NOTICIAS 12-05-15

IMG_1695

 

Van dos poemas de nuestro hermano el poeta Felipe Varela que partió de este mundo el día 22 de abril de este año, parte de una antología del taller de poesía Óscar Oliva “17 formas de lanzarse la vacío”

A TODOS Y TODAS LES INFORMO QUE POR LA PÉRDIDA DE GRAN AMIGO, MAESTRO Y PARIENTE ESTUVIMOS FUERA TODO ESTE TIEMPO Y CON MUCHA PENA Y TRISTEZA TRATAMOS DE RETOMAR ESTE EJERCICIO GRACIAS A QUIENES SE ENTERARON Y ESTUVIERON CON NOSOTR@S EN ESTE MOMENTO TAN DURO, TRATAREMOS DE CONTINUAR, GRACIAS.

 

ESTOS SON LOS TITULARES DE LAS NOTAS QUE ENCONTRARÁN EN ESTA RECOPILACIÓN:  

 

El 14 de junio la Comisión de la Verdad sesionará públicamente en Oaxaca http://adnsureste.info/?p=43359

Desalojan a ambulantes del Zócalo y Alameda http://imparcialoaxaca.mx/especiales/3Cs/desalojan-a-ambulantes-del-z%C3%B3calo-y-alameda

“Gobierno no quiso evitar paro en Hospital Civil” http://www.noticiasnet.mx/portal/oaxaca/general/salud/278903-gobierno-no-quiso-evitar-paro-hospital-civil

Boicot a las elecciones del 7 de junio advierten habitantes de San Antonio de la Cal http://revistatucan.com/politica/boicot-a-las-elecciones-del-7-de-junio-advierten-habitantes-de-san-antonio-de-la-cal/

LUBIZHA llama a anular el voto el próximo 7 de junio. http://www.fotosnoticias.com/lubizha-llama-a-anular-el-voto-el-proximo-7-de-junio/

Gobierno de BC llegó tarde y sobrerreaccionó contra jornaleros de San Quintín: Antonio Heras en CNN http://aristeguinoticias.com/1205/mexico/gobierno-de-bc-llego-tarde-y-sobrerreacciono-contra-jornaleros-de-san-quintin-antonio-heras-en-cnn/

‘Marcos’ (Galeano) frente al espejo y el abrazo a Ayotzinapa http://aristeguinoticias.com/1105/mexico/marcos-galeano-frente-al-espejo-y-el-abrazo-a-ayotzinapa/

OHL-Peña, delincuencia de cuello blanco http://www.proceso.com.mx/?p=403957

Maestro Zapatista Galeano: Apuntes de una vida http://enlacezapatista.ezln.org.mx/2015/05/02/maestro-zapatista-galeano-apuntes-de-una-vida/

Caos electoral http://www.proceso.com.mx/?p=403894

Luis el zapatista http://enlacezapatista.ezln.org.mx/2015/05/02/luis-el-zapatista/

“Los ideólogos del desamparo” http://aristeguinoticias.com/1105/mexico/los-ideologos-del-desamparo-articulo-de-lydia-cacho/

¿Autosuficiencia con maíz transgénico? http://www.jornada.unam.mx/2015/05/12/opinion/016a2pol

Democracia y gobierno fallidos http://www.proceso.com.mx/?p=403642

El Muro y la Grieta. Primer Apunte sobre el Método Zapatista. http://enlacezapatista.ezln.org.mx/2015/05/03/el-muro-y-la-grieta-primer-apunte-sobre-el-metodo-zapatista-supgaleano-3-de-mayo/

San Quintín: indolencia irresponsable http://www.jornada.unam.mx/2015/05/12/opinion/015a2pol

SOBRE LAS ELECCIONES: ORGANIZARSE. http://enlacezapatista.ezln.org.mx/2015/05/03/sobre-las-elecciones-organizarse-subcomandante-insurgente-moises-3-de-mayo-2/

Los Porkys, el cártel de los Juniors http://www.sinembargo.mx/opinion/11-05-2015/34494

Astillero http://www.jornada.unam.mx/2015/05/12/opinion/008o1pol

 

Economía política desde las comunidades I Subcomandante Insurgente Moisés 4 de mayo http://enlacezapatista.ezln.org.mx/2015/05/04/economia-politica-desde-las-comunidades-i-subcomandante-insurgente-moises-4-de-mayo/

Economía política desde las comunidades II Subcomandante Insurgente Moisés 5 de mayo http://enlacezapatista.ezln.org.mx/2015/05/05/economia-politica-desde-las-comunidades-ii-subcomandante-insurgente-moises-5-de-mayo/

Peligra la vida de activista presa Nestora Salgado http://www.cimacnoticias.com.mx/node/69611

7 meses y medio de Iguala/Ayotzinapa, las elecciones de junio y AMLO-Morena http://www.rebelion.org/noticia.php?id=198608&titular=7-meses-y-medio-de-iguala/ayotzinapa-las-elecciones-de-junio-y-amlo-morena-

El nuevo sueño americano: sobrevivir a la violencia policial http://www.democracynow.org/es/blog/2015/5/8/el_nuevo_sueno_americano_sobrevivir_a

Nuevo terremoto de magnitud 7,3 azota Nepal http://www.bbc.co.uk/mundo/noticias/2015/05/150512_nuevo_terremoto_nepal_everest_ch

Consejo Indigenista denuncia asesinatos secuenciales y selectivos de indígenas en Brasil http://kaosenlared.net/consejo-indigenista-denuncia-asesinatos-secuenciales-y-selectivos-de-indigenas-en-brasil/

GALEANO, EL MAESTRO QUE ENSEÑÓ A VIVIR BIEN HTTP://IMMERSIVE.SH/TELESUR/JYTEEMUHZ

Chile: El naufragio de la democracia secuestrada https://redlatinasinfronteras.wordpress.com/2015/05/12/chile-el-naufragio-de-la-democracia-secuestrada/

Evo Morales: ‘Estados Unidos nos quiere gobernar por decreto’ http://otramerica.com/radar/evo-morales-estados-unidos-quiere-gobernar-decreto/3335 

NOTICIAS DE OAXACA

El 14 de junio la Comisión de la Verdad sesionará públicamente en Oaxaca http://adnsureste.info/?p=43359

(12:00 h) 2015/05/12  De Redacción ADN 0 Jesús Jiménez/Darío Nolasco Oaxaca de Juárez, 12 de mayo.

Para escuchar los testimonios de víctimas de violaciones a derechos humanos durante el conflicto de 2006, la Comisión de la Verdad realizará una sesión pública el 14 de junio. El acto se llevará a cabo en el teatro Macedonio Alcalá, a donde se ha invitado a víctimas de todos los sectores para que informen sobre su vivencia y los daños que sufrieron. El presidente de la Comisión Alejandro Solalinde Guerra, indicó que de esta forma también se tenderá un puente de diálogo entre los afectados y este organismo, para que se fortalezca el proceso de investigación de los hechos. Indicó que la sesión se llevará a cabo en el marco del noveno aniversario del desalojo al plantón de maestros en el Zócalo, lo cual fue detonante para estallar el conflicto político-social en Oaxaca. Aseguró que buscan que la comunidad se solidarice y reconozca la dignidad de las víctimas, además que se haga conciencia sobre la importancia del respeto a los derechos humanos.

 Desalojan a ambulantes del Zócalo y Alameda http://imparcialoaxaca.mx/especiales/3Cs/desalojan-a-ambulantes-del-z%C3%B3calo-y-alameda

Tras 4 meses, los policías estatales y municipales retiraron cerca de 400 puestos ambulantes

por Sayra Cruz Hernández el Lunes 11 de mayo de 2015 – 09:37:05

 

Con gas lacrimógeno y el derribo de estructuras metálicas y madera, el operativo de policías estatales y municipales desalojó a 400 comerciantes ambulantes, quienes llevaban casi 4 meses de mantener en su poder el zócalo y la Alameda de León.

Alrededor de las 2:20 horas de ayer domingo, elementos de la Policía Estatal, Agencia Estatal de Investigación, Policía Municipal, Policía Auxiliar Bancaria Industrial y Comercial, Policía Vial y bomberos llegaron a las calles del Centro Histórico para retirar los puestos.

El saldo: sin personas detenidas ni heridas, reportó el comisionado de la Policía Estatal, Víctor Alonso Altamirano, quien estuvo al mando de este operativo que se alistó desde la tarde de este domingo y era un secreto a voces.

El reloj marcaba minutos antes de las 2:00 horas, cuando las camionetas llegaron a las calles de Bustamante y Guerrero, Trujano y Flores Magón, y aunque, algunos comerciantes ya estaban avisados, pocos pusieron resistencia.

La primera reacción fue colocar sus estructuras para formar una barricada e impedir el paso de los uniformados, quienes ya llevan la orden de realizar el desalojo para limpiar estas plazas públicas de la Verde Antequera.

Al llegar, policías quitaron estructuras, cableado eléctrico, mecates, enseres domésticos, entre otros, dejando en el piso varios materiales destruidos.

Una de las comerciantes, quien aguardó el sueño, se enfrentó a un uniformado de manera verbal para exigirle respeto a su establecimiento. El policía fuertemente protegido únicamente la evadió y siguió su marcha.

Muchos, sacaron sus bienes para evitar que las destruyeran y corrieron por las calles aledañas como Hidalgo, Trujano, entre otras zonas.

En la esquina de las calles, al ingresar los elementos de seguridad, los comerciantes adheridos a diversas organizaciones, entre ellas la Unión de Artesanos, Comerciantes de Oaxaca en Lucha (UACOL) y de la 14 de Junio, se armaron con palos, piedras y botellas de vidrio.

Con eso, intentaron detener el paso del operativo que ya estaba avanzando para retirar los puestos que se colocaron con el magisterio el 21 de julio de 2014, cuando inició el plantón regional representativo y que se retiró en diciembre para volver en enero hasta este 9 de mayo.

En respuesta, los policías lanzaron una bomba de gas lacrimógeno con lo que lograron persuadir a los agresores y avanzar sobre los puestos colocados frente al portal de Mercaderes y después avanzar.

En la zona, también quitaron las casas de campaña, algunas vacías que lucían de adorno frente a la entrada a Palacio de Gobierno. Los comerciantes no lograron detener el operativo porque fueron superados en número por los policías.

Ya en la Alameda, los elementos de seguridad informaron que hubo previo aviso a los comerciantes ambulantes, que se instalaron de manera permanente desde el 25 de enero de este año, por lo cual, procedieron a retirarlos.

Entre Alameda y el zócalo, lucieron discos piratas, tenis, zapatos, bolsas, blusas, artículos personales y de cocina en el piso, además de las estructuras con las que usaban estas personas para vender sus artículos.

Mujeres triquis también lanzaron gritos, consignas para evitar que se las llevarán. No obstante, los que integraron este operativo continuaron.

Operativo para recuperar zócalo y Alameda: Víctor Alonso Altamirano

De este operativo, el comisionado de la Policía Estatal, Víctor Alonso Altamirano, señaló que fue pacífico, sin lesionados ni detenidos de parte de las instancias de seguridad.

El jefe policíaco encabezó el operativo y al término dio saldo blanco, de esta acción para recuperar estas plazas públicas.

Cabe mencionar que durante varios meses, integrantes del comercio formal han demandado a la autoridad estatal limpie el zócalo y aunque el comisionado negó que la acción haya derivado de alguna petición, existe el antecedente de las exigencias.

“Es con el fin de limpiar las calles aledañas al zócalo, a la Catedral y Alameda de León para que se recobre la normatividad y funcionalidad de los espacios públicos, por eso se realizó el operativo”, dijo.

Señaló que el desalojo fue pacífico y van a mantener permanente vigilancia para asegurar el orden al mismo, como presencia en las calles aledañas a la Plaza de la Constitución y Alameda.

Indicó que el retiro de poco más de 400 puestos ambulantes se realizó con el respaldo de un operativo coordinado por 500 efectivos y mandos de la Secretaría de Seguridad Pública de Oaxaca, de la Agencia Estatal de Investigaciones de la Procuraduría General de Justicia del Estado, Policía Municipal, Policía Auxiliar Bancaria, Industrial y Comercial, así como del heroico Cuerpo de Bomberos, sin registrarse confrontación, ni actos de resistencia, ni detenidos.

“La fuerza pública permanecerá en las inmediaciones con el propósito de evitar la ocupación de este tradicional espacio por vendedores ambulantes”, reiteró.

Durante el operativo, estuvieron presentes observadores de la Defensoría de los Derechos Humanos del Pueblo de Oaxaca, a fin de garantizar las garantías individuales de los vendedores ambulantes, al igual que del personal de seguridad que participó en esta acción.

Limpian cuadrillas del zócalo y Alameda

Después del operativo, arribaron cuadrillas y camiones recolectores, retroexcavadoras, entre otros para limpiar las plazas.

La Secretaría de Servicios a la Comunidad del municipio reportó que recolectó más de 108 toneladas de basura acumuladas en las dos plazas e inmediaciones.

Asimismo, corroboró el deterioro a la Plaza de la Constitución y la Alameda de León luego de más de 4 meses de que se colocaron los puestos.

Con maquinaria pesada, camiones recolectores de basura, pipas y un centenar de trabajadores de los departamentos de limpia, jardines, mantenimiento, cuadrillas móviles y alumbrado público, realizaron el lavado y aseo en general.

Utilizaron en labores de limpieza dos retroexcavadoras, tres volteos, un máquina minicargadora (Boncat), 3 camiones de basura (compactadores de 20 yardas), un tortón, seis camionetas de tres toneladas, cuatro pipas de 10 mil litros, tres Grúas de alumbrado público y varios contenedores

En el saldo de afectaciones, 40 luminarias resultaron dañadas, así como las áreas verdes desechas, canteras afectadas, dos bancas rotas, entre otros daños que deberán ser reparados en próximas fechas, reportó.

 “Gobierno no quiso evitar paro en Hospital Civil” http://www.noticiasnet.mx/portal/oaxaca/general/salud/278903-gobierno-no-quiso-evitar-paro-hospital-civil

OLIVIA HERNÁNDEZ @xiucoatlcihuatl

Mar, 05/12/2015 – 12:17

Trabajadores sindicalizados de la Subsección 07 del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Salud (SNTSA) iniciaron esta mañana un paro indefinido de labores para exigir al gobierno estatal y federal atender sus demandas de carácter laboral.

Al respecto el secretario general, Carlos Alberto Pérez Bautista, indicó que a pesar de que las autoridades ya sabían de la posibilidad de la suspensión de labores no hicieron nada por evitarlo, simplemente agendaron una mesa de negociación para el 22 de mayo.

Por lo que aseguró que no se puede culpar a los trabajadores por este paro ya que los verdaderos responsables son las autoridades estatales y federales por no mostrar ningún interés en la problemática.

Sin embargo dijo que esto es insuficiente, por lo que exigió que esta reunión se adelantada, pues la suspensión del servicio continuará hasta que la reunión con el Organismo Público Descentralizado, que es el encargado de dar respuesta a sus demandas laborales.

Entre las que se encuentra principalmente la rezonificación por vida cara y el otorgamiento del Concepto 07 a más de cinco mil empleados que ya fueron regularizados.

Asimismo pidió a la ciudadanía estar atenta para que cuando el paro termine acudan al Hospital para que el sistema vuelva a programar las citas que se perderán por la protesta y de esa manera evitar las menos afectaciones posibles.

Boicot a las elecciones del 7 de junio advierten habitantes de San Antonio de la Cal http://revistatucan.com/politica/boicot-a-las-elecciones-del-7-de-junio-advierten-habitantes-de-san-antonio-de-la-cal/

Exigen la renuncia  del Administrador,  Noé Lagunas Rivera.

Hetilberto Juárez

Pobladores del Municipio de San Antonio de la Cal, éste medio día tomaron las oficinas del Instituto Nacional Electoral (INE), así como la Ciudad Administrativa y Judicial en exigencia de la destitución del cargo a Noé Lagunas Rivera, administrador interino  de esa localidad.

Los inconformes con piedras, bazucas (porta cohetones)  y palos, arribaron a las instalaciones del INE en donde amenazaron  con descargar un camión de basura en los accesos del Órgano Electoral Federal, si no serían atendidos, por lo que de inmediato  un representante bajo de su oficina para pedir tranquilidad, ofreciendo una mesa de dialogo,  en la que se integrarían  autoridades del Gobierno de Oaxaca.

“Exigimos inmediatamente la destitución de Noé Laguna Rivera. No podemos seguir permitiendo que pase el tiempo  porque los recursos no se están aplicando,  y nos está causando un gran perjuicio a la comunidad  por no existir obras  y proyectos desde hace 8 meses”, dijo Carlos García Méndez, ex alcalde municipal de San Antonio de la Cal.

Quién remarco:

“Si el Gobierno del Estado no permite las elecciones para elegir  nueva autoridad, no  permitiremos   la instalación de casillas electorales en nuestra localidad”.

Finalmente, los inconformes  que sostienen  una mesa de dialogo en estos momentos en el Hotel Fortín Plaza, para tratar de destrabar el conflicto  político. Si no fuera así, las protestas subirán de tono, advirtieron ante los medios de comunicación los inconformes.

 LUBIZHA llama a anular el voto el próximo 7 de junio. http://www.fotosnoticias.com/lubizha-llama-a-anular-el-voto-el-proximo-7-de-junio/

may 07, 2015RedacciónRegiones0

Oaxaca de Juárez, a 7 de mayo de 2015.- En conferencia de prensa, Manuel López Pacheco, integrante de la organización LUBIZHA, adheridos al Frente Nacional Indígena Campesino, FNIC, informó que debido a que el gobierno estatal no ha cumplido con los requerimientos de su pliego de peticiones, realizarán una serie demarchas y movilizaciones a partir del 11 y 16 de mayo en donde van a bloquear 17 de los principales cruceros de la ciudad de Oaxaca de Juárez así mismo llama a anular el voto el próximo 7 de junio.

Detalló que las marchas arrancarán de La Experimental, hacia el jardín Madero, en donde pedirán a la ciudadanía que debido a la política de recortes financieros a los diferentes programas sociales, del actual gobierno estatal, es necesario anular el voto este 7 de junio, además de que analizan quemar algunas urnas en las regiones en donde tienen presencia.

Subrayó que seguirán exigiendo la destitución del titular del Instituto de Atención al Migrante, Rufino Domínguez Santos, por desvió de recursos e ineptitud.

Dijo que la errónea política administrativa del presidente Enrique Peña Nieto, tiene hundido al país en lapobreza, la represión e incertidumbre.

NOTICIAS DE MÉXICO

Gobierno de BC llegó tarde y sobrerreaccionó contra jornaleros de San Quintín: Antonio Heras en CNN http://aristeguinoticias.com/1205/mexico/gobierno-de-bc-llego-tarde-y-sobrerreacciono-contra-jornaleros-de-san-quintin-antonio-heras-en-cnn/

“Hay una tensión social, una situación grave en la zona sur del municipio de Ensenada, Baja California”, refirió el periodista.

Redacción AN

mayo 12, 2015 11:45 am

El gobierno del estado ha llegado tarde a atender las demandas de los jornaleros del Valle de San Quintín, en Ensenada, Baja California, en un caso que “no es de este sexenio sino que tiene 30 años”; lo ocurrido el sábado pasado muestra una sobrerreacción por parte de la policía, al emprender “redadas”, usar balas de goma y hasta un vehículo blindado contra pobladores, lo que sólo abona a la tensión social en la zona, apuntó Antonio  Heras, corresponsal del diario La Jornada en Baja California.

En entrevista para Aristegui CNN, señaló que el gobierno de Baja California se ha negado a reconocer las demandas de los jornaleros, que están dentro del marco legal, y son seguro social e incremento salarial.

El rezago histórico de jornaleros agrícolas, que se han mantenido como residentes de esa zona, ha generado un hartazgo, una situación adversa en términos económicos”, puntualizó.

La gravedad de todo esto es que hay lentitud, falta de conocimiento, cerrazón del gobierno para entender esta situación que se está viviendo… se les fue de las manos… la tensión social está ahí, cualquier roce va a ir generando problemas o enfrentamientos”, consideró.

Sobre lo ocurrido el sábado pasado, detalló:

“El gobierno del estado dice que respondió a una llamada de auxilio, al 066 -aunque las denuncias se presentan al 089-, de que un grupo de personas se querían meter a un rancho e incendiar las parcelas.

“Responde de manera inmediata, con todo y vehículo blindado, hacen detenciones, los jornaleros toman piedras y palos y empieza esta reyerta.

“Sigue el apoyo policiaco a este operativo y empiezan a hacer redadas en la colonia, empiezan a disparar armas con balas de goma, detener y golpear personas, cuando les quitaban el celular ya los dejaban ir”, expuso.

Ante ello, aseguró que hay una ausencia de protocolos de actuación de la policía estatal preventiva. 

“No es posible que los mandos superiores de las corporaciones policiacas manden agentes policiacos a que se metan a las colonias, haciendo redadas, porque las consecuencias son estas: se les puede ir de las manos pero también se pueden enfrentar a una turba que los puede desarmar”, refirió.

Heras contó una anécdota del pasado fin de semana, cuando los tripulantes de un vehículo blindado son obligados, con piedras y palos, a salir corriendo de la unidad y ahí la dejan abandonada.

Apuntó que la respuesta de los pobladores al operativo fue incendiar patrullas, vehículos particulares de la policía y bloquear la carretera.

El periodista mencionó también lo que ha narrado Fidel Sánchez,  vocero oficial de la Alianza de Organizaciones Nacional, estatal y municipal por la justicia social del Valle de San Quintín, sobre una llamada en un tono “amenazante”, por parte del subsecretario de la Secretaría de Gobernación, Luis Enrique Miranda, un día antes del operativo del sábado. Esto, sumado a que los dejó plantados en una reunión que sostendrían la semana pasada los jornaleros con la Segob.

El corresponsal subrayó que el enfrentamiento del sábado fue “algo inusitado, un acto de barbarie, considerado como una represión”. 

 ‘Marcos’ (Galeano) frente al espejo y el abrazo a Ayotzinapa http://aristeguinoticias.com/1105/mexico/marcos-galeano-frente-al-espejo-y-el-abrazo-a-ayotzinapa/

El subcomandante del EZLN reapareció, primero, entre la niebla de Oventic, y después en el seminario zapatista realizado la semana pasada en la Universidad de la Tierra, en San Cristóbal de las Casas.

(Foto 1 (izquierda) tomada de @ValKphotos. Álbum en https://www.flickr.com/photos/valkphotos/sets/72157651920994107/. Foto 2 (derecha) de Aristegui Noticias)

Gustavo Sánchez B

mayo 11, 2015 6:58 am

Es oficial: hoy me bañé… después de 6 días”, confiesa el ex subcomandante ‘Marcos’, hoy llamado Galeano (nombre que tomó en honor a su compañero zapatista asesinado el año pasado).

La confesión provoca varias carcajadas de los asistentes al seminario “El pensamiento crítico frente a la hidra capitalista”, que congregó a más de mil personas, desde el domingo 3 de mayo, cuando se inauguró en Oventic, hasta el sábado 9, al finalizar en la Universidad de la Tierra, enclavada en la colonia Maravillas de San Cristóbal de las Casas, Chiapas.

La serie de participaciones del subcomandante se vuelven una especie de show imperdible, del que no se supo nunca la hora, pero ocurrió cuando él decidió salir de la cabaña que resguardó a la Comisión Sexta del Ejército Zapatista de Liberación Nacional, y tomaba el micrófono.

Puede comenzar, como el martes 5 de mayo, con múltiples mentadas de madre, adornadas con su guante de calaca, al tiempo de que hace una pregunta: “¿se alcanza a ver hasta atrás?”. No hay molestia sino asombro ante el gesto, que quita la modorra a muchos que se sentaron durante horas, toda la semana, a escuchar a diferentes panelistas.

Galeano muestra a Marcos -a quien llama “el finado”- frente al espejo. “Me contó”, “me dijo”, son las palabras que usa para mencionarlo, como si no se tratara del mismo personaje con pasamontañas, que fuma pipa todo el tiempo, carga con su gorra café percudida, quien en dicha semana básicamente se dedica a responder a sus críticos, fustigar a los medios que llama “de paga” y abrazar la lucha de los padres y las madres de Ayotzinapa.

Aquel 5 de mayo, el subcomandante cuenta cómo Marcos “apreciaba más” al periodista que se olvidaba de escribir, tomar la foto o prender la grabadora, pues sentía que se estaba convirtiendo “en persona”, quien se enfrenta a la disyuntiva de convertir una noticia “en mercancía o en un mensaje”.

Galeano recuerda cómo Marcos en 2006, durante la llamada “otra campaña”, se cayó de un caballo que, además, le dio una patada en la pierna, “muy cerca de… agárrenme la onda”.

Un fotógrafo tomó la foto de Marcos en el suelo, quien valoró si enviar la fotografía a su medio, y terminó borrándola, porque consideró que no tenía qué ver con la “otra campaña”.

“Tuvo la opción de ser compañero o ser un empleado. Y fue un compañero”, comentó el subcomandante.

Con los medios, el líder del EZLN tiene cierto distanciamiento. Durante el homenaje a Luis Villoro y a Galeano, el 2 de mayo en Oventic, calificó a algunos como “come mierda” del gobierno, por haber divulgado que su compañero zapatista asesinado (José Luis Solís, conocido como ‘Galeano’), murió producto de un enfrentamiento.

Para inscribirse al seminario, también llamado “semillero”, los medios de comunicación tuvieron que definir si eran “de paga” o “libres”. Los de “paga” cargaron con un gafete amarillo huevo, mientras los otros portaron uno rojo. Al preguntarle a una de las organizadoras en qué consistían ambas categorías, reconoció que no hay una definición concreta, pero atinó en decir: “¿a ti te pagan por tu trabajo?.. Entonces, eres medio de paga”.

El 5 de mayo, a diferencia del 2, ya no había tantos medios escuchando, grabando, tomando fotos o tomando nota, de lo que decía Galeano. Se fueron a cubrir “cosas más importantes”, comentó el líder del EZLN.

*****

Galeano se lanza contra la hidra y se suma abiertamente a la lucha de los padres de Ayotzinapa:

“No debemos esperar estas bofetadas (Ayotzinapa) para despertar. El sistema está ahí acechando en todos los rincones, mordiendo nuestra sangre y bebiendo nuestra sangre, todos los días, a todas las horas, en todas las geografías.

“Son la muerte y la destrucción las que hacen vivir a la hidra del sistema capitalista. Las que la hacen crecer y reproducirse, hasta en los rincones más insospechados de la humanidad. Su credo se llama guerra. Este modo depredador se manifiesta a veces, cada vez más veces, también por simple placer perverso.

“La desaparición o la muerte impuestas, sólo para que el sistema le recuerde a todos y a sí mismo que no busca la impunidad: todo él es impunidad hecha gobierno, medio de comunicación, aparato judicial, cuerpo legislativo, Ejército, policía, cárcel, patrón, jefe, autoridad diversa.

“El sistema, no hay que olvidarlo, si debe optar por asumir un género, elige ser masculino, varón, hombre, macho, aún cuando lo administre sea mujer. Un patriarca que no por su ropaje modernizado es menos brutal y sangriento que el que se levantó desde que se inició la violencia contra lo femenino, no sólo contra la mujer. La hidra no sólo mutó en sus modos y venenos. También extendió su imperio de guerra a la niñez, adivinando tal vez que la subyugación también se hereda. Como el miedo, como la pobreza, como la rebeldía…

“Al pie de la hidra, sobre los cuerpos exánimes de sus cabezas pasadas, el estado nacional, el mercado interno, la política clásica, las fronteras nacionales, las clases políticas locales, la pequeña y mediana empresa, yacen sus víctimas predilectas: la verdad y la justicia. Todos los días, a todas horas, en todos los rincones del planeta, la hidra se yergue de nuevo, rejuvenecida y hambrienta. Muerde, deglute y vomita. Y vuelve a repetir el ciclo pero con un nuevo rostro: Ayotzinapa.

“Como si la grieta que lleva su nombre en el muro, se ahondara en proporción inversa al interés por dar vuelta a la hoja, por superarlo, por mirar para adelante, dicen arriba con distintos matices. Pero la sangre ha manchado todo el cuaderno.

“¿Pero cómo se supera una ausencia inexplicable, si adelante hay un abismo sin fondo, en el que al caer ni siquiera queda un consuelo de un final?

“Porque la desaparición forzada es eso: una caída continua de terror, alargándose más y más.

“Acá abajo, Ayotzinapa significa, en cambio, la búsqueda porfiada de la verdad y la justicia. Y se busca martillando preguntas en el corazón de un Estado, un país, un continente, un mundo que resuma sangre y mierda por todos lados…

“Y se nos ha dicho que faltan 43. Pero nosotros, nosotras, zapatistas, no nos sale la cuenta. Pero don Tomás toma el lapicero y corrige: 46. Y doña Bertha ha venido hasta acá para con sencilla sabiduría enmendar la cuenta, la suma: 47. Y detrás de ella comparecen miles de familiares de desaparecidos, asesinados, y la cuenta no deja de crecer, y la larga suma se sale del estado de Guerrero, de México, de centro América, del continente…

“Como si Ayotzinapa fuera también una lucha entre quienes acá abajo queremos sumar y allá arriba pretenden restar. Por eso decimos que cuando los familiares de Ayotzinapa levantan la demanda de verdad y justicia, están levantando una demanda universal.

“Ayotzinapa, entonces, deja de ser un número y se convierte en lo que es de por sí: una herida. Porque aún apagándose los medios de comunicación, en el entusiasmo virtual de las redes sociales, en las movilizaciones y mítines, abajo permanece ese dolor, abajo sigue la rabia. Como si el deseo de arriba en convertirla en cicatriz fracasara una y otra vez y allá arriba se esfuerzan en ofrecer espectáculos alternativos…

“Los zapatistas están… chingue y jode con Ayotzinapa. ¿Pues qué no leen los periódicos?, ¿qué no ven los noticieros?, ¿qué no entienden que lo actual, lo de hoy, ya no es Ayotzinapa sino las campañas electorales, es decir las encuestas?

“¿A quién se le ocurre abrazar a mujeres y hombres que andan de un lado a otro demandando verdad y justicia, cuando lo de hoy es andar de un lado a otro, intercambiando votos por despensas, gorras, playeras, esperanzas?”.

*****

El subcomandante contó que el año pasado, tres mujeres zapatistas escucharon a la señora Bertha Nava, madre de Julio César, quien murió durante el ataque a normalistas en Iguala, Guerrero, el 26 de septiembre de 2014.

“Las insurgentas regresaron a reportarse conmigo: una a una pasaron a informar… La primera dijo, más bien, trató de decir algo pero no pudo. Las palabras que trataba de decir se le hacían agua en la mirada. Le dije que se retirara y al salir de comandancia general del EZLN lloraba abiertamente.

“La segunda dijo, palabras más, palabras menos, ‘ahorita ni me preguntas, porque sólo tengo ganas de madrear a alguien’. Yo tragué saliva y para evitar convertirme en ese alguien, le dije que se retirara. Al salir, ella llevaba los puños cerrados.

“La tercera se reportó lacónica: bueno, sub, pues claro se ve que esa gente no se va a rendir, yo así lo veo”.

La señora Bertha Nava fue una de las asistentes al seminario de los zapatistas. En una escueta plática con ella, mientras revisaba las artesanías que vendían en el lugar, contó su plan para el 10 de mayo, Día de las Madres: marchar en la Ciudad de México.

-¿De dónde saca tanta fuerza?
-Del dolor…-, soltó sin ambages.

OHL-Peña, delincuencia de cuello blanco http://www.proceso.com.mx/?p=403957

ÁLVARO DELGADO
11 DE MAYO DE 2015
ANÁLISIS

El director de Pemex, Emilio Lozoya y el líder petrolero, Carlos Romero Deschamps.
Foto: Eduardo Miranda

MÉXICO, D.F. (apro).- El más reciente escándalo de corrupción de la constructora española OHL corre el riesgo de quedarse sólo en el secretario de Comunicaciones del Estado de México, Apolinar Mena Vargas, un ladrón de poca monta frente a priistas de la cumbre como Emilio Lozoya Austin, Carlos Ruiz Sacristán, Jesús Reyes Heroles y, naturalmente, Enrique Peña Nieto.

Exhibido en grabaciones difundidas originalmente en España en contubernios para pagar sobreprecios en la ampliación del Viaducto Bicentenario, que en realidad es el segundo piso del Periférico que corresponde al Estado de México, Mena Vargas es y ha sido, literalmente, un achichincle.

Los verdaderos ganadores de los negocios multimillonarios son de la élite política y empresarial de México y –en el caso de OHL– de España.

Apolinar Mena, antes del cargo que ostenta en el Estado de México, donde como gobernador Peña le abrió las puertas a OHL para darle ganancias por miles de millones de pesos, fue secretario del Consejo de Administración del equipo de futbol Toluca, cuyo presidente es Valentín Díez Morodo, un magnate de origen español que hizo fortuna al amparo del Grupo Atlacomulco.

Y Díez Morodo, quien preside el Consejo Empresarial Mexicano de Comercio Exterior, Inversión y Tecnología (Comce), es integrante del Consejo de Administración de OHL, que en México encabeza José Andrés de Oteyza y del que forman parte también Ruiz Sacristán, Reyes Heroles González Garza y, hasta antes de ser director general de Pemex, Lozoya Austin.

El caso de Díez Morodo es distinto al de los otros miembros del consejo de OHL, incluyendo a De Oteyza, uno de los arquitectos del desastre de José López Portillo: Pertenece al elenco de los hombres más ricos de México, es consejero de 32 grandes empresas y multinacionales, entre ellas Grupo México, de Germán Larrea, Telefónica, Zara y hasta de las bodegas del delicioso vino Vega Sicilia.

Más aún: Es vicepresidente del consejo de administración del grupo Aeroméxico, que al extinguirse Mexicana quedó prácticamente como monopolio de la aviación, y de Kimberly Clark, que preside Claudio X. González Laporte, uno de los más grandes evasores de impuestos del país y cuyo hijo, Claudio X. González Guajardo, da clases de moral desde Televisa.

Los otros tres consejeros mexicanos de OHL quizá no le digan nada a muchos mexicanos, sobre todo a los jóvenes, pero están plenamente identificados con la élite priista entregada a los negocios privados vinculados al poder público.

De hecho, si han sido contratados por OHL y por otras multinacionales extrajeras –relacionadas con la construcción y el sector energético– ha sido más por la información estratégica que poseen y sus relaciones políticas y hasta familiares que por sus aptitudes como servidores públicos.

El más visible es Lozoya Austin, actual director de Pemex, quien trabajó para Obrascón Huarte Lain (OHL) hasta antes de asumir el cargo y desde el que ha otorgado a esa empresa al menos tres contratos multimillonarios sin ningún sonrojo sobre conflicto de interés o tráfico de influencias.

Lozoya Austin ha dicho que conoció a Peña a través de Luis Videgaray, a su vez discípulo de Pedro Aspe, que fue maestro de ambos en el ITAM, pero omite mencionar que la relación viene de antes.

En efecto, Lozoya Austin es hijo de Emilio Lozoya Thalman, secretario de Energía y compañero de gabinete de Aspe, secretario de Hacienda, en el gobierno de Carlos Salinas, y cuya hija, Mónica Aspe Bernal, es actual subsecretaria de Comunicaciones y Transportes.

Otro junior de la élite en OHL es Jesús Reyes Heroles González Garza, hijo de Jesús Reyes Heroles, secretario de Educación y Gobernación con López Portillo –y por tanto compañero de gabinete de De Oteyza–, quien en el gobierno de Ernesto Zedillo fue embajador de México en Washington y secretario de Energía.

Fue de los priistas que cortejó Felipe Calderón y, siendo copropietario del grupo empresarial al que pertenece Grupo de Economistas y Asociados (GEA), adulteró encuestas en la elección del 2006 para favorecer al panista. Su premio fue ser director de Pemex.

Ahora, además de ser miembro del consejo de administración de OHL, trabaja para banco Santander México, y es socio de Morgan Stanley Private Equity, para promover proyectos de inversión en el sector energía en Latinoamérica.

Otro de los miembros del consejo de administración de OHL es Carlos Ruiz Sacristán, secretario de Comunicaciones y Transportes, también en el gobierno de Zedillo, y operador responsable del manejo y dirección de todas las operaciones de Sempra Energy en México, empresa generadora de energía. Ligado estrechamente a Luis Téllez, está entregado como él a los negocios.

OHL oculta los millonarios honorarios que paga a sus empleados y sólo admite que los consejeros reciben una “compensación anual” de 440 mil dólares estadunidenses, equivalentes a casi siete millones de pesos, es decir, más de 550 mil mensuales. Nada mal.

El negocio, sin embargo, está en otra parte: En lo que no se ve ni se declara fiscalmente y por tanto no existe. Es decir, en los sobornos, “moches”, “entres”, a menudo en efectivo, para que la autoridad haga convocatorias a la medida de las empresas “amigas”.

Estos enjuagues quedaron en evidencia con las grabaciones difundidas por el medio digital El Confidencial, de España, uno de cuyos protagonistas, el famoso Apolinar, será un chivo expiatorio de un escándalo de corrupción que lleva hasta la punta de OHL y del gobierno de México. El otro es Pablo Wallentin, director de Relaciones Institucionales de OHL México, con quien habló y ya renunció.

Y es que fue Peña quien, siendo gobernador del Estado de México, le abrió las puertas a esta empresa española, cuyo presidente, el octagenario Juan Miguel Villar-Mir, tiene una cauda de corrupción inmensa a tal punto de que, en 2013, fue imputado por corrupción en un esquema bien conocido en México: Financió al derechista Partido Popular de José María Aznar a cambio de contratos de obra pública.

El asunto da para más…

Por ejemplo, quien le concesionó a OHL sus principales obras viales como jefe de Gobierno fue Marcelo Ebrard, descarrilado –por ahora– como aspirante presidencial…

Comentarios en Twitter: @alvaro_delgado

 Maestro Zapatista Galeano: Apuntes de una vida http://enlacezapatista.ezln.org.mx/2015/05/02/maestro-zapatista-galeano-apuntes-de-una-vida/

2 de Mayo del 2015.

Compañeros y compañeras del Ejército Zapatista de Liberación Nacional:

Compañeroas, compañeras, compañeros de la Sexta:

Personas que nos visitan:

Me toca ahora hablarlo al compañero maestro zapatista Galeano.

Hablarlo para que en la palabra viva. Hablárselos para que tal vez así entiendan nuestra rabia.

Y decimos “maestro zapatista Galeano” porque ése era el puesto o la posición o el trabajo que tenía el compañero cuando fue asesinado.

Para nosotros, nosotras, zapatistas, el compañero maestro Galeano sintetiza toda una generación anónima en el zapatismo. Anónima para afuera, pero protagonista fundamental en el alzamiento y en estos más de 20 años de rebeldía y resistencia.

La generación que, siendo joven, estuvo en las llamadas organizaciones sociales y conoció la corrupción y falsedad que nutre a sus dirigentes, se preparó en la clandestinidad, se alzó en armas contra el supremo gobierno, resistió a nuestro lado traiciones y persecuciones, y orientó la resistencia de la generación que hoy asume los cargos en las comunidades indígenas.

La muerte violenta, absurda, implacable, cruel, injusta lo alcanzó con el cargo de maestro.

Un poco después y lo hubiera alcanzado como autoridad autónoma.

Algún tiempo antes lo hubiera tocado como orientador.

Antes de eso, hubiera la muerte matado al miliciano.

Muchas lunas antes el muerto hubiera sido un joven que sabía lo suficiente y necesario sobre el sistema, y buscaba, como muchas, muchos, muchoas todavía, el modo mejor de desafiarlo.

Hace un año un trío de periodistas de paga, adocenados por el gobierno del Ario Velasco y su podrida corte, levantaron una mentira en torno a su asesinato.

Quien tomó las fotos lastimeras de los supuestos golpes cuidadosamente vendados de los asesinos, como premio fue a pasear a Nueva York otras fotos mercenarias.

Quienes tragaron sin reparo la mierda gubernamental y la difundieron en primera plana, ahora tienen eco en quienes maquillan la noticia y presentan su asesinato como producto de un enfrentamiento.

Quienes callaron cómplices por conveniencia financiera o cálculo político siguen simulando que hacen periodismo y no publicidad mal disimulada.

No muchos días antes de este que nos convoca, leímos en la prensa de paga que la “heroica”, “abnegada”, “profesional” e “impoluta” policía del Distrito Federal, en México, tuvo un “enfrentamiento”, así dijeron, con un grupo de personas invidentes. Los malvados ciegos arremetieron con sus “armas”, sus bastones, a los pobres policías que no hacían sino cumplir su deber y tuvieron que responder con golpes de tolete y escudo para hacer ver, a los sin vista, que la ley es la ley para los de abajo, y para arriba no es.

Y también hace poco, y con motivo de esas especulaciones de temporada que suelen azotar no sólo al gremio periodístico, también a las redes sociales, cuando hablar de algo es ocultar que no se tiene nada importante qué decir o informar, una periodista, de ésas que alegan “profesionalismo” y “objetividad”, escribía sobre la muerte del hermano en lucha y recogedor de lluvias, Eduardo Galeano, y suponía una liga falsa entre el Galeano escritor y el Galeano maestro, miliciano y zapatista.

Al hacer referencia al compañero zapatista Galeano, la periodista de paga insistía en que había muerto en un enfrentamiento y remitía a las fotos de su colega turista en Nueva York.

Señalo que es una periodista no por misoginia, sino por lo siguiente: como ya es común en los medios de comunicación, tan común que a veces ni nota alcanzan, los asesinatos de mujeres son también maquillados de modo que son “muertas” y no “asesinadas”.

Tomemos un caso cualquiera, un hogar o una calle cualquiera, una geografía cualquiera, un calendario cualquiera: hay una discusión, una pelea, o ni siquiera eso, sólo porque sí, porque él manda, el hombre agrede a la mujer, la mujer se defiende y alcanza a rasguñar al hombre, el hombre la asesina a golpes, a puñaladas, a balazos, a desprecio. El hombre es atendido y los arañazos curados y vendados.

Sobre este hecho, la periodista, “profesional y objetiva” como dice ser, hará la siguiente nota: “una mujer murió en un enfrentamiento con su pareja, el hombre presenta heridas producto de la pelea. Se adjuntan fotos del pobre hombre herido, después de ser atendido en los servicios médicos. La familia de la mujer agresora se negó a que fuera fotografiado su cuerpo”. Fin de la nota y a cobrar.

Así son las notas periodísticas de hoy: ciegos armados con bastones se enfrentan contra policías armados con escudos, toletes y gases lacrimógenos. Mujeres armadas con sus uñas se enfrentan contra hombres armados con cuchillos, garrotes, pistolas, penes. Éstos son los “enfrentamientos” de los que se da cuenta en unos medios de paga, aunque algunos se disfracen de medios libres, como algunos que se registraron así, pensando que no los conocíamos y no los íbamos a dejar pasar si eran de paga. Pero los conocemos y aquí están “cubriendo” este acto.

El compañero maestro zapatista Galeano no murió en un enfrentamiento. Fue secuestrado, torturado, desangrado, apaleado, macheteado, asesinado y rematado. Sus agresores tenían armas de fuego, él no. Sus agresores eran varios y varias, él estaba solo.

La periodista “profesional y objetiva” reclamará las fotos y la autopsia, y no tendrá ni las unas ni la otra. Porque si ella no se respeta y no respeta su trabajo, y por eso escribe lo que escribe sin que nadie se lo cuestione y además cobrando por ello; nosotras, nosotros, zapatistas, sí respetamos a nuestros muertos.

Hace más de 20 años, en la batalla de Ocosingo, que duró 4 días, combatientes zapatistas fueron ejecutados por los federales después de ser heridos en combate. Las armas de fuego de los zapatistas fueron suplantadas por armas de palo. La prensa fue entonces llamada a desquitar la paga bajo la vigilancia de las tropas gubernamentales. Se tejió así la patraña, repetida hasta el vómito hasta nuestros días, de que las tropas del EZLN salieron con armas de madera a enfrentar al mal gobierno. Claro, el pequeño problema es que alguien tomó las fotos cuando los zapatistas caídos no tenían nada a su lado. Y luego las contrastó con las presentadas por la prensa oficialista. Mucho dinero se pagó para que las fotos que retrataban la realidad no fueran difundidas.

Ahora, en los tiempos modernos de crisis económica de los medios de comunicación de paga, un arte, la fotografía periodística, se ha convertido en una mercancía mal pagada que a veces sólo alcanza a provocar náuseas.

No voy a detallar todas y cada una de las heridas sufridas por el compañero Galeano, ni a presentarles fotos de su cadáver mancillado. No voy a reseñar el cinismo narrativo con el que sus asesinos detallaron el crimen como quien cuenta una hazaña.

Tiempo habrá de pasar. Las confesiones de los verdugos serán conocidas. Se sabrán con detalle las torturas, los festejos que hacían con cada gota de sangre, la borrachera de la muerte cruel, la euforia posterior, la cruda moral y etílica de los siguientes días, la culpa persiguiéndolos, la justicia alcanzándolos.

El compañero maestro zapatista Galeano será recordado por las comunidades zapatistas, sin bulla, sin primeras planas. Su vida, y no su muerte, será alegría en nuestra lucha por generaciones. Cientos de niños tojolabales, tzeltales, tzotziles, choles, zoques, mames y mestizos llevarán su nombre. Y no faltará la niña que se llame “Galeana”.

Los 3 miembros de la decadente nobleza mediática, quienes llamaron a la guerra con la difusión de una mentira, quienes callaron con cobardía, y la periodista “profesional y objetiva”, seguirán siendo mediocres, mediocres vivirán, mediocres morirán, y la historia seguirá su curso sin que nadie los eche de menos.

Y sólo para terminar de una buena vez con suposiciones tontas, el compañero maestro zapatista Galeano no toma ese nombre del incansable recogedor de la palabra de abajo que fue Eduardo Galeano. Esa liga fue un invento de los medios.

Aunque suene absurdo, el compañero toma su nombre de lucha del insurgente Hermenegildo Galeana, por cierto originario de Tecpan, en el ahora estado de Guerrero, y que llegó a ser lugarteniente del jefe independentista José María Morelos y Pavón. Hermenegildo Galeana estaba con las tropas insurgentes cuando, el 2 de mayo de 1812, rompen el sitio que el ejército realista mantenía sobre Cuautla, derrotando a su paso a las tropas del general Félix María Calleja. La resistencia insurgente escribió entonces una página brillante en la historia militar.

Es frecuente en los pueblos zapatistas que hombres y mujeres apliquen los géneros a su muy particular entender. Así, por ejemplo, el mapa es “la” mapa. Lo que hizo el compañero fue “masculinizar” el apellido Galeana y lo convirtió en Galeano. Esto fue años antes de que saliéramos a la luz pública.

-*-

No voy a decir mucho más sobre el compañero maestro zapatista Galeano.

Ya lo harán más y mejor sus familiares y compañeros y compañeras que hoy nos honran con su presencia, lo mismo que lo hará el compañero Subcomandante Insurgente Moisés.

A mí me duele todavía mucho su ausencia.

Sigo todavía sin poder explicarme la crueldad con la que se ensañaron contra él, queriendo matarlo con armas y con notas periodísticas.

Sigo sin entender el silencio cómplice y el desapego de quienes fueron levantados y ayudados por su generosidad, y luego le dieron la espalda a su muerte después de haber usado su vida.

Por eso creo que, puesto que es su vida la que levantamos, es mejor que sea el compañero Galeano quien les hable.

Los siguientes fragmentos que les leeré provienen del cuaderno de apuntes del compañero Galeano. El cuaderno. con éstos y otros escritos, fue entregado a la Comandancia General del EZLN por la familia del compañero que nos hace falta hoy.

Se supone que se empieza a escribir en el año 2005 y los últimos escritos son del año 2012.

Va:

“Para todos los que lean esta brillante historia y para que algún día mis hijos y mis compañeros no digan se esfumó.

Escribo mis acciones y pasos en la lucha, pero también soy crítico porque también conocerán mis errores para no caer en ellos. Pero eso no quiere decir que no soy un compañero.

Bueno voy a empezar desde mi vida joven y civil antes.

Cuando yo tenía como 15 años yo siempre participé en trabajos y acciones de una organización llamada “Unión de Ejidos de la Selva”.

También sabía yo que estaba explotado porque el peso de la pobreza que caía sobre mis quemados hombros bastaba para darme cuenta de que la explotación aún existía, y que algún día aparecería alguien para levantarnos y mostrarnos el camino, para guiarnos.

Bueno, como les dije en el principio participé en un recorrido que hicimos (número ilegible) indígenas para tratar de intercambiar ideas de trabajos productivos. Así se llamó ese programa que hicieron según nuestros asesores de esa llamada Unión, en la que nosotros militábamos.

Bueno, para mí me sirvió para aprender muchas cosas. En primer lugar me di cuenta cómo nos trataron de engañarnos esos mentados asesores Juárez y Jaime Valencia entre otros. Fuimos hasta Oaxaca, a un lugar donde también existen compañeros indígenas como nosotros, y que también tenían una organización llamada X dirigidos por un sacerdote que estaba con ellos. Pero también están en la misma situación de opresión que nosotros.

Bueno, total que recorrimos varias ciudades del país. Fue allí donde me di cuenta cuánta gente mendiga por las calles, sin techo y sin tener qué comer. De veras nació en mí que eso debería ser nuestro objetivo de intercambiar ideas para tratar y ver cómo exigir una vida digna para todos los que vivimos en condiciones de pobreza humillante, por culpa de los gobiernos.

También me di cuenta de algo que me disgustó y nunca más volví a depender de esos mentirosos y mañosos hombres que aparentan estar con los de abajo. Ellos hacían todos estos movimientos para enriquecerse a costillas de nosotros, los pendejos de esos tiempos que creíamos en su mañosa y falsa idea.

¿Por qué digo esto? Pues ya verán cómo estaba la cosa. Resulta que ellos promovían programas de gobierno para engañarnos, y luego nosotros engañar a nuestra gente de nuestras comunidades. En ese recorrido, el gobierno dio un apoyo de 7 millones de pesos, que en ese tiempo eran un gran dineral porque se hablaba de miles y no ahora que se habla de pesos. En ese entonces nos dijeron que el gobierno había dado 7 mil millones, pero que no nos lo iban a dar todo, nada más 3 millones y el resto iba a servir para los siguientes recorridos, y nunca más supimos dónde se fue ese dinero.

Claro, no nos informaron, pero ese dinero les quedó a los mentados asesores, y mientras nosotros comíamos totopo con un pequeño pedazo de queso, allá en Oaxaca, y dormíamos en el corredor de la presidencia de Ixtepec, Oaxaca, ¿Y ellos dónde estaban? Pues verán ustedes, ellos dormían en buenos hoteles y comían en buenos restaurantes. Y así regresamos para Chiapas.

Llegamos en el Puerto Arista. Allí se compraron cajas de cerveza para acabar de amolar. Cuando se terminó disque los 3 millones que tenían los nombrados para llevar los gastos. Nos dijeron que íbamos a tener que comer galletas y refrescos porque ya no había dinero. Pero yo sabía que no era cierto, que los representantes en llevar la cuenta nos hacían creer que todo había terminado, pero es que ellos ya habían hecho un acuerdo con esos weyes asesores. Y yo les dije que se hicieran un recuento para ver si era cierto que se había acabado ese dinero. Pero no se aceptó mi propuesta y lo que pasó es que me dijeron que ahí se había terminado el recorrido en Motozintla. Me dieron 40 mil pesos (de entonces) para regresarme a mi casa, porque ya habían hecho la cuenta que era lo que iba yo a gastar en pasajes hasta Margaritas y luego para La Realidad, que yo viera cómo hacerle. Estuvo cabrón, 40 mil pesos de los viejos que Salinas convirtió hasta hoy en día en 40 pesos nuevos. Y así regresé a mi pueblo todo triste y encabronado a la vez.

Fue cuando en el 89, conocí a un verdadero asesor, a un hombre que se hacía pasar como un humilde chambeador vendedor de loros. Él y yo ya casi éramos amigos, pero a pesar de que ya nos conocíamos, nunca me había dicho quién era y que era lo que realmente quería y hacía. Muchas veces nos encontramos en el Cerro Quemado, platicábamos y yo veía que llevaba mochila pinta, como le llamamos nosotros, y envueltas llevaba sus herramientas de trabajo. Eso era lo que mi amigo me decía. A cuántas gentes como yo sabían el cuento de mi amigo sin saber la realidad, que estaba por verse cuántas mentiras decía mi amigo en aquel tiempo. Mentiras para hacer verdad, mentiras para hacer Realidad, mentiras verdaderas. Era mi cuate, yo tan torpe que no entendía lo que estaba pasando.

Hasta que un día me topé nuevamente con mi amigo, pero esta vez ya no estaba vestido de humilde chambeador, y ni cargaba mochila pinta y tampoco llevaba jaula de loros.

¿Qué era lo que llevaba entonces? Verán, pues allí estaba mi amigo, mi cuate, todo de negro y café, con mochila y zapatos, y un arma en los hombros. Resulta que mi amigo era un valiente guerrillero y soldado del pueblo. Me quedé sorprendido, y me regresé todo triste y aún sin comprender lo que allí está pasando.

Eso fue mi error, no entender rápido lo que aquel hombre quería.

Fue entonces cuando él supo que yo ya lo había descubierto, y me mandaron llamar en la casa de seguridad junto con mis padres y mis hermanos. Pero fue que mi padre no quiso entrarle luego y mis hermanos también, pero yo ya no tenía más qué hacer y decir. Fue así que le entré de lleno a la organización. Me llevaron para entrenar. En ese entonces casi todos ya eran zapatistas. Nos fuimos a entrenar. Luego me asignan el grado de cabo y así hasta que entraron todos mis familiares.

Hasta que se llegó el día que supe quién era y cómo se llamaba mi mentiroso verdadero amigo: era en ese entonces el Capitán Insurgente Z. Allí estaba ese hombre que tuvo que recorrer todos los pueblos indios de Chiapas, todas sus montañas, ríos y cañadas. Caminaba de noche como guerrillero; de día como el más humilde buscador de trabajo, y sembrando paso a paso la semilla de la libertad hasta que creció y dio frutos.

Qué grande fue su sufrimiento, pero qué lindos frutos cosechó y se llevó. Y se ganó con orgullo el grado de Mayor por su inteligencia y valiente acción y preparación.

Pero no sólo él estaba, había otro gran y valiente hombre e inolvidable revolucionario en la historia de nuestra clandestinidad, el llamado y querido Subcomandante Insurgente Pedro, “el Tío”, llamado así respetuosamente por todos los compañeros de nuestra lucha. Querido por todos porque era un verdadero ejemplar que compartió su sabiduría revolucionaria. Fue un verdadero maestro en disciplina y compañerismo.

Ejemplar porque él decía que él saldría al frente en los combates, y si era necesario morir por nuestro pueblo, lo haría.

El día 28 de diciembre (del año 1993) me dijo el compañero Sup I. Pedro, te vas para Margaritas para comprar gasolina y unas baterías que nos hacen falta, dile al compañero Alfredo que lleve “el Amigo”, o sea el carro de la comunidad, pero no le digas que va a empezar la guerra. Y yo me fui. Cooperamos maíz desgranado para disimular con el chofer, porque era de emergencia la salida y así no sospechara lo que estaba por verse. Pero él ya sabía, pero como chisme, que la guerra iba a empezar, y preguntaba, pero yo no le conté nada, ésa era la orden, y cumplí a pesar de que era mi compadre. Ni a mis padres informé de lo que iba a pasar, porque ellos ya vivían en Margaritas. Caminamos viajando toda la noche y todo el día.

El 29 (de diciembre de 1993) regresamos como a las 4 de la tarde nuevamente en la Realidad. Yo había cumplido mi primera misión. Me reporté y me dijo: “prepárate porque nos vamos a pelear, en media hora tendremos a los policías de Margaritas rendidos”. Y allí se quedó por siempre grabado. Así otras hazañas del Sup C. I. Pedro.

Y permanece hasta la fecha el día 30 (de diciembre de 1993) salida a Margaritas. También hubo muchos accidentes en el camino. Fue increíble el avance de nuestras tropas. Sin que el enemigo se diera cuenta, avanzábamos como fantasmas en medio de la oscura noche, sólo iluminada por los faros de los carros y autobuses zapatistas.

Antes de Las Margaritas hay un lugar, antes de Zaragoza. Cerca ya de ese poblado se repartió cada uno con su trabajo revolucionario: primer grupo, tomar la presidencia; segundo grupo, tomar y retén de la carretera Margaritas-Comitán; tercer grupo, tomar y retén de la carretera San José Las Palmas-Altamirano; cuarto grupo, carretera Independencia-Margaritas; quinto grupo, tomar la radio Margaritas.

Esto fue en la madrugada de aquel glorioso día 1 de enero, cuando ya no éramos fantasmas salidos de la noche, ya éramos el EZLN a la luz del mundo. Todos nos veían con asombro y con respeto por nuestra valiente acción.

Fue así cuando el Sup C. I. Pedro cae en combate con los policías. Murió como todo un gran valiente, matando a varios policías. Él solo los enfrentó. Fue tanta su rabia contra los asesinos del pueblo que no le importó su vida, y con eso había cumplido con lo que había dicho: morir por el pueblo o vivir por la patria.

Cuál fue mi sorpresa cuando nos avisaron que había caído nuestro querido jefe. Un dolor tan grande sentí, pero él había cumplido su misión, y también había acomodado bien la sucesión de mando. Porque él sabía que iba a pelear y que de por sí en una guerra pueden pasar este tipo de cosas.

Fue cuando toma el mando y otra vez se ve la acción de este valiente guerrillero, mi amigo el Mayor Insurgente Z. Así que nuestras misiones, a pesar de la dolorosa caída de nuestro gran jefe, ya era dirigida por el Mayor I. Z. Un grupo fue y tomó la finca del general Absalón Castellanos Domínguez y fue tomado prisionero y traído preso hasta las montañas, para después hacerle un juicio por todos los crímenes cometidos durante su gobierno, pues él era el autor intelectual de los mismos. A pesar de todo lo que cargaba, de lo culpable y de ser un asesino de tantos niños, mujeres y ancianos en Wololchán, se le respetan sus derechos como prisionero de guerra. En ningún motivo se le torturó. Al contrario, lo que comía la tropa, se le daba también a él. Es así como nuestro camarada demostró una vez más su educación y buen trabajo militar que obtuvo durante su clandestinidad. El respeto por las vidas de los que caen prisioneros en una guerra debe ser respetado. Y se recuerda a todos los que leen nuestra historia que el respeto se gana respetando a los de abajo, pero también a los de arriba pero si muestran respeto hacia los de abajo. Gracias. Morir para vivir. Galeano.”

(sigue)

“En Las Margaritas me tocó hacer retén en la carretera Margaritas San José las Palmas. De allí nos trasladamos para la carretera Margaritas-Comitán. Allí estuvimos el día 1 de enero toda la noche hasta que llegó otra orden de ir para tomar el almacén de la Conasupo que estaba en Espíritu Santo. Fuimos con otros compañeros insurgentes para sacar cosas para que comieran las tropas. Luego se dio la orden de retirada a las montañas y nos venimos y nos posicionamos en Guadalupe Tepeyac, Luego hicimos emboscada de La Realidad al kilómetro 90 Cerro Quemado, luego me mandan a recuperar un vehículo de 3 toneladas que era de un cabrón llamado J de Guadalupe Los Altos.

Yo no sabía manejar bien. Sólo tenía la teoría de cómo manejar un vehículo, y fue donde pasé en práctica y empecé a mover el vehículo. Llegué a La Realidad con pura primera. Ya me estaban esperando, la compañera capitán L y varios insurgentes más y me dijeron “Vamos Galeano”, pero yo le dije “yo no he manejado y mucho menos cargado.

Morir para vivir. Galeano.” (entre 2005 y 2009)

(sigue)

“No importa, en la guerra todo se vale”, me respondió la compañera y nos fuimos, pero allá adelante de Cerro Quemado, yo había agarrado confianza, empecé a correr más ligero, pero en una curva giré demasiado el volante y que me salgo de la carretera entrando en el acahual como 15 metros de la carretera. Pero bueno, lo saqué como pude y seguí para cumplir con la misión.

Desde ese día empecé a manejar todos los días, hasta que un día nos vio el helicóptero y me ametralló. Tardó como 10 o 20 minutos disparándome, pero yo ya estaba bien parapetado debajo de una piedra. Sólo el polvo y olor de piedra y pólvora llegaba hasta donde estaba yo. Y hasta que el fuego cesó y el helicóptero se retiró, salí de mi escondite y seguí con mi misión. La misión era ir por los milicianos que estaban por Momón. Fui y regresé junto con mi amigo y jefe militar el compañero Mayor Insurgente Z. Siempre estuvimos juntos los días de guerra, aún cuando hubo el cese al fuego.

En los trabajos del primer Aguascalientes en Guadalupe Tepeyac, participé en la revisión de la gente que vino en la Convención Nacional Democrática. Me entrenaron para escolta, fui escolta de nuestros mandos.

Luego, el día de la traición de Zedillo, fuimos el 9 de febrero a obstaculizar la carretera en el Cerro Quemado. Ya el ejército estaba en Guadalupe Tepeyac. Aún así avanzamos en la oscuridad y trabajamos haciendo zanjas y derribamos árboles para evitar el paso del ejército federal a La Realidad.

Luego nos retiramos a las montañas por varios días, hasta que, nuevamente, el pueblo de México y el mundo se movilizó y frenó la persecución de nuestros compañeros mandos y tropas del EZLN. Después de varios días y noches estando acampados en las montañas, regresamos a nuestros pueblos.

Participé en todos los encuentros que nuestra organización organizó. Estuve de escolta de nuestros jefes militares. Participé en la marcha de los 1,111 zapatistas a la ciudad de México.

En todas las marchas siempre viajé orgullosamente como chofer del “conejo”, del “tata”, del “chocolate”. Siempre llevando a nuestros compañeros en las marchas para exigir nuestras demandas. Cuando se rajaron todos los sargentos, me quedé y me dan el grado de sargento. Participé como regional de grupos juveniles en la clandestinidad y en tiempos de guerra. De una y mil maneras le hemos hecho la guerra al enemigo, aunque también el mal gobierno ha hecho lo mismo.

Pero debemos valorar los grandes caminos que hemos recorrido sin importar los sacrificios y privaciones. Eso nos ha hecho más fuertes y me mantiene en el camino de la lucha, hasta conseguir la libertad que nuestro pueblo necesita. Falta mucho que recorrer, porque de por sí es largo y difícil, quizás cerca, quizás lejos, pero triunfaremos.

Luego se formaron las Juntas de Buen Gobierno, y me eligieron como chofer del primer camión que obtuvo la JBG. Se llamaba “el Diablo”. Luego me secuestraron junto con otro compañero y también nos llevaron amarrados dentro del mismo camión por la CIOAC-Histórica. Me tuvieron amarrado varias horas y luego me trasladaron a una cárcel de Saltillo. Y luego me trasladan a Justo Sierra y me mantuvieron sin comer, amarrado, sin comunicación. Querían que yo exigiera la liberación de un delincuente, pero yo no aceptaba ser intercambiado porque yo era inocente y él era un ladrón de esos que siempre abundan en las organizaciones sociales.

Estuve cautivo 9 días hasta que se dieron cuenta que se estaban metiendo en problemas con derechos humanos y con el EZLN. Y por fin liberan al camión después de 3 meses que lo tuvieron. Y luego se le cambió el nombre (al camión), se le puso “El Secuestrado Histórico”. Desde entonces empiezan los trabajos de las JBG y la autonomía. Morir para vivir. Galeano”. (24 enero 2012)”

Ésta es la última fecha que aparece en su cuaderno. Junto a esa breve autobiografía, hay un par de poemas, probablemente de su autoría, y algunas canciones de amor y esas cosas.

Por mi parte, sólo me queda agregar que el compañero maestro zapatista Galeano era como es cualquiera de las compañeras y compañeros zapatistas, alguien por quien bien valía la pena morir para hacerlo renacer de nuevo.

Al terminar estas líneas, tal vez haya respuesta a una cuestión latente. Una pregunta sembrada en mitad de la historia que no se escribe con palabras:

¿Qué o quién hizo posible que en un espacio de lucha confluyeran el filósofo zapatista y el indígena zapatista?

¿Cómo fue que sin dejar de ser maestro, el filósofo se hiciera zapatista, y que el indígena, sin dejar de ser zapatista, se hiciera maestro?

Algo pasa en el mundo que hace posible éste y otros absurdos.

¿Por qué, para vivir, el uno hereda a los suyos una escondida pieza del rompecabezas de su historia?

¿Por qué, para no irse, el otro nos deja en letras su mirada vuelta hacia sí mismo y a su historia con nosotras, nosotros, zapatistas?

Esto es lo que tratamos de responder todos los días, a todas horas, en todos los rincones.

Ahora, casi al poner el punto final a estas palabras, se me ocurre que la respuesta, o al menos una parte de ella, está sentada en esa mesa, está en quienes están atrás y frente mío, está en los mundos que al nuestro se asoman por la lucha de quienes, con secreto orgullo, se autodenominan zapatistas, profesionales de la esperanza, transgresores de la ley de gravedad, personas que sin aspavientos en cada paso se dicen y dicen: PARA VIVIR MORIMOS.

Desde las montañas del Sureste Mexicano.

Subcomandante Insurgente Galeano.
México, Mayo 2 del 2015.

Tiene la palabra la compañera escucha zapatista Selena…

 Caos electoral http://www.proceso.com.mx/?p=403894

JESÚS CANTÚ
11 DE MAYO DE 2015
ANÁLISIS

Sesión en el INE.
Foto: Benjamin Flores

MÉXICO, D.F. (Proceso).- Unánimemente los partidos políticos solicitan al Consejo General del Instituto Nacional Electoral (INE) que atraiga la organización el proceso electoral de Sonora, sin reparar en que la ley lo prohíbe expresamente. Primero fueron PRI, PVEM, PRD, Panal y PT los que hicieron la petición, con el propósito de frenar lo que denominaron una “elección de Estado” por la intromisión del gobernador Guillermo Padrés. Al día siguiente, fue el PAN el que hizo la misma solicitud, pero con una finalidad distinta: detener la injerencia del gobierno federal.

Lo anterior significa que seis de los 10 partidos políticos con registro nacional –y, en este caso, también estatal– muestran su total desconocimiento de la legislación vigente en el país, o de plano invitan a que se viole.

La atracción de la organización integral de un proceso electoral en una entidad federativa –prevista en el segundo párrafo del artículo 120 de la Ley General de Instituciones y Procedimientos Electorales y en diversos párrafos del artículo 121, que establece el procedimiento para realizarlo– únicamente se puede poner en práctica antes del inicio del proceso, lo cual sucedió desde finales de 2014. Así, en estos momentos la solicitud es extemporánea.

Lo que sí puede hacer el Consejo General del INE, de acuerdo con el tercer párrafo del citado artículo 120, es “atraer a su conocimiento cualquier asunto de la competencia de los Organismos Públicos Locales, cuando su trascendencia así lo determine o para sentar un criterio de interpretación, en términos del inciso c) del Apartado C, de la Base V del artículo 41 de la Constitución”.

El artículo 124 dice explícitamente qué se entiende en cada uno de los casos. El párrafo tres señala: “Se considera que una cuestión es trascendente cuando la naturaleza intrínseca del asunto permita que éste revista un interés superlativo reflejado en la gravedad del tema, es decir, en la posible afectación o alteración del desarrollo del proceso electoral o de los principios de la función electoral local”.

Y el cuarto párrafo precisa que cuando el “fin es sentar un criterio de interpretación, el Instituto deberá valorar su carácter excepcional o novedoso, así como el alcance que la resolución pueda producir tanto para la sociedad en general, como para la función electoral local, por la fijación de un criterio jurídico para casos futuros o la complejidad sistemática de los mismos”.

Dicho párrafo alude, pues, a circunstancias específicas, como podrían serlo algunas de las quejas que los partidos políticos han interpuesto o interpondrán por las violaciones a diversas disposiciones legales por parte de las diferentes instancias de gobierno. Sin embargo, su aplicación no se podrá efectuar en automático, ni mucho menos podría establecerse un acuerdo genérico. En otras palabras, habrá que valorar cada uno de los casos.

Para estos casos, sería muy cuestionable que se pudiera aplicar el concepto de la asunción parcial de una función electoral, porque la atención de las quejas que presenten los partidos políticos no está considerada específicamente dentro de las funciones establecidas en el Apartado C de la Base V del artículo 41 constitucional; en todo caso, cabrían en los incisos 10 y 11, que indican que éstas les corresponderán a los organismos públicos locales no reservadas al INE y las contempladas en la ley.

Para todos los casos de asunción total o atracción, la solicitud la tienen que hacer un mínimo de cuatro consejeros del Consejo General del INE o la mayoría del Consejo del órgano local; y para el caso de la asunción parcial únicamente la puede solicitar la mayoría del Consejo del órgano local. En todos los casos, la resolución del Consejo General del INE tiene que ser aprobada por mayoría calificada de ocho votos favorables, de los 11 que lo integran.

Así que incluso si procediese la atracción o la asunción parcial, que son las únicas a las que se puede recurrir, la posibilidad de conseguirlas no es sencilla: en cuanto a la segunda, porque para poder iniciarla se requeriría que la solicitaran al menos cuatro de los siete integrantes del Consejo del OPLE de Sonora, lo que no parece fácil, ya que si lo piden así, prácticamente estarían reconociendo su incapacidad o su parcialidad.

El inicio del procedimiento de atracción es más sencillo, pues el PRI, por sí sólo, tiene la posibilidad de lograr el apoyo de cuatro consejeros del Consejo General del INE; sin embargo, la resolución tampoco es tan fácil, pues sólo se necesita el voto en contra de cuatro consejeros.

Los candados establecidos en la ley, promovidos precisamente por los legisladores del PRI para asegurar el control del órgano máximo de dirección del INE, hoy se les revierten y le cierran el paso a sus promociones.

Pero más allá del caso de Sonora, es un hecho que la barroca arquitectura institucional de los órganos electorales es una verdadera camisa de fuerza que impide atender de manera eficaz y eficiente los problemas que se presentan en los diferentes procesos. El Consejo General del INE nombra a los integrantes de los órganos de dirección de los OPLES, pero una vez que lo hace y da inicio el proceso en cada una de las entidades, sus posibilidades de intervención se reducen prácticamente a cero; es decir, pierde el control de dichos procesos locales.

Ya se analizaron las posibilidades que se tienen para ejercer las facultades de asunción y atracción y para la remoción de los consejeros electorales: apegarse a las causales y procedimientos fijados en los artículos 102 y 103 de la LGIPPE, que requieren prácticamente de dos semanas; desde luego, el riesgo de quedarse con un Consejo incompleto en la víspera de la jornada electoral es muy alto, y para nombrar nuevos consejeros el proceso es todavía más largo.

Así, en Sonora, como en las otras 16 entidades federativas donde habrá elecciones concurrentes el próximo 7 de junio, aunque fuese unánime la solicitud de que el INE atrajera la elección no hay nada que hacer. Serán los OPLES los encargados de conducir los procesos electorales, aunque muy probablemente será el INE el que pague las consecuencias de los errores de esos organismos locales, así como de los conflictos poselectorales producto de los mencionados yerros de las autoridades electorales o de las obsesiones de los actores políticos.

Suponiendo sin conceder (como dicen los abogados) que en Sonora se está perpetrando una “elección de Estado” por parte del gobierno estatal con la complacencia de la autoridad electoral local, el PRI tendrá que tragarse una sopa de su propio chocolate, pues la abigarrada legislación electoral que impulsó debilitó sobremanera a las autoridades electorales.  l

 Luis el zapatista http://enlacezapatista.ezln.org.mx/2015/05/02/luis-el-zapatista/

EJÉRCITO ZAPATISTA DE LIBERACIÓN NACIONAL.
MÉXICO.

2 de mayo del 2015.

Introducción.

Buenas tardes, días, noches tengan quienes escuchan y quienes leen, sin importar sus calendarios y geografías.

Las que ahora se harán públicas, son las palabras que el finado Subcomandante Insurgente Marcos había preparado para el homenaje a Don Luis Villoro Toranzo, mismo que se realizaría en Junio del 2014.

Suponía él que estarían presentes familiares de Don Luis, particularmente su hijo, Juan Villoro Ruiz, y su compañera, Fernanda Sylvia Navarro y Solares.

Días antes de que se celebrara el homenaje, fue asesinado nuestro compañero Galeano, maestro y autoridad autónoma, quien formó y forma parte de una generación de mujeres y hombres indígenas zapatistas que se forjó en la clandestinidad de la preparación, en el alzamiento, en la resistencia y en la rebeldía.

El dolor y la rabia que sentimos entonces y ahora se sumaron, en ese mayo de hace un año, al lamento por la muerte de Don Luis.

Se dieron así una serie de eventos, uno de los cuales fue la decisión de dar muerte a quien fuera hasta entonces el vocero y jefe militar del EZLN. La defunción del SupMarcos se concretó la madrugada del 25 de mayo del 2014.

Entre los pendientes, como decimos nosotros, nosotras, zapatistas, que dejó el finado supmarcos está un libro sobre política, comprometido con Don Pablo González Casanova a cambio de una caja de galletas pancrema, una serie de textos y dibujos inclasificables (varios de ellos se remontan a sus primeros días como insurgente del EZLN), y el texto de homenaje a Don Luis Villoro al que daré lectura en unos momentos.

-*-

Cuando, en la comandancia general del EZLN, con el subcomandante insurgente Moisés platicábamos sobre lo que sería este día antes y hoy, nos dábamos cuenta de que, al hacer el balance de una vida, juntábamos pedazos que no alcanzaban nunca a completarse.

Que siempre quedábamos con una imagen inconclusa, rota. Que lo que tenemos y teníamos, nos urgía a buscar y encontrar lo que faltaba.

“Falta lo que falta”, decimos obstinadamente las zapatistas, los zapatistas.

No con resignación, nunca con conformismo.

Sí para recordarnos que no está cabal la historia, que le faltan piezas, nombres, fechas, lugares, calendarios y geografías, vidas.

Que muertes y ausencias tenemos muchas, demasiadas.

Y que debíamos agrandar la memoria y el corazón para que no faltara ni una, sí, pero también para que no fueran inmovilizadas, para que fueran completadas una y otra vez en nuestro paso colectivo.

Así que imaginamos que este día, tarde, noche, madrugada siempre, bien podría ser un intercambio de piezas para seguir tratando de completar la vida de quien ustedes conocieron y conocen como el doctor Luis Villoro Toranzo, profesor de la Facultad de Filosofía y Letras de la UNAM, fundador del grupo Hiperion, discípulo de José Gaos, investigador del Instituto de Investigaciones Filosóficas, miembro del Colegio Nacional, presidente de la Asociación Filosófica de México, y miembro honorario de la Academia Mexicana de la Lengua. “Maestro, padre y compañero”, tal vez así diga su epitafio.

Hay compas, mujeres, hombres y otroas quienes tienen un lugar especial entre nosotros, nosotras, zapatistas del EZLN. No ha sido un regalo o un donativo. Ese lugar especial lo ganaron con un empeño y dedicación que está lejos de reflectores y templetes.

Por eso, cuando se marchan irremediablemente, no hacemos eco del ruido y el polvo que suelen levantarse con su muerte. Esperamos. Nuestra espera es así un homenaje silencioso, sordo. Como silenciosa y sorda fue su lucha a nuestro lado.

Dejamos entonces que el ruido se apague, que otra moda suceda a la que simula consternación y pena, que se asiente el polvo, que el silencio vuelva a ser sereno reposo para quien nos falta.

Tal vez porque respetamos esa vida ahora ausente, porque respetamos su tiempo y su modo. Y porque esperamos que, andando ya el calendario, su silencio tendrá lugar para escucharnos.

Para allá afuera, lo digo como señalando un hecho, no como reproche, el doctor Luis Villoro Toranzo fue un intelectual brillante, una persona sabia a la que tal vez sólo se le pueda reprochar la cercanía que en vida tuvo con los pueblos originarios de México, particularmente con aquellos que se alzaron en armas contra el olvido y que resisten más allá de modas y medios.

Para quienes no conocieron en vida al doctor Luis Villoro Toranzo, hay y, espero, habrá mesas redondas, reediciones, análisis en revistas especializadas y no.

Nuestra palabra de ahora no irá por esos caminos. No porque no conozcamos su obra histórica y filosófica, sino porque estamos aquí para cumplir un deber, saldar un pendiente, cumplir un encargo.

Porque ustedes, allá afuera, conocen a Luis Villoro Toranzo como un pensador brillante, pero nosotras, nosotros, zapatistas conocemos como…

¿Cómo?

Sabemos que tenemos sólo una de tantas piezas.

Y hemos venido aquí, a este homenaje, para entregarle a quienes compartieron y comparten sangre e historia con él, una pieza que, creemos, no sólo no tenían, sino que tal vez ni siquiera imaginaban.

La historia acá abajo, del lado zapatista, tiene muchos cuartos cegados. Compartimentos estancos en los que vidas diferentes se cumplen con aparente indiferencia, y en los que sólo la muerte derrumba los muros para que miremos y aprendamos de la vida que ahí transcurrió.

Y hagamos, ¿cómo decirlo?, ¿una permuta?, ¿un intercambio de lugares?

Al abrir el compartimento, al derribar el cuarto muro, al asomarnos dentro, hacemos un cambalache: esta muerte al museo, esta vida a la vida.

“Compartimentos estancos”, he dicho. Nuestro modo de lucha implica esta cuota de anonimato que, sólo para algunos de nosotros, es deseable. Pero tal vez después haya oportunidad de volver sobre esto.

Ya escucharán al Subcomandante Insurgente Moisés hablarles a nuestras compañeras y compañeros de las comunidades zapatistas una parte de lo que fue Don Luis Villoro Toranzo en nuestra lucha.

La inmensa mayoría de ellas y ellos no lo conocían, no lo conocieron. Y así como él, tenemos compañeras, compañeros y compañeroas de los que se ignora su existencia.

Este súbito saber que tuvimos compañeros y compañeras que ni siquiera sabíamos que existían, hasta que ya no existen, es algo que no es nuevo para nosotras, nosotros, zapatistas.

Tal vez es nuestro modo que, al nombrar la vida de quien falta, lo hacemos existir de otro modo.

Como si fuera nuestro modo de traer al colectivo al indígena zapatista Galeano antes, a Don Luis Villoro ahora.

Nuestro modo de apurarlos, de apremiarlos, de gritarles “¡Eh! ¡Nada de descanso!”, de traerlos de vuelta y que sigan en la lucha, la chamba, el jale, el trabajo, el camino, la vida.

Pero no es una vida la que les voy a relatar. Tampoco, es cierto, se trata de una muerte.

Es más, no les vengo a contar nada. Vengo a dibujarles un contorno, más o menos definido, más o menos nítido, de una pieza de un rompecabezas gigantesco, terrible, maravilloso.

Y lo que les voy a contar les sonará fantástico.

Tal vez mi hermano bajo protesta (bajo protesta de él), Juan Villoro, adivine después en mis palabras apenas una hebra de una madeja absurda y compleja, más cercana a la literatura que a la historia. Tal vez le sirva luego para completar ese libro que no sabe aún que escribirá.

Tal vez Fernanda intuya la irrupción de un concepto que parecía ausente, señalando un hueco cuya satisfacción daría un vuelco teórico a todo un pensamiento. Tal vez le sirva luego para iniciar la reflexión que ahora no sabe que emprenderá.

No lo sé. Tal vez él, ella, quienes no están, simplemente lo archiven en la carpeta de la “H”, de “homenaje”, de “herida”, de “humano”, de “Hidra”, de…

“Había una vez…”

Debo ser, por razones de seguridad, propositivamente impreciso en la geografía y el calendario, pero era madrugada y era el cuartel general del EZLN.

Tal vez una breve descripción de la comandancia general zapatista desilusione a más de uno, una, unoa.

No, no hay un mapa gigantesco con luces policromadas o alfileres de colores, cubriendo una de las paredes.

No, no hay modernos equipos de radiocomunicación con voces en muchas lenguas.

No hay un teléfono rojo.

No hay una moderna computadora con múltiples pantallas empeñadas en cifrar y descifrar la vertiginosa estática de la matrix cibernética.

Lo que hay es un par de mesas, dos o tres sillas, algunas tazas con restos de café frío, papeles mal arrugados, cenizas de tabaco, humo, mucho humo.

A veces hay también un tazón de palomitas rancias, pero sólo en caso de que se requiera un trueque con algún ser insólito.

Porque no lo van a creer, pero lo que en otros lados se llama “Juicio por Combate”, acá se llama “Atáscate que hay lodo”.

No me extenderé en este peculiar modo de resolver las disputas judiciales entre seres que están más que alejados de la jurisprudencia real o de ficción. Baste decir que el tazón con palomitas rancias tiene su razón de ser.

Puede haber, no siempre, es cierto, una computadora portátil y una impresora. No diré ni marcas ni modelos, baste decir que la computadora trabaja a base de insultos y amenazas, y que la impresora tiene un peculiar sentido del albedrío pues se niega a imprimir lo que no le parece digno de ir más allá de la pantalla.

Cierto, suele haber en la pantalla de esa computadora, invariablemente un procesador de textos y un escrito que no termina nunca por alcanzar el punto final…

¿Virus? Los únicos que pueden llegar a través del bejuco que le sirve para conectarse a uno de los túneles de la red. O sea arañas, o bichos que huyen de las susodichas mientras una lucecita parpadea alarmada.

Pero dejemos que la imaginación de cada quien complete el mobiliario.

Podría adornarme y decirles que esa madrugada estaba yo leyendo algún tratado de filosofía helénica, o lasFábulas de Higinio, o el tratado Sobre los Dioses de Apolodoro de Atenas, o Los Doze Trabajos de Hércules, sí, con “z”, de Enrique de Villena, el Astrólogo, pero no.

O podría decirles, y presumirme de moderno, diciéndoles que estaba yo, en la red alterna, tomando un curso en línea con un, una, unoa hacker anónimo. Iba a poner famoso, pero si es anónimo no puede ser famoso. ¿O sí? O tal vez es un colectivo organizado: “tú dale click al reload, tú oprime la tecla control, no, no toques la letra “z” porque se hace un desmadre y acabas chateando con un ser incomprensible en las montañas del sureste mexicano”. En fin, un nickname y un avatar, casi los equivalentes a un nombre de lucha y un pasamontañas, que, pacientes, explican los fundamentos de un terreno de lucha. Como en cada lengua nueva que se aprende, lo primero que hay que conocer son los insultos. Y así saber que “noob” es el equivalente a una mentada de madre.

O podría contarles, y reiterar el cliché, que estaba yo en una reñida multipartida de ajedrez interoceánico con el colectivo llamado “los Irregulares de Baker Street” asentado en la rubia Albión.

Pero no.

Lo que en realidad estaba yo haciendo es tratando de poner un punto final a un texto que lleva ya 20 años pendiente, pero…

Entonces apareció en el dintel de la puerta la posta, el guardia, el centinela, el vigía o como le quieran decir:

-“Sup, hay quien te quiere hablar“-, dijo lacónico después del saludo militar.

¿Quién?– pregunté casi por trámite porque suponía que sería la insurgenta Erika con alguno de sus complicados acertijos de amores y esas cosas.

-“Un Don Luis, dice. Ya de edad él, de juicio“-, respondió el insurgente.

¿Don Luis?, no conozco ningún Don Luis-, dije con enfado.

Subcomandante – escuché su voz, y su figura se recortó en el umbral.

El guardia alcanzó a balbucear: “se metió sin avisar, le dije que esperara, no obedeció“.

Ajá, no obedeció, como de por sí. Déjalo“, le dije al vigía y nos dimos un abrazo con Don Luis Villoro Toranzo, nacido en Barcelona, Cataluña, Estado Español, el 3 de noviembre del año 1922.

Le ofrecí una silla.

Don Luis se sentó, se quitó la boina y se frotó las manos sonriendo. Imagino que por el frío.

¿Dije ya que hacía frío esa madrugada?

Hacía de por sí, como de por sí cuando no hay una luz que entibie la sombra, como hoy. Es más, el frío mordía las mejillas como amante obseso.

Don Luis no parecía tomar nota de ello.

¿Hace frío en Barcelona?, le pregunté, un poco como saludo de bienvenida, otro poco para distraerlo mientras discretamente apagaba yo la computadora.

En fin, guardé la portátil, pedí café para 3 y volví a encender la pipa, rellena como estaba de tabaco usado y húmedo.

No recuerdo ahora si Don Luis respondió a la pregunta sobre el clima en Barcelona.

Sí que esperó pacientemente a que terminara yo de darme por vencido, y dejara de tratar de avivar las brazas de la cazueleja.

¿No tendrá tabaco de casualidad?“, le pregunté anticipando con desilusión su negativa.

No recuerdo“, dijo, y siguió sonriendo.

¿Se refería al frío en Barcelona o a si llevaba tabaco?

Pero no eran ésas las principales preguntas que se me acumulaban en la cazuela apagada de la pipa.

Antes de preguntarle al doctor en filosofía Luis Villoro Toranzo qué diablos hacía ahí, pues dejen les explico…

En esas fechas, el cuartel general del EZLN era el “Cama de Nubes”, nombrado así porque se encuentra en lo alto de una sierra y, fuera de los pocos días de la seca, se mantiene de continuo cubierto por nubes. Aunque de por sí la comandancia general es trashumante, a veces se aposenta ahí, aunque con más brevedad que las nubes.

“El Cama de Nubes”.

Llegar ahí no es fácil. Primero se deben cruzar potreros y acahuales. Malo si lluvia, malo si sol. Después de unas 2 horas de espinas e insultos, se llega al pie de la montaña. De ahí se eleva un estrecho sendero que faldea el contorno del cerro de modo que siempre hay un abismo a la derecha. No, no fueron consideraciones políticas las que decidieron ese trazo en espiral ascendente, sino el corte caprichoso de ese pico montañoso en mitad de la sierra. Aunque uno no paraba de subir hasta que estaba casi a las puertas de la champa de la comandancia general del ezetelene, se habían realizado algunas obras de ingeniería militar de modo que el puesto del vigía tuviera tiempo y distancia para un avistamiento oportuno.

De ahí, el caminamiento de acceso al cuartel era propositivamente difícil. A la rudeza de la montaña, habíamos agregado palotadas puntiagudas, zanjas y espinas, de modo que sólo era posible transitar por él de uno en uno.

Cuando yo era joven y bello, con carga promedio -digamos unos 15-20 kilogramos-, hacía yo unas 6 horas desde la base del cerro. Ahora que sólo soy bello, y sin carga, me toma de 8 a 9 horas.

Nuestro empecinado premodernismo y nuestro desprecio a las campañas electorales impiden que tengamos helipuertos en nuestras posiciones. Así que sólo se puede llegar caminando.

Con estas referencias, era lógico que la primera pregunta que aflorara fuera:

¿Y cómo llegó hasta aquí Don Luis?

Él respondió: “Caminando“, con la misma tranquilidad que si hubiera dicho “en taxi“.

Don Luis se veía completo, sin agitación visible, su boina intacta, su saco oscuro con apenas unas hebras de bejucos y ramas, su pantalón de pana apenas manchado y sólo en el bies, sus zapatos mocasines de una pieza. Todo completo. Si acaso había algo que notar era su barba de días y el evidente absurdo de su camisa clara, con el cuello almidonado abierto.

A mí esa subida me toma al menos 3 remiendos de la camisola, 4 del pantalón, un refuerzo en ambas botas, y un par de horas tratando de recuperar el aliento.

Pero Don Luis estaba ahí, sentado frente mío. Sonriendo. Aparte de un ligero arrebol en sus mejillas, se podría decir que, en efecto, se acababa de bajar de un taxi.

Pero no. Don Luis había respondido “caminando“, así que nada de taxi.

Estaba a punto de soltarme con una larga retahíla de reconvenciones sobre la salud, los calendarios hechos achaques, la imposibilidad de que, a su avanzada edad, tratara de hacer cosas absurdas, como subir una montaña y apersonarse, de madrugada, en la comandancia general del ezetaelene, pero algo me detuvo.

No, no fue el hecho incuestionable de que ahí se encontraba ya.

Fue que la sonrisa de Don Luis se había tornado nerviosa, inquieta, como cuando no se teme preguntar, sino tener respuestas.

Entonces hice la pregunta que habría de marcar esa madrugada:

¿Y qué es lo que quiere Don Luis?

“Quiero entrarme de zapatista”, respondió.

No había en su voz rastro alguno de burla, sarcasmo o ironía. Tampoco duda, temor, inseguridad.

Ya antes me he enfrentado a que un ciudadano o ciudadana declara así su intención, (aunque no con esas palabras, porque más bien lo suelen hacer con consignas incendiarias y frases rimbombantes donde hay mucha muerte y poco o nada de vida), aunque, claro, no pasan del potrero.

Me atraganté, y ni siquiera estaba encendida la pipa para fingir que era por el humo. Resignado ante la falta de tabaco seco, me limité a mordisquear la boquilla.

Quiero entrarme de zapatista“, dijo. Don Luis había usado una expresión verbal más propia de la cotidianeidad en las comunidades zapatistas, que de la Academia Mexicana de la Lengua.

Seguí el protocolo en estos casos:

Le detallé las dificultades geográficas, temporales, físicas, ideológicas, políticas, económicas, sociales, históricas, climáticas, matemáticas, barométricas, biológicas, geométricas e interestelares.

A cada dificultad, la sonrisa de Don Luis perdía algo de nerviosismo y ganaba en seguridad y aplomo.

Al terminar la larga lista de inconvenientes, el rostro de Don Luis parecía haber recibido un asiento en el Colegio Nacional, en lugar del “NO” diplomático que le había endilgado.

Estoy dispuesto“, dijo después del crujido del último pedazo sano de la boquilla de mi pipa.

Intenté disuadirlo mencionado los inconvenientes de la clandestinidad, el ocultarse, el anonimato.

Además“, añadí con displicencia, “ya no hay pasamontañas“.

Era evidente que no estaba yo haciendo el mejor papel. Por más que me reacomodaba en la silla y movía nervioso las cosas sobre la mesa, no encontraba cuál era la explicación lógica al absurdo de la situación.

Don Luis se acomodó la boina sobre el plata de su rala cabellera.

Pensé que se iba a despedir pero, cuando me incorporaba para llamar a la guardia para que lo acompañara, dijo:

Éste es mi pasamontaña“, dijo señalando su boina.

Cuando le argumenté que el pasamontañas debía ocultar el rostro de modo que sólo la mirada permaneciera, me refutó:

¿No se puede ocultar el rostro sin cubrirlo?

En ese momento agradecí dos cosas:

Una, que en el continuo mover las cosas sobre la mesa, había encontrado una bolsita de tabaco seco.

La otra, que la pregunta del doctor en filosofía Luis Villoro Toranzo, me daba tiempo para tratar de acomodar las piezas y entender de qué iba todo eso.

Así que, me resguardé detrás de las palabras para pensar mejor:

Se puede, Don Luis, pero para lograrlo tiene que modificar como quien dice el entorno. Hacerse invisible es, entonces, no llamar la atención, ser uno más entre muchos. Por ejemplo, se puede ocultar a alguien que perdió el ojo derecho y usa un parche, haciendo que muchos usen un parche en el ojo derecho, o que alguien que llame la atención se ponga un parche en el ojo derecho. Todas las miradas irán sobre quien llama la atención, y los demás parches pasan a segundo plano. De ese modo, el tuerto real se vuelve invisible y puede moverse a sus anchas“.

Dudo que usted pueda lograr que en el medio académico y universitario todos usen boina negra o que alguien que llame la atención poderosamente la use. Por ejemplo, si usted logra que Angelina Jolie y Brad Pitt usen boina negra, bueno, entonces sí, no se ofenda Don Luis, ni quien se fije en usted“.

Además la boina remite más al Ché Guevara que a la filosofía idealista de la ciencia. Ya sabe usted, aunque es una selva, el instituto de investigaciones filosóficas no es precisamente un centro de subversión, que digamos“.

Pero“, interrumpió él, encajando sin dificultad el calambre, “otra forma de no llamar la atención, es decir, de pasar desapercibido, es no modificar la rutina, seguir vistiendo lo de costumbre. Al mirarme con la boina negra, no verán nada extraño. En cambio, si me pongo un pasamontañas, pues eso sería una modificación radical. Me verían. Llamaría la atención. Dirían “es el profesor Luis Villoro con pasamontañas, ha enloquecido, pobre, tal vez oculta alguna deformación reciente, o las huellas de la vejez, o la enfermedad, o un crimen inconfesable”. Y, mutatis mutando, si se deja de hacer algo rutinario o de costumbre, llama la atención. Por ejemplo, Subcomandante, si usted deja la pipa, llama la atención. Si se pone un parche en el ojo, otro ejemplo, se fijarán más y empezarán a especular si lo ha perdido o si lo tiene amoratado por un golpe“.

Buen punto“, dije y discretamente tomé nota.

Don Luis continuó: “Si me pongo la boina, cualquiera que me vea no dirá nada, pensará que sigo siendo el mismo“.

Entonces, agregó como conclusión lógica:

Y mi nombre de lucha va a ser “luis villoro toranzo“.

Pero Don Luis“, rechacé, “si de por sí ése es su nombre“.

Correcto“, dijo levantando el índice derecho. “Si me pongo ese nombre de lucha, nadie va a saber que soy zapatista. Todos pensarán que soy el filósofo Luis Villoro Toranzo“.

¿No dijo usted que al cubrirse el rostro los zapatistas se mostraban?

Asentí sabiendo a dónde iba.

Ahí está, con la boina y el nombre me muestro, es decir, me oculto“.

¿No era esa la paradoja?

Hubiera dicho “Touché“, pero estaba tan desconcertado que mi francés quedó en el baúl de los olvidos.

El resto de la noche-madrugada la pasé argumentando en contra y él contra argumentando a favor.

Déjenme decirles que, hay que reconocerlo, su razonamiento lógico era impecable, y con gracia y buen humor sorteaba una y otra vez las trampas falaces con las que suelo hacer tropezar a los más renombrados intelectuales.

Sí, estoy siendo sarcástico, así que nadie se llame a ofensa.

El caso, o cosa, era que Don Luis Villoro Toranzo, aspirante a zapatista cuyo nombre de lucha sería “Luis Villoro Toranzo” y que, para ocultarse mejor, mejor se mostraría con una boina negra como pasamontañas, fue deshaciendo uno a uno los obstáculos y reparos que, con cierta necedad, le fui poniendo.

La edad“, le dije como postrer argumento y casi desfalleciendo.

Él remató con: “Si mal no recuerdo, usted, subcomandante, alguna vez señaló que el límite era un segundo antes del postrer suspiro“.

La luz del amanecer ya delineaba los garabatos del horizonte cuando decidí asumir la mejor posición en estos casos: alegué demencia.

Mire Don Luis, si por mí fuera, claro, sería un honor, claro, pero no a mí me corresponde, claro, aceptar o rechazar una solicitud de alta en el EZLN, claro. Yo soy, claro, digamos que el sinodal, claro, pero quien califica es otro, claro. Además de ahí sigue el responsable local, claro, el regional, claro, el comité, claro, la comandancia general del ejército zapatista de liberación nacional, claro. ¿Por qué mejor no se va usted a su casa y ya le avisaré cuando sepa algo?”

Pero… cuando estaba yo diciendo eso, entró a la comandancia general el otro indígena que nos completa a Moy y a mí.

Ah“, dijo, “veo ya hablaste con él

“, dije, “pero está necio en que quiere ser zapatista“.

Bueno“, dijo el otro, “en realidad le estaba hablando al compa Luis Villoro Toranzo, no a ti“.

Él ya había hablado conmigo, le dije que como quiera pasara contigo para que revisara sus argumentos“.

Pero ya está: lo tengo ya dado de alta en la unidad especial. Ahora es para nosotros el colego Luis Villoro Toranzo“.

Ya le expliqué que, por nuestro modo, le diremos sólo “Don Luis”, así que creo que sólo falta darle la bienvenida y asignarle su trabajo“.

El ya compañero zapatista Luis Villoro Toranzo se puso de pie y, con admirable prestancia, en posición de firmes saludó al oficial.

¿Y cuál será el trabajo que se le asignará?” alcancé a preguntar en medio de la bruma de mi confusión.

Pues el que le toca de por sí: la posta“, dijo el otro y se marchó.

Casi podría aventurar que Juan, Fernanda y quienes ahora me escuchan y me leerán después, han recibido estas palabras como una más de las fantásticas historias que pueblan las montañas del sureste mexicano, remontadas una y otra vez por escarabajos, niños y niñas irreverentes, fantasmas, gato-perros, lucecitas titilantes y otros absurdos.

Pero no. Es hora ya de que sepan que Don Luis Villoro Toranzo se dio de alta en el EZLN una madrugada de mayo, hará ya muchas lunas.

Su nombre de lucha fue “Luis Villoro Toranzo” y en la comandancia general del EZLN lo conocíamos como “Don Luis” por razones de brevedad y eficacia.

El lugar fue en el cuartel general “Cama de Nubes”, donde dejó guardada su camisola marrón para los regresos en los que incurrió varias veces antes de fallecer.

¿Qué más puedo decirles?

Cumplió a cabalidad su misión. Como centinela en uno de los puestos de guardia de la periferia zapatista estuvo atento a lo que ocurría, con el rabillo del ojo del pensamiento crítico se percató de cambios y movimientos que, para la inmensa mayoría de la intelectualidad autodenominada progresista, pasaron desapercibidos.

Producto de la alerta del caracol a su cargo, ustedes escucharán, y algunos más leerán, en estos días, las reflexiones que sobre esos cambios y movimientos hemos hecho.

UN REGALO AL ESTILO ZAPATISTA

Fue otra madrugada. Don Luis, el entonces Teniente Coronel y hoy Subcomandante Insurgente Moisés, y yo habíamos iniciado la plática como a las 1700 hora del frente de combate suroriental. Como a las 2100 el ahora SupMoy se disculpó porque tenía que retirarse a checar las posiciones circundantes.

El modo de debatir de Don Luis tenía su particularidad: donde otros manotean y alzan la voz, él sonríe con vaga ausencia. Donde otros argumentan consignas él dice un disparate -“Sólo por darse tiempo”, me decía a mí mismo.

Por lo regular esas pláticas semejaban a encuentros de esgrima. Aunque sobre decirlo, las más de las veces me vi derribado. Así sucedió cierta vez. Don Luis entonces río y soltó: “¡Derribado, pero no destruido!” Yo me reincorporé con palabras, haciéndole ver que sería mal visto que un filósofo neopositivista, cite, queriéndolo o no, la segunda carta del apóstol Pablo a los Corintios. Y él, sonriendo taimado, “y se vería peor que un jefe zapatista identificara la cita“. Entonces se puso de pie y recitó dramático: “Que estamos atribulados en todo, más no angustiados; en apuros, más no desesperados; perseguidos, más no desamparados; derribados, pero no destruidos” y luego dirigiéndose a mí: “y me extraña que no haya señalado que se trata del capítulo IV, versículos 8 y 9“.

Aún adolorido por la paliza argumentativa, repuse: “siempre he pensado que ese texto más parece comunicado zapatista describiendo la resistencia, que parte del Nuevo Testamento“.

¡Ah! ¡la resistencia zapatista!“, exclamó con entusiasmo.

Y luego: “¿Sabe Subcomandante? Ustedes deberían abrir una escuela“.

No una, muchas“, le dije.

Deben haber sido los años 2005-2006, años antes Don Luis se había dado de alta en nuestras filas y las Juntas de Buen Gobierno se empeñaban en las necesidades de salud y educación en las zonas, regiones y comunidades.

Don Luis precisó entonces: “No, no me refiero a esas escuelas. Claro, hay que abrir muchas de ellas, ni dudarlo. Yo hablo de una escuela zapatista. No una donde se enseñe zapatismo, sino una donde se muestre el zapatismo. Una donde no se impongan dogmas, sino que se cuestione, se pregunte, se obligue a pensar. Una cuyo lema sea “¿Y tú qué?“.

En realidad la idea de Don Luis no era original. Ya antes la habían esbozado, con enunciados distintos, Pablo González Casanova y Adolfo Gilly.

Pero nuestra idea no era ni es enseñar, tampoco “mostrar”. Sino provocar. El “¿y tú qué?” no buscaba recibir una respuesta, sino incitar una reflexión.

En fin, prosigo:

La discusión pasó a ser plática, de la misma forma en que un torrente alcanza una planada en su serpenteo y se convierte en un plácido fluir. Plácido, sí, pero imparable.

Ya era madrugada. La guardia nocturna nos avisó que Moy seguía ocupado y nos ofreció café. A mi mirada Don Luis respondió con un gesto afirmativo. No sé realmente si Don Luis tomaba café siquiera, siempre dejó su taza sin tocar. Entonces lo achaqué al calor de la plática. Ahora se me ocurre que nunca le pregunté siquiera si acostumbraba beberlo. Uno podría suponer, claro, filósofo, claro, “café” es para un filósofo como un apellido indeseable. O tal vez lo tomaba. Estamos en Chiapas, pues. Venir a Chiapas y no tomar café es… como ir a Sinaloa y no comer chilorio, como ir a Hamburgo y no zamparse una hamburguesa, como ir a La Realidad y no toparse con ídem.

El asunto es que, sin darnos apenas cuenta, estábamos hablando de regalos.

Imagine cuál sería el regalo perfecto“, propuso.

El más sorpresivo“, respondí sin pensar.

No, el que no pudiera ser agradecido.“, reviró.

O el que no fuera regalo“, contra ataqué.

¿Cómo?“, preguntó intrigado.

Como por ejemplo un enigma, o una pieza de rompecabezas. O sea, un regalo sin razón de ser. Si no hay una razón, aumenta la sorpresa“, dije.

Cierto, pero para quien lo da, podría ser un regalo el no poder ser agradecido por el regalo“, dijo como para sí mismo.

Conforme se hacía más revuelta la argumentación lógica, más pensaba yo que Don Luis se estaba cansando. Pero no, estaba animado y tenía la mirada brillante, como si…

Me levanté y le toqué la frente. No dije nada, sólo me dirigí a la puerta y le avisé a la posta: “Que venga la compa de sanidad“.

Don Luis tenía fiebre. La insurgenta de sanidad recomendó antipirético, un baño de agua fría y mucho líquido. Don Luis no se opuso a nada. Pero en cuanto se retiró la compañera, me dijo “basta con un poco de descanso” y se durmió. 2 días estuvo así, apenas despertándose para comer e ir al baño.

Ya repuesto del todo, me dijo que debía retirarse, me recomendó que releyera sus informes de vigilancia y se despidió.

Antes de cruzar el dintel de la puerta, sin voltear a verme y más bien para sí, murmuró: “Eso, un regalo que no se pueda agradecer. Sería muy zapatista“. Se colocó la boina, me dijo algo más y se fue.

Ahora, a más de 12 lunas de su ausencia, puedo contar lo que me dijo al despedirse esa ya mañana, con el sol levantando luces y sombras.

Compañero subcomandante insurgente marcos“, me dijo cuadrándose con notable vitalidad.

Compañero Luis Villoro Toranzo“, le dije siguiendo mi vieja costumbre de indicar así que estaba listo para escuchar.

Quiero pedirle algo“.

No se me escapó el abandono de la informalidad, pero lo achaqué a su nueva profesión.

No vaya usted a decir nada de esto a nadie más, por el momento“, demandó.

Claro“, le dije, “entiendo. El secreto, la clandestinidad, eso, que la familia no sepa

No es eso“, me dijo.

Quiero que lo diga después“.

¿Cuándo?“, le pregunté.

Usted va a saber cuándo es el mejor momento. Para usar nuestro modo: de por sí llegarán el calendario y la geografía“.

¿Y por qué?“, le pregunté curioso.

Es un regalo que quiero darle a mis hijos y a mi compañera“.

Hombre Don Luis, no chingue, mejor regálele una corbata verde con motas rojas a Juan, a Miguel una roja con motas verdes, o viceversa; a su hija Renata un jarrón y a Carmen, un cenicero, o viceversa. Como quiera, como en toda buena familia, se van a pelear. A Fernanda un cuaderno de apuntes, de ésos de rayas. Son inútiles y horribles todos esos obsequios, pero lo que cuenta es la intención“.

Don Luis rió de buena gana. Ya más serio continuó:

“Cuénteles mi historia. O bueno, esta parte de mi historia. Entonces ellos y ellas entenderán que no me escondí de ellos. Sólo lo guardé como regalo. Porque el encanto de los regalos es que son una sorpresa. ¿No cree usted?”

“Dígales que les regalo este pedazo de mi vida. Dígales que se los oculté no como se esconde un crimen, sino como se guarda un regalo”.

“Mire Sup, muchas cosas se dirán de mi vida, algunas buenas, algunas malas. Pero esta parte, creo, les desarreglará todo, pero no con pena y dolor, sino con la alegre travesura de ese viento fresco que tanta falta nos hace cuando la pena de la ausencia y los grises de la seriedad, la formalidad y los nombramientos, se convierten en piedra y epitafio.”

“Está bien, Don Luis”, le dije, “pero no descarte lo de las corbatas, el jarrón, el cenicero y el cuaderno de apuntes“.

Se marchó sonriendo.

Así que Juan, Fernanda, familiares de Don Luis Villoro Toranzo, durante años guardé como secreto este pedazo del amplio rompecabezas que fue la vida de Don Luis.

No esa vez, sino después, cuando la rabia y el dolor nacían del cuerpo masacrado del compa maestro zapatista Galeano, fue que entendí el por qué de retener esa pieza de su vida.

No era que él se los ocultara porque le diera vergüenza, ni porque temiera que lo delataran con el enemigo de mil cabezas, o porque así evitara que trataran de disuadirlo.

Era porque quería darles este regalo.

Una pieza que provoca, que alienta, que agita, justo como su pensamiento hecho viento travieso en nosotros.

Una pieza más de la vida de Don Luis.

La pieza que se llamó Luis Villoro Toranzo, el zapatista del EZLN.

Cayó y calló en el cumplimiento de su deber, cubriendo la posición de centinela en este mundo absurdo, terrible y maravilloso que es el que nos empeñamos en construir.

Sé bien que dejó un legado de libros y brillante trayectoria intelectual.

Pero también me dejó estas palabras para que, hoy, yo se las dijera:

Porque hay secretos que no avergüenzan, sino enorgullecen. Porque hay secretos que son regalos y no afrentas“.

Ahora y sólo ahora, cuando les entrego estas hojas, podrán leer cómo se titula este texto en el que viene envuelto, con mis torpes palabras, la pieza del rompecabezas que se llamó:

“Luis Villoro Toranzo, el zapatista”.

Vale. Salud y reciban de todos y todas nosotros el abrazo que les dejó guardado con nosotros el compa zapatista Don Luis.

Desde las montañas del Sureste Mexicano, y ahora bajo tierra.

Subcomandante Insurgente Marcos.
México, 2 de mayo del 2014.
Hecho público el 2 de mayo del 2015.

 “Los ideólogos del desamparo” http://aristeguinoticias.com/1105/mexico/los-ideologos-del-desamparo-articulo-de-lydia-cacho/

Plan B por Lydia Cacho

Foto: Archivo Cuartoscuro

mayo 11, 2015 7:00 am

Cientos de miles de madres de todas las edades caminan por las ciudades, llevan en sus brazos y en el pecho el estandarte de la fotografía de su hija, su hijo, su nieta; la multitud corea como un mantra la palabra justicia.

Las madres de los jóvenes de Ayotzinapa lo han dejado todo: sus milpas, sus hogares, su vida cotidiana, para entregarse en cuerpo y alma a la búsqueda. 

Ellas saben mejor que nadie que sus hijos han sido víctimas de una persecución política, que su desaparición tienen visos concretos de limpieza social; no es su imaginación, sino su conocimiento y una vida en resistencia lo que les da fuerza.

Las madres de los pequeños muertos en la guardería ABC han dejado la vida normal en el pasado, su persistencia no tiene fin, porque conocen el amargo sabor del silenciamiento orquestado por el gobierno, por las autoridades judiciales. Porque a ellas, como a las miles de madres y abuelas de personas desaparecidas, desde migrantes hasta gente de pueblos y ciudades, desde estudiantes hasta policías y soldados honestos, desde niñas y mujeres de Chihuahua, Guanajuato y el Estado de México, los políticos en el poder les han negado el derecho a conocer al verdad, les han negado el acceso a una justicia posible, les han negado la existencia de su dolor y su pérdida.

Detrás de cada injusticia en México está la crueldad de los servidores públicos que encubren, ocultan, mienten y promueven la ineficacia de las instituciones.

Detrás de esos hombres de poder que nos gobiernan, que llevan en sus manos las llaves de las procuradurías de justicia, hay una ideología en la que debemos reparar.

Para comprender a gobernadores que persiguen, difaman y encarcelan a quienes exigen que sus derechos sean respetados, hay una ideología concreta que manda su proceder día y noche.

Tal vez Javier Duarte, de Veracruz; Eruviel Ávila, del Estado e México; y Roberto Borge, en Quintana Roo, entre otros, tengan cierto grado de delirio pinochetiano tropical, pero detrás de ellos no hay un ideal de Nación, ni un deseo de servir para pasar a la historia, ni siquiera un proyecto de trascendencia histórica de buen líder. Son los ideólogos del desamparo: todo para ellos, nada para la sociedad.

Por eso les irrita, les indigna y les pone rabiosos la crítica sustentada, las manifestaciones, la fuerza de las madres que buscan a sus hijas e hijos, les molesta la verdad, porque viven sumidos en la ficción del poder oligárquico. Ellos creen en someter a la sociedad para simular su democracia por el bien del progreso económico; creen en la estabilidad aparente como símil de mejoramiento.

Juan Villoro dijo recientemente “Quien está preso en un estilo de pensar ideológico no tiene por qué aceptar que su creencia se deba a intereses particulares, porque él sólo ve razones. En realidad, si aceptara que su creencia es injustificada y que sólo se sustenta en intereses, no podría menos que ponerla en duda. Por eso la crítica a la ideología no consiste en refutar las razones del ideólogo, sino en mostrar los intereses concretos que encubren“.

De allí que cuando analizamos a estos políticos debemos tomar en cuenta que los motivos ulteriores de su ideología son única y exclusivamente obtener y mantener el poder para enriquecerse. A ninguno de ellos los mueve, como diría Carl Jung, la fuerza del alma empática, su motor es el ego, de allí que ante la ausencia de liderazgo real, se fabriquen una credibilidad de cartón utilizando periodistas corruptos, negociando con las televisoras que cobran por minuto la ficción de un falso buen gobierno.

Son ellos los ideólogos de un país de mentiras, los que con su pequeño dedo pulgar intentan ocultar el inmenso sol radiante que arroja luz sobre las 22 mil desapariciones forzadas y los miles de presos de conciencia; sobre los cien mil asesinatos; sobre los seis feminicidios que suceden a diario; sobre el ignominioso e inolvidable incendio que cobró la vida de niños y niñas en Sonora.

Sin embargo aquí están millones de personas que toman las calles para recordarles que de éste lado de la frontera ciudadana caminan las y los creyentes en la democracia, que mientras más crezca el puño de hierro del gobierno, más fuerza tomará la marcha por la libertad ganada.

@lydiacachosi

¿Autosuficiencia con maíz transgénico? http://www.jornada.unam.mx/2015/05/12/opinion/016a2pol

Antonio Turrent Fernández*

C

on el inminente inicio del juicio en que se demanda la prohibición del cultivo de maíz transgénico a cielo abierto en México, los demandados (Sagarpa, Semarnat y varios consorcios multinacionales encabezados por Monsanto) han sido convocados por el titular del juzgado federal decimosegundo de distrito en materia civil en el DF a contestar por escrito la demanda presentada por un grupo de 53 ciudadanos y 20 organizaciones de productores, consumidores y otras ONG. También han sido convocadas a emitir su opinión las instituciones públicas competentes: Ssa, SHCP, Conacyt, Cofepris, Profepa, Cibiogem y Cofeco. A su vez, los demandantes han sido convocados a contra argumentar por escrito.

La respuesta de los consorcios multinacionales demandados concentra su estrategia en cinco aseveraciones recurrentes, ampliamente cuestionadas: a) el maíz transgénico rinde más que el normal y su cultivo comercial traería consigo la autosuficiencia nacional en maíz; b) la prohibición del cultivo comercial de maíz transgénico causa mayor daño a la nación porque mantiene la dependencia alimentaria; c) a sabiendas o no, los mexicanos hemos estado comiendo maíz transgénico durante varios años; d) el maíz transgénico es un alimento inocuo; no hay evidencia científica que pruebe lo contrario; no ha habido daños demostrables a la salud de los mexicanos, y e) los maíces nativos y los transgénicos pueden coexistir y en todo caso, la contaminación de aquéllos les sería benéfica, al incrementar su biodiversidad.

Por razones de espacio, abordaremos solamente las dos primeras aseveraciones en esta nota y retomaremos el resto en otra. El rendimiento de un cultivo es un carácter resultante de la interacción de miles de genes entre sí y con el ambiente. La tecnología recombinante comercial actual está confinada a la manipulación simultánea de sólo un puñado de genes. Por tanto, manipular el carácter rendimiento escapa a sus posibilidades.

Heinemann y sus colaboradores compararon la evolución de los rendimientos promedio de maíz en Estados Unidos y en Europa Occidental en el periodo pretransgénico reciente y el transgénico. Ambas regiones tienen niveles científicos y tecnológicos agrícolas similares. Entre mediados de la década de 1980 y 2013 la proporción de maíz sembrada con tecnología transgénica en Estados Unidos (EU) evolucionó desde cero hasta 94 por ciento. En Europa Occidental no hubo transgenización. En la actualidad las frecuencias de transgenización o no, son las opuestas a las de EU. (International Journal of Agricultural Sustainability (2013): Sustainability and innovation in staple crop production in the US Midwest, International J. of Agric. Sustainability, DOI:10.1080/14735903.2013.806408.)

Al contrario del argumento pro transgénico, la transgenización gradual del cultivo de maíz de EU lo hizo perder su predominio en rendimiento promedio de maíz sobre Europa Occidental, desde una diferencia a favor del orden de 800 kg/ha en el periodo pretransgénico hasta su anulación en la actualidad. Los europeos han avanzado con la agronomía clásica y el mejoramiento genético mendeliano, sin soluciones mágicas, fuera del conocimiento de la biología de la interacción plaga-huésped, de la biodiversidad genética y de los recursos naturales. En otras palabras, el maíz transformado en agroquímico viviente, es sólo otra de las maneras de combatir a los enemigos naturales del maíz, y es igualmente susceptible a la aparición de superplagas.

El Inifap y el Colegio de Postgraduados han estudiado el potencial productivo de maíz y frijol del campo mexicano desde la década de 1960. Los estudios han sido publicados en revistas científicas nacionales y en el extranjero. Se ha seguido el método de campo en terrenos de 4 mil 500 productores cooperantes entre los años 1950 a la fecha. El potencial productivo de maíz se basó en tecnología pública (con maíces mejorados no transgénicos) y en el conocimiento y maíces nativos propiedad de los campesinos. Hasta 2000, los estudios se acotaron a la superficie sembrada nacionalmente con maíz. En adelante, se incluyó la cuarta parte de la reserva de tierras de calidad agrícola, agua dulce y clima benigno en el ciclo Otoño-Invierno del Sureste del país, cuyo potencial fue estudiado en el Inifap. El primer estudio, coordinado por Reggie J. Laird, concluyó que el potencial productivo de maíz bajo temporal era de 22 millones de toneladas anuales (Mta). En el último estudio publicado, en el que se incluye parte de la reserva atrás mencionada, se concluyó que el potencial productivo de maíz es del orden de 57 Mta. El consumo nacional aparente actual de maíz es de 33 Mta. (Turrent F., T. A. Wise y E. Garvey. 2012. Factibilidad de alcanzar el potencial productivo de maíz de México, Tufts University. Working Paper No. 12-03. Pp 36 pag. www.ase.tufts.edu/gdae/Pubs/Wp/12-03TurrentMexMaize.pdf)

Esta es la evidencia por la que se sostiene que México tiene los recursos necesarios para recuperar su autosuficiencia en maíz.

¿Cuáles son las evidencias de Monsanto y del puñado de científicos mexicanos para aseverar que con la transgenización del cultivo del maíz se recuperará la autosuficiencia nacional? ¿Por qué les ha creído más el gobierno mexicano que a su propia comunidad científica independiente?

*Investigador nacional emérito, miembro de UCCS, AC.

aturrent37@yahoo.com.mx

Democracia y gobierno fallidos http://www.proceso.com.mx/?p=403642

HÉCTOR TAJONAR
8 DE MAYO DE 2015
ANÁLISIS

El voto de castigo. Cartón: Rocha

MÉXICO, D.F. (Proceso).- México es un claro ejemplo de la indisociable relación entre una democracia deficiente y un gobierno disfuncional. El origen de esa nociva mezcla es la permanencia de los vicios típicos del régimen autoritario –corrupción política y electoral, conflictos de interés, abuso de autoridad, censura, matanzas perpetradas por la fuerza pública, tortura, violación de derechos humanos, impunidad–, con el agravante de que la idiosincrasia y las  prácticas del priismo hegemónico parecen haberse enquistado en la totalidad del cuerpo político nacional.

El caso de México tiene características especiales, pero no es único en el mundo. Durante la última década, muchos países que transitaron del autoritarismo a la democracia han permanecido en lo que el politólogo Thomas Carothers ha llamado “la zona gris”, un estadio intermedio entre los dos sistemas que provoca estancamiento político y económico e impide el desarrollo democrático. Más allá de la realización de procesos electorales limpios –requisito indispensable de la democracia–, lo que suele fallar en este tipo de regímenes híbridos o “autoritarismos competitivos” es el respeto a las libertades civiles, la legalidad y los derechos humanos, lo mismo que el control de la corrupción y la fortaleza de la sociedad civil.

En su estudio sobre “la recesión democrática”, Larry Diamond enumeró 25 países en los que la democracia se ha derrumbado de 2000 a 2014, entre los que se hallan: Venezuela, Rusia, Tailandia, Filipinas, Honduras, Nicaragua y Turquía (“Facing up with Democratic Recession”, Journal of Democracy, enero de 2015). México no aparece en esa lista, aunque los trágicos y escandalosos acontecimientos de los últimos meses lo exigirían: Tlatlaya, Ayotzinapa, Apatzingán, los conflictos de interés en que incurrieron el presidente y dos de sus secretarios de Estado –aún no aclarados– por haber obtenido beneficios inmobiliarios otorgados por contratistas del gobierno; la destitución de Carmen Aristegui de su noticiario radiofónico; el desplome de la credibilidad y legitimidad de la administración de Enrique Peña Nieto; la infiltración del crimen organizado en procesos electorales y la cooptación de funcionarios en los tres niveles de gobierno.

Tales hechos podrían adscribirse a lo que Diamond llama “degradación presidencial” (Executive degradation) o “abuso del Ejecutivo” (Executive abuse), al igual que la creciente violencia, la tortura y la violación de derechos humanos, que según el politólogo propician el colapso de la democracia.

A ello debe agregarse la desconfianza ciudadana en los procesos electorales. De acuerdo con un estudio de opinión solicitado por el Instituto Nacional Electoral, la mitad del electorado piensa que los procesos comiciales en el país no son confiables, el 23% opina que han sido parcialmente confiables y sólo una cuarta parte (27%) considera que sí han sido confiables. El 38% del electorado afirma que votará el próximo 7 de junio, casi la mitad (47%) no tiene voluntad de hacerlo y 15% aún no lo decide. Cerca de la mitad de los ciudadanos (46%) piensa que habrá violencia en los comicios de junio, al tiempo que 68% estima que la violencia ha aumentado. (Reforma, 27/IV/15.)

¿A qué se debe que la libertad y la democracia estén sufriendo una regresión en muchos países?, se pregunta Diamond. Su respuesta es contundente: el mal gobierno (bad governance). ¿Y cuál es la principal causa de la mala gobernanza? La corrupción y el abuso del poder.

Coincido con su diagnóstico. La falta de un verdadero estado de derecho, de transparencia y rendición de cuentas, así como la corrupción impune son el origen de los gobiernos fallidos.

Evidentemente, ello repercute en el mal desempeño económico, la desigualdad social y la pobreza que prevalece en los países, como México, que padecen una democracia degradada y gobiernos corruptos e ineficaces que impiden el desarrollo de sus pueblos. El magro crecimiento económico, la baja productividad y competitividad, la economía informal en la que trabaja más de las mitad de la fuerza laboral de México, el desempleo y los elevados índices de pobreza son problemas ancestrales que se agravan a causa de gobernantes ineptos y expoliadores. Mientras la nación naufraga, el negocio de esos truhanes va muy bien, como lo muestra Gabriel Zaid: De 2013 a 2014 los estímulos a servidores públicos aumentaron 96% (Reforma, 26/IV/15).

Y qué decir de los diputados, que en el mismo lapso recibieron mil 193 millones de pesos para gasto discrecional. He ahí una muestra patente de la inoperancia del principio de representación política, uno de los pilares de la democracia, que en México es mera ficción.

Lo anterior también es prueba de la insuficiencia de un criterio estrictamente procedimental para definir la calidad de la democracia con base en la celebración de elecciones libres y regulares. Se cumple con el proceso electoral para colocar en las curules de la representación popular a granujas ocupados sólo en satisfacer su irrefrenable codicia, como lo muestra la fotografía de Carlos Romero Deschamps hojeando un catálogo de yates mientras se discutía en el Senado el Sistema Nacional Anticorrupción. El senador priista y magnate del proletariado –con su fuero inmune y apapachado por el presidente y el director de Pemex– es el paradigma de la ominosa impunidad que prevalecerá en México, al menos durante el presente sexenio.

De acuerdo con Juan Portal, titular de la Auditoría Superior de la Federación, y de Mauricio Merino, especialista en la materia, los indiscutibles avances del Sistema Anticorrupción tardarán una generación en rendir frutos plenos. La pregunta es si el país y la ciudadanía aguantarán 15 años más de fuero para legisladores, gobernadores y funcionarios deshonestos que no están obligados a hacer públicas sus declaraciones patrimoniales, fiscales y de intereses, además de la impunidad selectiva que seguirá siendo prerrogativa metaconstitucional del presidente en turno.

Ninguna nación que se precie de ser democrática puede tener gobernadores (en funciones o con licencia) como el perredista Ángel Aguirre (de Guerrero), el priista Fausto Vallejo (de Michoacán) o el panista Guillermo Padrés (de Sonora) –virreyes de la corrupción, presumiblemente coludidos con el crimen organizado– gozando de total impunidad.

Una pseudodemocracia y un gobierno fallidos merecen ser castigados en las urnas. Que cada elector opte consciente y responsablemente por votar, abstenerse de hacerlo, tachar la boleta o boicotear el proceso electoral. El justificado hartazgo ciudadano debe hacerse sentir, pacífica pero enérgicamente, en los comicios de junio.

El Muro y la Grieta. Primer Apunte sobre el Método Zapatista. http://enlacezapatista.ezln.org.mx/2015/05/03/el-muro-y-la-grieta-primer-apunte-sobre-el-metodo-zapatista-supgaleano-3-de-mayo/

Mayo 3 del 2015.

Buenas tardes, días, noches tengan quienes escuchan y quienes leen, sin importar sus calendarios y geografías.

Mi nombre es Galeano, Subcomandante Insurgente Galeano. Nací la madrugada del 25 de mayo del 2014, en colectivo y a pesar mío, y bueno, también a pesar de otros, otras y otroas. Como el resto de mis compañeras y compañeros zapatistas, me cubro el rostro cuando es necesario mostrarme, y me descubro para ocultarme. A pesar de no cumplir aún el año de vida, el mando me ha asignado el trabajo de posta, vigía o centinela en uno de los puestos de observación de esta tierra rebelde.

Como no estoy acostumbrado a hablar en público, y menos ante tantas y tan finas (já -perdón, debe ser el hipo del pánico de escena-), digo finas personas, les agradezco su comprensión para con mis balbuceos y mi reiterado trastabíllelo en el difícil y complicado arte de la palabra.

Tomé el nombre de Galeano del de un compañero zapatista, un maestro y organizador, indígena, que fue atacado, secuestrado, torturado y asesinado por paramilitares amparados en una supuesta organización social: la CIOAC-Histórica. La pesadilla que acabó con la vida del compañero maestro Galeano, inició la madrugada del 2 de mayo del 2014. Desde esa hora, nosotras, nosotros, zapatistas, iniciamos la reconstrucción de su vida.

Por esas fechas, la dirección colectiva del EZLN decidió dar muerte al personaje autodenominado SupMarcos, en aquel tiempo portavoz de los hombres, mujeres, niños y ancianos zapatistas. A partir de entonces, el cargo de vocero del Ejército Zapatista de Liberación Nacional le corresponde al Subcomandante Insurgente Moisés. Por su voz hablamos, por sus ojos miramos, en sus pasos andamos, él somos.

Meses después de ese 2 de mayo, la noche se alargó en el México de abajo y le puso un nuevo nombre a la ya larga nominación del terror: “Ayotzinapa”. Como se ha dado una y otra vez en el mundo, una geografía de abajo era así señalada y nombrada por una tragedia planeada y ejecutada, es decir, por un crimen.

Ya hemos dicho, en voz del Subcomandante Insurgente Moisés, lo que para nosotros, nosotras, zapatistas, significó y significa Ayotzinapa. Con su venia y la de mis compañeras y compañeros jefas y jefes zapatistas retomo sus palabras.

Ayotzinapa es el dolor y la rabia, sí, pero no sólo eso. También y sobre todo, el terco empeño de los familiares y compañeros de los ausentes.

Algunas, algunos de estos familiares que no han dejado caer la memoria, nos dieron el honor de compartir junto nuestro y están aquí con nosotros en tierras zapatistas.

Escuchamos la palabra de Doña Hilda y Don Mario, madre y padre de César Manuel González Hernández, y tenemos la presencia y la palabra de Doña Bertha y Don Tomás, madre y padre de Julio César Ramírez Nava. Con ellas y ellos tenemos el reclamo por los 46 ausentes.

A Doña Bertha y a Don Tomás les pedimos que hagan llegar estas palabras a los demás familiares de los ausentes de Ayotzinapa. Porque ha sido su lucha lo que hemos tenido presente para arrancar este semillero.

Creo que más de una, uno, unoa, de la Sexta y del EZLN, coincidirán conmigo en que hubiéramos preferido que no estuvieran aquí como están. Quiero decir, que sí estuvieran, pero no como dolor y rabia, sino como abrazo compañero. Que no hubiera pasado nunca ese 26 de septiembre. Que el calendario hubiera echado una mano compañera y se hubiera saltado esa fecha, y que la geografía se hubiera extraviado y no hubiera anclado en Iguala, Guerrero, México.

Pero si después de esa noche de terror, la geografía se extendió y profundizó, alcanzando los rincones más apartados del planeta, y si el calendario sigue rendido ante esa fecha, ha sido por el empeño de ustedes, por la grandeza de su sencillez, por la incondicionalidad de su entrega.

No conocemos a sus hijos. Pero los conocemos a ustedes. Y no es otra nuestra intención que la de que la admiración y el respeto que les tenemos sea una certeza para ustedes, aún y en los momentos más solitarios y dolorosos a los que se enfrenten.

Es cierto, no podemos llenar calles y plazas en las grandes ciudades. Cada movilización, por pequeña que sea, representa para nuestras comunidades una merma importante en su economía, ya de por sí difícil, como la de millones de personas, y sostenida al límite por las rebeldía y resistencia de más de dos décadas. En nuestras comunidades digo, porque nuestros apoyos no son la suma de individualidades, sino que son acción colectiva, reflexionada y organizada. Son parte de nuestra lucha.

No podemos brillar en las redes sociales, ni hacer llegar sus palabras más allá de nuestros corazones. Tampoco podemos apoyarlos económicamente, aunque bien sabemos que estos meses de lucha les han golpeado en su salud y en sus condiciones de vida.

Ocurre también que nuestro ser rebelde y en resistencia las más de las veces es visto con resquemor y desconfianza. Movimientos y movilizaciones que en distintos rincones se levantan, prefieren que no hagamos explícita nuestra simpatía. Aún sensibles al “qué dirán” mediático, no quieren que su causa sea asociada de manera alguna a “los encapuchados de Chiapas”. Lo entendemos, no lo cuestionamos. Nuestro respeto a las rebeldías que pululan en el mundo incluye el respeto a sus valoraciones, a sus pasos, a sus decisiones. Respetamos sí, pero no ignoramos. Estamos pendientes de todas y cada una de las movilizaciones que enfrentan al Sistema. Tratamos de comprenderlas, es decir, de conocerlas. Sabedores somos que el respeto nace del conocimiento, y que el miedo y el odio, esas dos caras del desprecio, nacen no pocas veces de la ignorancia.

Aunque pequeña es nuestra lucha, algo hemos aprendido en estos años, décadas, siglos. Y esto queremos decirles:

No crean en quienes les dicen que la sensibilidad y la simpatía, el apoyo, se mide en calles abarrotadas, en plazas colmadas, en grandes templetes, en el número de cámaras, micrófonos, encabezados periodísticos, tendencias en redes sociales.

La inmensa mayoría en el mundo, no sólo en nuestro país, es como ustedes, hermanas y hermanos familiares de los ausentes de Ayozinapa. Personas que tienen que pelearle al día y a la noche un pedazo de vida. Gente que debe luchar para arrancarle a la realidad algo para sostenerse.

Cualquiera de abajo, hombre, mujer, otroa, que conozca la historia que les duele, simpatiza con su lucha en demanda de verdad y justicia. La comparte porque en sus palabras ven la repetición de sus historias, porque se reconocen en su dolor, porque se identifican con su rabia.

La mayoría no ha ido a marchar, no se ha manifestado, no ha creado temas en redes sociales, no ha roto cristales, no ha incendiado vehículos, no ha gritado consignas, no ha usurpado templetes, no les ha dicho que no están solas, solos.

No lo han hecho simple y sencillamente porque no han podido hacerlo.

Pero han escuchado y respetan su movimiento.

No desfallezcan.

No crean que porque quienes antes estuvieron a su lado se han ido, después de cobrar su parte o después de ver que no podrían cobrarla, su causa es menos dolorosa, menos noble, menos justa.

El camino que han llevado hasta ahora ha sido intenso, cierto. Pero ustedes saben que todavía falta mucho por andar.

¿Saben? Uno de los engaños de arriba es convencer a los de abajo de que lo que no se consigue rápido y fácil, no se consigue nunca. Convencernos de que las luchas largas y difíciles sólo cansan y nada logran. Trucan el calendario de abajo sobreponiéndole el calendario de arriba: elecciones, comparecencias, reuniones, citas con la historia, fechas conmemorativas que sólo ocultan el dolor y la rabia.

El Sistema no le teme a los estallidos, por muy masivos y luminosos que sean. Si un gobierno cae, hay en su alacena otros para reponer e imponer. Lo que lo aterroriza es la perseverancia de la rebeldía y la resistencia de abajo.

Porque abajo es otro el calendario. Es otro el paso. Es otra la historia. Es otro el dolor y otra la rabia.

Y ahora, al pasar de los días, este abajo disperso y plural que somos, ya no sólo está atento a su dolor y a su rabia. También estamos atentos a su persistencia, a su seguir, a su no rendirse.

Créanos. Su lucha no depende del número de manifestantes, del número de notas periodísticas, del número de menciones en redes sociales, del número de giras a las que los inviten.

Su lucha, nuestra lucha, las luchas de abajo en general, dependen de la resistencia. De no rendirse, de no venderse, de no claudicar.

Bueno, claro, eso según nosotras, nosotros, zapatistas. Habrá gente que les diga otras cosas. Les dirán que es más importante estar con ellos, ellas. Por ejemplo, que es más importante llamar a votar por tal o cual partido político porque así encontrarán a los ausentes. Y que si no llaman a votar por tal o cual partido no sólo habrán perdido LA oportunidad de recuperar a quienes les hacen falta, también serán cómplices de que el terror siga en nuestro país.

¿Ya ven cómo hay partidos políticos que se aprovechan de las necesidades materiales de la gente? ¿Que ofrecen despensas, útiles escolares, tarjetas, pases para el cine, cubetas, gorras, tortas y agua pintada en empaque tetra pack? Bueno, pues también hay quien se aprovecha de las necesidades sentimentales de la gente. La esperanza, amigos y enemigos, es la necesidad que mejor se cotiza allá arriba. La esperanza de que todo va a cambiar, de que ahora sí el bienestar, la democracia, la justicia, la libertad. La esperanza que los iluminados de arriba le arrebatan a los jodidos de abajo y luego se la venden. La esperanza en que la solución a las demandas está en el color de uno de los productos en la alacena del sistema.

Tal vez es gente que sabe más que nosotros, nosotras, zapatistas. Son sabios, sabias. Es más, cobran por saber. El conocimiento es su profesión, de eso viven… o con eso defraudan.

Ya ven que ellos saben más y, refiriéndose a nosotras, nosotros, dicen que estamos “perdidos allá, en las montañas, quién sabe dónde”, y dicen que llamamos a la abstención y que somos sectarios (tal vez porque, a diferencia de ellos, nosotros sí respetamos a nuestros muertos).

¡Ah! ¡Es tan cómodo decir y repetir ocurrencias y mentiras! Tan barato difamar y calumniar, y luego predicar la unidad, el enemigo principal, la infalibilidad del pastor, la incapacidad del rebaño.

Hace muchos años, las zapatistas, los zapatistas no hacíamos marchas, no gritábamos consignas, ni enarbolábamos pancartas, ni levantábamos los puños. Hasta que una vez marchamos. La fecha: el 12 de octubre de 1992, cuando allá arriba celebraban 500 años del “encuentro de dos mundos”. El lugar: San Cristóbal de Las Casas, Chiapas, México. En vez de pancartas llevamos arcos y flechas, y un silencio sordo fue nuestra consigna.

Sin mucha bulla, la estatua del conquistador cayó. Si volvieron a levantarla no importa. Nunca podrán levantar de nuevo el miedo a lo que representaba.

Unos meses después, volvimos a las ciudades. Tampoco esa vez llevamos consignas ni pancartas, y no llevamos arcos y flechas. Esa madrugada olía a fuego y pólvora. y fueron nuestros rostros los levantados.

Meses después vinieron algunas, algunos de la ciudad. Nos contaron de las grandes marchas, de las consignas, de las pancartas, de los puños levantados. Claro, agregando siempre que si es que estos pobres inditos e inditas que somos, porque cuidaban la equidad de género, sobrevivíamos, era gracias a ellos y ellas, que en la ciudad habían detenido el genocidio de los primeros días de ese año de 1994. Las zapatistas, los zapatistas, no preguntamos si antes de 1994 no había genocidio, ni si ya se había detenido, ni si ésos de la ciudad estaban platicando algo ocurrido o estaban pasando la factura. Los zapatistas, las zapatistas entendimos que había otros modos de lucha.

Hicimos después nuestras marchas, nuestras consignas, nuestras pancartas y levantamos los puños. Desde entonces nuestras marchas son un pálido reflejo de aquella marcha que alumbró la madrugada del año 94. Nuestras consignas tienen la rima desordenada de las canciones en los campamentos guerrilleros de montaña. Nuestras pancartas son trabajosamente elaboradas por batallar para encontrar equivalentes a lo que en nuestras lenguas se describe en una palabra, y en otros idiomas se necesitan tres tomos de El Capital. Nuestros puños levantados más que retar, saludan. Como si al mañana se dirigieran y no al presente.

Pero algo no ha cambiado: siguen levantados nuestros rostros.

Años después, nuestros autodenominados acreedores de la ciudad nos exigieron que participáramos en las elecciones. No entendimos, porque nosotras, nosotros, nunca les exigimos que se alzaran en armas, ni que resistieran, ni que se rebelaran contra el mal gobierno, ni que honraran a sus muertos en la lucha. No les exigimos que se cubrieran el rostro, que se negaran el nombre, que abandonaran familia, profesión, amistades, nada. Pero los modernos conquistadores, vestidos de izquierda progresista, nos amenazaron: si no los seguíamos, nos dejarían solas, solos, y seríamos los culpables de que la derecha reaccionaria fuera gobierno. Les debíamos, dijeron, y presentaron la cuenta a pagar impresa en una boleta electoral.

Nosotras, nosotros, zapatistas, no entendimos. Nos alzamos para mandarnos nosotras mismas, nosotros mismos, no para que otro nos mandara. Se enojaron.

Tiempo después los de la ciudad siguen marchando, gritando consignas, levantando puños y pancartas, y ahora agregan tuitshashtagslikestrending topicsfollowers, en sus partidos políticos están los mismos que apenas ayer eran la derecha reaccionaria, en sus mesas se sientan juntos y departen los asesinos y los familiares de los asesinados, ríen y brindan juntos por la paga obtenida, se lamentan y lloran juntos por los puestos perdidos.

Mientras tanto las zapatistas, los zapatistas también marchamos a veces, gritamos consignas imposibles o callamos, en veces levantamos pancartas y puños, siempre la mirada. Decimos que no nos manifestamos para desafiar al tirano, sino para saludar a quien, en otras geografías y calendarios, lo enfrenta. Para desafiarlo, construimos. Para desafiarlo, creamos. Para desafiarlo, imaginamos. Para desafiarlo, crecemos y nos multiplicamos. Para desafiarlo, vivimos. Para desafiarlo, morimos. En lugar de tuits, hacemos escuelas y clínicas, en lugar de trending topics, fiestas para celebrar la vida derrotando a la muerte.

En la tierra de los acreedores de la ciudad sigue mandando el amo, con otro rostro, con otro nombre, con otro color.

En la tierra zapatista mandan los pueblos y el gobierno obedece.

Tal vez por eso es que los zapatistas, las zapatistas, no entendimos que teníamos que ser los seguidores, y los líderes de la ciudad los seguidos.

Y todavía no entendemos.

Pero puede ser que sí, que la verdad y la justicia que ustedes, nosotras y nosotros, todos, todas, todoas, buscamos, se consiga gracias a la dádiva de un líder rodeado de gente tan inteligente como él, un salvador, un amo, un jefe, un patrón, un pastor, un gobernante, y todo sólo con el mínimo esfuerzo de una boleta en una urna, con un tuit, con una presencia en la marcha, en el mitin, en la lista de afiliados… o callando frente a la farsa que simula interés patriótico donde sólo hay ansia de Poder.

Si sí o no, es lo que tal vez nos digan otros pensamientos en este semillero.

Lo que nosotras, nosotros, zapatistas, hemos aprendido es que no. Que de arriba sólo vienen la explotación, el robo, la represión, el desprecio. Es decir, de arriba, sólo llega el dolor.

Y de arriba les demandan, les exigen que los sigan. Que ustedes les deben el que se conociera mundialmente su dolor, que ustedes les deben las plazas colmadas, las calles llenas de color e ingenio. Que ustedes les deben por el trabajo de policía ciudadana que señaló, persiguió y satanizó a “anarco-inflitrados-fuchi-guácala”. Que ustedes les deben las manifestaciones bien portadas, las notas periodísticas, las fotos a colores, las reseñas favorables y las entrevistas.

Nosotros, nosotras, zapatistas, sólo decimos:

No teman quedarse solos de quienes nunca han estado en verdad con ustedes. Son ellas y ellos quienes no los merecen. Quienes llegan a su dolor como a un espectáculo ajeno, que gusta o que disgusta, pero del que nunca serán parte real.

No teman ser abandonados por quienes pretenden no acompañarlos y apoyarlos, sino administrarlos, domarlos, rendirlos, usarlos y, después, desecharlos.

Teman, sí, olvidar su causa, dejar caer su lucha.

Pero mientras se mantengan, mientras resistan, tendrán el respeto y la admiración de mucha gente en México y en el mundo.

Gente como la que está aquí hoy con nosotras, nosotros.

Como Adolfo Gilly.

Esto que ahora diré, no se iba a decir. ¿La razón? Que inicialmente tanto Adolfo Gilly como Pablo González Casanova habían dicho que tal vez no estarían presentes, ambos por problemas de salud. Pero aquí está Adolfo, y a él le pedimos ahora que le cuente luego a Don Pablo esta parte.

El finado supMarcos contaba que alguna vez alguien le cuestionó que el EZLN tuviera tantas atenciones para Don Luis Villoro, Don Pablo González Casanova y Don Adolfo Gilly. El argumento impugnador se basaba en las diferencias que, frente al zapatismo, estas tres personas mantenían, y en cambio, que no tuviera las mismas deferencias para intelectuales que eran cien por ciento zapatistas. Imagino que el Sup encendió la pipa y entonces explicó: “En primera, dijo, sus diferencias no son con lo que es el zapatismo, sino con las valoraciones, análisis o posiciones que el zapatismo asume frente a diversos asuntos. En segunda, prosiguió, yo en lo personal he visto a estas tres personas frente a mis compañeras y compañeros jefes. Acá han llegado intelectuales de gran prestigio y, bueno, algunos no tan prestigiados. Han llegado y han dicho su palabra. Pocos, muy pocos, han hablado con las comandantas y comandantes. Sólo frente a esas tres personas he visto a mis jefes y jefas hablar y escuchar de igual a igual, con confianza y camaradería mutuas. ¿Cómo lo hicieron? Bueno, pues habría que preguntarles a ellos. Lo que yo sé es que eso cuesta, que lograr la palabra y el oído de mis compañeras y compañeros jefes y jefas, en respeto y cariño, cuesta y mucho. La tercera es que, abundó el Sup, te equivocas al pensar que como zapatistas buscamos espejos, vítores y aplausos. Nosotros apreciamos y valoramos las diferencias en los pensamientos, claro, si son pensamientos críticos y articulados, y no esas chambonadas que ahora abundan en el progresismo ilustrado. Nosotros, nosotras, zapatistas, no valoramos de un pensamiento si coincide o no con el nuestro, sino si nos hace pensar o no, si nos provoca o no, pero sobre todo, si da cuenta cabal de la realidad. Estas tres personas han mantenido, cierto, posiciones diferentes y hasta contrarias a la nuestra frente a situaciones diversas.

Nunca, nunca han estado en contra nuestra. Y, a pesar de los vaivenes de la moda, han estado de nuestro lado.

Sus argumentos contrarios y, no pocas veces, contradictorios a los nuestros, no nos han convencido, cierto, pero nos han ayudado a entender que hay diversas posiciones y pensamientos diferentes, y que es la realidad la que sanciona, no un tribunal autoerigido sea en la academia, sea en la militancia. Provocar el pensamiento, la discusión, el debate es algo que nosotras, nosotros, zapatistas valoramos y mucho.

Por eso nuestra admiración al pensamiento anarquista. Es claro que no somos anarquistas, pero sus planteamientos son de los que provocan y alientan, los que hacen pensar. Y créeme que el pensamiento crítico ortodoxo, por llamarlo de alguna forma, tiene mucho que aprender en ese aspecto, pero no sólo en eso, del pensamiento anarquista. Por ponerte un ejemplo, la crítica al Estado como tal, es algo que en el pensamiento anarquista lleva ya mucho camino andado.

Pero volviendo a los 3 malditos, cuando cualquiera de ustedes, le dijo el Sup a quien demandaba una rectificación zapatista, pueda sentarse frente a cualquiera de mis compañeras y compañeros sin que ellas y ellos teman su burla, su veredicto, su condena; cuando logren que les hablen en igualdad y respeto; que los vean como compañeros y compañeras y no como jueces extraños; que los cariñen, como se dice acá; o cuando su pensamiento, coincidente o no con el nuestro, nos ayude a descubrir el funcionamiento de la Hidra; nos lleve a nuevas cuestiones; nos invite a nuevos caminos; nos haga pensar; o cuando puedan explicar o provocar el análisis de un aspecto concreto de la realidad; entonces y sólo entonces verán que tenemos para ustedes las mismas pocas atenciones que podamos brindarles. Mientras tanto, agregó el Supmarcos con ese humor ácido que lo caracterizaba, abandonen esos celos heteropatriarcales, mundialistas, reptilianos e iluminatis.

He recordado aquí esta anécdota que me fue referida por el SupMarcos, porque hace unos meses, cuando nos visitó una delegación de los familiares que luchan por la verdad y la justicia para Ayotzinapa, uno de los papás nos contó de una reunión que tuvieron con el mal gobierno. No recuerdo ahora si era la primera. Nos contó este Don Mario que los funcionarios llegaron con sus papeles y su burocracia, como si estuvieran atendiendo un cambio de placas y no un caso de desaparición forzada. Los familiares estaban temerosos y rabiosos y querían decir su palabra, pero el burócrata al frente alegaba que sólo podían hablar los que estaban apuntados y los intimidaba. Cuenta Don Mario que los acompañaba un hombre ya de edad, “de juicio” dirían las zapatistas, los zapatistas. Ese hombre, sin que nadie lo esperara, dio un manotazo en la mesa y alzó la voz exigiendo que se les diera la palabra a los familiares que quisieran hablar. Don Mario nos dijo, palabras más, palabras menos, “no tuvo miedo ese señor, y pues se nos quitó también a nosotros el miedo y hablamos, y desde entonces no paramos”. Ese hombre que, encendido de rabia, se plantó frente a la desidia gubernamental, pudo haber sido una mujer, o unoa otroa, y estoy seguro que cualquiera de ustedes, hubiera hecho lo mismo o algo parecido en esas circunstancias, pero llegó que le tocó ser a quien se llama Adolfo Gilly.

Compas familiares:

A eso nos referimos cuando les decimos que hay gente que está con ustedes sin verlos como una mercancía para comprar, vender, intercambiar o robar.

Y como él, hay otras, otros, otroas, que no golpean la mesa pues porque no la tienen enfrente, que si no, pues ahí lo vean.

Como zapatistas que somos, también hemos aprendido que nada de lo que merecemos y necesitamos se logra con facilidad ni rápido.

Porque la esperanza para el arriba es una mercancía, sí. Pero para el abajo es una lucha por una certeza: Vamos a conseguir lo que merecemos y necesitamos porque nos estamos organizando y estamos luchando para ello.

Nuestro destino no es la felicidad. Nuestro destino es luchar, luchar siempre, a todas horas, en todo momento, en todos los lugares. No importa que el viento no sea favorable. No importa que tengamos el aire y todo en contra. No importa que venga la tormenta.

Porque, créanlo o no, los pueblos originarios son especialistas en tormentas. Y ahí están, Y aquí estamos. Nosotros, nosotras nos llamamos zapatistas. Y desde hace más de 30 años pagamos el costo de así nombrarnos, en vida y en muerte.

Lo mucho que tenemos, es decir, nuestra supervivencia a pesar de todo y a pesar de todos los arriba que se han sucedido en calendarios y geografías, no se lo debemos a individualidades. Se lo debemos a nuestra lucha colectiva y organizada.

Si alguien pregunta a quién le deben los zapatistas, las zapatistas, su existencia, su resistencia, su rebeldía, su libertad, dirá verdad quien responda: “A NADIE”.

Porque así es como el colectivo anula la individualidad que suplanta e impone, simulando que representa y orienta.

Por eso les hemos dicho, familiares de la búsqueda de la verdad y la justicia, que cuando de su lado todos se vayan, quedaremos NADIE.

Una parte de ese NADIE, acaso la más pequeña, somos nosotras, nosotros, zapatistas. Pero hay más, mucho más.

NADIE es quien hace andar la rueda de la historia. Es NADIE quien trabaja la tierra, quien maneja las máquinas, quien construye, quien trabaja, quien lucha.

NADIE es quien sobrevive a la catástrofe.

Pero tal vez estemos equivocados, equivocadas, y el camino que les ofrecen sea el que vale realmente. Si así lo creen y así lo deciden, no esperen de acá un juicio condenatorio, ni repudios, ni desprecios. Igual tendrán nuestro cariño, nuestro respeto, nuestra admiración.

-*-

Familiares de los Ausentes de Ayotzinapa:

Es tanto lo que no podemos hacer, lo que no podemos darles.

Pero en cambio tenemos una memoria forjada en siglos de silencio y abandono, en la soledad, en el lugar del agredido por colores distintos, por diferentes banderas, por lenguas diversas. Siempre por el sistema, el pinche sistema que es sobre nosotros, nosotras. El sistema que es a costa nuestra.

Y tal vez las memorias tercas no llenan plazas, ni ganan o compran puestos gubernamentales, ni toman palacios, ni queman vehículos, ni rompen vidrios, ni levantan monumentos en los museos efímeros de las redes sociales.

Las memorias porfiadas sólo no olvidan, y así luchan.

Las plazas y calles se vacían, los puestos y los gobiernos se terminan, los palacios se derrumban, los vehículos y los vidrios son remplazados, los museos se enmohecen, las redes sociales corren de un lado a otro demostrando que la frivolidad, como el capitalismo, puede ser masiva y simultánea.

Pero llegan momentos, compas familiares de los ausentes, en que la memoria es lo único que se tiene.

En esos momentos, sepan ustedes que nos tienen también a nosotras, nosotros, zapatistas del EZLN.

Porque debemos decirles que la tenaz memoria de los zapatistas, las zapatistas, es muy otra. Porque no sólo lleva el apunte de los dolores y las rabias pasadas, dibujando en el cuaderno los mapas de calendarios y geografías que han sido olvidados arriba.

-*-

EL MURO Y LA GRIETA.

Como zapatistas que somos, nuestra memoria también se asoma a lo que viene. Señala fechas y lugares.

Si no hay un punto geográfico para ese mañana, empezamos a juntar ramitas, piedritas, jirones de ropa y carne, huesos y barro, e iniciamos la construcción de un islote, o más bien, de una barca plantada en medio del mañana, ahí donde ahora sólo se vislumbra una tormenta.

Y si no hay una hora, un día, una semana, un mes, un año en el calendario conocido, pues empezamos a reunir fracciones de segundos, minutos apenas, y los vamos colando por las grietas que abrimos en el muro de la historia.

Y si no hay grieta, bueno, pues a hacerla arañando, mordiendo, pateando, golpeando con manos y cabeza, con el cuerpo entero hasta conseguir hacerle a la historia esa herida que somos.

Y luego pasa que alguien camina cerca y nos ve, ve a la zapatista, el zapatista, duro que dale contra el muro.

Quien así pasa frente nuestro, a veces es quien cree que sabe. Se detiene un momento, mueve la cabeza con desaprobación, juzga y sentencia: “así nunca van a derribar el muro“.

Pero a veces, muy de cuando en cuando, pasa la otra, el otro, lo otroa. Se detiene, mira, entiende, se mira los pies, se mira las manos, los puños, los hombros, el cuerpo. Y elige. “Aquí está bueno“, podríamos escuchar si es que su silencio fuera audible, mientras marca una seña en el muro inmóvil. Y a darle.

Regresa quien cree que sabe, puesto que su camino es siempre de ida y vuelta, como pasando revista a sus súbditos. Ve ahora a lo otro en la misma necia tarea. Valora que ya hay suficientes para que le escuchen, le aplaudan, le aclamen, le voten, le sigan. Mucho habla, poco dice: “así nunca van a derribar ese muro, es indestructible, es eterno, es interminable” Cuando considera que es oportuno, concluye: “lo que deberían hacer es ver cómo administrar el muro, cambiar de guardia, intentar hacerlo un poco justo, amable. Yo les prometo ablandarlo. De todas formas, siempre estaremos de este lado, Si siguen así, sólo le están haciendo el juego a la actual administración, al gobierno, al Estado, al como se diga, no importa la diferencia porque el muro es el muro y siempre, ¿lo oyen?, siempre estará ahí“.

Tal vez se acerque alguien más. Observa en silencio y concluye: “en lugar de empeñarse contra el muro, deberían entender que el cambio está en uno mismo, una misma, sólo se necesita pensar positivamente, mire usted, qué casualidad, aquí tengo a la mano esta religión, moda, filosofía, coartada que le servirá. No importa si es vieja o nueva. Venga, sígame“.

Para esto, quienes están duro y dale contra el muro ya están mejor organizados, se hacen colectivos, equipos, se relevan, se turnan. Los hay equipos gordos, flacos, altos y chaparros; allá están los sucios, feos, malos y groseros; los hay cabezones, los hay patones, los hay con las manos endurecidas por el trabajo, los hay de quienes, sea mujeres, sea hombres, sea otroas, echan el hombro, el cuerpo, la vida.

Duro y dale con lo que pueden.

Hay quien con un libro, un pincel, una guitarra, una tornamesa, un verso, un azadón, un martillo, una varita mágica, un lapicero. Vaya, hasta hay quien golpea al muro con un “pas de chat“. Y bueno, pasa lo que pasa, Porque resulta que el baile se contagia. Y alguien trae una marimba, un teclado o un balón y entonces los turnos… bueno, ya se imaginarán ustedes.

Claro, el muro ni en cuenta. Sigue impávido, poderoso, inmutable, sordo, ciego.

Y aparecen los medios de comunicación de paga: toman fotos, videos, se entrevistan entre ellos mismos, consultan especialistas. La especialista tal-cual, cuya virtud es ser de otro país, declara, con mirada trascendente, que la composición molecular de la materia que le da al muro su corporeidad es tal que ni con una bomba atómica y que, por lo tanto, lo que hace el zapatismo es completamente improductivo y termina por ser cómplice del muro en sí (ya en off, la especialista le ha pedido a quien la entrevista que mencione su único libro, a ver si así se vende).

Sigue el desfile de especialistas. La conclusión es unánime: es un esfuerzo inútil, así nunca derribarán el muro. De pronto, los medios corren a entrevistar a quien ofrece una administración “más humana” del muro. El tumulto de cámaras y micrófonos produce un efecto curioso: quien no tiene argumentos ni seguidores, parece tener muchos de unos y otros. Gran y conmovedor discurso. Hay la nota. Se van los medios de comunicación de paga, porque nadie estaba poniendo atención a lo que decía el candidato, el líder o el sabio, sino a sus teléfonos que, obvio, son al menos más inteligentes que el entrevistado o entrevistada, y hay un terremoto aquí nomás, y al funcionario tal le encontraron que es corrupto, y james bond ha llegado al Zócalo, y la pelea del siglo ha atraído a millones, tal vez porque pensaron que era entre explotados y explotadores.

A la zapatista, el zapatista, nadie le pregunta. Si lo hicieran tal vez no respondería. O tal vez diría el por qué de su absurdo empeño: “acaso quiero derribar el muro, basta con hacerle una grieta

No ha sido en libros escritos, sino en los que aún no se escriben pero ya son leídos por generaciones, que las zapatistas, los zapatistas han aprendido que si paras de arañar la grieta, ésta se cierra. El muro se resana a sí mismo. Por eso tienen que seguir sin descanso. No sólo para ensanchar la grieta, sobre todo para que no se cierre.

Sabe también la zapatista, el zapatista, que el muro muta en su apariencia. A veces es como un gran espejo que reproduce la imagen de destrucción y muerte, como si no fuera posible otra cosa. A veces el muro se pinta de agradable y en su superficie aparece un plácido paisaje. Otras veces es duro y gris, como para convencer de su impenetrable solidez. Las más de las veces el muro es una gran marquesina donde se repite “P-R-O-G-R-E-S-O”.

Pero el zapatista, la zapatista sabe que es mentira. Sabe que el muro no siempre estuvo ahí. Conoce cómo se levantó. Sabe de su funcionamiento. Conoce de sus engaños. Y sabe también cómo destruirlo.

No le preocupa la supuesta omnipotencia y eternidad del muro. Sabe que son falsas ambas.

Pero ahora lo importante es la grieta, que no se cierre, que se agrande.

Porque el zapatista, la zapatista, también sabe qué hay al otro lado del muro.

Si le preguntaran, respondería “nada“, pero sonreiría como si dijera “todo“.

En uno de los relevos, los Tercios Compas, que no son medios, ni libres, ni autónomos, ni alternativos, ni como se llamen, pero son compas, interrogan con severidad a quien golpea.

Si dices que no hay nada del otro lado, ¿para qué quieres hacerle una grieta al muro?

Para mirar“, responde la zapatista, el zapatista, sin dejar de arañar.

¿Y para qué quieres mirar?“, insisten los Tercios Compas que para entonces, como todos los medios se han ido, son los únicos que permanecen. Y para ratificarlo, llevan en la camisola la leyenda “Cuando los medios se van, quedan los tercios”. Y, claro, están un poco incómodos porque son los únicos que están preguntando en lugar de darle al muro con la cámara o con la grabadora o al-fin-supe-para-qué-carajos-sirve-este-pinche-tripie.

Los Tercios preguntan de nuevo, faltaba más. Aunque sea que llega en la cabeza, porque la grabadora ya fue, de la cámara mejor ni hablar, y el tripie ahí nomás se hizo ciempiés. Así que repite: “¿Y para qué quieres mirar?

Para imaginar todo lo que se podrá hacer mañana“, responde el zapatista, la zapatista.

Y cuando la zapatista, el zapatista dijo “mañana” bien pudo estarse refiriendo a un calendario perdido en un futuro por venir. Podrían ser milenios, siglos, decenios, lustros, años, meses, semanas, días… ¿o ya mañana?, ¿mañana? ¿mañana mañana? ¿Te cae? ¡No chingues si ni siquiera me he peinado!

Pero no todos, todas, pasaron de largo.

No todas, todos, pasaron y juzgaron absolviendo o condenando.

Hubo, hay pocos, muy pocos, tantos apenas que ni una mano agotan.

Estuvieron ahí, callados, mirando.

Ahí siguen.

Apenas de vez en cuando profieren un “mmh” que es muy semejante al que expresan los más antiguos de los pobladores en nuestras comunidades.

Contra lo que se pueda pensar, el “mmh” no significa desinterés o desapego. Tampoco desaprobación o acuerdo. Es más bien como un “aquí estoy, te escucho, te miro, continúa”.

Ya de edad son esos hombres y mujeres, “de juicio” dicen los compas cuando se refieren a la gente mayor, señalando que los calendarios deshojados en la lucha dan razón, saber y discreción.

Entre esos pocos, había uno, hay uno. En veces ese uno se suma a los partidos de fútbol que el comando anti muro organiza para seguir golpeando, aunque entonces sea un balón, y después le toque al teclado de la marimba.

Como de costumbre en esos partidos, nadie pregunta nombres. Uno o una o unoa no se llama juan, o juana o krishna, no. Es la posición que tienes la que te nombra. “¡Oyes portería! ¡Pásala volante! ¡Duro defensa! ¡Dale atacante! ¡Acá delantero!“, se escucha en la algarabía del potrero, con las vacas indignadas porque el ir y venir de los equipos les arruina la comida.

En una orilla, una niña inquieta hace por calzarse unas botas de hule que, se nota, le quedan grandes

Y vos, ¿cómo te llamas?“, le pregunta el hombre a la niña.

Yo defensa zapatista“, dice la niña y pone su mejor cara de “si no quieres morir, retírate”.

El hombre sonríe. No ríe abiertamente. Sólo sonríe.

La niña, es claro, está reclutando elementos para retar al que pierda.

Sí, porque acá, cuando el equipo gana, se va a darle al muro. Y el equipo que pierde sigue jugando, “hasta que aprenda”, dicen.

La niña tiene ya parte del equipo y le presume al hombre.

Éste es delantero“, dice señalando a un chuchito de color indefinido por las costras de lodo y que mueve la cola entusiasmado. “Si corre, acaso para, se va y se va, hasta allá“, y la niña señala al horizonte que el muro oculta.

Falta que no se le olvide el balón“, dice casi como pidiendo disculpas, “porque luego agarra camino para otro lado; la pelota para allá y el perrito delantero para el otro allá“.

Este es portero o conserje también le dicen, creo“, dice ahora presentando a un viejo caballo viejo.

Yo mi trabajo“, explica la niña, “es que no pase el balón, porque mírelo usted, es choco, le falta un su ojo, el derecho, por eso ya sólo mira abajo y a la izquierda y si el tiro viene por la derecha, pues nomás ni en cuenta“.

Y bueno, ahorita no está todo el equipo. Falta el gato… bueno, más bien es perro. Muy otro el ése-como-se-llama, como que perro pero maúlla, como que gato pero ladra. Lo busqué en el libro de herbolaria cómo se llama un animalito así. No encontré. Dijo el Pedrito que dejó dicho el Sup que se llama gato-perro.

Pero no muy hay que creerle al Pedrito porque…” la niña voltea a uno y otro lado viendo que nadie esté cerca para escucharla, y le dice al hombre en secreto “ese Pedrito le va al América“, luego, ya más en confianza: “Su papá le va a las chivas y se embravece. Si pelean, su mamá los zapea a los dos y ya se están quietos, pero el Pedrito mucho alega, que la libertad según las zapatillas y no sé cuánto

Será zapatistas“, corrige el hombre. La niña ni en cuenta, el Pedrito se las debe y ha de pagar.

Bueno, tú como te llames, el gato-perro ése, tú piensas en tu cabeza ¿será que sabe jugar?

Sabe“, se responde ella misma.

Como el enemigo no lo ve si es perro o es gato, rápido se va por un lado y otro y ¡zás! ahí está el gol. El otro día casi ganamos, pero la pelota se fue pal monte y en eso llegó la hora del pozol y se suspendió el partido. Bueno, te digo tú, el ése gato-perro como-se-llame, sabe. Muy otro el gato-perro ése, tiene su ojo amarillo, así“.

El hombre ha quedado helado. La niña ha descrito un color con sus manitas. El hombre ha rodado mundos y penas, pero no había encontrado a alguien que describiera un color con un ademán. Pero la niña no está para impartir cursos de fenomenología del color, y sigue hablando.

Pero no está ahorita, el gato-perro“, dice con pena, “creo que se fue de cura porque dicen quesque se fue a un seminario contra el pinche capitalismo cabezón. ¿Tú lo sabes cómo es su modo del pinche capitalismo cabezón? Bueno, mira, te lo voy a dar la plática política. Resulta que la pinche sistema no te muerde sólo de un lado sino que onde quiera te está chingando. Todo lo muerde la pinche sistema, todo se lo zampa y si ya se engordó mucho, pues lo gomita, y de vuelta con su tragadera. O sea que para que me entiendas el maldito capitalismo no tiene llenadero. Por eso yo le dije al gato-perro ése que para qué se va de cura a un seminario. Pero acaso obedece. ¿Usted cree que va a ser cura un gato-perro? No, ¿verdad?, ni por muchos goles, ni por mucho ojo amarillo. ¿Tú lo vas a dejar que te dé un casorio un gato-perro, manque tenga su ojo amarillo, ¿verdad que no? Por eso yo, cuando nos cásemos con mi marido nada de cura, sólo con el municipio autónomo y eso por el baile, que si no, ni eso. Nomás permisados para que no anden mal hablando. Solita yo y mi ése-como-se diga, y si no muy sirve el marido pues a volar cuervos que te sacarán los ojos. Así dice mi abuela, que ya está grande ya, pero bien que combatió el primero de enero de 1994. ¿No lo sabes qué pasó el primero de enero de 1994? Ah, pues luego te lo canto una canción que lo dice todo clarito. Ahorita no, porque de repente ya nos toca jugar y hay que estar listas. Pero para que no estés con pendiente te digo que ese día le dijimos a los pinches malditos malos gobiernos que ya estuvo bueno, que hasta aquí nomás, que ya basta de sus chingaderas. Y dice mi abuela que fue por las mujeres, que viera que por los pinches maridos, pues nada, que ahí estaríamos dando lástima, como los partidistas de por sí. Bueno, no lo tengo visto todavía quién para mi marido, porque luego son muy tarugos los hombres, vieras. Y ahora estoy todavía niña. Pero ya luego lo sé que mucho me van a mirar los pinches hombres, pero yo, seria, nada de que sí, nada de que no, nada de que no sé, o sea que me voy como quien dice a dar mi lugar y si el pinche marido se quiere pasar de rosca bueno, pues por eso estoy de defensa zapatista, ahí nomás le doy su zape y anda vete, que me respete como mujer zapatista que soy. Claro, no va a entender luego, así que varios zapes hasta que lo entienda la lucha de como mujeres que somos

El hombre ha seguido atento toda la perorata de la niña. No así el perrito de las costras de lodo, que a saber dónde anda. Ni el caballo tuerto que mastica con parsimonia un plástico herencia del alumnado de la escuelita. Con todo, el hombre no se ha reído, apenas si ha alcanzado a parpadear al mismo ritmo de su sorpresa.

Ya vamos a ser más“, anima la niña, “de repente dilata, pero sí vamos a ser más“.

El hombre tarda en comprender que ahora la niña se refiere a su equipo. ¿O no?

Pero la niña ahora estudia al hombre con mirada de cazatalentos, después de varios “mmh“, le suelta “Y vos, ¿cómo te llamas?“.

¿Yo?” dijo el hombre sabiendo que la niña no pedía el árbol genealógico, ni el escudo heráldico, sino una posición.

Después de recorrer mentalmente sus opciones, el hombre responde: “yo me llamo recoge balones“.

La niña se queda callada, valorando la utilidad de esa posición.

Después de pensarlo un rato, le dice al hombre, no para consolarlo, sino para que se dé cuenta de lo importante:

Recoge balones, no cualquiera, eh. Ahí tiene usted, si el balón se va para allá nomás, onde el acahual, olvídate, no hay quien quiera ir, porque está muy fiero ahí, mucha espina, mucha mostazilla, arañas, de repente hasta culebra. O de repente la pelota se va al arroyo y no fácil se pepena, porque el agua lo lleva, así que hay que correr para alcanzarlo, al balón. Así que recoge balones cuenta, vale pues. Sin recoge balones nomás no hay partido. Y si no hay partido, pues no hay fiesta, y si no hay fiesta pues no hay baile, y si no hay baile pues de balde me peino y de balde me pongo los prensapelos de colores, mira“, dice la niña y de su morraleta saca un montón de prendedores de muchos colores, tantos que ni los hay todavía.

Recoge balones no cualquiera“, le repite la niña al hombre mientras lo abraza, no para consolarlo, sino para que entienda que todo lo que vale la pena se hace en equipo, en colectivo, cada quién su tarea.

Yo sería, pero no. Mucho miedo me dan las arañas y las culebras. El otro día hasta soñé muy fiero por su culpa de una pinche culebra que topé en el potrero. Así nomás“, y extiende sus brazos tanto como puede.

El hombre sigue sonriendo.

El partido acaba, la niña no ha completado el equipo para retar y se ha quedado dormida en el suelo.

El hombre se levanta y le pone su chaqueta porque la tarde ya pardea y el fresco alivia la tierra. Tal vez hasta llueva.

Un miliciano está ahora regresando con las identificaciones que pidió la Junta de Buen Gobierno. El hombre espera su turno.

Por fin dicen su nombre y se acerca a recoger su pasaporte que tiene al frente un grabado que reza “República Oriental del Uruguay”. En su interior hay una foto de un varón con cara de “¿Qué diablos estoy haciendo aquí?” y a su lado se lee “Hughes Galeano, Eduardo Germán María”.

Oiga“, le pregunta el miliciano, “¿usted se puso Galeano de nombre de lucha por el compa sargento Galeano?“.

Sí, creo que sí“, responde el hombre mientras sostiene el pasaporte dudando.

Ah“, dice el miliciano, “de por sí eso pensé“.

Oiga y su tierra, ¿dónde mero queda?

El hombre mira al miliciano zapatista, mira el muro, mira a la gente dale y duro a la grieta, mira a los niños jugando y bailando, mira a la niña tratando de hablar con el perrito, con el caballo choco y con un animalito que bien podría ser un gato, o un perro, y dice resignado: “también aquí“.

Ah” dice el miliciano, “¿y usted a qué se dedica?

¿Yo?“, trata de responder el hombre mientras recoge su mochila.

Y de pronto, como si apenas acabara de entender todo, responde sonriendo “Yo soy recoge balones“.

El hombre ya está lejos y no alcanza a escuchar al miliciano zapatista que murmura con admiración: “Ah, recoge balones, no cualquiera“.

Ya en la formación, el miliciano le dice a otro: “Oí Galeano, que hoy conocí a un ciudadano que se puso tu nombre“.

El sargento Galeano sonríe, como de por sí, y replica “no hombre, ¿cómo crees?“.

De por sí“, dice el miliciano, “de dónde si no va a sacar ese nombre el señor ése“.

Ah“, dice el sargento de milicias y maestro de la escuelita Galeano, “¿y qué es lo que hace él?“, pregunta.

Es recoge balones“, dice el miliciano y se va corriendo para alcanzar pozol.

El sargento de milicias Galeano, recoge su cuaderno de apuntes y lo guarda en su morraleta mientras dice entre dientes: “Recoge balones, como si fuera tan fácil. Si no cualquiera es recoge balones. Para ser recoge balones se necesita mucho corazón, como de ser de zapatista, y para ser de zapatista no cualquiera, aunque eso sí, luego hay alguien que no sabe que es de zapatista… hasta que sabe“.

-*-

Tal vez no me crean ustedes, pero esto que les cuento pasó hace apenas unos días, unas semanas, unos meses, unos años, unos siglos, cuando el sol de abril abofeteaba la tierra no para ofenderla, sino para que despertara.

-*-

Hermanas y hermanos familiares de los Ausentes de Ayotzinapa:

Su lucha es ya una grieta en el muro del sistema. No dejen que se cierre Ayotzinapa. Por esa grieta respiran no sólo sus hijos, también las miles de desaparecidas y desaparecidos que faltan en el mundo.

Para que esa grieta no se cierre, para que esa grieta se ahonde y se ensanche, tendrán ustedes en nosotros, nosotras, zapatistas, una lucha común: la que transforme el dolor en rabia, la rabia en rebeldía, y la rebeldía en mañana.

SupGaleano.

México, mayo 3 del 2015.

San Quintín: indolencia irresponsable http://www.jornada.unam.mx/2015/05/12/opinion/015a2pol

Luis Hernández Navarro

D

el desgaste a la represión, de la indolencia a la burla. Así puede resumirse la estrategia que el gobierno federal ha trazado para resolver el conflicto de los jornaleros de San Quintín.

Han pasado casi dos meses desde que, el pasado 17 de marzo, miles de trabajadores agrícolas de este enclave agroexportador estallaron un paro general para denunciar la salvaje explotación laboral que padecen y exigir un aumento salarial digno. En lugar de solucionar las demandas del movimiento, el gobierno de Enrique Peña Nieto apostó primero a su debilitamiento y desánimo y, después, a su contención violenta.

Sin embargo, ni una ni otra maniobras han sido eficaces para desarticular la protesta jornalera. A pesar de las ocho semanas de lucha transcurridas, ésta se sostiene alimentada de la combinación del hartazgo moral ante un modelo salvaje de explotación laboral y un tejido asociativo de base comunitaria cohesionado y vigoroso.

La represión del pasado 9 de mayo así lo muestra. Ese día, pretextando que se le quería prender fuego a un campo agrícola, la policía estatal preventiva golpeó a los pobladores del asentamiento triqui de Nuevo San Juan Copala cuando algunos de sus habitantes exhortaban a los trabajadores agrícolas a mantener el paro. Los habitantes respondieron enfrentando con rabia a los uniformados.

Nuevo San Juan Copala es una colonia de San Quintín, que en 2010 tenía poco más de mil 600 habitantes, en su mayoría triquis. Retoma el nombre de la comunidad de origen de sus fundadores en Oaxaca. Fue establecida formalmente en 1997, en terrenos ocupados, por jornaleros que buscaban una vivienda digna y que huían de los opresivos campamentos agrícolas. Desde entonces, la acción colectiva de sus pobladores logró obtener servicios e infraestructura básicos: lotificación ordenada, alumbrado público, agua potable, escuelas y mejoramiento de las calles. De manera simultánea, instauró una figura de representación política de los triquis.

Sus residentes han desarrollado –según explica Abbdel Camargo en Asentamiento y organización comunitaria– una forma de organización política y comunitaria que combina órganos tradicionales de autoridad basados en sus pueblos de origen con instituciones de nueva creación. Esta reinvención de la tradición les ha permitido apropiarse de nuevos espacios de residencia, desarrollar prácticas colectivas que generan una fuerte identidad cultural y fortalecer su capacidad de gestión.

La vida normativa de la colonia, explica Camargo, está organizada alrededor de tres figuras tradicionales, nativas de sus comunidades de origen. Estas son: la autoridad tradicional, representante político y mediador de la comunidad; el consejo de ancianos, que orienta y opina sobre los asuntos relevantes del asentamiento, y el sistema de mayordomías, encargado de la organización y realización de las fiestas en honor del santo patrono.

Así, cuando el pasado 9 de mayo la policía estatal reprimió a los residentes de Nuevo San Juan Copala para desalentar su lucha y mandar una señal a los jornaleros en paro de San Quintín de lo que les aguardaba, se topó con una vigorosa organización comunitaria, construida y forjada al calor de la lucha durante casi dos décadas. El resultado de esta maniobra fue contraproducente.

La violencia contra los pobladores de Nuevo San Juan Copala fue el último eslabón de una estrategia fallida. En un primer momento, el gobierno federal apostó por confinar la lucha al ámbito estatal, esperando a que se desinflara. Cuando el conflicto se nacionalizó e internacionalizó, tuvo que acceder a instalar una comisión negociadora, encabezada por el subsecretario de Gobernación, Luis Miranda.

Lejos de buscar soluciones, la mesa de diálogo entre los jornaleros y los autoridades del pasado 24 de marzo fue una maniobra para hacer tiempo. La comitiva oficial, en la que estuvieron presentes el gobernador de Baja California, Francisco Vega de la Madrid, y los titulares del IMSS, la STPS, senadores y diputados, llegó sin propuesta alguna. Primero impidió el paso de la prensa a la reunión. Después se comportó como si no supiera nada del origen del conflicto. Burlonamente, el mandatario estatal –según escribió Arturo Alcalde– dijo a los jornaleros: Tienen la palabra; ya estamos aquí. Dígannos cuáles son sus peticiones.

Los funcionarios públicos se dedicaron a enredar los trabajos. Finalmente, el subsecretario Miranda puso en marcha la operación descontón: sin que se hubiera convenido entre las partes, anunció un futuro encuentro el 8 de mayo, en el que daría solución integral a las demandas; inventó que había alcanzado un acuerdo, clausuró unilateralmente la reunión y metió a los periodistas al encuentro. Los jornaleros rechazaron que en esa negociación se hubiera pactado algo.

El séquito oficial abandonó San Quintín apresuradamente. Hasta los representantes del Poder Legislativo, que supuestamente asistieron a la sesión invitados por los huelguistas, actuaron como empleados del gobierno y se sumaron vergonzosamente al cortejo del Ejecutivo.

El 8 de mayo llegó y el subsecretario Luis Miranda dejó plantados a los trabajadores agrícolas. Más de 4 mil de ellos lo aguardaban para escuchar la respuesta a sus demandas. Cuando Fidel Sánchez Gabriel, el dirigente de la Alianza por la Justicia Social, le advirtió que se quedarían frente a las oficinas del gobierno estatal, el funcionario le reviró: No me conoces. Al día siguiente se hicieron sentir los toletes y las balas de goma de la policía.

A pesar de los casi dos meses transcurridos y de la represión en su contra, el movimiento de los jornaleros de San Quintín no da muestras de cansancio físico o anímico. Resiste, alimentado por la convicción de que hay que poner fin a un modelo de explotación bárbaro y por décadas de luchas comunitarias. Por lo pronto, se dispone a enfrentar la indolencia oficial organizando el boicot internacional hacia la producción hortofrutícola del Valle.

Twitter: @lhan55

 SOBRE LAS ELECCIONES: ORGANIZARSE. http://enlacezapatista.ezln.org.mx/2015/05/03/sobre-las-elecciones-organizarse-subcomandante-insurgente-moises-3-de-mayo-2/

Abril del 2015.

A l@s compas de la Sexta:

A l@s que están leyendo porque les interesa aunque no sean de la Sexta:

En estos días, como de por sí cada que hay esa cosa que llaman “proceso electoral”, escuchamos y miramos que salen con que el EZLN llama a la abstención, o sea que el EZLN dice que no hay que votar. Eso y otras tonterías dicen, que de balde tienen cabeza grande, que ni estudian siquiera la historia, ni siquiera buscan. Y eso que hasta hacen libros de historia y biografías y cobran por esos libros. O sea que cobran por decir mentiras. Como los políticos.

Claro que ustedes lo saben que a nosotr@s ni nos interesan esas cosas que hacen los de arriba para tratar de convencer a la gente de abajo de que la toman en cuenta.

Como zapatistas que somos no llamamos a no votar ni tampoco a votar. Como zapatistas que somos lo que hacemos, cada que se puede, es decirle a la gente que se organice para resistir, para luchar, para tener lo que se necesita.

Nosotr@s, como much@s más en los pueblos originarios de estas tierras, ya lo sabemos su modo de los partidos políticos, y es una mala historia de malas personas.

Una historia que para nosotr@s como zapatistas que somos, ya es historia pasada.

Creo que fue el finado Tata Juan Chávez Alonso el que dijo que los partidos parten los pueblos, los dividen, los enfrentan, los hacen pelear entre mismos familiares.

Y de por sí así lo vemos cada tanto en estas tierras.

Ustedes lo saben que en varias comunidades en las que estamos, pues hay gente que no es zapatista, sino que están así sin organizarse, mal viviendo y esperando a que el mal gobierno le va a dar su limosna para sacarse foto que el gobierno es bueno.

Entonces vemos que, cada que hay elecciones, unos se hacen de rojo, otros de azul, otros de verde, otros de amarillo, otros descoloridos, y así. Y se pelean entre ellos, en veces mismo entre familiares se pelean. ¿Por qué se pelean? Pues por ver quién los va a mandar, a quién van a obedecer, quién les va a dar órdenes. Y piensan que si gana tal color, pues los que apoyaron ese color van a recibir más limosna. Y entonces lo vemos que dicen que son muy conscientes y decididos de ser partidistas, y a veces hasta se matan entre sí por un pinche color. Porque es el mismo que ya manda el que quiere cargo, a veces se viste de rojo, o de azul, o de verde, o de amarillo, o se pone un nuevo color. Y dicen que ya son del pueblo y que hay que apoyarlos. Pero no son del pueblo, son los mismos gobiernos que un día son diputados locales, otro son síndicos, otro son funcionarios de partido, ahora ya son presidentes municipales y así se la pasan brincando de un cargo a otro, y también brincando de un color a otro. Son los mismos, los mismos apellidos, son los familiares, los hijos, los nietos, los tíos, los sobrinos, los parientes, los cuñados, los novios, los amantes, los amigos de los mismos cabrones y cabras de siempre. Y siempre dicen la misma palabra: dicen que van a salvar al pueblo, que ahora sí ya se van a portar bien, que ya no van a robar tanto, que van a ayudar a los jodidos, que los van a sacar de la pobreza.

Bueno, pues entonces se gastan su dinerito, que por cierto no es suyo sino que lo sacan de los impuestos. Pero esas cabras y cabritos no es que se gastan la paga en ayudar o en apoyar a los jodidos. No. Sino que se lo gastan en poner sus letreros y sus fotos en las propagandas electorales, en los anuncios de las radios y televisiones comerciales, en sus periódicos y revistas de paga, hasta en el cine aparecen.

Bueno, pues los que en las comunidades son muy partidistas en tiempos electorales y muy conscientes de su color que tienen, cuando ya queda quien ganó, todos se pasan de ese color, porque piensan que así les van a dar su regalito.

Por ejemplo, que ahora les van a dar su televisión. Bueno, como zapatistas que somos nosotros decimos que les están dando un bote de basura, porque por esa televisión les van a mandar un montón de basura.

Pero si antes les daban o no les daban cabal, ahora ya no les dan ni les van a dar.

Si les daban, pues para hacerse haraganes. Hasta se olvidaron de cómo se trabaja la tierra. Están ahí nomás, esperando que llega la paga del gobierno para gastársela en trago. Y están ahí en sus casas, burlándonos porque nosotr@s nos vamos a darle al trabajadero, y ellos nomás están esperando que regresa la mujer, la hija, que la mandaron a recoger la despensa, el apoyo del gobierno.

Así, hasta que ya no llega. No les avisan, no sale en los medios de paga, nadie viene a decirles que son sus salvadores. Simplemente ya no hay apoyo. Y ese hermano, hermana se da cuenta de que no tiene nada ya, que no hay para trago, pero tampoco para maíz, frijol, jabón, calzones. Y entonces pues tiene que volver al trabajadero que está abandonado, enmontado que ni se puede caminar. Y como ya se olvidó de trabajar, luego se le ampollan las manos y ya ni el machete puede agarrar. Como que lo volvieron un inútil que sólo vive de limosnas y no de trabajo.

Y eso ya está pasando. No sale en las noticias de los malos gobiernos. Al contrario, sale que sí, que muchos apoyos. Pero en los pueblos no llega ya. ¿Dónde queda la paga que dice el mal gobierno que está dando de la campaña de limosna para el hambre? Bueno, pues lo sabemos que allá arriba ya les dijeron que va a haber menos dinero o que de plano no va a haber. ¿Ustedes creen que si el campesino que está ya hallado a la limosna y se olvida de trabajar, el de arriba que le daba el apoyo sí trabaja? Pues no, ése de arriba también está hallado a recibir de gratis. No sabe vivir honradamente trabajando, sino sólo sabe de vivir de tener cargo en el gobierno.

Bueno, pues pasa que como ya hay menos paga, ya no llega nada. Todo se va quedando arriba. Un tanto agarra el gobernador, otro el juez, otro el policía, otro el diputado, otro el presidente municipal, otro el síndico, otro el líder campesino y pues ya para la familia del partidista pues no llega nada.

Pero antes sí llegaba, pero ya no llega. “¿Qué pasa?”, pregunta el partidista. Y piensa que es que ese color ya no sirve, y prueba de otro color. Y sale igual. En sus asambleas de los partidistas se encabronan, se gritan, se acusan entre sí, se llaman traidores, vendidos, corruptos. Y resulta que sí, que los que gritan y los gritados son de por sí traidores, vendidos y corruptos.

Y entonces, como quien dice la base de los partidistas, pues se desesperan, se angustian, se dan pena. Ya no hay la burla porque en nuestras casas zapatistas hay el maíz, hay el frijol, hay la verdura, hay un poco de paga para la medicina, la ropa. Y del trabajo colectivo sale para apoyarnos entre nosotros cuando hay una necesidad. Hay la escuela, hay la clínica. No es que el gobierno nos viene a ayudar. Es que nosotros mismos nos ayudamos entre compañeros zapatistas y con compañeroas de la Sexta.

Entonces viene el hermano partidista todo triste y nos pregunta que qué hace, que está cabrón.

Bueno, pues sépanlo lo que le respondemos:

No le decimos que se cambie de partido por otro que ahora sí es el menos peor.

No le decimos que vote.

Tampoco le decimos que no vote.

No le decimos que se entre en zapatista, porque bien lo sabemos, por nuestra historia, que no cualquiera tiene la fuerza de corazón para ser zapatista.

No lo burlamos.

Simple y sencillamente le decimos que se organice.

“¿Y luego, qué hago?”, nos pregunta.

Y entonces le decimos: “ahí lo vas a ver tú mismo qué haces, lo que llega en tu corazón, en tu cabeza, y no que llega otro a decirte qué tienes qué hacer”.

Y nos dice: “es que está muy cabrón la situación”.

Y nosotros no le decimos mentiras, no le echamos grandes rollos, ni discursos. Nosotros sólo le decimos la verdad:

“Se va a poner peor”.

-*-

Bien lo sabemos que así pasa.

Pero también como zapatistas estamos claros de que hay todavía gente que, en otras partes de la ciudad y el campo, caen ahí en eso de los partidistas.

Y pues parece muy galán eso de los partidos, porque ahí se gana dinero sin trabajar, sin estar en chinga para ganar unos centavos y tener algo digno para comer, vestir, curarse.

Y pues lo que hacen los de arriba es engañar a la gente. Eso es su trabajo, de eso viven.

Y pues lo vemos que de por sí hay gente que lo cree, que sí, que ahora va a estar mejor la situación, que este dirigente sí lo va a resolver el problema, que sí se va a portar bien, que no va a robar mucho, sólo un poco va a transar, que hay que probar.

Entonces nosotros decimos que son pedazos de pequeñas historias que tienen que pasar. Que mismo en su ojo se tienen que dar cuenta de que no es que alguien va a resolver el problema, sino que lo tenemos que resolver nosotros mismos, mismas, como colectivos organizados.

Las soluciones las hace el pueblo, no los líderes, no los partidistas.

Y no es que lo estamos diciendo porque se escucha bonito. Es porque ya lo vimos en la realidad, es porque ya lo hacemos.

-*-

Puede ser que hace mucho tiempo, algunos partidistas de izquierda, antes de que se hicieran institucionales, buscaban crear conciencia en el pueblo. No es que buscaban el Poder por las elecciones, sino que mover al pueblo para que se organice, y luche, y cambie el sistema. No sólo el gobierno. Todo, todo el sistema.

¿Por qué digo que partidistas de izquierda institucional? Bueno, porque lo sabemos que hay partidos de izquierda que no están en las transas de arriba, que tienen su modo, pero no se venden, ni se rinden, ni cambian su pensamiento de que hay que acabar con el sistema capitalista. Y porque lo sabemos, y nosotr@s como zapatistas no lo olvidamos, que la historia de la lucha de abajo también está escrita con su sangre.

Pero la paga es la paga y arriba es arriba. Y los partidistas de izquierda institucional cambiaron su pensamiento y ahora es buscar el puesto por el dinero. Así de sencillo: el dinero. O sea la paga.

¿O ustedes creen que crear conciencia se hace despreciando, humillando, regañando a la gente de abajo? ¿Diciéndoles que son unos come-tortas que no piensan? ¿Qué son ignorantes?

¿Ustedes creen que se crea conciencia si le piden el voto a la gente y al mismo tiempo la insultan diciendo que son unos babosos que se venden por una televisión?

¿Ustedes creen que crean conciencia si, cuando les dices “oye tú, partidista de izquierda, ese cabrito o cabra, que dices que es la esperanza, ya estuvo de otros colores y es una rata”, te responden que eres vendido al peña nieto?

¿Ustedes creen que crean conciencia si le dicen mentiras a la gente que los zapatistas decimos que no hay que votar; nomás porque están viendo que tal vez no les alcanza para el registro, o sea para más paga, y están nomás buscando pretexto y a quien culpar?

¿Ustedes creen que crean conciencia si tienen a los mismos que antes eran amarillos, o rojos, o verdes, o azules?

¿Ustedes creen que crean conciencia si están diciendo que no deben votar los que no tienen estudios y son pobres porque son ignorantes que sólo votan por el PRI?

Si el Velasco de Chiapas da cachetadas con la mano, esos partidistas dan cachetadas con su racismo mal escondido.

Miren que esos partidistas lo único que están creando de conciencia es que, además de orgullosos, son unos imbéciles.

¿Pues qué se creen?

¿Que después de recibir sus insultos, mentiras y regaños, la gente de abajo va a ir corriendo a ponerse de rodillas frente a su color, votar por ellos y rogarles que la salven?

Lo que decimos como zapatistas: ahí está la prueba de que para ser político partidista de arriba hay que ser baboso o sinvergüenza o criminal, o las tres cosas.

-*-

Nosotr@s zapatistas decimos que no se le debe tener miedo a que el pueblo manda. Es lo más sano y juicioso. Porque el pueblo mismo va a hacer los cambios que verdaderamente necesita. Y sólo así va a existir un nuevo sistema de gobernar.

No es que no entendemos qué es lo quiere decir elegir o elección. Nosotras, nosotros los zapatistas, tenemos otro calendario y geografía de cómo hacer elecciones en territorio rebelde, con resistencia.

Ya lo tenemos lo nuestro como pueblos que en verdad eligen, y no hay millonadas que se gastan y mucho menos toneladas de basura de plásticos, de lonas de sus fotografías de rateros y criminales.

Cierto que apenas llevamos 20 años que estamos caminando con elegir nuestras autoridades autónomas, con democracia verdadera. Con eso hemos caminado, con la Libertad que conquistamos y con la otra Justicia del pueblo organizado. Donde se involucran los miles de mujeres y de hombres para elegir. Donde todas y todos quedan de acuerdo y se organizan para su vigilancia que cumplan su mandato de los pueblos. Donde los pueblos se organizan para ver cuál va ser sus trabajos de los autoridades.

O sea cómo manda el pueblo a su gobierno.

Los pueblos se organizan en asambleas, donde empiezan a opinar y de ahí empiezan a salir las propuestas y las estudian las propuestas, sus ventajas y desventajas, y las analizan cuál es las mejor. Y antes de decidir las llevan a todos los pueblos para su aprobación y vuelta la asamblea para la toma de decisión según la mayoría de la decisión de los pueblos.

Ésta es ya la vida zapatista en los pueblos. Ya es una cultura de verdad.

¿Les parece que es muy lento? Por eso decimos que es según nuestro calendario.

¿Les parece que es porque somos pueblos originarios? Por eso decimos que es según nuestra geografía.

Cierto que hemos tenido muchos errores, muchas fallas. Cierto que tendremos más.

Pero son nuestras fallas.

Nosotr@s las cometemos. Nosotr@s las pagamos.

No como en los partidistas que los dirigentes hacen la falla y además cobran, y los de abajo son los que la pagan.

Por eso de lo que viene de elecciones en el mes de junio, ni nos va, ni nos viene.

Ni llamamos a votar, ni llamamos a no votar. No nos interesa.

Es más, ni nos preocupa.

A nosotras, nosotros, zapatistas, lo que nos interesa es conocer más de cómo resistimos y enfrentamos las muchas cabezas del sistema capitalista que nos explota, nos reprime, nos desprecia y nos roba.

Porque no es sólo por un lado y de una forma que el capitalismo oprime. Oprime si mujer. Oprime si empleado. Oprime si obrero. Oprime si campesino. Oprime si joven. Oprime si niña o niño. Oprime si maestro. Oprime si estudiante. Oprime si artista. Oprime si piensas. Oprime si eres humano, o planta, o agua, o tierra, o aire, o animal.

No importa qué tanto lo perfumen y laven, el sistema capitalista “chorrea sangre y lodo, por todos los poros, desde la cabeza hasta los pies” (ahí lo vean quién lo escribió así y dónde).

Entonces nuestra idea no es para promover el voto.

Tampoco es para promover la abstención o el voto en blanco.

Nuestro pensamiento no es para dar recetas de cómo hacer frente al problema del capitalismo.

Tampoco es para imponer nuestro pensamiento a otr@s.

El seminario es para ver varias cabezas del sistema capitalista, para tratar de entender si tiene nuevos modos de atacarnos o son los mismos modos de antes.

Si nos interesan otros pensamientos es para ver si es que es cierto lo que vemos que viene, de una crisis económica tremenda que se va a juntar con otros males y va hacer mucho daño a tod@s en tod@s partes, en todo el mundo.

Entonces si sí es cierto que viene eso, o que ya está, pues hay que pensar si sirve hacer lo mismo que se ha hecho antes.

Pensamos que tenemos que obligarnos a pensar, a analizar, a reflexionar, a criticar, a buscar nuestro paso propio, nuestro modo propio, en nuestros lugares y en nuestros tiempos.

Ahora le pregunto a usted que está leyendo esto: vote o no vote, ¿le hace daño pensar cómo está el mundo en el que vivimos, analizarlo, entenderlo? ¿Pensar críticamente le impide votar o abstenerse? ¿Le ayuda o no para organizarse?

-*-

Completando de las elecciones:

Sólo para que quede bien claro y no se dejen ustedes engañar de que decimos lo que no decimos.

Nosotros entendemos que hay quienes creen que sí lo van a poder cambiar el sistema con votar en las elecciones.

Nosotros decimos que está cabrón porque es el mismo Mandón el que organiza las elecciones, el que dice quién es candidato, el que dice cómo se vota y cuándo y dónde, el que dice quién gana, el que lo anuncia y el que dice si fue legal o no.

Pero bueno, hay gente que piensa que sí. Está bien, nosotros no decimos que no, pero tampoco que sí.

Entonces, voten por un color o descolorido, o no voten, lo que nosotr@s decimos es que hay que organizarse y tomar en nuestras manos el quién es gobierno y obligarlo a que obedezca al pueblo.

Si usted ya pensó que no va a votar, nosotr@s no decimos que está bien, tampoco decimos que está mal. Sólo le decimos que creemos que no basta, que hay que organizarse. Y claro, que se prepare porque le van a echar la culpa de las miserias de la izquierda partidista institucional.

Si usted pensó que sí va a votar y ya sabe a quién va a votar, pues igual, no opinamos si está bien o mal. Lo que sí le decimos claro es que se prepare porque va a tener mucha rabia por las trampas y fraudes que le van a hacer. Porque para trampas son expertos los que están en el Poder. Porque ya está decidido por los de arriba qué va a pasar.

Lo sabemos también que hay líderes que lo engañan a la gente. Le dicen que sólo hay dos caminos para cambiar el sistema: o la lucha electoral o la lucha armada.

Ésos dicen eso o por ignorantes o por sinvergüenzas, o por las dos cosas.

En primera, ellos no están luchando por cambiar el sistema, ni por tomar el Poder, sino por ser gobierno. No es lo mismo. Dicen que ya que tengan el gobierno, desde ahí van a hacer cosas buenas, pero tienen cuidado de dejar claro que no van a cambiar el sistema, sino que sólo le van a quitar lo malo.

Tal vez conviene que estudien un poco y aprendan que ser gobierno no es tener el Poder.

Se ve que tampoco saben que si le quitan lo malo al capitalismo, ya no hay capitalismo. Y les voy a decir por qué: porque el capitalismo es la explotación del hombre por el hombre, de muchos por unos pocos. Aunque le agreguen que también las mujeres, eso no cambia. Aunque le agreguen que también otroas, eso no cambia. Sigue siendo el sistema donde unoas se enriquecen a costa del trabajo de otroas. Y son poc@s l@s otroas de arriba, y son much@s l@s otroas de abajo. Si esos partidistas dicen que eso es bueno y que sólo hay que cuidar que no se pasen de rosca, está bien, que así lo digan.

Pero para llegar a ser gobierno no sólo hay dos vías como dicen ellos (la vía armada y la vía electoral). Se les olvida que el gobierno también se puede comprar (¿o ya se les olvidó como llegó al gobierno el Peña Nieto?). Y no sólo eso, tal vez no lo saben pero se puede mandar sin ser gobierno.

Si esa gente dice que sólo se puede con las armas o con las elecciones, lo único que dicen es que no conocen historia, que no estudian bien, que no tienen imaginación, y que son unos sinvergüenzas.

Bastaría con que vieran un poco hacia abajo. Pero ya se les torció el cuello de tanto ver para arriba.

Por eso, nosotras, nosotros las y los zapatistas, no nos cansamos de decir, organícense, organicémonos, cada quién en su lugar, luchemos por organizarse, trabajemos por organizarse, pensemos por empezar a organizar y encontrémonos por unir nuestras organizaciones por un Mundo donde los pueblos mandan y gobierno obedece.

En resumen: como dijimos antes, como decimos ahora: votes o no votes, organízate.

Y pues nosotras, nosotros, zapatistas, pensamos que hay que tener buen pensamiento para organizarnos. O sea que se necesita la teoría, el pensamiento crítico.

Con el pensamiento crítico lo analizamos sus modos del enemigo, de quien nos oprime, nos explota, nos reprime, nos desprecia, nos roba.

Pero también con el pensamiento crítico vamos viendo cómo es nuestro camino, cómo son nuestros pasos.

Por eso estamos llamando a toda la Sexta para que hagan reuniones de pensamiento, de análisis, de teoría, de cómo ven su mundo, su lucha, su historia.

Los llamamos a que hagan sus propios semilleros y nos compartan lo que ahí siembren.

-*-

Nosotr@s como zapatistas vamos a seguir como ya estamos gobernándonos con el pueblo manda y gobierno obedece.

Como dicen las y los compañeros zapatistas: Hay lum tujbil vitil ayotik. Quiere decir: está muy bonito como estamos.

Otra: Nunca ya kikitaybajtic bitilon zapatista. Quiere decir: nunca nos dejaremos de ser zapatista.

Una más: Jatoj kalal yax chamon te yax voon sok viil zapatista. Quiere decir: Hasta que me muera pero aun llevo mi nombre de ser zapatista.

Desde las montañas del sureste mexicano.

A nombre de todo el EZLN, de los hombres, mujeres, niños y ancianos del Ejército Zapatista de Liberación Nacional.

Subcomandante Insurgente Moisés.

México, Abril-Mayo del 2015.

 Los Porkys, el cártel de los Juniors http://www.sinembargo.mx/opinion/11-05-2015/34494

Por Sanjuana Martínez mayo 11, 2015 – 00:00h 58 Comentarios

Su última víctima se llamaba Columba Campillo González de 16 años de edad. Foto: Twitter

¿A qué nivel de degradación tiene que llegar la vida cotidiana en México para que haya cambios? ¿Cuántas más muertes inocentes necesita la sociedad para despertar? ¿Qué se requiere para que los ciudadanos asuman el reto de dirigir el destino de este país?

Asistimos a una de las épocas más oscuras y convulsas, producto de la ingobernabilidad y la impunidad que protege a la clase política corrupta e indolente.

Los focos rojos de violencia aumentan en la República, pero entre todos, Veracruz, ocupa un lugar muy destacado. Es uno de los narcoestados más ignorados por el gobierno federal. Gobernado eternamente por el PRI y donde impera la ley de la selva, o más bien, la ley del narcogobierno, la pax de Javier Duarte.

Si antes fue Fidel Herrera el gobernante que permitió a este hermoso estado convertirse en territorio Zeta, ahora es Javier Duarte, — el gran depredador de la prensa que ocupa el primer lugar en asesinatos de periodistas—  quien cosecha las mieles del éxito.

Los mexicanos no solo tenemos que enfrentar el creciente poderío de los cárteles de la droga diversificados en múltiples células, sino el nacimiento de otros grupos delictivos de todo tipo.

“Los Porkys”, son una banda criminal integrada por Juniors, la mayoría, hijos de funcionarios de los distintos gobiernos priístas o bien de gente con dinero. Contrario a otros cárteles, a Los Porkys no les interesa el tráfico de drogas ni el narcomenudeo, mucho menos el trasiego de armas. Les sobra el dinero, porque tienen a sus padres obteniendo millones de dólares. Aunque evidentemente siguen acumulando riqueza a través del tráfico humano.

A Los Porkys les interesa el tráfico de mujeres y niñas con fines de explotación sexual. Los Juniors se encaprichan de jovencitas y menores de edad; las secuestran, las violan, las desaparecen y a veces las asesinan.

Su última víctima se llamaba Columba Campillo González de 16 años de edad. El miércoles pasado, salió a correr por la tarde al bulevar Manuel Ávila Camacho en Boca del Río y fuelevantada. Dos días después encontraron su cuerpo en un terreno baldío del fraccionamiento Los Delfines, estaba atada de pies y manos y fue violada. Era estudiante de la Universidad del Valle de México.

No es la única, en los últimos días también fue levantada Melissa Espinoza Hernández de 16 años, quien había desaparecido el mismo miércoles, al salir de la Facultad de Administración de la Universidad Veracruzana en el Puerto. Ella alcanzó a enviar un mensaje por el celular pidiendo ayuda a algunos amigos.

Dos días después, fue secuestrada una tercera joven de 16 años, estudiante del Conalep Jalapa. A las pocas horas fue lanzada con vida, a la calle Encanto en el centro de la ciudad. Tenía muestras de haber sido violada.

Los Porkys, al más puro estilo mafioso, recorren la ciudades veracruzanas buscando hermosas jóvenes para secuestrarlas. Algunas no han regresado, otras fueron ejecutadas, y el resto violentadas sexualmente.

Su modus operandi funciona como el utilizado por los Zetas en las ciudades del noreste del país. Los jefes de plaza raptan mujeres y niñas para convertirlas en sus parejas por un tiempo y luego venderlas a los giros negros que ellos mismos controlan. Se encaprichan de ellas cuando las ven en la calle, trabajando en algún negocio comercial, esperando el autobús o cuando se divierten con otras amigas en los antros.

Luego empiezan a seguirlas para determinar sus rutinas y finalmente son levantadas, algunas incluso de sus propias viviendas. El caso del municipio de Apodaca en el estado de Nuevo León, da cuenta, como en tan solo dos años, desaparecieron 200 jovencitas entre 15 y 25 años, la mayoría de colonias populares.

En Veracruz han desaparecido más de 6 mil mujeres y niñas en los últimos años, según estadísticas de organizaciones no gubernamentales. No es casual que ahora nos enteremos que hay un cártel dedicado exclusivamente al tráfico de mujeres que anualmente genera ganancias por 10 mil millones de dólares a los cárteles mexicanos, en especial, a otros cuatro: los cárteles del Golfo, Los Zetas, Nuevo Milenio y los Caballeros Templarios, según denunció en su reciente informe, la Coalición contra el Tráfico de Mujeres y Niñas de América Latina y el Caribe.

Veracruz es tierra de feminicidios. Tan solo entre 2012 y 2013 se cometieron 175 asesinatos de mujeres, de los cuales, solo el 49 por ciento se investigó como feminicidios. A pesar de no aceptar el componente de género en todos los casos, las autoridades veracruzanas registraron el año pasado más de 70 feminicidios.

El caso de los Porkys, se trata de delincuencia común, pero igualmente con asociación delictuosa para cometer deleznables crímenes que se inscriben en el tráfico humano con fines de explotación sexual. Todo indica, que los Juniors se encaprichan de las chicas y no les importa nada porque se saben impunes.

Pero ¿quiénes son los Porkys, presuntamente protegidos por el gobierno del priísta Javier Duarte? Su estela delincuencial es amplia. En 2012, algunos miembros de esta banda, hijos de funcionarios del gobierno de Miguel Alemán fueron detenidos, como Alberto Manuel Navarra Velasco, alias “El Beto”, después de siete años de estar prófugo por el asesinato del estudiante de la preparatoria Xalapa, Manlio Humberto Palomeque Ruiz en agosto del 2001, ejecutado con la ayuda de Cristian Ricardo González y González alias “El Taz” y con Alejandro López Lule “El Cepi”, hijo de la odontóloga Patricia Lule González, quien fue liberado en extrañas circunstancias por la juez María Guadalupe Pérez García, al igual que a Miguel Contreras Forzan “El Negro”, según consta en la averiguación previa con número 386/2001.

Estos Juniors han gozado de distintos niveles de impunidad por sus vínculos familiares. “El Taz” por ejemplo es hijo del ex contralor de la Procuraduría General de Justicia del Estado, Juan Reinaldo González García. Y “El Beto” es hijastro del ex futbolista “El Calaca Blanco”.

En el caso de Columba Campillo la fiscalía de Veracruz anunció ayer domingo que detuvo a cuatro personas: Agni Tonatiuh García, Rosa Ileana Mortera Trolle, Jonnhy Ruiz Inclán y Pedro alias “El Yuca”. Medios como Noreste titularon: “Atrapan a los Porkys asesinos de Columba Campillo”. La versión oficial es que la señora Rosa Ileana Mortera Trolle planeó el secuestro, pero sus familiares ya han denunciado todo tipo de violaciones al debido proceso y niegan su participación en el secuestro y asesinato de la joven. Sobre Melissa Espinoza Hernández, la fiscalía informó que ya había aparecido y que se fugó con el novio, sin dar más detalles.

Por lo pronto, el asesinato de Columba Campillo González y la desaparición de las demás chicas, exhibe la podredumbre de la narcopolítica en Veracruz. Las autoridades ya han filtrado que el Porky o Junior responsable del asesinato de la joven huyó a Estados Unidos. ¿Habrá justicia? Difícilmente, aunque su madre, Paloma González Márquez, ya la ha exigido al gobierno de Javier Duarte y le ha advertido: “Mi hija no será un número más en las estadísticas nacionales”.

www.websanjuanamartinez.com.mx

Twitter: @SanjuanaMtz

Facebook: Sanjuana Martinez 

Astillero http://www.jornada.unam.mx/2015/05/12/opinion/008o1pol

Voto útil (y otros trastos)

Guevara corre en Sonora

Pocas opciones viables

Encuestas sembradas

Julio Hernández López

QUE SE REACTIVE LA BÚSQUEDA DE NORMALISTAS: EXPERTOS DE LA CIDH. En nombre del grupo interdisciplinario de expertos independientes de la CIDH para el caso Ayotzinapa, Carlos Beristáin y Claudia Paz señalaron que para esclarecer los hechos es necesario que se dé acceso al 27 batallón de infantería del Ejército, ya que militares estuvieron presentes en los distintos escenarios del ataque a normalistas. Insistieron en que las averiguaciones previas deben incluir el delito de desaparición forzada, y no sólo el de secuestro. Además, el involucramiento del ex gobernador Ángel Aguirre es parte que se deberá indagarFoto Yazmín Ortega

L

a sonorense Ana Gabriela Guevara, llegada a la política en función de la fama que le suministraron sus varios e importantes triunfos atléticos internacionales, dio el banderazo de salida a la carrera sin obstáculos (programáticos ni ideológicos) denominada voto útil.

Impulsada por Andrés Manuel López Obrador para llegar al Senado en el paquete de posiciones negociadas con el Partido del Trabajo (luego de haber sido funcionaria del deporte en el gobierno capitalino encabezado por Marcelo Ebrard), la corredora norteña fue parte de la franja imprecisa de legisladores federales que aun estando formalmente en un partido se asumían como parte del naciente Morena.

El distanciamiento con el tabasqueño se produjo a la hora de postular candidato al gobierno de Sonora. Ella quería ser candidata de Morena, pero aceptó y reconsideró después, según testimonio del diputado federal Alfonso Durazo, quien no participó en la contienda interna por estar en desacuerdo con el método de encuestas que había instaurado la dirección nacional: “desde el principio dije ‘ahórrenme la pena de perder con Ana y ahórrense el dinero de la encuesta’ (…) expresé que una encuesta era del todo insuficiente como elemento único para decidir una candidatura”.

A final de cuentas quedó como candidato definitivo quien desde un principio se había mencionado como el favorito de la dirección nacional, Javier Lamarque, quien no ha podido llevar al partido Morena al escenario de la verdadera confrontación sonorense que está centrada en Javier Gándara, apoyado abiertamente por el gobernador panista Guillermo Padrés, y Claudia Pavlovich, impulsada por la nomenclatura priísta y sobre todo por Manlio Fabio Beltrones.

En ese campo de batalla solamente bipartidista, la corredora Guevara ha estimado que lo mejor es apoyar a la aspirante de tres colores, bajo la consigna de que es imperativo que se vayan los panistas del poder sonorense. Para ello grabó un video a cuyo final se incluyó el escudo del Partido del Trabajo.

El lance veloz de la senadora sonorense ha hecho ruido político porque corresponde a una decisión individual, pero en términos generales hay una proclividad generalizada (y explicable en función de que acuerdos y desacuerdos son consustanciales a la política) a hacer amarres pragmáticos en todos los partidos que tienen derecho a hacerlos (Morena, Encuentro Social y el Humanista están impedidos legalmente a hacer alianzas en esta su primera participación electoral, pero en los siguientes comicios, si mantienen el registro, podrán entrarle a la danza de las negociaciones).

El propio PT, por ejemplo, apoya al PRI en Querétaro y al PAN en el estado de México. Hay alianzas explícitas, legalmente registradas, y entendimientos por debajo del agua como sucede en Michoacán, donde Los Pinos ha organizado que el PRI deje el paso libre al PRD, que lleva como candidato negociado a Silvano Aureoles. Y hay reacomodos sin pudor, como en Movimiento Ciudadano, que ha abierto sus puertas a panistas en todo el país, como estrategia en busca de recuperar votos que perdió al cesar su alianza de muchos años con López Obrador.

En esa crisis de los partidos como fórmula para una representación popular legítima encajan ciertas maniobras como la realizada por la ex atleta laureada. ¿Votar por candidaturas testimoniales de izquierda, muchas veces provenientes de actos caudillistas sin pizca de democracia interna, o utilizar sin remordimiento el sufragio para ayudar al menos peor de los aspirantes punteros? ¿Será lo mismo para Sonora que gane el panismo, que en el sexenio en curso ha mostrado corrupción, abusos e insensibilidad social, o el priísmo, que muy probablemente será lo mismo, apenas con el agregado esperanzador de la vuelta estatal al poder?

El dilema sonorense puede extenderse al resto del país. Son contadas las propuestas viables que la oposición de izquierda ha presentado para relevar a priístas o panistas en el poder o para impedir que las diputaciones queden en los mismos centros de poder. Salvo el caso bajo arreglo de Michoacán con Aureoles, el PRD no postuló a ningún candidato a gobernador con probabilidades de triunfo. Morena tampoco y, salvo el perfil de Pablo Amílcar Sandoval en Guerrero, sus candidaturas fueron opacas o rutinarias (como la de Layda Sansores en Campeche). El PAN, por su parte, pelea en Querétaro (con un Pancho Domínguez crecido), en San Luis Potosí (con el calderonismo detrás de Sonia Mendoza pero también del priísta Juan Manuel Carreras, quien es amigo y fue funcionario federal con el michoacano) y en Baja California Sur (aunque a Carlos Mendoza Davis lo han exhibido negativamente por medio de varias grabaciones telefónicas peligrosas).

Y la conformación de la próxima cámara federal de diputados tampoco ofrece novedades impactantes. Según varias encuestas de opinión realizadas por algunas de las mismas firmas demoscópicas que en otros comicios han servido de avanzada mediática para instalar los números deseados o preparados por los poderes en turno, el PRI y el Verde podrán alcanzar, a pesar de todo, las curules suficientes para ser mayoría relativa en San Lázaro (donde en esta legislatura se estima que no serán necesarias votaciones reformistas con mayoría calificada). Según el reciente sembrado estadístico hecho por Mitofsky y por BGC (dirigida ésta por Ulises Beltrán, el estratega de marketing y comunicación del partido de las cuatro mentiras, también conocido como PVEM), el PRI mantiene supremacía en la intención de voto, seguido por el PAN, y luego vendrían vaivenes de segundo nivel entre el PRD, el mencionado P4M del tucán y Morena. ¿Voto útil, elecciones útiles, todo inútil?

Y, mientras OHL ha aceptado la renuncia voluntaria de Pablo Wallentin, su representante en México captado en grabaciones telefónicas que mostraron corrupción e insolencia al máximo en cuanto a la construcción del Viaducto Bicentenario (con funcionarios mexiquenses como contraparte delictiva), ¡hasta mañana!

Twitter: @julioastillero

Facebook: Julio Hernández

Fax: 5605-2099 • juliohdz@jornada.com.mx

 Economía política desde las comunidades I
Subcomandante Insurgente Moisés
4 de mayo http://enlacezapatista.ezln.org.mx/2015/05/04/economia-politica-desde-las-comunidades-i-subcomandante-insurgente-moises-4-de-mayo/

Buenas tardes compañeros, compañeras.

Lo que les voy a platicar, platicado, no leído, es sobre cómo era y cómo es la economía desde las comunidades, del capitalismo pues. Les voy a hablar de hace 30 años y de hace 20 años y unos pocos años de ahora. Les voy a platicar en tres partes: cómo viven las comunidades desde antes, de hace 30 años; cómo viven ahora los que no están organizados como zapatistas y luego cómo vivimos nosotros, nosotras como zapatistas de ahora.

No quiere decir que entonces no sabemos los demás siglos pasados, lo sabemos. Lo que queremos marcar de acá, porque nosotros tenemos 30 años, desde el 83, el año de 1983 cuando llega el grupo de compañeros, a partir de ahí hasta ahora tenemos 30 años.

Cuando no había llegado el Ejército Zapatista de Liberación Nacional, entonces nosotros los indígenas de Chiapas para el sistema capitalista no existimos, no somos como gente, no somos como humano. Ni siquiera basura servimos para ellos pues. Y así nos imaginamos los demás hermanos indígenas en el resto de nuestro país. Y así nos imaginamos también en todos los países donde existen indígenas.

En donde vivimos, o sea en las serranías, en los cerros, ellos lo tienen así en reserva. No saben si existen indígenas ahí, como dicen, Biosfera de Montes Azules. Y entonces nadie llevaba la cuenta de cuántos niños, niñas, están naciendo. O sea el capitalismo no sabe nada, nadie lleva la cuenta porque no existimos para ellos.

¿Entonces cómo sobrevivimos ahí? Pues con la madre tierra. La madre tierra es la que nos dio la vida, aunque no haya gobierno, gobernadores o presidentes municipales que se acuerdan de nosotros, nosotras. Estamos olvidados. Sólo lo que había allá en nuestros pueblos, las mejores tierras, hay unos cuantos hombres, claro, con sus mujeres también, los terratenientes, los finqueros, o los latifundistas.

Ellos sí son los que tienen miles de hectáreas de tierras buenas, buen agua, buen río. Por eso a nosotros nos sacaron de ahí, nos empujaron hacia las serranías, porque para ellos esos cerros no sirven, no les dan nada para ellos, y ahí nos echaron a nosotros.

¿Para qué sirven esas miles y miles de hectáreas de las buenas tierras para ellos? Es para tener miles y miles de cabezas de ganado, vacas. ¿Cómo es que pudieron mantenerse allí a lo largo de muchos años? Porque tienen buenos pistoleros, que nosotros les decimos guardias blancas, que no nos dejaban pasar en sus terrenos, en la tierra que decían que es de ellos.

Pues así entonces, qué podemos hablar de economía en las comunidades si estamos olvidados ahí. Lo único lo que hacen es explotar ahí en sus fincas, a que lo trabajen nuestros abuelos, bisabuelos. Entonces lo que pasó con nosotros es tuvimos que inventar, tuvimos que imaginar cómo tenemos que vivir, sobrevivir en nuestra madre tierra, resistiendo todas las maldades de lo que hace el terrateniente o el latifundista.

Nunca se conoció si hay carreteras, nunca se supo ni de nombre que se dice clínicas u hospitales, mucho menos escuela, que se dice escuela, o los salones de la escuela, de la educación. Nunca hubo nada de campañas de salud, no hay programas, no hay becas, no hay nada, estábamos olvidados.

Entonces, así como estamos diciendo, porque hablo de todos los hermanos y los compañeros que estamos organizados ahora, no hablo por mí solo, vemos de que hace 20 años la economía capitalista en las comunidades, cómo empezaron a interesarse allá en las comunidades, no tanto por las comunidades sino de donde viven, donde vivimos, donde vivieron, porque también ya hay hermanos, compañeros muertos y muertas.

Primero es que entonces no les basta que tienen las mejores tierras, que para ellos ya les sirvió muchos años. Ahora se dieron cuenta de que en los cerros, las montañas, ahí está otra mercancía para ellos, que ya lo han dicho varias veces acá, es la riqueza de la naturaleza. Entonces empiezan a organizarse para volver a desalojarnos, donde nos empujaron, donde nos mandaron, ahora nos vuelven a querer sacar de ahí. O sea hacer el despojo, el desalojo, porque quieren esa riqueza.

Y esa riqueza que está ahí pues nosotros con nuestros tatarabuelos, como lo decimos, ellos lo tienen cuidado, y eso es lo que lo quieren llevar, sacar, ese capitalista que en pocos años lo van a destruir lo que hace miles de millones de años que está ahí en la madre tierra.

¿Cómo es eso? Pues lo saben, nada más les recuerdo cuál fue la maña, la trampa que hizo el sistema capitalista, es cuando cambiaron el artículo 27 para que entonces se pueda privatizar los ejidos, porque lo que quieren es que ahora sí se pueda vender o rentar a la madre tierra.

Les voy a tener que invitar a que hagan un poquito de imaginación porque estamos hablando de 20 años, o sea es cuando ya salimos nosotros a la luz pública.

Entonces cuando el gobierno se dio cuenta que así está eso, ahora sí, disfrazado de varias maneras, uno es de que entonces dice el mal gobierno que ya está cumpliendo nuestras demandas, empieza a meter carreteras, pero no es por eso, sino es por el cambio del artículo 27 para privatizar a los ejidos. Entonces aprovecha de dos maneras porque ya se dieron cuenta que nos levantamos, ahora hace como que está cumpliendo, empieza a meter carreteras, empieza a dar proyectos; y el proyecto que es cosa de un millón o dos millones de pesos, entre cien, doscientos, trecientos proyectos, sacan ahí en ese miserable de dinero pues, y ni siquiera llega en las comunidades, les queda a toda esa bola de gobiernos; pero eso es lo que anuncian, lo que nos dicen.

Si les dijera todo lo que dicen los compas y los hermanos también, de que hasta hay proyectos que le dicen que se llama “pececito”, vete a saber qué es lo que quiere decir pececito. Por eso estoy diciendo que lo parten muchos proyectos en poco dinero.

Y ya empezó a haber algunas escuelas, algunas clínicas. Ni siquiera saben leer los alumnos y dicen que ya les dan beca. Y de las clínicas dicen que les dan su seguro popular porque con esa credencial estás bien atendido o atendida, y a la hora de que se van le dicen que no hay doctor o doctora; y si está el doctor o la doctora ellos dicen no hay medicina; y si está ahí el doctor, doctora, y hay medicina, está caducada. Pero como no sabemos leer, ahí está el doctor, doctora, te da la medicina caducada, le dan de tomar y no es lo que cura el dolor que tienes. El chiste es nada más que te dan como que ya te están dando tu medicamento, ni sabes si es la medicina que necesitas para tu enfermedad.

Entonces así como les estoy diciendo, que empezó a meter muchos proyectos y con esas cositas que ya les digo, así vino pasando los años. Ahora como está, porque una de las cosas que hicieron de esos muchos proyectos que dice el mal gobierno y poco dinero para repartir, entonces es para el control que hace el mal gobierno, para que entren de ser zapatistas. Creo que le dicen la campaña de contrainsurgencia o la guerra de baja intensidad, no sé cómo le dicen pero es eso, el control de que ya no luches, ahora vamos a cumplirte, aquí está. Además si te vas a meter de zapatista míralo mi ejército, ellos están más preparados, nada más te vas a la muerte. Entonces eso es campaña para controlarlos.

Les estoy diciendo esto porque ahora esas comunidades, los que se dejaron privatizar su ejido, porque hay quienes se dejaron, ya están ahí, podemos decir como en las ciudades, hay vagabundos ahí, ahí están caminando, no tienen casa, está drogadicto en thinner, en esas cosas. Igual ya en las comunidades porque vendieron su tierra, porque recibieron los papeles, la escritura de ser propietarios, de ser como ranchero, pequeño ranchero, pequeño propietario, entonces ya lograron sea suyo entonces lo venden y ya quedaron en la calle, ya no tienen donde sembrar su maíz, su frijol.

Otros, los que han recibido proyectos de varios tipos de proyectos, ahora les están cobrando según el interés del capitalismo. Nada más como para decirles algunas, allá por el caracol de La Realidad hay una comunidad que se llama Agua Perla, donde corre el río Jataté. Entonces ese poblado recibieron los proyectos, ahora ya llega un grupo de, como dicen, como decimos, caxlanes, mestizos y les dicen: saben qué, señores, aquí está lo que deben; esa tierra ya no es de ustedes y para que vean que entonces no haya problema váyanse en Escárcega –o sea en Campeche, creo que en Campeche queda Escárcega–, o se van en Oaxaca –donde se están peleando con el gobierno de Chiapas y con el de Oaxaca, Las Chimalapas–.

Ahí les están ofreciendo ir a esos habitantes partidistas, les tengo que decir partidistas otra vez porque antes los priistas son los que chingaban, ahora todos los partidos están chingando, por eso partidistas les decimos ahorita.

Otra comunidad en Roberto Barrios, se llama Chulum Juárez, y han recibido proyectos. Lo mismo, les ofrecieron carretera y la comunidad lo aceptaron porque es pavimentado y tan rápido empezaron a meter, es cosa de meses nada más, pero bien hecho la carretera. Ya que llegó la carretera, que recibieron su domo, algo así le llaman las láminas, y otras cosas, que le metieron grava en sus calles de la comunidad, entonces ya que ya está puesto, ya que llegó la carretera, entonces llegan y les dicen: saben qué, señores, se tienen que salir porque ese cerro que está ahí hay uranio ahí, y lo va a sacar el gobierno, si es que quieren vivir entonces tienen que salir, váyanse en Oaxaca si es que quieren salir, o a la mala tienen que salir.

Entonces eso es lo que prepararon hace 20 años, ahora lo están cumpliendo. Más con esto ahora que ya hicieron el cambio de las leyes, para el sistema capitalista ya lo lograron, eso es lo que dicen, es lo que dice el papel. Es lo que nosotros decimos: el papel lo dice que sí ya está autorizado, pero falta que le topa a la gente, si realmente se va a dejar la gente, y falta también que nos topan a nosotros, las, los zapatistas.

Entonces esas cosas que les platico, nos hacemos la pregunta, porque es que estudiamos las historias pasadas de nosotros, decimos ¿por qué el capitalismo ellos sí se cambian de cómo ir dominando más y tener más de lo que ya tienen de por sí?, ¿por qué nosotros, los explotados y explotadas, seguimos lo mismo?

Así nos preguntamos eso porque los hermanos y hermanas que les decimos, los partidistas, también diferenciamos de decir eso. Nosotros les decimos hermanos, hermanas, a los partidistas, los que no nos hacen daño. No vamos a decirles hermanos, hermanas, a los pinches paramilitares, ésos son unos hijos de la chingada pues.

Eso es lo que les pasa a los hermanos partidistas. Ya cuando nosotros salimos a la luz pública pues como dice la compañera Vilma, nosotros decimos, los zapatistas, que recuperamos a la madre tierra. Es como si fuera que nos la quitaron a nuestra mamá y hay que ir a buscar dónde está y si la encuentras tienes que recuperarla, podemos decir muchas formas de la palabra, el chiste es de que véngase, mamá, ¿no? No pelearse pues.

Entonces algo pasó así, que nos habían quitado nuestra mamá y empezamos a organizarnos porque es lo primero. Hay que organizarse primero y fue lo que hicimos. Nos tuvimos que organizarnos mujeres y hombres para ir a recuperar, no hay más de otra forma de cómo decir.

Porque de ahí sale todo en la madre tierra, entonces tuvimos que recuperar a la madre tierra y empezamos a organizarnos cómo vamos a trabajarla. Entonces pasando los años, el mal gobierno y los dueños, los terratenientes, empiezan a decir que por culpa de nosotros, las y los zapatistas, esas tierras, esas miles de hectáreas de tierra es improductivo. Y nosotros los zapatistas, las zapatistas, lo aceptamos, no es productivo para los terratenientes o el capitalismo, es productivo para nosotros, porque ahí ya no salen los miles de cabezas de ganado que sacaban antes los terratenientes; ahí lo que sale es miles y miles de mazorcas de maíz, así como éste.

Así de chiquitito nos empezó a dar en la madre tierra que nos habían quitado los terratenientes, nos la quitaron, no es cierto que nosotros la estamos quitando, de por sí era de nosotros, tan maltratada que la dejaron a la madre tierra que así de chiquititos daba los primeros productos que empezamos a hacer. Como de por sí nuestros abuelos saben trabajarla, poco a poco fuimos hallándonos nuevamente, otra vez, con nuestra madre tierra.

Esas tierras recuperadas las trabajamos en colectivo. Cuando decimos de colectivo se necesita mucha práctica para que descubres cosas ahí. Por ejemplo al principio empezamos a trabajar la tierra, así colectivos, todos, o sea nadie hacía su pedazo de milpa, sino juntos completamente todos. Entonces a veces viene el problema de mucha lluvia, de mucha sequía, o pasa tormenta, entonces empezamos a perder. Entonces los compañeros empiezan a decir que no, así no, mejor nos vamos a organizar, nos pongamos de acuerdo cuántos días vamos a dar el trabajo colectivo y cuántos días vamos a trabajar lo nuestro.

Y sobre todo son las compañeras las que aportan la idea porque son ellas las que siembran los condimentos de la comida, nosotros les decimos el cebollín, la cebolla y otros condimentos que usan las compañeras en la cocina, entonces como hacen colectivo entonces las compañeras mandaban un su hija, sus hijos, sus hijas en la milpa y se lo traen, y si alguien comienza uno ir a traer se va todo, porque es de todos y no hay acuerdo todavía.

Entonces se empieza a ver como un problema ahí, entonces lo que hacen los compas es que descubren muchas cosas. Entonces otros quieren elote, y como es colectivo la milpa si alguien agarra uno se va todo, y es donde se viola porque no hay acuerdo todavía. Entonces lo que hacen los compas es que nos vamos a poner de acuerdo, tantos días vamos a hacer el trabajo colectivo todos, y tantos días tenemos para nosotros.

Y el trabajo colectivo que se hace se hace a nivel pueblo, o sea local, comunidad; se hace nivel regional, así le decimos, región es donde ya están agrupados 40, 50 o 60 pueblos, a eso le decimos región; y luego se hace el trabajo colectivo a nivel municipal, cuando decimos nivel municipal a veces junta 3, 4 o 5 regiones, ya ése es el municipio autónomo rebelde zapatista. Y cuando decimos trabajo colectivo de zona es todos los municipios que hay como lo que se dice la zona de Realidad, o de Morelia o de Garrucha, las cinco zonas.

Entonces ya son cientos y cientos de pueblos cuando se habla de zonas, cuando se habla de municipios son decenas de pueblos. Entonces así se trabaja el trabajo colectivo, y el trabajo colectivo no es nada más en la madre tierra.

Sólo les recuerdo, como había dicho el difunto Sup Marcos, en aquellos tiempos cuando nos dijeron que no que decimos que somos anticapitalistas y tomamos coca cola, no sé si se acuerda alguien de acá, cómo les diré eso. Es que lo que pasa es que nos idealizan, piensan que todo lo que decimos ya. No, compañeros y compañeras, hermanos y hermanas. Lo que pasa es que nosotros sí estamos organizados.

Les voy a dar un ejemplo más claro. Recuerdo que una compañera de la ciudad estaba tan enojada que porque vio que un compa zapatista estaba gritándole a su compañera, y porque estaba bolo, está tomado, está borracho. Entonces le decíamos a la compañera: tranquila, compañera, porque esa compañera va a ir a quejarse con la autoridad, mañana, pasado, ese compa va a tener que ser castigado. Lo que pasa es que piensas que si decimos limpio, todo limpio; y si decimos negro, todo negro. No, eso es idealizarlo. Pero sí, la compañera se queja y ahí viene la sanción.

El chiste es estar organizado. Porque como antes, cuántos había así, mujeres maltratadas, no había síndico, no había regidor, no había presidente municipal que lo resuelva su problema a las compañeras, si era más peor el síndico, el regidor o el presidente municipal, entonces cómo lo van a resolver.

Bueno, entonces estamos hablando del trabajo colectivo. Es que se hace otros trabajos colectivos, por ejemplo en venta de eso que les acabo de decir, no es porque nos gusta, porque para nosotros, las y los zapatistas, para acabar el capitalismo es que tenemos que destruirla. Y una manera de destruir es quitar los medios de producción, adueñarnos y administrar nosotros, nosotras mismas. Entonces si vendemos las cosas, por ejemplo aquí está esto, eso es tierra, ¿pero eso que está ahí?, ¿eso que están las flores?, ¿ya es producido del capitalismo o no?, ¿esos lentes que traen?, ¿y eso?, ¿todo lo que traen?

Pero sí lo entendemos, pues así de que es una manera de rasguñar al capitalismo. Sí de por sí vamos a bajarle una su ganancia, es cierto, es la verdad. No es mentira, lo entendemos, pues. Es que nos acordamos porque es que nosotros nos comunicamos todos, es que es una cosa decir y otra hacer. Por ejemplo, recuerdo muchas ONGs acá decían no vamos a permitir, cuando entró el Chedrahui aquí, y que no vamos a comprarles. No pasó ni dos semanas. Entonces es que es una cosa decir y es otra cosa hacer.

Bueno, aquí les voy a empezar a mencionar cosas que empezamos a descubrir en lo que es el trabajo colectivo, y que son varias cosas, trabajos, no nada más en la madre tierra. Empezamos a ver sobre de la resistencia, empezamos a descubrir.

Empezamos la resistencia, es que nuestros compañeros y compañeras de nuestros pueblos, les quiero decir cómo nació la idea de la resistencia. Pues es que en esos tiempos del alzamiento el gobierno, el mal gobierno, empezó a usar, a utilizar, no sé cómo se dice, para que sean ellos el espía, la oreja, o sea para escuchar qué hacen, cómo se mueven los zapatistas. Entonces los compañeros y las compañeras se dieron cuenta que son espías, orejas, los maestros y maestras, los corren.

Entonces ahí empieza el problema, ahora ya no hay maestro y maestra. Bueno, tuvimos que inventar, tuvimos que imaginar, tuvimos que crear. Entonces, como les digo que el gobierno empezó a mostrar que va a dar muchos proyectos, entonces nosotros como que da envidia pues, porque empezamos a entender luego luego de que sí les están dando lo que les están dando porque no quiere el gobierno que sea zapatista, entonces por nosotros mismos les están dando. Ah, bueno, decíamos.

Entonces es ahí donde las compañeras empiezan a decir no, porque murieron compañeros insurgentes, milicianos, en el 94. Esas compañeras son las que empezaron a decir: si nosotros armados fuimos y murieron nuestros compañeros ahí, por qué nosotros vamos a recibir aquí lo que es sobrante, lo que es limosna, lo que es migaja que da el mal gobierno, porque lo que quiere es que nos quiere comprar como lo está comprando los que no son zapatistas para que no entren de zapatistas.

Entonces esa idea empezó a producirse y a reproducirse, de que entonces es lo mismo como si fuera combate al no recibir –así empezamos–, al no recibir nada del mal gobierno. Ya después empezamos a descubrir que no es nada más no recibir. Les explico nada más eso porque ahí es donde vimos que les estaban dando muchos proyectos a los partidistas, y ahí donde nosotros y nosotras empezamos a decir que tenemos que trabajar a la madre tierra. Y cuando empezamos a decir así, los compañeros y las compañeras dice: sí, de por sí, porque cuando estaban vivos nuestros bisabuelos y tatarabuelos, ¿a poco les daba frijol, arroz, aceite, leche, a nuestros bisabuelos? No, es al contrario, todo su fuerza de trabajo de nuestros bisabuelos se va para el patrón, nada. ¿Y entonces por qué ahora el gobierno te va a dar tu kilo de minsa, maseca, frijol? Además que es transgénico, como se dice, químico que ni siquiera es leche de verdad.

Entonces es ahí donde se dijo que sí tenemos que trabajar a la madre tierra, entonces conforme fuimos dándole fuerza a esa resistencia, entonces los que lo entendimos pronto, rápido, tienen frijol, tienen maíz, tienen café, tienen puercos, guajolotes, animales, los compas. Y entonces los que son partidistas, cuando reciben la lámina, el cemento, la varilla, esas cosas, como no trabajan la tierra y sí tienen los compas y necesitan su carretilla, su lámina, caen. Son los compas los que los compran porque sí tienen ellos porque trabajan la tierra.

Entonces cuando se dieron cuenta, los compas, es el asunto que empezamos a detectar nosotros, es que son puro práctico los indígenas, nosotros. Si lo vemos que sí funciona es que decimos acá, ya se chingó la cosa, es que vamos a hacerlo todos así porque es que lo vimos todos que sí funciona, entonces con más ganas empiezan los compas a trabajar la tierra.

Y es así como el gobierno entonces empieza a decir que sí está dando mucho proyecto, miran la lámina, los rojos, porque son puros rojos la lámina, y sí, los compas también lo ponen arriba, el cielo como dicen, lo rojo. Y el gobierno dice que ahí está, ésos son de proyecto, y no es cierto, son casas de los compas que compraron la lámina. Y el gobierno se dio cuenta, ahora los tuvo que controlar, obligatoriamente que sí tienen que ver que sí lo construyan su casa, y así hicieron también los partidistas, porque los partidistas también dan proyectos de casa, y los obligan que sí tienen que ver que lo están construyendo porque si no van a ser de los zapatistas, dicen pues.

A nosotros, en las comunidades zapatistas, de otras formas de cómo lo vemos cómo están los hermanos partidistas, la verdad, compañeros y compañeras, hermanos y hermanas, da tristeza cómo viven, da amargura de cómo están, porque muchos de sus jóvenes y jóvenas que los conocimos ya no están, se fueron pues con el sueño americano a buscar el dinero verde, el dólar. Y muchos ya no regresaron, y algunos que han regresado ya están en puño de ceniza, y los que sí regresaron ya vinieron mal porque son drogadictos, fuman marihuana. Y los que no fuman marihuana ya vienen cambiado su cultura, dicen que ya no quieren tomar el pozol, que ya no lo conocen, es peor todavía.

Así viene de regreso ya el hijo o la hija, y llega en su casa con su papá, su mamá, y está igual su papá, su mamá, porque ya el gobierno lo tiene acostumbrado con los brazos así, abrazados, ya los tiene programado en su cabeza cada cuándo va a recibir el oportunidades, creo que prospera le dicen ahorita. O sea los hermanos partidistas los hicieron digamos inútil, porque ya no lo trabajan la tierra. Entonces creo que lo dicen la palabra sumiso, creo que le dicen así.

Por lo menos en la época de la esclavitud ahí sí te das cuenta quién es tu patrón que te está esclavizando, pero en este caso no, porque es que te amaña, te acostumbra, te programa en tu chip, o sea en tu cabeza, tu cerebro pues. Entonces ya no entiendes y además no lo ves cómo es su cara el Peña Nieto, ni el Velasco, ni el otro; otros pues que te van a ir a engañar.

¿Por qué hacen eso? Porque es la otra cara de la forma de cómo lograr lo que quieren lograr, o sea la madre tierra para sacar la riqueza. No es nada más una sola forma de cómo nos quieren ganar a la fuerza a la madre tierra, lo que no quieren es que llegue a matar el ejército y la policía, pero va a llegar su día cuando topa al pueblo que no va a permitir. Por ahora lo que hace eso de que te da los proyectos, te acostumbra y te programa para que te acostumbras de no trabajar la tierra, de ahí te acostumbras, y peor si ya tienes ahí el papel de la tierra, o sea la escritura, lo vendes.

Con tal de que gane la tierra eso es lo que les está pasando a los hermanos partidistas. Eso es lo que está queriendo lograr el capitalismo, de lo que hay con la madre tierra.

Cuando les decimos que en las comunidades partidistas que está muy triste cómo se ve, les voy a dar el ejemplo, y ojalá de que están aquí esos hermanos y hermanas para que vean ahí eso, lo confirman lo que decimos. Hay una comunidad allá por la zona de La Realidad, creo que se llama Miguel Hidalgo, cerca con el pueblo Nuevo Momón. Ahí esos hermanos, eran, porque hace pocos meses eran de la CIOAC-Histórica, ellos estaban de acuerdo lo que pasó de nuestro compañero maestro Galeano. Semanas después de lo que hicieron del compa maestro Galeano, les pasa a esos hermanos, ex cioaquistas ahorita, porque ya no quieren ser CIOAC y eran CIOAC, eran ellos mismos, por diferencias políticas partidistas, por diferencias políticas ideológicas en los proyectos, y entonces a esos hermanos lo que pensaron es que mejor nos vamos a hacernos a un lado porque no vamos a matarnos. Entonces se van a una tierra que es recuperada en 94, ahí se fueron a refugiarse esos hermanos cuando los sacaron violentamente de su comunidad.

Entonces ya no hay respeto de eso, los líderes de las organizaciones sociales tienen que ver mucho en eso, porque se dejan, se venden, y también así hombres y mujeres de esa organización pues hace falta que se organiza.

Por eso decimos que es un desastre así como está. Ahora esos comunidades partidistas de como los tiene hallado el gobierno, eso lo que les voy a platicar tiene más o menos como un mes o mes y medio, ya ven que el gobierno dijo que lo va a tener que recortar el proyecto social, y ya en las comunidades dan becas aunque no saben leer y escribir los alumnos, cada alumno les daban mil o mil doscientos pesos a cada alumno, alumna. Entonces los padres, los que tienen cuatro hijos en la escuela entonces ya tienen sus cinco mil pesos, entonces ya estaban acostumbrados los papás y mamás.

Hace más o menos como un mes o mes y medio, los que tienen cuatro hijos en la escuela y que reciben su beca ahora les están dando 800 pesos por los cuatro, entonces dicen ya nos chingaron. Pues sí, ya los chingaron, hermanos. ¿Qué les vamos a decir? Y luego, porque ese es el modo de los indígenas, es como si fuera celular pues, ahí rápido se comunican; si alguien está perdido rápido la comunidad está enterado que está perdido alguien; si alguien está enfermo rápido la comunidad se entera luego luego. Es como un teléfono que se avisa así luego luego pues.

Bueno, nosotros, con los compas de los pueblos, con las bases, hacemos reunión donde explicamos de que viene cabrón la situación y no nomás así para nosotros los indígenas, sino en todo México, campo y ciudad, y no sólo México. Entonces lo que pasa es que nosotros los zapatistas hay familiares que no son zapatistas, hay unos que son buenos, buenas, la familia; hay unos que son que no quieren nada con nosotros pues. Entonces son ellos los que se platican, las bases pues, cuando se conocen quiénes son los que sí entienden, no están en contra, entonces les platican de la situación. Entonces se empieza a correr la voz de que viene cabrón la situación, entonces ya ellos empiezan a contar también que sí, que ya llegó la licenciada fulana, ya llegó el licenciado fulano, ya nos entregaron la factura. Es ahí donde se empieza a salir la información.

Esa es la parte que estábamos leyendo ayer, que nos están preguntando a nosotros que qué pueden hacer ellos, ellas. Y lo que les decimos es: organícense, hermanos.

¿Pero qué vamos a hacer ahí en la organización? Piénsenlo.

¿Pero cómo le vamos a hacer para pensar? Cómo vives, y así.

Y otra de las cosas que vemos ahí en la vida de los partidistas es que los niños, las niñas, no tienen nada de culpa de cómo están. Aparte de que el gobierno mal orienta, los niños, igual están abandonados, abandonadas. ¿Quién sabe qué es lo que va a pasar ahí con ellos? O ya se despertarán cuando se dan cuenta lo que va a pasar, pero para eso pensamos que van a tener que pasar muchas cosas. Van a ser rateros, bandidos, robalones de maíz, de frijol, de todo, porque así están, peor que son drogadictos. Hay comunidades que sí realmente son así fumalones de marihuana, de veras, no les miento. Por eso les digo que ahí los niños, ahí las niñas ya están como si fueran un pollo abandonado.

Esto lo que les platicamos es así como vivimos nosotros, nosotras. Ustedes saben cómo viven en donde viven, lo único que nosotros decimos es que se necesita pasar ya a la práctica de lo que ideamos, porque si no vamos a estar dice, y dice, y dice. Puede ser eso un mal ejemplo como les voy a decir, de los creyentes, ya se hizo (inaudible) de la mano, de la biblia, como le dicen, por estar tanto lee y lee y lee, y se murió, y dice justicia, dice libertad, ya no a la injusticia, pero sólo es decir; y los políticos también así ha pasado.

Entonces no les estamos diciendo, compañeros, compañeras, hermanos, hermanas, no les estamos diciendo de que levántense en armas, ni les estamos diciendo de que tómenlo ese ejemplo o cópialo. No. Veamos cada quién nuestro terreno, qué cosa es lo que podemos hacer ahí, pero ya se necesita que tenemos que poner en la práctica.

Es como por ejemplo cuando decimos esa frase que decimos, que lo que queremos construir es siglos y por los siglos y para siempre, entonces decimos, ¿cómo vamos a hacer esto? Si las y los luchadores, viejos zapatistas no lo preparan a sus hijos, a sus hijas, o sea la nueva generación, los que tienen 19 o 20 años ahorita, de aquí a 50, 60 años, regresa su nieto el general Absalón Castellanos Domínguez, el ex general, el ex gobernador de Chiapas, regresa y ése es el que va mandar otra vez en las comunidades si es que no se prepara esa generación. Y así tiene que preparar ésa a otra generación, y así para que entonces dure ese que decimos siglos y por los siglos y para siempre, si no, no.

Una de las bases de lo que es nuestra resistencia económica, nosotros, nosotras las zapatistas, es la madre tierra. No tenemos esas casas que da el mal gobierno, bloques y todo eso, pero sí tenemos salud, tenemos educación, estamos en eso que son los pueblos los que mandan y los gobiernos obedecen.

Cuando quedo así pensando lo que les quiero decir es que es una cosa de cómo estamos de la economía y es otra cosa de cómo estamos gobernando. Me cuesta mucho cómo explicarles eso porque la forma de cómo hacen los compas no es una sola forma de cómo lo hacen.

Ejemplo: algunos colectivos de los compas cuando es tiempo de las ventas, ya sea maíz, ya sea frijol, ya sea ganado, lo que hacen los compas es que se organizan como colectivo y entonces digamos así que se pasan como tipo coyote, para competir con el coyote. Por ejemplo si yo soy zapatista y el compa es el comprador del café, del ganado, del maíz, entonces él va a dar, creo que ahorita estuvo a 23 pesos el kilo de café, entonces yo como zapatista investigo cuánto es lo que se compra donde compra el coyote, si allá se vende a 40 pesos y aquí el coyote es el que paga 23 entonces cuánto está ganando. Lo que hago yo ahí es la cuenta de cuánto voy a gastar en el transporte y cuánto puedo subir yo, si él está pagando a 23 pesos el kilo entonces yo tengo que pagar a 24. Y entonces así vienen los compas zapatistas y hasta los partidistas, entonces el coyote ya no tiene su cliente. Entonces cuando el coyote escucha que yo estoy pagando 24 pesos y él 23, vuelve a competir conmigo, paga a 24 pesos. Entonces lo que el zapatista hace es que hace su cuenta otra vez, todavía puede, ahora pago a 25 pesos el kilo. Es competencia como de tipo coyote a coyote, ¿me entienden? Ésa es la lucha.

Al mismo tiempo es donde dicen los partidistas: ya ven cómo los zapatistas pagan más caro –dicen– por un peso. Es que así es, ésa es la vida en las comunidades. Por eso les digo que no es una sola forma de cómo se hace, se busca. Y eso tiene que ver también de la economía en el ser autoridad autónoma.

Por ejemplo, en la autonomía todo iba bien de la salud, todo iba bien de la educación, todo iba bien de la agroecología, o de las tres áreas, como dicen los compas, que es hueseras, parteras y plantas medicinales; pero cuando había proyectos o cuando había donativos de nuestros compañeros y compañeras solidarios y solidarias, cuando bajó ese donativo o ese proyecto de las ONGs entonces empezó a bajar la organización de lo que es la construcción de la autonomía, o sea de la educación y la salud.

Entonces nos dimos cuenta ahí otra vez que fallamos, porque entonces por decir así, que sólo nos gustó gastar nada más, porque no es nuestro sudor, como dicen los compas. Porque cuando uno es su sudor sí lo va a cuidar bien, no como quiera los gasta. Entonces es como nos dimos cuenta ahí que no está bien como estamos, tenemos que corregirlo.

A la hora de que empezamos a tratar de corregir es ahí donde vino otro problema. Muchas de las cosas de lo que vamos haciendo, de cómo vamos a ir organizándonos, no se crean que porque tenemos buena imaginación, porque somos súper no sé qué cosa. No, compañeros, compañeras, hermanos, hermanas. Vamos inventando, vamos creando. Conforme a los problemas ahí vamos a ir resolviendo, lo que pasa es que no nos dejamos. Es eso, no dejamos abandonado, tenemos que resolver ese problema y la ventaja es que somos ya nosotros que vamos a resolverlo, ya no dependemos de ninguna instancia del gobierno. Si vamos mal es que estamos mal todos. Si vamos bien es que estamos bien todos.

Entonces les estaba diciendo que en el proyecto, en los donativos, y que entonces tenemos que corregirnos, y cuando encontramos la forma de cómo vamos a corregirnos entonces ya allí no les gustó los que buscan el proyecto. Porque dijimos: vamos a tener que reproducir, no es nada más gastar, entonces tenemos que pensar qué cosa es lo que vamos a reproducir para que entonces un día que ya no hay proyecto, un día que ya no hay donativo de nuestros hermanos y hermanas, compañeras y compañeros solidarios, entonces sí sabemos resistir como antes.

Ahí ese error, esa falla que tuvimos en lo económico nos hizo recordar los tiempos pasados en la clandestinidad, porque ahí pudimos construir clínicas en la clandestinidad, y no sabíamos de que íbamos a ver compañeros y compañeras del continente asiático, los cinco continentes pues, nunca soñábamos y sin embargo sí lo pudimos hacer. No era de solidaridad, es del sudor. Entonces empezamos a decir a los compañeros eso, entonces se recupera y empezamos a trabajar, así estamos ahora.

Por eso decimos que estamos reeducándonos, reorganizándonos con esto de la tormenta que viene. Realmente, compañeros y compañeras, muchas cosas podemos decirlo. No es así tan fácil las cosas, nada más para que se den cuenta, el chiste es no nos dejemos.

El trabajo colectivo, esto que les voy a platicar es cosa de hace dos o tres meses, porque es que estamos reorganizándonos como estamos diciendo, reeducándonos, entonces tenemos que darle duro al trabajo colectivo para que tengamos cómo nos vamos a tener que mover, o cómo vamos a luchar.

Entonces resulta que a la hora que están haciendo asambleas los compas, pueblos, regiones, municipios y zonas, un compa zapatista dice, compañeros, compañeras, yo no voy a entrar en el trabajo colectivo porque no encuentro nada ahí, porque no sale ahí para mi sal, para mi jabón, pero no es porque no voy a seguir en la lucha, yo voy a seguir siendo zapatista, y si es que entonces hay que cooperar por la lucha yo estoy de acuerdo.

Entonces los compas dicen, compa estás mal como estás diciendo, tienes que recordar lo que eres, eres zapatista, porque aquí no estamos discutiendo nada más el trabajo colectivo, aquí estamos discutiendo ser zapatista. El zapatista tiene que enfrentar todo. Entonces si tú dices que no quieres ir a trabajar en el colectivo porque nos lleva cuatro, tres, cinco días, entonces te va a tocar ser municipio autónomo rebelde zapatista, y son tres años que tienes que dar ese servicio, y sólo tres, cuatro días de que tenemos que ir a hacer el trabajo colectivo. Piénsalo lo que estás diciendo.

Y están en asamblea así como estamos en esto, entonces se para el hijo del compa, y el hijo del compa dice: de por sí es su maña ése mi papá –y dice–, mi papá me dice –porque el compa es promotor de salud­, mi papá me dice que sólo es de nombre que tengo promotor de salud que no sé ni siquiera dar una aspirina. Eso es lo que me dice porque lo que quiere es que yo deje mi cargo de ser promotor de salud y que yo salga a estudiar –o sea afuera de la escuela autónoma, que se vaya no sé a dónde el compa­­–. Entonces dice el compa promotor: y cada vez que se enferma mi papá viene a pedirme pastilla.

Les cuento eso, compas, para que vean eso que el chiste es no te dejas, el chiste es que no sólo nomás digas. Enfréntalo, hazlo, búscalo, invéntalo, créalo. Es eso.

Porque también a lo mejor también por ahí se imaginan a la hora que decimos que sí trabajamos a la madre tierra, y por ahí lo han visto, por ahí lo hayan llevado sus guardianes, sus guardianas, ¿entonces no que trabajan la tierra los zapatistas?, ¿no que no se migran los zapatistas? Nada más tómenlo en cuenta eso que les digo del compa base de apoyo, eso que dice que no quiere hacer trabajo colectivo, de ahí generan los problemas. Uno mismo se auto sale, o se auto expulsa, porque acá el ser zapatista es que tienes que enfrentarlo todo y hay algunos donde ya no, y es así donde se van. Pues esos, los que se van, es que de plano ya no quieren estar haciendo la lucha, o sea ya nos abandonó la organización.

Por eso nosotros, de lo poco que trabajamos económicamente, nosotros no pagamos luz, agua, tenencia de la tierra, nada. Pero nada recibimos también del sistema. Y nosotros, como ya se dijo, es nada más para confirmar aquí con nuestro trabajo colectivo, zona, región, municipios o pueblos, es que nos vamos en nuestra mirada si es que tenemos que hacer movilización para apoyar a otros hermanos, hermanas, compañeros, compañeras, mas no para exigir al gobierno que cumpla su promesa, no hacemos gastos para eso.

Entonces entre lo que vamos a ir platicando más, el chiste de cómo estamos, de lo que queremos hacer y lo que pensamos hacer, es que ya son los compas, los pueblos, son los que se autorizan, son los que mandan, son los que deciden. No dependemos del gobierno. Y esa nuestra forma de ser así vamos a seguir así trabajando, luchando, y moriremos así si es necesario, por defender en lo que estamos ahora.

 Economía política desde las comunidades II
Subcomandante Insurgente Moisés
5 de mayo http://enlacezapatista.ezln.org.mx/2015/05/05/economia-politica-desde-las-comunidades-ii-subcomandante-insurgente-moises-5-de-mayo/

Buenas tardes a todos, compañeras, compañeros, hermanos y hermanas.

Según lo que estamos explicando desde ayer, antier, estábamos comentando con la comisión de compañeros y compañeras del CCRI, que nos parece que ahí va en lo que queremos hacer, y la pregunta, porque todos los que estábamos acá, si no estábamos soñando o durmiendo entonces la tenemos en la cabeza lo que ya se dijo, o lo que ya plantearon, platicaron, los compas, hermanos. Muchas cosas ya lo que nos dijeron de lo que es la hidra, ¿qué tenemos que hacer contra eso?

Organizarnos. Cuando vamos a dar esa respuesta, organizarnos, quiere decir que nuestro cerebro ya nos está diciendo qué es lo que hay que hacer primero, luego el segundo, luego el tercero, el cuarto y así sigues. Entonces eso está en idea, cuando está en el cerebro está en idea. Ahora, cuando mueves tu lengua ya está en palabra. Falta la acción, o sea la de organizarse. Y ya cuando estás organizándose, cuidado, porque ahí no va a salir tal cual como está dicho en la idea, en la palabra. Ahí te vas a empezar a tener muchos topes, muchas dificultades.

Porque si no, vamos a llegar a 2100, bueno, los que van a llegar, otra vez vamos a estar diciendo ideas, palabras, pensamientos, y mientras el capitalismo ya, ¿dónde fuimos los que tanto hablamos mal del capitalismo?, ¿dónde estuvimos si va a estar así?

Bueno, ésa es una reflexión que estuvimos viendo con los compas del CCRI, de la Comisión Sexta del EZLN.

Vamos a seguir compartiendo lo del tema de ayer, o cómo es la economía en lucha, en resistencia de las y los zapatistas, en práctica, no en teoría. En la práctica lo sacamos lo poco de la teoría que estamos compartiendo por ahora.

Por ejemplo, porque nosotros es así, que no recibimos nada del gobierno, hasta incluso nosotros no hablamos nada con el gobierno, ningún base de apoyo. Aunque nos asesinen, no hablamos con el mal gobierno, ¿cómo lo resolvemos que tenemos que darle de saber al mal gobierno? Una está ahí las denuncias públicas que hace la Junta de Buen Gobierno para que de allí se supiera los malos gobiernos. Y si no, pues en las radios comunitarias zapatistas, porque así como ayer lo estábamos platicando, que el gobierno tiene sus espías, sus orejas, hay alguien que está grabando los mensajes de las radios comunitarias zapatistas, pues ahí lo sacamos eso. Luego hay otra, pero ya luego después les platicamos.

Pocas veces manejamos dinero. Por ejemplo, en la movilización ahí sí nos obliga, porque hay que pagar con pesos la gasolina, no nos acepta kilos de maíz, frijol. Y eso es lo que lo peleamos, lo combatimos. Todo eso es lo que les voy a estar platicando en ejemplos, es con trabajo político, ideológico, mucha explicación, mucha plática de lo importante, necesario de lo que queremos hacer.

Por ejemplo, la educación. La educación de la escuela zapatista, les voy a contar cómo es que inventamos. Un compañero que es formador de educación de la zona, son seis meses que estuvo en el caracol preparando a los promotores, promotoras de educación de los pueblos, donde llegan cientos alumnos, alumnos-maestros que se van a hacer.

Entonces ese compa formador de educación se fue a ver a su familia. Llegando en su casa de su papá, ‘ya vine, papá’, dice el compa. Y el papá de ese compa formador dice ‘¿trajiste tu maíz?, ¿trajiste tu frijol? Porque aquí no tienes nada’. Y el compa formador dice:

– ¿Cómo?

– ¿Cómo? Pues si no estás trabajando.

– ¿Cómo no estoy trabajando, papá, si estoy trabajando allá con los compas?

– ¿Qué te dieron tus compas, o los compas? Si es que entonces también es un beneficio de nosotros, por qué no piensan de que también acá algo tienes que tener también para poder vivir.

– No, pues es que estamos en la lucha también –dice, el compa.

– Sí pero tenemos que tener también sobrevivencia para luchar.

– Sí –dice el compa formador.

– ¿Sabes qué, hijo? –dice el padre– Hijo, tienes que regresar. Habla con los autoridades autónomas porque si no así va a estar todo el tiempo, sin organizarse.

Y tuvo que regresar el compa. Habla con la Junta de Buen Gobierno, y la Junta de Buen Gobierno se organiza con los compañeros que están en la comisión, que así le decimos, la comisión de vigilancia y la comisión de información, o sea los compas, compañeros y compañeras del CCRI. Se organizaron y empezaron a discutir ese problema pues, porque ya es problema.

Y ya la junta y el CCRI dicen, pues sí es cierto, este trabajo es siglos y por los siglos, entonces sí tenemos que ver. Entonces empieza la discusión ahí, ahora sí de qué hacer.

– No, pues es que tenemos que sacar lo poco que tenemos.

– ¿Pero cuánto va a durar eso, lo poco que tenemos?

– No pues, apenas va a dar un año.

Entonces eso empiezan a pensarlo y hasta que sale así, de que, por ejemplo, la zona trabaja colectivamente, entonces el pueblo, o sea su pueblo del promotor o el formador de educación, que participa las bases de apoyo ahí en el trabajo colectivo, entonces la propuesta de la junta es que entonces esos miembros bases de apoyo del pueblo de formador, es de que ya no se vayan allá en el trabajo colectivo, que le trabajen su milpa, su frijolar, su cafetal, su potrero a la familia del compa formador. Entonces ya tiene maíz, tiene frijol, tiene cafetal, tiene algunos animalitos, pero son los compas bases que la van a hacer ese trabajo, entonces así ya puede tener su paguita. Entonces no se le da un apoyo, no se le da un salario a los compañeros, compañeras, formadores de educación, al igual así a los que preparan a los compañeros, compañeras, promotores de salud.

Otros compañeros, compañeras, en otras zonas, es que son diferentes las situaciones de cómo vivimos, por ejemplo, la zona Selva Fronteriza o la zona Selva Tzeltal no es lo mismo la situación a los compas de Los Altos, son diferentes pues. Entonces hay zonas que trabajan colectivamente ganadería, entonces cuando los compañeros tratan de organizarse en los primeros pasos, inmediatamente se dan cuenta.

Por ejemplo, eso que estoy diciendo, en el trabajo colectivo que hacen de zona, que están muy lejos las comunidades, entonces a la hora de ir allá en el punto del trabajo colectivo, hacen mucho gasto los compañeros. Genera gasto, entonces lo que hacen los compas es distribuir los trabajos, pero es colectivo. Es decir de que entonces, vamos a imaginar de que ésta es una zona, todo este adentro de esta casa, pero son lejísimos, hay unos que son 10 horas en carro, entonces se hace acuerdo, entonces puede ser que son diferentes trabajos colectivos, aquí es panadería, allá en la otra esquina es zapatería, allá es de granja de x cosa, luego aquí otro trabajo colectivo de la zona. Entonces para que todos los pueblos y las bases, los más cercanos en los lugares ahí se van, para evitar más gastos, y luego ya nada más los representantes se reúnen para informar cómo están, cómo van.

El chiste es de que no quede nadie sin trabajar colectivamente. Y antes de que lo duden o un día lo preguntan, ¿qué pasa con los que no quieren hacer el trabajo colectivo? No los obligamos. No los obligamos, simplemente le decimos ‘está bien, compañero, compañera, que no quieras, pero como zapatista que eres cuando hay cooperación entonces tendrá que salir en tu bolsa.

Y en los hechos y en la práctica lo están viendo los compas que es como han podido sobrevivir y es como han hecho su movimiento, los compañeros. Y es como hay algunos que van a ir integrándose los que no querían hacer el trabajo colectivo.

Entonces esas zonas que trabajan en colectivo de ganadería, es lo mismo, todos los trabajos colectivos que se hacen es por el movimiento de la lucha o por el movimiento de la autonomía. Aquí lo que se descubrió en la práctica es que no podíamos, o sea, nos equivocamos, fallamos antes, era el 100% el trabajo colectivo. Vimos que no funcionó porque entonces hay quejas, muchos problemas.

Quejas pues así de qué no tiene sal, no tiene jabón. Quejas en el sentido de que no se reparte a tiempo las siembras de lo que se cosecha. Quejas en el sentido de que hay compas que tienen muchos hijos, y se reparte igual; tienen pocos hijos otros compas y se reparte igual. Entonces todas esas cosas nos hizo reflexionar de que entonces es mejor que los pueblos, las regiones, los municipios autónomos y la zona se pongan de acuerdo cómo quieren trabajar.

El chiste es que entonces quiere ya tiempo para la familia y tiempo para lo que es colectivo. Así trabajan los compas. Por ejemplo ahí en la ganadería. Cuando hablo de ganadería no nada más una sola forma cómo. Hay, por ejemplo, colectivos de ganadería que son vacas de crianza; hay otros que no, que son nada más comprar los toretes, tenerlos unos meses y luego venderlo, sacarlo y volver a comprar, como si fuera abarrote pues.

Hay zonas que también trabajan en zapatería, los compas hacen sus zapatos. Hay una fuerte crítica y llamada de atención que se dieron los compas, como estoy hablando de ganadería, las pieles de ganado que los comen o que se mueren, ahí se pudren, de caballos, de burros, de mulos, ahí se pierden por no saber curtir. Y entonces intentaron los compas a buscarlo, nadie los quiere enseñar, porque donde han buscado que les enseñara, ése es el que compra los cueros. Bueno, a ver si por ahí quién sabe para que nos enseñe.

Otra forma de economía zapatista es, vete a saber por qué así le pusieron los compas, le dicen los bancos autónomos. Los llamados BANPAZ, BANAMAZ; ahora resulta que dicen que hay BAC, que porque es Banco Autónomo Comunitario. Son dos ideas que se juega ahí. Uno es de las necesidades, jabón, sal, azúcar y esas cosas. Entonces para que el dinero que tienen los compas a la hora de vender su frijol, su maíz, su puerco, lo que haya, es que entonces ponen su abarrote; entonces ese dinero que lo encuentran vendiendo sus productos se va en la cooperativa colectiva y ese dinero, lo poquito que tiene de la ganancia se va en el movimiento de la autonomía o de la lucha, para que no se le da a los partidistas.

Y así lo hacen también eso en el BAC o en los bancos autónomos, porque es que prestaban con otras personas, ya sea zapatista o no zapatista, y cobran hasta el 15% del interés mensual, o sea se aprovechan pues. Por eso los compas hacen ese fondo, ese banco autónomo, para salud y para lo que es comercio. Han tenido problema los compañeros, no se crean que es muy bonito, han tenido problemas. Sobre esos problemas van a ir mejorando pues, pero sí hay cosas bonitas por decir así, y es decisión de los pueblos, hombres y mujeres.

Por ejemplo, si yo presto 10 mil pesos en el banco autónomo, entonces si mi hijo o mi esposa logré curarlo, pago el 2% del interés; y si entonces no logré curar, falleció mi hijo o mi esposa, es que también ya el prestado perdió, ya no lo devuelvo. Es un acuerdo que tienen en la zona, así como se perdió la vida de la familia, entonces también el dinero se va ahí.

¿De dónde lo encuentran el fondo en el banco autónomo? Tienen varias formas de cómo hacer los compas de las zonas. Una es de que hacen acuerdo para que no sientan pesado los compas, las bases, es que entonces hay un acuerdo que lo tienen que es un peso por cada mes, cada base de apoyo. O sea este mes de mayo ya debo depositar un peso, y luego en junio otro peso, quiere decir que son 12 pesos que aporto yo como base de apoyo al año, y como somos miles entonces ya hay 12 mil, 15 mil, así. Eso es lo que se va en el fondo, o sea en el banco autónomo.

Otra es de los donativos que dan nuestros hermanos y hermanas, compañeros y compañeras solidarios. Una parte de eso se va en el fondo, en el banco autónomo, y otras partes se van en trabajos colectivos de la zona.

Otra forma de cómo conseguir recursos es que se ponen de acuerdo las zonas. Cuando son tiempos de vender las cosechas, ya sea café o maíz, entonces es que se ponen de acuerdo, entonces por ejemplo, cada base de apoyo tiene que aportar 80 kilos de maíz, 50 kilos de frijol, entonces eso ya se vende por toneladas y entra ahí un fondo. Ya luego deciden si ese fondo se va al banco autónomo o para invertir en otra cosa.

Otra forma de cómo hacen los compas por zonas es que hacen el trabajo colectivo de milpa, el trabajo colectivo de cafetal, y ya cuando se cosecha es otra forma de cómo hay un ingreso.

Bueno entonces hay una cosa que quisiéramos aquí compartir, por si un día les vaya a pasar a la hora que están luchando, que lo sepan que así pasa. Ayer estábamos platicando de ONGs, y dijimos que bajó los proyectos, pero no es porque bajó porque ya no hay ONGs o porque ya no gestionan proyectos las ONGs, ahí siguen. Es que hay algo que no les gustó. Hace varios años una ONG llegó con los compas juntas de buen gobierno y les dice de que hay un proyecto de salud, y los compas lo aceptan, que son 400 mil pesos en el proyecto. Entonces vuelven a llegar, a decir de cómo se va a hacer el programa del proyecto de salud, pero ya otro miembro de la ONG, entonces la Junta de Buen Gobierno le pregunta dónde está el papel del proyecto y del monto total del proyecto.

– ¿A poco no lo tienen todavía? –dice.

– No, por eso estamos pidiendo.

– Ah, pues con mucho gusto.

Entonces sacan y entregan, y en el proyecto dice 1 millón 400 mil pesos. Entonces ahí vimos que esa ONG nos está dando a nosotros 400 mil pesos y les está quedando a ellos un millón de pesos. Claro, es para pagar la luz, es lo que luego dijeron, que es para pagar la renta y no sé qué. Entonces de allí nosotros empezamos a tener experiencia de que, no sé cómo decirles, porque según eso que dicen ONG, es Organizaciones No Gubernamentales, ¿no?

Entonces del hombro de los que se están luchando por la injusticia y la desigualdad, y la miseria y todo lo demás, todavía se cuelgan otros ahí. Qué tan inteligentes somos, ¿no?

Entonces a partir de eso se comunican los compas de las juntas de las zonas que hay que tener cuidado. Entonces ya cada ONG van ahora sí a presentar sus proyectos y se les pide dónde está el monto total, ‘ahí les voy a traer’, ya hace años y no han podido llegar, no encuentran su carro.

Entonces eso es lo que pasó. Unos quedaron, que ahí están acompañando a los compas de las juntas de buen gobierno. Pero no quiere decir que las ONGs que hay, que no están buscando de sus proyectos. Sí, ahí andan por ahí, hasta incluso tal vez diciendo que están trabajando con los municipios autónomos rebeldes zapatistas, pero bueno, ahí lo verán ellos.

Y una forma de cómo ahorrar a los compas, el ejemplo que les voy a dar es sobre la salud, porque los compas de las juntas se ponen de acuerdo con algunos médicos que ayudan. Los médicos nos dicen de que hay dos cirugías, la menor y la mayor, y que la menor de las cirugías está saliendo a 20 o 25 mil pesos, y la mayor es mucho más. Entonces lo que hacen los médicos que ayudan a los compas es que se van en los hospitales autónomos y ahí hacen la cirugía los médicos que apoyan.

Es un verdadero gran apoyo porque le echan la motosierra y sacan lo que sacan y ya, no pagan los compas. Ya los compas sólo nomás se encargan del antibiótico pues, para que no haya infección, que ya va saliendo a mil o a dos mil pesos. O sea es un ahorro bastante.

Otra forma es que esa voz que ya les conté ya, corre. Corre en las comunidades, entonces ayer estábamos platicando eso de que los partidistas van y no hay doctor, no hay cirujano o cirujana, entonces como corre la voz de cómo organizan los compas, entonces todos los partidistas se van en el hospital donde llegan los médicos solidarios. Entonces lo que hacen los compas es que la asamblea de la zona es que se ponen de acuerdo, que tienen que cobrar algo, pero tampoco que se pasen de más.

Por ejemplo, el médico que diga, esta cirugía vale 6 mil pesos, entonces 3 mil pesos tienen que pagar el partidista. Y si dice esta cirugía vale 8 mil, entonces 4 mil tiene que pagar el partidista. Pero aun así, el partidista, la partidista está ahorrando porque allá afuera es de 20 a 25 mil pesos.

Es una forma del cómo se busca de tener ingresos, entradas pues. Hay zonas que tienen sus trabajos colectivos de artesanía. Hay compañeras en las zonas que trabajan como colectivo en ganadería o en vender comida, que son temporales porque no todo el tiempo hay salida, sino cada vez cuando hay fiesta de nosotros, nosotras, entonces es ahí donde funciona el colectivo ése de comedores.

En estos trabajos colectivos que decimos de las zonas, los compañeros autoridades de los Municipios Autónomos Rebeldes Zapatistas y las Juntas de Buen Gobierno son los que se encargan de promover, de agitar, y buscan apoyo de orientación, de animación, con los compas del Comité Clandestino.

Ahora ya hay participación de los compas bases de apoyo, que dan propuesta también en asamblea, qué trabajo colectivo se puede hacer. Esos trabajos colectivos que hablamos nos ha servido mucho como para entenderlo verdaderamente el vigilar al gobierno, porque son los que administran, el gobierno, la Junta de Buen Gobierno, o los MAREZ. Y como es trabajo, es sudor del pueblo entonces los compas exigen a sus autoridades que tienen que rendir la cuenta, cuánto en total hubo de ingreso, cuánto en total el gasto, en qué se gastó y cuánto es lo que queda. Es así como no lo dejan en paz a sus autoridades que tienen que rendir cuenta, y se imaginan si es que sale faltando, porque ahora sí en vez de que se va en la cárcel se va en el trabajo colectivo, porque tiene que pagar en el trabajo colectivo lo que roba o lo que gasta.

En el trabajo colectivo que se hace, porque estamos hablando de cientos de hombres que van a trabajar, salen problemitas que luego se convierte en problemota. Por ejemplo, yo ya sé que va a haber el trabajo de hacer milpa, entonces quiero un machete (inaudible), y luego este compa lleva un machetote. ¿Cuál es el chiste? El chiste es de que a la hora de que yo estoy trabajando esto, pues abarca muy poco el espacio el machete, y el que tiene grande el machete abarca más grande, o sea soy muy mañoso yo, para que trabaje yo menos. Entonces cuando pasa eso, la autoridad, o sea el encargado del trabajo colectivo, entonces es lo que hace es que le toca 2 metros a cada quien, y ahora sí se chinga el que trae grande, chico, su herramienta, el que salió primero ya salió.

Porque esas cosas es las que desanima, es las que desmoraliza, causa problema, y que ‘el dirigente por qué lo permite, es porque es su cuñado, su suegro’, esas cosas, ¿no? se busca la solución de cómo hacerlo. Ah, sí, otros están fumando cigarro, y otros que están limando mucho su machete, es para pasar tiempo, o sea para ser mañoso no hace falta. Ojalá que no les pasara porque ahí si no van a tener risa.

Entonces, el chiste es, como ayer estábamos diciendo, es que no nos dejamos. Somos muy tercos, somos muy necios. No lo abandonamos. Buscamos la salida, aconsejando, dando aclaraciones, explicaciones pues, y así vamos a seguir.

Los trabajos colectivos que estamos platicando, eso es lo que nos ha ayudado mucho, y de esas dos forma, de que el mes se divide, 10 días para el trabajo colectivo, 20 días para el trabajo de la familia. Cada quién se pone de acuerdo. Otro dice no, 5 días para el trabajo colectivo y 25 días para la de la familia. Cada quién se pone de acuerdo, ya sea pueblo, o sea comunidad, ya sea región, ya sean municipios autónomos o como zona. Esos son cuatro niveles de cómo se trabajan los trabajos colectivos, o sea, son cuatro niveles de asambleas, podemos decir así, de cómo se ponen de acuerdo pues.

Entonces esto, lo que les platicamos, compas, lo que nos da la fuerza es porque estamos organizados. Y estamos organizados en todo y bajo un solo pensamiento, porque es que nos recordamos entre todos nosotros, es que aquí nosotros tenemos que resolver ya. Ya no vamos a estar pensando de nadie, ni del gobierno ni nadie. Entonces, compañeros y compañeras, tenemos que resolver este problema, tenemos que hacer este trabajo. Se tiene que pensar, se tiene que discutir, se tiene que analizar, se tiene que animar, se tiene que consultar a las bases. Realmente los compañeros han profundizado mucho ya esto, hasta incluso han encontrado ya el mecanismo de cómo, porque es que lleva procesos.

Háganse de cuenta de que entonces estábamos acá, hay una propuesta de la Junta de Buen Gobierno ahorita, y nosotros como autoridades que estamos acá, si lo entendemos la gran importancia, lo gran necesario, pero no lo saben nuestras bases, entonces tenemos que regresar. Entonces nos va a llevar 10, 15 días, y luego regresar otra vez en la asamblea y ver el resultado. O sea, son procesos que lleva para que salga una decisión, pero ya lo que hace eso, que sí lo logremos, que lo logramos pues, es porque estamos organizados.

La organización es la que nos une. Por eso es tan importante eso de decir organizarse. Pero a la hora de que estamos ya aquí, pues empieza eso empiezan los qué es lo que vamos a hacer, cómo lo vamos a hacer, y todos los montones de problemas, ahí lo van a ver, por eso se los estamos platicando nada más, para que entonces los que representan que tengan bien puestos los hígados, porque ahí lo van a ver, porque puede ser que primero tú eres el que abandones. Y cuando digo abandonar es por un montón de cosas, porque vas a robar lo que hay ahí, o porque sólo nomás es bueno de gritarlos y no trabajas, o sea nada más exiges, gritas y tú no. O al revés, tú estás en chinga y tu pueblo ves que no te sigue, ‘¿pues pa qué estoy chingándome acá?’

Van a ver, ahí lo van a ver, por eso se lo estamos diciendo, pero es así, no hay de otra, aunque quieras buscar no hay de otra. Está la idea eso que dicen que la desobediencia, o sea hay que desobedecer al sistema, ¿cómo? Los compas bases de apoyo sí lo están haciendo, lo de desobedecer, y de por sí el gobierno no entra, ni en lo político, ni en lo ideológico, y en lo económico pues casi igual nos vamos, porque nosotros no pagamos los millones de impuestos, que son millones de pesos, pero tampoco recibimos los millones que dice que da, entonces por eso decimos que estamos más o menos igual pues. Pero no entra en lo cultural, ni en lo social.

Entonces ya los veo que ya sus ojos están así como ojito de armadillo. Mañana vamos a continuarnos y (inaudible).

 Peligra la vida de activista presa Nestora Salgado http://www.cimacnoticias.com.mx/node/69611

Por: Anayeli García Martínez

Cimacnoticias | México, DF.- 11/05/2015

Leonel Rivero Rodríguez, abogado de Nestora Salgado García, ex comandanta de la Policía Comunitaria de Olinalá en Guerrero, dijo que no hay fundamentos legales para que la activista esté recluida en un penal federal y por ello piden que sea trasladada a un reclusorio donde tenga atención médica.

Nestora, quien permanece en huelga de hambre desde el pasado martes 5 de mayo en el penal de Nayarit, está recluida acusada de privación ilegal de la libertad en su modalidad de secuestro que es un delito del fuero común, por lo tanto no debe estar en una prisión federal, dijo su abogado.

“Ingresó por un delito del fuero federal que era delincuencia organizada y tres procesos del fuero común, el proceso del fuero federal ya concluyó, un tribunal determinó revocar el auto de formal prisión y ordenó su libertad inmediata respecto de ese delito”, explicó.

El abogado recordó que ante la situación de gravedad y urgencia de la salud de Nestora, el pasado 28 de enero la Comisión Interamericana de Derechos Humanos solicitó al Estado mexicano que adoptara medidas cautelares para proteger su salud.

Es por ello que el pasado 18 de febrero se reunió con funcionarios del gobierno de Guerrero y de la Secretaría de Gobernación a fin de evaluar el eventual traslado de la activista a un penal donde se protegiera su salud, sin embargo hasta la fecha no hay respuesta.

Rivero Rodríguez, quien estuvo con la activista este fin de semana, declaró que la decisión de Nestora es llevar la huelga de hambre “hasta sus últimas consecuencias”. Ahora ella padece gastritis y una neuropatía en las cervicales que le provoca adormecimiento en las extremidades.

La activista lleva siete días sin probar alimentos y sólo bebiendo agua. “Su estado de salud de por sí es delicado, por los accidentes que sufrió, por los padecimientos que tiene y la huelga de hambre ha venido a agravar esos padecimientos”, abundó.

Destacó que no hay avances en el caso, en parte porque la causa penal se lleva en Guerrero, donde se dio la acusación, y en Nayarit, donde está Nestora, y por la distancia entre ambas entidades las diligencias tardan mucho tiempo en concretarse.

“Ha habido dos audiencias donde las presuntas víctimas debieron comparecer, dar declaración y carearse y no llegó nadie. Entonces estamos en una situación complicada en todos los sentidos, por esa razón tomó la decisión de iniciar una huelga el hambre el martes”, explicó.

Además dijo que ninguna autoridad del penal ha interferido para acabar con la huelga de hambre, por ello están analizando una vía legal para pedir el traslado de la activista, porque en este momento es prioridad su salud aunque la finalidad es obtener su libertad.

Asimismo el abogado llamó a las autoridades federales a tomar acciones y trasladar a Nestora a otro penal, en este caso al penal de Tepepan, al sur de la Ciudad de México, que cuenta con una torre médica de especialidades.

Caracterización y significación política de la coyuntura actual

7 meses y medio de Iguala/Ayotzinapa, las elecciones de junio y AMLO-Morena http://www.rebelion.org/noticia.php?id=198608&titular=7-meses-y-medio-de-iguala/ayotzinapa-las-elecciones-de-junio-y-amlo-morena-

 

Miguel Ángel Adame Cerón

Rebelión

 

 

  1. 1. Los brutales y sanguinarios sucesos contra los estudiantes normalistas de Ayotzinapa la noche/madrugada de 26/27 de septiembre de 2014 en la ciudad de Iguala, Guerrero, no son solo una tragedia más o una atrocidad más perpetrada por las fuerzas represoras públicas y oscuras del Estado mexicano capitalista; son y representan en verdad una fortísima conmoción política y un sacudimiento de las conciencias, a nivel político, moral y emocional para todos los pobladores excluidos de México, y especialmente para los sectores populares que luchan en la resistencia y tratan de ser o convertirse en antisistémicos. Revelaron y pusieron en atroz evidencia el actuar no sólo de un Estado-gobierno ultraneoliberal, cínico y corrupto, sino la grave situación económico-político-social de una nación-pueblo: agobiada por los saqueos, la inseguridad, el narcotráfico, la criminalidad, la semiesclavitud, la pobreza, la precariedad, el sistema de partidos, los fraudes, la simulaciones, la clase política, la oligarquía, las instituciones podridas; en fin, la necropolítica (Luis Arizmendi dixit) exudada por todos los poros del poder: desde el presidente en turno hasta las autoridades municipales, atravesando el sistema judicial, el ejército, la marina y las policías de todo nivel. Pues, además, como han demostrado con mayor crudeza y fuerza las actuaciones de autoridades durante los últimos años y especialmente evidentes en los últimos 7 meses y ½: el contubernio entre autoridades, intereses capitalistas (nacionales y trasnacionales, legales e ilegales) y grupos delincuenciales de todo tipo se ha convertido en sistémica. “Son lo mismo”, se ha dicho en vox populi.
  2. 2. Asimismo y como contexto condicional de esta situación, en la historia mexicana reciente se destacan entre otras decadencias y contradicciones sistémicas las siguientes: El creciente sometimiento de México al imperialismo norteamericano (amarrado en el Tratado de Libre Comercio de América del Norte) bajo condiciones de deterioro económico; es decir, actuando para socavar la economía nacional mexicana, para impulsar la militarización, para destruir el Estado de bienestar y por ello para apuntalar el narco-Estado policial-criminal, el Estado forbesiano1, y por ende el neoliberalismo extremo y sumiso a los dictados del orden capitalista imperial. Asimismo y como uno de sus correlatos, tenemos los datos de que las transacciones con pesos mexicanos a través de negocios legales e ilegales, pero principalmente con éstos últimos (narcotráfico y otros tráficos clandestinos: personas, órganos humanos, plantas, piezas arqueológicas, etc.) han crecido ampliamente ubicándose en el quinto lugar mundial2.

Uno de los resultados más atroces de todo ello, se expresa en los espeluznantes hechos (que ha sido denunciados ampliamente a nivel nacional e internacional) de la existencia en México de más de 100 mil muertos y aproximadamente 40 mil desaparecidos en la llamada (por el propio Estado militarizado y terrorista mexicano) “guerra contra el narco y el crimen organizado”, o más bien de guerra contra los empobrecidos y desesperados, víctimas en su mayoría “colaterales” (víctimas fallecidas de las víctimas sobrevivientes).

  1. 3. Por ello con la masacre de Iguala y lo acontecido en los últimos 7 meses y ½ desde el 26/27 de septiembre, hay un claro y decisivo antes y después, que marca indeleblemente la historia reciente de México; pues como dijimos, las repercusiones y los efectos en lo sociopolítico y en lo ideológico-moral conectado con lo demostrado con las movilizaciones, las protestas y las férreas persistencias de los familiares y normalistas (y sus aliados y solidarios nacionales e internacionales) son lo suficientemente contundentes para saber reconocer que no se trata de cualquier tipo de acontecimiento o sólo de unas raya más del tigre narco-neoliberal, sino que en sus profundidades y su contenidos se trata de acontecimientos topes, límites a los que ha llegado la necropolitica en su agravio al pueblo-nación, pues aunado a Atlataya y Apatzingán significan y anudan ese vuelco a la coyuntura y a una naciente nueva ventana política y social.
  2. Aunque las reacciones de movilización y protesta que en los primeros meses fueron intensas hayan aminorado, a partir de la llegada institucionalizada, desviadora y distractora del tiempo electoral, que en este caso llegó como un desván donde pudieron medio escapar el sistema político, la presidencia y su gobierno ante la avalancha de críticas y ante su propia incapacidad y aturdimiento que los mantuvo unos meses contra la pared. Sin embargo, las heridas, las indignaciones y los reclamos denunciadores y desenmascaradores no han cesado ni cesarán, pues se ha conformado ya algo así como un bucle recursivo en la memoria política social del México agraviado y del México potencialmente rebelde de los últimos años.

A propósito de la llegada el ferrocarril electoral, cabe aclarar que no fue el verdadero movimiento “somos Ayotzinapa” el que, como varios analistas creen, cambió sus consignas y demandas de presentación de los desaparecidos y de ¡fuera Peña!, sino que ante el electoralismo rampante, se tuvo que dar una respuesta política meridiana de que bajo las actuales condiciones abiertas por el 26/27 de septiembre, las elecciones estaban de antemano destinadas a servir (manchadas de sangre) al régimen y a todos sus participantes (léase clase política, clase dominante y partidos políticos) de todas las posiciones y colores que acudían gustosos a refrendar (esperando mantener sus recursos y sus privilegios) esa complicidad e integración con el régimen y a él. Así pues, la denuncia de las potenciales narcoelecciones y el planteo de ¡boicot! o no participación a y en las elecciones; señalaron y señalan que dichas elecciones y su lamentable espectáculo (bajo la coyuntura Iguala-Ayotzinapa) no eran ya la vía para ningún cambio significativo desde la cámaras, desde las gubernaturas o desde las delegaciones (ni siquiera para implementar reformas o para revertir las implementadas desde Salinas de Gortari, y llegando a las de Calderón y Peña Nieto) sino que servían para maquillajes, derroches, demagogias, falsas esperanzas y farsas legitimadoras del mismo régimen.

  1. De esta manera consideramos, y hemos insistido en ello3, que sólo las confluencias, las articulaciones y el trabajo sociopolítico conjunto sobre la base de plataformas, proyectos y programas de resistencia, lucha, construcción y transformación encabezados por los explotados y oprimidos y sus organizaciones, acabarán con el régimen y el sistema socio-económico necropolítico implementado por el capital en México, y a partir de ello se abrirán caminos antihegemónicos y emancipatorios más firmes.
  2. Lo que cabe resaltar y que sigue vigente desde dichos acontecimientos de hace 7 meses y ½ , es que re-iniciaron una nueva oleada de protestas, exigencias, movilizaciones, rebeldías y develaciones, que obligaron y han obligado a todas las organizaciones, movimientos, fuerzas y personas que participan en la política nacional (e inclusive mundial) a definirse desde un posicionamiento, desde una actuación, desde una decisión, o desde la indiferencia la complicidad, la apatía o la incredulidad. Y como hemos dicho se trata de un parteaguas o, como ha dicho Adolfo Gilly4, de un rayo histórico del pasado reciente, que relampaguea en el presente y que marca lo que viene de resistencia y de lucha masiva en el México de los próximos años. No sólo porque la masacre de Iguala-Ayotzinapa fue un crimen de Estado, sino porque es un paradigma que condensa los crímenes y la atrocidades, las violencias y las explotaciones del régimen y del sistema capitalista mexicano y por tanto mundial.
  3. Retomando la discusión a propósito de la lucha por los 43 y las elecciones intermedias de junio (de las cuales ya dimos una postura argumentada5), ahora planteamos que las especulaciones y argumentos de López Obrador y sus seguidores de Morena, no están sustentadas; principalmente en lo que señalan de que la postura de varios sectores de la izquierda no electoral y no electoralista, de no participar, anular o boicotear (con activismos y elementos organizacionales diversos, etc.) proviene, coincide, alienta y/o coadyuva del o al gobierno, del o al PRI, del o la Oligarquía, del o a la derecha, etcétera. Craso error, falsa apreciación, equívoco planteamiento de Amlo, Morena y seguidores: pues la lucha, la resistencia, la protesta y las acciones verdaderamente cuestionadoras al régimen y antisistémicas en esta coyuntura Iguala-Ayotzinapa (que arriba hemos sintéticamente caracterizado a nivel político) NO pasan por participar electoral y electoreramente en los comicios próximos. Por el contrario, cabe resaltar la coincidencia de su posición (de López Obrador, Morena y seguidores) de que las elecciones venideras son la vía (e incluso única vía) de expresión de la democracia y de la voluntad popular con la postura del propio E. Peña Nieto, los poderes fácticos (como los empresarios y las televisoras) y con la del INE en sus atosigadores y hartadores spots(además de la coincidencia con el PAN, PRI, PVEM, PRD y demás partidos oficiales).

Se trata de una visión y postura errada que manifiesta una falsa lectura y un equívoco análisis crítico político de la situación en que se encuentra actualmente el país (y el mundo) y la lucha de las clases y sectores sociales. Y la propuesta insistente y tardía de llamar a votar por los candidatos supuestamente “alternativos” y de “izquierda” de Morena (frente al PRI y sus Aliados, incluido el PRD, PT o Movimiento Ciudadano, antes aliados de AMLO); o de hacer alianzas político-electorales entre movimientos sociales y sindicales y Morena para derrotar al PRI y sus Aliados, se sitúa desgraciadamente en el oportunismo electoralista. En verdad y honestamente hablando aprecio que Morena No ha actuado en los últimos 7 meses y medio (y quizá desde antes) como Movimiento-Partido ni siquiera como Partido-Movimiento (o “Partido en Movimiento”6), sino simplemente como Partido electoral (con tintes claramente electoralistas, es decir centrándose casi exclusivamente en la competencia y rebatinga entre candidatos, instituciones de Estado y partidos).

7 ½. Así, por ejemplo, dicho llamado a la alianza debió haber sido (y No se hizo) desde por lo menos hace 7 meses y medio, y debe ser ahora y en el futuro inmediato, pero no desde los intereses electorales/electoralistas, sino una alianza de solidaridad, de resistencia conjunta, de lucha social brazo a brazo, una alianza político-social antineoliberal, antiemperialista, antisistémica, anticapitalista y revolucionaria. ¿Amlo y Morena están dispuestos a tejerla?, Les dejamos el beneficio del desafío y de la duda.

Notas:

1 Véase mi artículo: “El Estado mexicano, Forbes y el qué hacer en la coyuntura Iguala-Ayotzinapa”, 18-11 de 2014, en http://www.rebelion.org/noticia.php?id=192130

2 “El peso mexicano es la quinta moneda más transada en el mundo en el mercado cambiario sumando 135, 000 millones de dólares diarios, después del dólar americano, el euro, el yen, la libra y antes que el yuan (mucho de este comercio proviene del narcotráfico que opera con la gran banca como ya se ha hecho evidente con el caso HSBC, entre otros). Véase Oscar Ugarteche: “Los desaparecidos en México y el ASPAN”, 23/10/2014, http://www.alainet.org/es/active/78252.

3 Véase nuestro libelo: Movimientos sociales, políticos, culturales y populares. La disputa por la democracia y el poder en México (1982-2013), Editorial Ítaca, México, 2013.

4 “Este pueblo no olvida ni olvidará el crimen de Ayotzinapa, así pasen días, años, vivan seguros de ellos los jefes de este Estado. En el alma y la vida del pueblo mexicano esta tragedia seguirá presente, irreductible, dolorosa y viva.” Véase Adolfo Gilly: “Ayotzinapa, el rayo que no cesa”, http://www.jornada.unam.mx/2015/04/27/opinion/005a1pol

5 Cfr. “¿La vía electoral no está agotada en México?”, 02-0-2015 en Rebeliónhttp://www.rebelion.org/noticia.php?id=195990.

6 “Morena en lo ‘oficial’ es un partido político, pero en la práctica no pierde su esencia de movimiento social, por eso decimos que somos un partido en movimiento. El día que Morena pierda esa cualidad, ese será el día que sí tendrá validez el dicho de ‘todos son iguales?”. Véase Marco I Dávila “Elecciones en México y el llamado al boicot”, en Rebelión, 06-05-2015,http://www.rebelion.org/noticia.php?id=198489&titular=elecciones-en-m%E9xico-y-el-llamado-al-boicot-. En efecto, Morena se mueve (como Partido en movimiento), y López Obrador ha sido incansable en sus mítines y asambleas, pero desde hace tiempo para beneficio esencialmente al juego electoral-electoralista-electorero

NOTICIAS DEL MUNDO

El nuevo sueño americano: sobrevivir a la violencia policial http://www.democracynow.org/es/blog/2015/5/8/el_nuevo_sueno_americano_sobrevivir_a

Publicado el 8 de mayo de 2015

Amy Goodman, con la colaboración de Denis Moynihan

“¿Qué deseas lograr con esta protesta?”, le pregunté en agosto del año pasado a una adolescente de 13 años que estaba participando de una manifestación en Staten Island contra el asesinato por parte de la policía del afroestadounidense Eric Garner. La adolescente, llamada Aniya, me respondió: “Vivir hasta los 18 años sin morir antes de un balazo. Queremos crecer, vivir la vida. No queremos morir en cuestión de segundos por culpa de la policía”.

Este es el sentimiento que inspira al movimiento Black Lives Matter (Las vidas de las personas negras importan) en todo el país. ¿Acaso será ese el nuevo sueño americano?

Más recientemente, en Baltimore, el anuncio por parte de la fiscal de la ciudad de que se presentarían cargos contra seis policías por la muerte de Freddie Gray calmó los ánimos luego de una semana de intensas protestas. Marilyn Mosby, la fiscal de Baltimore de 35 años de edad, es la fiscal principal más joven de una ciudad importante de Estados Unidos. Lleva apenas 100 días en el cargo y apareció en primera plana el viernes primero de mayo cuando realizó el sorprendente anuncio de que los policías afrontarían varias acusaciones, desde agresión hasta homicidio en segundo grado.

Según los informes policiales, el teniente de la policía de Baltimore Brian Rice estaba patrullando en bicicleta en la mañana del 12 de abril cuando Freddie Gray se echó a correr tras haber establecido contacto visual con él. Rice persiguió a Gray junto con los oficiales Garrett Miller y Edward Nero. Un transeúnte filmó el momento en que Gray era arrastrado hasta la camioneta de la policía mientras gritaba de dolor. A pesar de que Gray pidió asistencia médica reiteradas veces, no se la proporcionaron y al poco tiempo quedó inconsciente. Otros policías que participaron en su arresto y traslado tampoco hicieron nada. Su familia informó que Gray tenía un 80% de la médula espinal quebrada y que su laringe estaba destrozada. Gray murió después de haber estado una semana en coma.

Gene Ryan, presidente del sindicato de policía de Baltimore, escribió horrorizado: “Las imágenes que aparecieron en la televisión se parecen a un linchamiento”. Sí, “linchamiento” fue el modo que un hombre blanco usó para describir las protestas de personas afroestadounidenses contra la muerte de otro afroestadounidense a quien le quebraron el cuello mientras se encontraba en custodia policial. Más tarde, en una conferencia de prensa, Michael Davey, abogado del sindicato de policías, defendió la persecución policial de Gray: “Si uno se encuentra en una zona donde hay altos índices de delincuencia y huye de la policía sin que haya provocación, la policía está legalmente habilitada a perseguirlo”. Entonces, ¿esto significa que Freddie Gray fue arrestado por ser negro y haber salido corriendo?

Luego de cada asesinato de una persona aforestadounidense por parte de la policía en los últimos tiempos, la indignación se ha hecho sentir cada vez más. La muerte de Eric Garner ahorcado por un policía el 17 de julio de 2014, quedó impune. El fiscal de distrito de Staten Island, Daniel Donovan Jr., se negó a presentar acusaciones contra los oficiales. Donovan, que es republicano, fue recompensado esta semana: obtuvo la banca en el Congreso que dejó vacante Michael Grimm, quien renunció tras haber sido hallado culpable de evadir millones de dólares en impuestos. Grimm también es conocido por haber amenazado con golpear a un periodista en un programa de televisión en vivo después de que éste le preguntara sobre las acusaciones. Grimm le dijo al periodista en aquella oportunidad: “Te partiré en pedazos, como a un niño”.

Volviendo a Baltimore, muchas personas se sintieron aliviadas cuando la fiscal de la ciudad Marilyn Mosby anunció que había presentado acusaciones contra los seis policías: “Provengo de una familia de cinco generaciones de agentes del orden. Mi padre era policía, mi padre era policía, al igual que varios de mis tíos y tías. Mi querido abuelo, recientemente fallecido, fue uno de los miembros fundadores de la primera organización de policías negros de Massachusetts. A quienes están furiosos, heridos o han sufrido sus propias injusticias en manos de la policía, los insto a que canalicen esa energía pacíficamente mientras llevamos adelante este caso. He escuchado su clamor de que ‘sin justicia no hay paz’. Sin embargo, su paz es absolutamente necesaria mientras me esfuerzo por impartir justicia en el caso de Freddie Gray”.

Mosby finalizó su oratoria mediante una declaración sin precedentes en la historia de los discursos de la fiscalía: “Por último, pero no menos importante, a los jóvenes de esta ciudad les digo que intentaré hacer justicia en su nombre. Este es su tiempo. Garanticemos que las manifestaciones sean pacíficas y productivas, para que logren cambios estructurales y sistémicos para las próximas generaciones. Ustedes están al frente de esta causa y, como jóvenes, nuestro tiempo es ahora”.

Si la exigencia de que los responsables rindan cuentas se lleva a cabo con esta determinación, quizá Aniya logre su deseo de cumplir 18 años y muchos, muchos más.

 Nuevo terremoto de magnitud 7,3 azota Nepal http://www.bbc.co.uk/mundo/noticias/2015/05/150512_nuevo_terremoto_nepal_everest_ch

RedacciónBBC Mundo

12 mayo 2015

Los habitantes de Katmandú salieron corriendo a las calles.

Un nuevo terremoto de magnitud 7,3 golpeó a Nepal, dos semanas después de que un sismo devastara la zona provocando la muerte de 8.000 personas.

Las autoridades reportaron al menos 40 muertos y mil heridos en este nuevo temblor y unos 17 fallecidos en India.

El epicentro del terremoto se situó 83 kilómetros al este de la capital Katmandú, en el pueblo de Namche Bazar, cerca del campamento base del Everest y de la frontera con Tibet.

El Instituto Geológico de EE.UU. afirmó que el temblor, que duró unos 30 segundos, tuvo una magnitud de 7,4.

Al menos cuatro de las muertes se produjeron en la ciudad de Chautara, al este de Katmandú.

Navin Singh Khadka, de la BBC, dice que el terremoto ha provocado la caída de más casas y alojamientos en la región del Everest. En la zona quedan pocos turistas tras el devastador terremoto del 25 de abril.

La Organización Internacional de Migraciones (IOM) de Naciones Unidas mandó un equipo a la ciudad tras el devastador terremoto del 25 de abril, que tuvo una magnitud de 7,8.

“Edificios caídos en Chautara… se sacan cuerpos de los edificios”, escribió la IOM en su cuenta de Twitter.

Un portavoz de la organización humanitaria Save the Children le dijo a la BBC que las áreas más afectadas son Sindhupalchok y Dolakha, donde se han producido deslizamientos de tierra y se han visto “enormes rocas cayendo por la ladera”, así como el derrumbe de casas y edificios dañados en el anterior terremoto.

Miles de habitantes de Katmandú salieron corriendo a las calles de la ciudad. Cientos de personas intentaron contactar por celular con sus familiares, explicó la agencia Reuters.

“Se sintió muy fuerte. Sentí que duraba unos 25 segundos, el suelo se movía, los pájaros empezaron a graznar, los edificios temblaban”, dijo el periodista de la BBC en Katmandú Simon Cox.

“Hubo una réplica y todo el mundo salió a la calle. Esta réplica añadió mucha ansiedad y pánico. La gente empezó a llorar”.

Hasta Delhi

Un hospital de Katmandú evacuó pacientes tras el temblor.

El sismo tuvo una profundidad de 18,5 kilómetros, según el Instituto Geológico de EE.UU., y duró unos 30 segundos y se sintió hasta la capital de India, Delhi. También en Daka, la capital de Bangladesh.

“Estamos bien. Se sintió por mucho rato. Vimos polvo y piedras volando de las montañas cercanas”, tuiteó Yogita Limaye, periodista de la BBC que estaba en un convoy de ayuda en Nepal.

Fuertes movimientos también se sintieron en la capital de Nepal, Katmandú, prácticamente en el suelo tras el último terremoto de abril.

Consejo Indigenista denuncia asesinatos secuenciales y selectivos de indígenas en Brasil http://kaosenlared.net/consejo-indigenista-denuncia-asesinatos-secuenciales-y-selectivos-de-indigenas-en-brasil/

 

Por Adital

 

 

 

El Consejo Indigenista Misionero (Cimi) manifiesta en una nota su profundo lamento y la preocupación por el asesinato de tres líderes indígenas en una semana, en Brasil. “Evaluamos que los cobardes ataques que mataron a Eusébio Ka´apor, el 26 de abril, en el Estado de Maranhão, Adenilson da Silva Nascimento, del pueblo Tupinambá, el 1 […]

 

2015_05_indigenas_assassinados_socioambiental.org

El Consejo Indigenista Misionero (Cimi) manifiesta en una nota su profundo lamento y la preocupación por el asesinato de tres líderes indígenas en una semana, en Brasil. “Evaluamos que los cobardes ataques que mataron a Eusébio Ka´apor, el 26 de abril, en el Estado de Maranhão, Adenilson da Silva Nascimento, del pueblo Tupinambá, el 1 de mayo, y Gilmar Alves da Silva, del pueblo Tumbalalá, el 3 de mayo, éstos últimos en el Estado de Bahía, no son hechos aislados. Se trata de asesinatos secuenciales y selectivos de líderes e integrantes de pueblos indígenas de Brasil”.

 

El Cimi evalúa que tales asesinatos son resultados “fácticos” de la asociación, que no sería casual, de tres factores principales: los discursos racistas proferidos por parlamentarios ruralistas del Congreso Nacional, la paralización de los procedimientos de demarcación y la omisión en relación con la protección de las tierras indígenas por parte del gobierno de la presidenta Dilma Rousseff, y las decisiones del 2do. Grupo del Supremo Tribunal Federal (STF), que anularon los actos administrativos de demarcación de tierras en los últimos meses. “Estos factores sirven de combustible que alimentan la saña asesina de los enemigos de los pueblos indígenas en Brasil”, se señala desde la entidad.

 

“Los asesinatos en cuestión muestran la profundización del proceso de violación de derechos y de la violencia contra los pueblos indígenas en Brasil. Para hacer frente a esta situación, pasa a ser fundamental que los asesinos sean identificados y castigados, y que los factores arriba enumerados sean superados”, afirma el Cimi.

 

El último de los tres indígenas asesinados en los últimos días, Gilmar Alves da Silva, 40 años, se produjo cuando se dirigía a la aldea Pambú, pueblo Tumbalalá, municipio de Abaré (Bahía), cuando la motocicleta que conducía fue interceptada a la fuerza por un automóvil. Con el impacto, el cuerpo de Silva fue lanzado al suelo y recibió una secuencia de disparos.

 

El agente Indígena de Salud Adenilson da Silva Nascimento, conocido como “Pinduca”, de 54 años, fue asesinado por pistoleros en una carretera que une Ilhéus con el municipio de Una, en las proximidades de la aldea Serra das Trempes, Tierra Indígena Tupinambá de Olivença, en Bahía. El asesinato de Adenilson ocurrió sólo cuatro días después de que Eusébio Ka’apor, en Maranhão, muriera en una emboscada semejante. Dos hombres encapuchados lo cercaron y le dispararon a Eusébio un tiro en la espalda.

http://www.adital.com.br/?n=cu9x

 GALEANO, EL MAESTRO QUE ENSEÑÓ A VIVIR BIEN http://immersive.sh/telesur/jyteEmuhz

story by:

TELESUR

Apasionado del fútbol, defensor de la igualdad y vehemente creedor de la justicia; el insigne escritor uruguayo dejó en alto las letras latinoamericanas enseñándole a todos las venas abiertas de este continente.

ES TIEMPO DE VIVIR SIN MIEDOS

Eduardo Galeano dejó atrás el miedo a vivir y soñó con un mundo más inclusivo, justo y solidario.  Crítico de un sistema que nos ata a vivir para trabajar y no a trabajar para vivir, este insigne latinoamericano deja detrás de sí un enorme legado literario y de ejemplo, de ejemplo de una vida sencilla y plena, en la que la utopía, lo hizo recorrer toda la América Latina en búsqueda de un mundo en el que quepamos todos y en el que respetemos a la Madre Tierra.

Este es el homenaje que teleSUR le brinda a Galeano, quien desapareció físicamente, pero se quedó arraigado en espíritu e ideas.

El miedo amenaza

Si usted ama, tendrá Sida

Si fuma, tendrá cáncer

Si respira, tendrá contaminación

Si bebe, tendrá accidentes

Si come, tendrá colesterol

Si habla, tendrá desempleo

Si camina, tendrá violencia

Si piensa, tendrá angustia

Si duda, tendrá locura

Si siente, tendrá soledad

Los que trabajan tienen miedo de perder el trabajo.

Los que no trabajan tienen miedo de no encontrar nunca trabajo.

Quien no tiene miedo al hambre, tiene miedo a la comida.

Los automovilistas tienen miedo de caminar y los peatones tienen miedo de ser atropellados.

La democracia tiene miedo de recordar y el lenguaje tiene miedo de decir.

Los civiles tienen miedo a los militares, los militares tienen miedo a la falta de armas.

Las armas tienen miedo a la falta de guerras.

Es el tiempo del miedo.

Miedo de la mujer a la violencia del hombre y miedo del hombre a la mujer sin miedo.

Miedo a los ladrones, miedo a la policía, miedo a las puertas sin cerraduras, al tiempo sin relojes, al niño sin televisión.

Miedo a la noche sin pastillas para dormir y miedo al día sin pastillas para despertar.

LOS NIÑOS, LOS GRANDES POETAS

Galeano siempre tuvo un pensamiento muy elevado acerca de los niños.  Para él, los niños significaban lo que ya no eran los adultos.  Los niños eran a sus ojos: honestos, puros, soñadores, sencillos y, por encima de todo, felizmente paganos.

La capacidad de belleza, la capacidad de hermosura, de la gente más simple, a veces de la gente sencilla, que tiene una insólita capacidad de hermosura … 

La que tienen los niños, lo que pasa es que después los adultos nos ocupamos en convertirlos en nosotros y ahí les arruinamos la vida, pero, hay que ver lo que es un niño, son todos paganos… 

Me crucé con una nenita, chiquita, que debía tener dos años no más, no más que dos, que venía brincando en sentido contrario, y ella venía saludando al pasto, a las plantitas: “buen día pastito”, decía, “buen día, pastito”, le decía… Osea a esa edad somos todos paganos, y a esa edad somos todos poetas, después el mundo se ocupa de achicarnos el alma… 

Los niños son los que más sufren la contradicción entre una cultura que manda a consumir y una realidad que lo prohíbe… 

UN MUNDO PARA TODOS, LA UTOPÍA DE GALEANO

Esta frase que se hizo tan conocida, en realidad está basada en la respuesta del cineasta Fernando Birrien una charla que dieron juntos en Cartagena de Indias, Colombia, y como respuesta a la pregunta de uno de los asistentes: ¿para qué sirve la utopía?.  Así lo recordaba Galeano:

¿Para qué sirve la utopía? (…) fíjense ustedes que la utopía está en el horizonte y si está en el horizonte yo nunca la voy a alcanzar, porque si camino diez pasos la utopía se va a alejar diez pasos, si camino veinte pasos, la utopía se va a colocar veinte pasos más allá, osea que yo sé, que jamás, nunca, la alcanzaré… ¿para qué sirve?, para eso, para caminar…  

 

¿Qué tal si deliramos por un ratito?.  ¿Qué tal si clavamos los ojos, más allá de la infamia, para adivinar otro mundo posible?.  El aire estará limpio de todo venenos que no provenga de los miedos humanos y de las humanas pasiones … La gente no será comprada por el supermercado, ni mirada por el televisor…En ningún país irán presos los muchachos que se nieguen a cumplir el servicio militar, sino los que quieran cumplirlo…nadie vivirá para trabajar, pero todos trabajaremos para vivir… los economistas no llamarán nivel de vida, al nivel de consumo ni llamarán calidad de vida a la cantidad de cosas…

En esta manía a veces inexplicable de pelear por un mundo que se a la casa de todos, y no la casa poquitos y el infierno de la mayoría…  

DE LA MADRE TIERRA, EL PETRÓLEO Y OTRAS RIQUEZAS

Los inmensos recursos naturales de África, Medio Oriente y Latinoamérica, la guerra por el petróleo y el coltán, la guerra por el agua…Galeano siempre desnudó las verdaderas razones de las grandes potencias, las que durante siglos han matado a miles de millones de seres humanos que han sido torturados, humillados, diezmados, mutilados, en guerras abiertas o no, por un único propósito: el poder.

En 1938, estalló la gran noticia: la Standard Oil Company había descubierto un mar de petróleo bajo los inmensos arenales de Arabia Saudita.

Actualmente, éste es el país que fabrica a los terroristas más famosos y el que más viola los derechos humanos; pero las potencias occidentales, que tanto invocan el peligro árabe para sembrar pánicos o arrojar bombas, se llevan de lo más bien con este reino de cinco mil príncipes. ¿Será porque también es el que más petróleo vende y el que más armas compra?

No menos de tres millones de civiles murieron en el Congo a lo largo de la guerra de cuatro años que está en suspenso desde fines de 2002.  Murieron por el coltán, pero ni ellos lo sabían. El coltán es un mineral raro, y su raro nombre designa la mezcla de dos raros minerales llamados columbita y tantalita. Poco o nada valía el coltán, hasta que se descubrió que era imprescindible para la fabricación de teléfonos celulares, naves espaciales, computadoras y misiles; y entonces pasó a ser más caro que el oro.

 

Los africanos llaman al petróleo “mierda del Diablo”.

 

¿Y la obsesión contra Chávez? ¿Nada tiene que ver con el petróleo de Venezuela esta frenética campaña que amenaza matar, en nombre de la democracia, al dictador que ha ganado nueve elecciones limpias? …Y los continuos gritos de alarma por el peligro nuclear iraní, ¿nada tienen que ver con el hecho de que Irán contenga una de las reservas de gas más ricas del mundo? Y si no, ¿cómo se explica eso del peligro nuclear? ¿Fue Irán el país que descargó las bombas nucleares sobre la población civil de Hiroshima y Nagasaki?

El mundo está sediento. Los venenos químicos pudren los ríos y las sequías los exterminan, la sociedad de consumo consume cada vez más agua, el agua es cada vez menos potable y cada vez más escasa. Todos lo dicen, todos lo saben: las guerras del petróleo serán, mañana, guerras del agua.

MUJERES

La visión de Galeano sobre las mujeres, va mucho más allá de los tradicionalismos religiosos y culturales que nos han impuesto a lo largo de los siglos…

Este poeta describe con verdadera pasión a la mujer como protagonista y forjadora de la Humanidad y no como un personaje en las sombras, resignada a su papel de madre y esposa y con la cabeza gacha.

 

Saben coser, saben bordar, saben sufrir y cocinar… hijas obedientes, madres abnegadas, esposas resignadas 

Ecos de voces masculinas, sombras de otros cuerpos 

Desde el año 1234 la religión Católica prohibió que las mujeres cantaran en las iglesias… Impuras por naturaleza, ensuciaban la música sagrada, que sólo podía ser entonada por niños varones o por hombres castrados… Esta pena de silencia rigió durante siete siglos, hasta que en el siglo 20, las mujeres pudieron cantar en las iglesias, solas o en coros.

ldegarda decía, y sabía lo que decía, que la sangre de veras sucia, no es la sangre de la menstruación, sino la sangre de las guerras 

GALEANO, PADRE

Una de las facetas menos conocidas de Eduardo Hughes Galeano es la de padre… Un hombre totalmente entregado a las letras, al periodismo, a la defensa de América Latina y al rescate de su memoria, tuvo tres hijos:VerónicaClaudio y Florencia

Un corto escrito, de sólo siete párrafos, resumía sus sentimientos, de como un confeso ateo, le pide al Dios en el que no cree, absorver el dolor que la vida le tiene preparado a su pequeña Florencia.

 

Hace once años, en Montevideo, yo estaba esperando a Florencia en la puerta de la casa. Ella era muy chica; caminaba como un osito. Yo la veía poco. Me quedaba en el diario hasta cualquier hora y por las mañanas trabajaba en la Universidad. Poco sabía de ella. La besaba dormida, a veces le llevaba chocolatines o juguetes.

 

La madre no estaba aquella tarde, y yo esperaba en la puerta de la casa el ómnibus que traía a Florencia de la jardinería.

 

Llegó muy triste. No hablaba. En el ascensor hacía pucheros. Después dejó que la leche se enfriara en el tazón. Miraba el piso.

 

La senté en mis rodillas y le pedí que me contara. Ella negó con la cabeza. La acaricié, la besé en la frente. Se le escapó alguna lágrima. Con el pañuelo le sequé la cara y la soné. Entonces volví a pedirle:

 

– Andá, decime.

 

Me contó que su mejor amiga le había dicho que no la quería

Lloramos juntos, no sé cuánto tiempo, abrazados los dos, ahí en la silla.

Yo sentía las lastimaduras que Florencia iba a sufrir a lo largo de los años y hubiera querido que Dios existiera y no fuera sordo, para poder rogarle que me diera todo el dolor que le tenía reservado.

 Chile: El naufragio de la democracia secuestrada https://redlatinasinfronteras.wordpress.com/2015/05/12/chile-el-naufragio-de-la-democracia-secuestrada/

Chile: El naufragio de la democracia secuestrada Andrés Figueroa Cornejo

En Chile la representación ejecutiva de las clases dominantes está compuesta por los grandes capitales (donde se encuentran los propietarios y accionistas de más del 90% de todos los medios de comunicación de masas), la oficialidad de las Fuerzas Armadas, las jefaturas del sistema de partidos políticos, la nomenclatura del clero católico y los intereses estratégicos del imperialismo norteamericano (tal como en México, Colombia, Perú, Honduras, Puerto Rico, sólo para mencionar los más evidentes de la región). En el sistema-mundo, Chile es plataforma financiera y de servicios; extractivismo primario exportador minero, forestal, marino; agroindustria alimenticia, retailer y pieza clave del liberalismo de vanguardia. Los modos a través de los cuales el capital obtiene sus principales ganancias están asociados a la sobreexplotación humana, al saqueo de recursos naturales, al sistema financiero, las privatizaciones, el subsidio estatal y el ahorro previsional administrado privadamente por las AFP, y la deuda generalizada y con promesa de morosidad. El golpe de Estado de 1973 no restituyó ni el proyecto ni a la clase dominante que precedió al gobierno de Salvador Allende. Por el contrario, el país andino se convirtió en el campo de pruebas de la nueva fase y ofensiva económico-política del capitalismo desplegado posteriormente entre los 80 y 90 del siglo XX en casi todo el planeta. De un período nacional-desarrollista, Chile pasó a transformarse en el paradigma del liberalismo y sus relaciones sociales que actualmente hegemonizan a escala mundial en sus diversas variantes y cuyos polos dominantes se encuentran en los Estados-empresariales de Estados Unidos-Canadá, China, Japón, Alemania, Francia, Reino Unido, Rusia, India y Brasil. En general y a nivel global, el capital financiero funciona como el momento tutelar de la reproducción del capitalismo sobre sus demás momentos (producción, intercambio (comercio) y consumo (distribución)). El momento financiero como centro de mandos de la acumulación del capital, dinamizado por las nuevas tecnologías en tiempo real (como ocurre en las bolsas y en la estructuración bancaria o industria de la deuda infinita e impagable), genera las mayores utilidades, la deuda, la concentración con tendencia monopólica del capital, y las crisis. Porque las crisis de sobreproducción y sobrecapacidad productiva están articuladas desde el capital ficticio, el endeudamiento y las burbujas financieras. Asimismo, el momento financiero del capital no corresponde a una parte de la totalidad del planeta capitalista. Es el momento que organiza la totalidad del movimiento del capital y sus industrias más rentables, como la armamentista, el narcotráfico, la red de trata de personas, la prostitución infantil, la energía (petróleo, agua, extractivismo), la deuda, la producción alimenticia y el conocimiento de punta (ciencia y tecnología). Hoy Chile es presa de un fuerte decrecimiento debido a la caída internacional de los precios de los commodities y del cobre, su dependencia respecto del dólar norteamericano, la postergación de inversiones y donde, por su condición de economía periférica, cualquier crisis en los centros del capitalismo, en particular del imperialismo norteamericano, se multiplica como maldición sobre sus costas.Las encuestas, Bachelet y las expresiones de la crisis Como en la democracia nepotista, antipopular, elitista y secuestrada chilena no existen consultas político-populares de ninguna especie, entonces abundan las llamadas encuestas de “percepción” de la población. Adimark es una empresa de “estudios de mercado” que consensuadamente por y para los pocos de arriba, tiene prestigio y credibilidad. De acuerdo a la encuesta de abril de 2015 de Adimark (http://www.adimark.cl/es/estudios/index.asp?id=280) , a casi 5 meses del estallido de los casos de corrupción que involucran a miembros de todo el sistema de partidos políticos dominante (Nueva Mayoría y Alianza, PRO incluido), o los dos rostros intercambiables del partido único que administra los intereses del gran capital), los resultados pusieron a la presidenta Michelle Bachelet con un 31% de aprobación y un histórico 64% de rechazo. El gobierno fue aprobado por un 26% y deplorado por un 70%.  En el ítem de Corrupción de organismos del Estado, la encuesta arrojó un 14% de aprobación y 84% de rechazo. Nueva Mayoría obtuvo una aprobación del 24% y un 67% de desaprobación, mientras que la Alianza tuvo un 17% de aprobación. O sea que el conjunto de partidos políticos, oficialismo y oposición burguesas, sumaron un magro 41% de aprobación entre la población. Por su parte, ambas cámaras, parlamento y senado, lograron romper su propio récord con casi un 80% de rechazo.Como efecto de la colaboración en los desastres naturales en el norte del país, los bomberos, carabineros y el ejército alcanzaron una aprobación de alrededor de un 90%. Es preciso puntualizar que la nota positiva se debió a la ayuda a la gente en las catástrofes mencionadas y no a causa de la represión contra el pueblo movilizado ni contra la resistencia Mapuche. En materia de trabajo, la desaprobación de la gestión gubernamental tocó el 61% de rechazo; en economía un 65% de rechazo; en transporte colectivo un 72% de desaprobación; casi un 70% de rechazo en el ámbito Mapuche; en gestión ambiental sacó un 62% de desaprobación; en el Transantiago casi un 80% de desaprobación; un 74% de rechazo en el sector de la salud y un 65% de desaprobación en educación. El relato convenido por el poder como un todo para caracterizar su propio drama es de “crisis de confianza en la clase política”, delimitado convenientemente a los casos de corrupción de Soquimich, Penta y Caval. O sea, según las mismas leyes de la tiranía luego refinadas por los gobiernos civiles, su crisis sería primero moral y luego correspondería a una “clase” política. Sin embargo, la supremacía sin discusión de los intereses económicos del gran capital –transnacional y combinado con capitales de origen nativo- sobre cualquier cargo público que reclama el voto, no es un acontecimiento, una anécdota o un incidente. Es el modo hegemónico a nivel planetario a través del cual se desenvuelve el capitalismo en su presente fase. Con el fin violento del período nacional-desarrollista en América Latina, y en Chile en particular, los gobiernos civiles votados (salvo en Venezuela de Chávez y Maduro, y Bolivia de Morales, procesos devenidos de sendos levantamientos populares, como el ‘caracazo’ y la ‘guerra del agua’) que el marco de acción decisional de los ejecutivos y legislativos se encuentra acotado a la sola administración de un mismo sistema económico, político, cultural y social. Como la inflación, el voto ha sido devaluado estructuralmente porque así lo demanda la ganancia del capital. Asimismo, los pocos dueños de todo hablan de “clase política”, cuando incluso en términos burgueses, la política en sistemas de representación electoral debe asociarse al derecho de cualquier persona a participar en igualdad de condiciones en la disputa de cargos públicos. Decir “clase política” es plantear explícitamente la existencia de una arquitectura social de castas inamovibles dentro de la cual la política es la especialidad de un grupo de autoproclamados administradores del Estado. Semejante discurso sólo ahonda aún más la distancia entre los funcionarios públicos elegibles y las grandes mayorías. Es cierto que la dictadura del capital históricamente ha requerido de una representación leal a sus intereses en el Estado cuya sola realidad ya expresa una sociedad dividida entre una minoría opresora y una mayoría oprimida. Lo particular en la actual coyuntura chilena es la revelación y el sinceramiento público de la lucha de clases y las relaciones de fuerza y de poder como las contradicciones reales que definen la política. ¿Por qué? Porque el relato encarnado en la figura de Michelle Bachelet respecto de reformas cosméticas en materia de derechos sociales (trabajo, educación, salud, impuestos, derechos indígenas, atención a las regiones e incluso “proceso constituyente”) no habría sido necesario sin las grandes protestas estudiantiles que arrancaron en los albores del siglo XXI y tuvieron su pico en el 2011. Fue la juventud sin porvenir, los secundarios de lo que va restando de la educación municipal destruida sistemáticamente por su apropiación privada, junto a un sector aspiracional de los universitarios; fue la lucha consistente del Pueblo Mapuche; fue la multiplicación del ambientalismo contra el extractivismo destructivo; fue el protagonismo de la mujer en todo el movimiento popular; fueron las grandes protestas en distintas regiones por el abandono estatal; fueron las huelgas de los trabajadores/as del subcontrato, los puertos y las forestales fuera de la legalidad, en conjunto, los procesos que ofrecieron las pistas programáticas de Bachelet (que ganó la presidencia con un 26% del electorado habilitado para sufragar, http://www.rebelion.org/noticia.php?id=176975). No obstante, y pese a que las luchas arriba mencionadas fueron convertidas en promesas electorales por cumplir, el descrédito popular de la democracia secuestrada chilena ya estaba instalado. A su vez, y como señala Antonio Gramsci, las expresiones políticas de las clases dominantes suelen “meterse al bolsillo” las demandas de las clases subalternas, de acuerdo a las relaciones de fuerza. Esto es, junto con intentar cooptar por todos los medios a los liderazgos colectivos, el poder recoge las reivindicaciones del pueblo en lucha y las retorna descafeinadas, vaciadas de transformación radical. A fin de cuentas, en tiempos de paz inestable, el objetivo del poder bajo el capitalismo es la gobernabilidad necesaria para su reproducción. Y en Chile actual, es la gobernabilidad para beneficio del capital inversionista y el acatamiento a las reglas del juego impuestas por la OCDE, el FMI y el Banco Mundial. Eso ha hecho Bachelet con cada una de las vociferadas reformas, mutadas finalmente en papel mojado. Por eso los trabajadores/as organizados continúan exigiendo un nuevo código laboral; por eso los estudiantes convocaron a una segunda protesta nacional por una educación gratuita y pública para el 14 de mayo próximo (http://www.rebelion.org/noticia.php?id=197756); por eso los Mapuche radicalizan su combate antiguo; por eso el ambientalismo consecuente sigue dando batallas por el agua y la sobrevivencia de las comunidades víctimas del extractivismo. Los casos de corrupción solamente coronan una verdad que el pueblo conocía desde hace tiempo. La presidenta nunca ha salido de la célebre frase que el escritor italiano Giuseppe Tomasi di Lampedusa puso en boca de su personaje Tancredi: ‘Si queremos que todo siga como está, necesitamos que todo cambie’. Contra la peste del olvido en Chile, urge precisar que Michelle Bachelet es hija del general de brigada aérea, Alberto Bachelet, muerto de un ataque al corazón mientras era torturado por agentes de la Inteligencia de la dictadura pinochetista por ser un oficial que no estuvo de acuerdo con el golpe de Estado. Michelle Bachelet durante la Unidad Popular de Allende, influida por el después detenido y desaparecido diputado y miembro del comité central del Partido Socialista, Carlos Lorca, comenzó a militar en esa tienda desde muy joven. Durante su exilio, prosiguió sus estudios de medicina en la entonces República Democrática de Alemania o Alemania Oriental donde se casó con Jorge Dávalos en 1977, también miembro del PS. Con Dávalos tuvo dos hijos (Sebastián y Francisca) y su matrimonio acabó en 1984. Bachelet volvió a Chile en 1979 y entre 1985 y 1987 sostuvo una relación emocional con el combatiente y uno de los voceros del Frente Patriótico Manuel Rodríguez (FPMR, http://www.rebelion.org/noticia.php?id=113276), Álex Vojkovic, quien murió en un extraño accidente automovilístico el 16 de octubre de 2014. Vojkovic realizó la vocería de la organización revolucionaria cuando ocurrió la internación de armas en la zona de Carrizal Bajo y el fallido intento de ajusticiar al tirano en 1986. En aquella época Bachelet estaba adscrita al Movimiento Democrático Popular (MDP), única agrupación que congregaba a todas las fuerzas de la izquierda radical contra la tiranía y que propagaba todas las formas de lucha. Su constitución fue tardía y relativamente breve, y se diluyó ante el debate de participar o no en el plebiscito de 1988, parte de la agenda de la propia junta militar gobernante. En la realidad, el “triunfo del No” a la extensión del mandato del régimen militar fue el resultado de un pacto interburgués digitado por el imperialismo norteamericano. Para el Pentágono la dictadura ya era un estorbo y un peligro ante las masivas protestas populares. Necesitaba que Chile volviera a los gobiernos civiles a condición de que se mantuviera el capitalismo de vanguardia del país y no fuera tocado Pinochet ni su entorno (pacto cumplido al pie de la letra por la inmensa mayoría de los mandarines de la oposición liberal posteriormente agrupada en la Concertación de Partidos por la Democracia, hasta el presente). Sin embargo, y como sobran los casos en Chile, América Latina y el mundo, la historia y decisiones políticas de Michelle Bachelet sufrieron una sustantiva vuelta de tuerca política. En 1996, la actual mandataria estudió en la Academia Nacional de Estudios Políticos y Estratégicos en Chile (dirigido por oficiales que, a su vez, estudiaron las políticas de guerra en contra del pueblo en la Escuela de las Américas, hoy Instituto del Hemisferio Occidental para la Cooperación en Seguridad,http://es.wikipedia.org/wiki/Instituto_del_Hemisferio_Occidental_para_la_Cooperaci%C3%B3n_en_Seguridad) y luego en el Colegio Interamericano de Defensa en Washington (http://es.wikipedia.org/wiki/Colegio_Interamericano_de_Defensa), conducido directamente por instructores de las FFAA usamericanas. De esta última institución, tres de sus alumnos han terminado en la presidencia de sus países: Bachelet, Lucio Gutiérrez de Ecuador y el actual presidente de Guatemala, Otto Pérez Molina. ¿Sus conductas en común? Intensificación de las políticas capitalistas antipopulares, fidelización con el imperialismo norteamericano y corrupción. Casi está de más ilustrar la amistad y subordinación de Bachelet con el presidente Barak Obama. Siempre dentro del mismo ámbito, en 2009, la presidenta chilena obtuvo la Insignia de Oro de Americas Sociaty ‘en reconocimiento de los logros sociales y económicos del gobierno chileno en tiempos de crisis global’. El acto se efectuó en el Council of the Americas presidido por el influyente archimillonario sionista David Rockefeller. El evento fue co-auspiciado por la minera canadiense Barrick Gold, la cual posee un puesto en el Council junto al Banco de Chile de la familia Luksic y la Celulosa Arauco de la familia Angelini. Otros miembros incluyen a CorpBanca, vinculada al empresario Álvaro Saieh, y El Mercurio SAP de Agustín Edwards Eastman, íntimo de Rockefeller, y uno de los artífices fundamentales del golpe de Estado de 1973. Por ello no resulta extraño que el anuncio de cambios en el gabinete de gobierno realizado por Bachelet el pasado 7 de mayo de 2015 fuera mediante una entrevista con Mario Kreutzberger, ‘Don Francisco’, uno de los grandes sionistas en Chile y más allá, a través del canal 13 de televisión cuyo accionista mayoritario es el grupo Luksic. Todo cuadra y nada es accidental. Las señales “de confianza” fueron dadas hacia los intereses del gran empresariado, al capital financiero, al imperio norteamericano y al sionismo. Para los poderosos, garantías, para el pueblo chileno, circo. Finalmente, el pirotécnico cambio de gabinete anunciado se tradujo el lunes 11 de mayo en un ‘parto de los montes’. Hubo cinco salida de ministros y 4 enroques entre los que ya estaban. ¿Lo predecible? El militante demócrata cristiano Jorge Burgos en la cartera del Interior; el socialista Marcelo Díaz, ex embajador en Argentina, a la vocería gubernamental; el PPD Jorge Insunza en la secretaría general de gobierno; y, tal vez el cambio más relevante para mayor tranquilidad del empresariado (y que significó la inmediata reacción positiva de la bolsa), la ubicación en el Ministerio de Hacienda del PPD Rodrigo Valdés, ex presidente del BancoEstado, asesor de Hacienda durante el gobierno de Ricardo Lagos, con un pasado de altas responsabilidades en el Banco Central, el Fondo Monetario Internacional, Barclays Capital y BTG Pactual. Esto es, un incuestionable amante del liberalismo reinante. Las modificaciones formales de Bachelet terminaron por ratificar, sobre cualquier duda, el contenido de clase de su administración con superior nitidez. Los pocos de arriba, felices. La iglesia y la lucha de clases Chile está entre los cinco países con mayor población católica de América Latina. El Papa Francisco es jesuita y los jesuitas en Chile han jugado un rol importantísimo a nivel educacional, el cual se ha traducido en el egreso de sus establecimientos de estudio de relevantes figuras políticas (desde la Democracia Cristiana, la pinochetista UDI, hasta la izquierda revolucionaria (en sus aulas se educó hasta el periodista que suscribe este artículo)), como de distintos ámbitos de la vida nacional. El número uno de la oficialidad de la Iglesia Católica chilena es, hasta ahora, Ricardo Ezzati, quien ha padecido el cuestionamiento de una relevante fracción de la Iglesia Católica y de los católicos en general (http://www.theclinic.cl/2015/03/26/revuelta-en-la-uc-contra-ezzati-por-profesor-jesuita-despedido-60-academicos-arremeten-con-una-carta/), a causa de sus posiciones ultra conservadoras en todos los campos de la política pública, la protección de sacerdotes pedófilos y el castigo a la Iglesia de la opción por los pobres. El buró de la Iglesia Católica es parte del directorio que comanda desde arriba, junto al gran empresariado, las FFAA y el sistema de partidos políticos dominante, guardianes ejecutivos del actual orden de las cosas en el país. Sin embargo, ocurre que las políticas del Papa Francisco tienen como fundamento una urgente renovación con el fin de salvar la crisis mundial de la Iglesia asociada a un ramillete de variables donde sobresalen los innumerables casos de pedofilia sacerdotal y el distanciamiento sideral entre la curia y los pueblos. De allí el perfil del Papa Francisco, su conducta y discurso tendientes a la actualización e influencia en los problemas más acuciantes del planeta. Al interior de esa estrategia de sobrevivencia y reposicionamiento de una de las instituciones más antiguas del mundo, Ricardo Ezzati no tiene cabida. Esto es, el daño que ha provocado y que provoca Ezzati al diseño político de la dirección del Vaticano, lo convierte en un obstáculo preciso de sortear lo antes posible. La Iglesia Católica no es impermeable a la lucha de clases. En su interior, de manera histórica y sobre todo en América Latina, la Iglesia e incluso los jesuitas en particular, ha estado cruzada por las contradicciones propias de una sociedad dividida en clases sociales de intereses irreconciliables. ¿Cuántos sacerdotes han sido parte protagónica de insurrecciones, guerrillas, del poder popular, de las resistencias contra las tiranías, etc. en el continente? ¿Y en Chile? Innumerables. Aun, han practicado el internacionalismo popular, pagando con su vida la lucha por la liberación de los pueblos.Entonces, por un lado, parte significativa de la Iglesia Católica oficial chilena debe estar reclamando con fuerza el alineamiento con la estrategia vaticana en curso con el fin de recobrar la autoridad moral sobre la sociedad chilena, y por otro, desde hace un tiempo que sacerdotes y seminaristas han retomado la tradición de conjuntar su compromiso con el Cristo trabajador y mapuche y humillado/a y empobrecido/a y en combate y el paraíso en la tierra.Quien escribe el presente texto también es cristiano. Del Cristo de los de abajo. Y sabe cómo rima ese Cristo con la ética libertaria y rebelde. Como sabe que la pureza profiláctica o la ortodoxia o los manuales o los remedos históricos son materiales inútiles si no se adecúan a la realidad y dinámica concreta de los pueblos en su carrera por la conquista de una sociedad liberada del capitalismo inhumano. Ezzati ya es el pasado hasta para los creyentes más moderados/as. ¿Y la organización de los trabajadores/as y los pueblos? Al sur inmensamente mayoritario de la sociedad de clases, como en casi todo el mundo, la fragmentación premeditada o inconsciente del movimiento popular en Chile traba su densidad y protagonismo. Son incontables las agrupaciones anticapitalistas que intentan y edifican poder y luchas limitadas territorial y sectorialmente. La superación del “tribalismo” anticapitalista no sólo demanda un proyecto político de poder unitario y poscapitalista, una estrategia, las tácticas, una línea política de orientación colectiva (http://kaosenlared.net/chile-que-es-una-linea-politica-para-la-transformacion-social/). Todavía se trata de empeños en ‘Intranet’, desbrozados, compartimentados, ensimismados. Tan cierto como que no existe todavía el instrumento político de la revolución en Chile, es la ausencia de ataduras férreas entre las diversas expresiones del combate contra el capitalismo. La acción y reflexión conjunta de los denominados ‘movimientos sociales’ es la condición sin la cual no es posible constituirse en actor y sujeto de transformaciones estructurales. En verdad, no hay ‘movimientos sociales’, sino que un movimiento popular descoyuntado. Siempre existe lucha de clases, lo que falta es conducción, victorias parciales, dirección unitaria de la totalidad de las batallas político-sociales. El sindicalismo que procura destruir el economicismo funcional, el antipatriarcado, el ambientalismo consecuente, la pelea dura de los pueblos originarios, los pobladores sin casa ni derechos sociales, los endeudados desde muy jóvenes, los estudiantes, el activismo de los Derechos Humanos, todas las caras resueltas contra la infamia, la alienación y la miseria más o menos encubierta, etc., tal como el enemigo de la humanidad que en Chile mantiene una unidad granítica, deben convertirse en una fuerza social total. De sus hijos/as mejores devendrán, por autoridad ganada en la práctica y las políticas correctas, la organización revolucionaria. De menos a más, de lo simple a lo complejo, de la unidad en la acción hasta la unidad política y orgánica. Desde la convicción de poder, la formación política, la práctica coherente y cada cual en su sitio. Si bien la ética de quienes aspiran a cambiar la vida radicalmente está sintetizada esencialmente en los intereses históricos de los trabajadores/as y los pueblos, esa misma ética se sostiene sobre la solidaridad militante, la reciprocidad, la conducta insobornable, el colectivo sobre el individualismo, la democracia sobre el caudillismo, los intereses del pueblo sobre cualquier bandera, la crítica y autocrítica permanente, el amor y la disposición de combate, y la mismidad entre los público y lo privado. Y un asunto añoso que resulta estratégico: el internacionalismo concreto y no sólo declarativo. Ante los poderes mundializados del liberalismo y el capital insaciable, ni siquiera los proyectos socialdemócratas son posibles en un solo país. La emancipación humana poscapitalista, por necesidad material, exige la coordinación metálica con los movimientos populares y las organizaciones revolucionarias del mundo. Y no por razones de ‘retaguardia’. Sino que por razones de sobrevida y garantía de duración y profundización de la sociedad futura en términos ampliados geopolítica y económicamente. Por cuestiones ligadas a la hegemonía de la humanidad sobre el capitalismo. Toda la imaginación política e insubordinada al ruedo. No importa el tiempo que tome. Importa que se viva como un aquí y un ahora.

 Evo Morales: ‘Estados Unidos nos quiere gobernar por decreto’ http://otramerica.com/radar/evo-morales-estados-unidos-quiere-gobernar-decreto/3335

viernes 10 de abril de 2015 Evo Morales ha sido el único presidente que ha participado en la Cumbre de los Pueblos que reúne a más de 2.500 líderes de base y que se celebra de forma paralela a la Cumbre de las Américas. Morales ha denunciado que Estados Unidos sigue con un proyecto imperialista y ha llamado a la unidad entre indígenas, sindicalistas y movimientos sociales.

Por Equipo Otramérica

La primera intervención de Evo Morales en la Cumbre de los Pueblos 2015 (cuya sede es la Universidad de Panamá) ha sido frente a unos 400 indígenas de las siete naciones originarias panameñas en un encuentro cargado de emoción y de consignas. No había mucho espacio para la reflexión en un evento que mantenía una estructura occidental y encorsetada en el que el único plato –y plato fuerte- era la presencia de Evo Morales.

“Si queremos levantar el movimiento indígena en todo el continente hay que apostarle al anticolonialismo, al antiimperialismo y al anticapitalismo. Todo lo demás no sería coherente con nuestra historia ni con la memoria de nuestros antepasados”.

Morales ha plagado sus palabras, al igual que en la charla principal que dio luego ante el plenario de la Cumbre de los Pueblos, de referencias a la soberanía y a la amenaza permanente de Estados Unidos. “Primero nos gobernaron con dictaduras, después con golpes de Estado, más tarde pusieron de excusa la lucha contra el narcotráfico y después dicen que son los derechos humanos. Ahora que ya no saben qué hacer, practican la agresión económica, tratan de dividirnos y cuando ya no pueden más vemos que Obama intenta gobernar a distancia por decreto presidencial [en referencia al decreto que declara a Venezuela un peligro para la seguridad de EEUU]”.

“Para EEUU hay países buenos y malos. Los buenos son los que aceptan bases militares, los que regalan sus recursos naturales, los que están dispuestos a privatizar sus servicios públicos…”, decía Molares que animó a los movimientos “sociales y sindicales” a unirse para transformarse en fuerzas políticas capaces de dirigir los destinos de sus propios países.

El auditorio ha aclamado al presidente de la República Plurinacional de Bolivia y ha coreado lemas pidiendo el acceso al océano Pacífico para ese país y ha reclamado la unidad de los pueblos de Abya Yala. Antes de Morales, había intervenido un representante del pueblo Ngäbe Buglé, Toribio García, que le dijo: “No eres el presidente de Bolivia, eres el presidente de todos los indígenas de Abya Yala”. El cacique general kuna Maximiliano Ferrer pidió la unidad de los pueblos originarios con “los sindicalistas, los campesinos, las bases populares que, como nosotros, quieren un Abya Yala justo y digno”.

La jornada de Morales en la Cumbre de los pueblos terminará con un partido de fútbol jugado bajo un sol brutal que es el que baña una ciudad básicamente paralizada por la Cumbre de las Américas oficial. El Gobierno ha decretado el cierre de oficinas públicas y privadas desde el jueves 9 a medio día hasta el sábado; las principales avenidas están tomadas por fuerzas de seguridad y diferentes hoteles de la capital acogen foros oficiales retóricos que aderezan el encuentro de

presidentes y jefes de Estado donde la presencia de Cuba y los roces entre Venezuela y EEUU animan a los medios. En la Cumbre de los Pueblos ya hay una declaración final casi consensuada; la Cumbre de las América cerrará sin una.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s