor a comienzos de mes, indicó el corresponsal de BBC Mundo en Washington, Thomas Sparrow.

 

La policía dio muerte a la conductora del vehículo perseguido.

En esta semana, el Capitolio de la capital estadounidense ha sido el escenario de dos noticias que han acaparado la atención mediática: por un lado las negociaciones entre los congresistas para llegar a un acuerdo presupuestario y ahora los reportes de un tiroteo.

Y aunque todo parece indicar, según las informaciones que van llegando, que el tema ya fue controlado por las autoridades, en la memoria de muchos habitantes todavía está fresco un incidente similar que ocurrió hace apenas unas semanas, cuando al menos 13 personas murieron como consecuencia de un tiroteo masivo en un edificio de la marina en Washington, recuerda nuestro corresponsal.

Vías cortadas

Algunas personas que estaban fuera del edifico fueron conminadas a ingresar al recinto por los oficiales, quienes cortaron inmediatamente las vías que rodean la sede del Congreso estadounidense.

En un correo electrónico de la policía distribuido apenas se conociera el incidente, se aconsejó a todo el personal “cerrar y alejarse de las puertas exteriores y ventanas”.

A unas cuadras del Capitolio, la parte de la Avenida Pensilvania donde se encuentra la Casa Blanca también estuvo cerrada por precaución, según varios testigos.


Uruguay: Ley de aborto disminuye a cero la mortalidad femenina asociada a la práctica

Sábado 28 de septiembre de 2013 Desde que se implementó la legalidad del aborto en el Uruguay, en diciembre pasado, disminuyó a cero la mortalidad de las mujeres que se practicaron una interrupción del embarazo. Asociada a políticas públicas que educan en salud sexual y reproductiva, también ubica a ese país en uno de los que menos abortos practica en el mundo.

 

Se ha  realizado 2.550 abortos -unos 426 por mes-, y no hubo muertes de mujeres ni complicaciones asociadas a la práctica desde que se practica en el marco de la ley y en centros asistenciales controlados.

Por OTRAMÉRICA / VARIAS FUENTES

En diciembre pasado se legalizó el aborto en Uruguay, y desde entonces no se registraron muertes de mujeres que se lo practicaron, hasta mayo de este año.

Hasta ese mes, se computaron 2.550 abortos -unos 426 por mes-, y no hubo muertes de mujeres ni complicaciones asociadas a la práctica desde que se practica en el marco de la ley y en centros asistenciales controlados.

Según información oficial -citada por varias fuentes- se realizaron alrededor de 10 abortos por cada mil mujeres en edad reproductiva, frente a más de 40 por cada mil que se estima que hubo entre 1995 y 2002, lo cual significa que Uruguay sería uno de los países con tasa de aborto más baja del mundo.

El subsecretario del Ministerio de Salud Pública (MSP), Leonel Briozzo, quien en junio pasado presentó los datos de las interrupciones voluntarias de embarazos en el primer semestre desde que se implementó la ley, desde 2012, el país tiene prácticas de aborto seguras, con la consolidación de los servicios de salud para estos fines.

La ley ha sido acompañada por políticas públicas de educación sexual y reproductiva, de planificación familiar y anticoncepción, y servicios integrales en esas materias, lo cual ha redundado en que la práctica del aborto también disminuya. Y la tasa de mortalidad asociada a la práctica disminuyó a cero (0).

El MSP informó que diez de cada mil mujeres de entre 15 y 44 años practica un aborto en Uruguay actualmente, cifras que ubican al país a la par de los Estados de Europa Occidental, que tienen la tasa de aborto legal más baja del planeta.

Briozzo señaló que estas estadísticas tiran “por tierra los infundios que apuntaban que con el aborto legal, éstos se iban a disparar”. Y agregó que “si uno está contra el aborto, lo que debe hacer es apoyar su despenalización”.

 

EN CONTRA DE LA LEY

Aunque ha habido iniciativas que han buscado cuestionar la ley, las cifras apoyan la política del Gobierno uruguayo. Un grupo de 20 médicos, presentó un reclamo que argumenta que el decreto reglamentario “atropella” la libertad de conciencia del personal de la salud, “impidiéndole actuar de acuerdo a sus convicciones científicas, éticas y filosóficas, al restringir su derecho a la objeción de conciencia”.

Y cuestionan que la reglamentación restringe la información que la ley exige que se le debe brindar a la mujer que pretende abortar su embarazo, lo que mpediría al médico “actuar de acuerdo a su deber profesional”.

Briozzo respondió esas críticas anunciando que llegaron a un acuerdo con el Colegio Médico del Uruguay para reglamentar la objeción de conciencia y confirmó además que alrededor de un 30% de los profesionales han objetado practicar el procedimiento.



KANTOLIBRE:

Espacio de comunicación autónoma.

E-mail: cantolibre75@gmail.com

Blog: kantolibre.wordpress.com

En Facebook: kanto libre

 

 

 

Uruguay: Ley de aborto disminuye a cero la mortalidad femenina asociada a la práctica.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s