El espacio K.R.U.Z. su historia, el origen primera parte

AMANECER E-KRUZ

UN AMANECER DESDE EL ESPACIO KRUZ

 

El espacio K.R.U.Z. su historia, el origen primera parte

 

Dice un historiador que rescatar la historia es un acto revolucionario y bueno algo así es lo que queremos hacer en esta serie…

El espacio K.R.U.Z. su historia, el origen primera parte

 

Dice un historiador que rescatar la historia es un acto revolucionario y bueno algo así es lo que queremos hacer en esta serie.

Hemos denominado al espacio físico donde se encuentra nuestra casa, taller, rancho, huerta, centro demostrativo, nuestro cuartel general o como se le quiera llamar al Espacio K.R.U.Z. en honor al apellido del bisabuelo y al del abuelo.

Espacio K.R.U.Z. es un acrónimo que significa Koordinación de Resistencias en Unidad y Zolidaridad la K en solidaridad con el movimiento anarquista que está en este momento en la mira del gobierno y aunque nosotr@s no nos reivindicamos anarquistas ya que es una enorme responsabilidad si tenemos influencia y además mucho respeto hacia este movimiento y la Z por los zapatistas ya que este espacio se reconoce como zapatista y en defensa de la tierra.

Su historia es relativamente muy joven (en 1975) aunque ya pocos la conocen, la mayoría de los que pelearon y ganaron estos terrenos ya murieron pero nosotr@s tenemos la fortuna de tener al Abuelo Cruz como el guía y en este caso coautor de este relato.

El terreno denominado El rancho o La Posa, por el ojo de agua que se encuentra dentro de los terrenos, fue parte de una serie de terrenos de más de 15 hectáreas que pertenecían a la Sra. María Barriguete que según contaban los abuelos esta señora se hizo de estas tierras aprovechando el vicio de los antepasados por el alcohol, dicen que como era una señora de mucho dinero los señores le arrendaban sus tierras para poder comprar el pulque que se producía en Santo Tomás Jalieza pero como cada año hacían lo mismo no podían pagar y la señora terminaba quedándose con los terrenos.

Así fue como esta Sra. María (profesora de profesión) se hizo de tanto terreno, pero esta mujer nunca se casó ni tuvo hijos y tampoco vivía en el pueblo, ella vivía en Ocotlán de Morelos el distrito al que pertenece San Juan Chilateca y en esas épocas todos los servicios y hasta las tiendas se encontraban en Ocotlán por esos la gente de dinero vivía ahí.

Eran 10 mergas que se encontraban juntas y otras más que estaban dispersas en la parte alta del pueblo en total más de 25 mergas que las trabajaban como medieros (aquí se llama mediero el que trabaja un terreno ajeno y tiene que dar la mitad de la cosecha al dueño al final del año) el bisabuelo Cruz -Don Adalberto Cruz Moreno- con sus hijos, entre ellos el abuelo Cruz mejor conocido como Don Reino Cruz, algunos primos y amigos en total eran 13 medieros.

Una mañana el bisabuelo Cruz fue a visitar la Sra. María para ponerse de acuerdo cuando le llevaría su media de la cosecha y como el bisabuelo era gente de confianza entró a la casa y encontró a la señora muerta en su cuarto rodeada por sus gatos que eran su única compañía.

Un hombre muy elegante, un catrín como se dice en el pueblo, que decía ser el licenciado Ernesto Miranda Barriguete y que era sobrino de la Sra. María fue el heredero de todos los terrenos.

Al licenciado no le interesaba conservar los terrenos así que los medieros le propusieron que les vendiera a lo que él accedió y se fijó una cantidad (120 mil pesos de los viejos), la hora y el día en que llevaría el dinero a la Ciudad de Oaxaca.

El plazo para recolectar el dinero fue de junio de 1975 a enero de 1976 y entre todos los medieros se pusieron a juntar la cantidad, para eso tuvieron que vender; yuntas, burros, gallinas, guajolotes, cosechas y algunos que tenían familiares fuera tuvieron que pedirles prestado para completar.

Muchos quedaron sin nada, el Abuelo Cruz nos dice que tenía una yunta de becerros que ya había enseñado a trabajar y que ese año iba hacer la labranza con ellos pero tuvo que venderlos con mucha pena.

Y llegó el día fijado y una comisión de ellos se presentó en la casa del licenciado pero no se encontraba y solo dejo un carta con su tía ya que el licenciado se encontraba de viaje con gobernador de esa época el general Eliseo Jiménez Ruiz, el asesino de Lucio Cabañas, porque era su secretario.

Pero el Lic. Ernesto Miranda Barriguete no cumplió con su palabra y en su carta decía a los campesinos que ya no estaba dispuesto a venderles ya que según él ya valía más de lo que habían acordado.

Todos salieron muy tristes y enojados ya que habían vendido todo su patrimonio incluso a bajo precio con tal de conseguir esas tierras y ahora ya no podrían reponerlo.

Pero ahora vendrá lo bueno como dice el Abuelo Cruz ya que a partir de aquí viene la lucha pero esto lo contaremos en la segunda parte para el kantolibre N° 4.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s