KANTOLIBRE N° 5 MEMORIAL LORENZO SAMPABLO

Portada1

DARLE CLICK PARA BAJAR LA REVISTA

321851936-Kanto-Libre-5

https://es.scribd.com/document/321851936/Kanto-Libre-5

Lorenzo Sampablo fue una de las más de 20 vidas que se perdieron durante la revuelta magisterial y como todos, es un asesinato que hasta la fecha está impune, la justicia no llega y el frustrante camino de 10 años es cada vez más pesado.

Lorenzo Sampablo Cervantes, un hombre que como los miles que participaron en este movimiento lo hizo sin intereses mezquinos y que desde el primer momento estuvo dispuesto a darlo todo, hasta lo más preciado que puede tener un ser humano, la vida misma, sea pues este un recordatorio para quienes lo conocieron y para quienes no lo conocieron una muestra de lo que el pueblo oaxaqueño es y que la postura digna de su familia le han dado la grandeza al pueblo oaxaqueño, sobre todo hacer ver que el movimiento popular, no fueron esos lideres mediáticos que hoy se pasean en carros de lujo, que son diputados, presidentes municipales, funcionarios de gobierno o hasta empleados de transnacionales o supuestas ONG’s de carácter social.

El movimiento real estuvo y está en el pueblo y esta contrahistoria es del pueblo y para el pueblo.

PRESENTACIÓN DE MEMORIAL PARA CONMEMORAR LOS 10 AÑOS DEL ASESINATO DE EL ARQUITECTO LORENZO SAMPABLO CERVANTES

 

Después del intento de desalojo del plantón magisterial efectuado por el gobierno del estado la  madrugada del 14 de junio del 2006, el pueblo de Oaxaca se organizó en lo que a nivel nacional e internacional se conoció como Asamblea Popular de los Pueblos de Oaxaca (APPO), experiencia de organización del movimiento popular nunca antes visto en la historia de Oaxaca y que aglutinó a organizaciones sociales, colonias, barrios y al magisterio democrático de la Sección 22.

La llamaron la primera revolución del siglo XXI, la intifada oaxaqueña y otros nombres más pero lo cierto es que la gente movilizada en las calles se contó por cientos de miles y tal vez sin exagerar por más de un millón de personas.

El movimiento magisterial fue rebasado y sus dirigentes, acostumbrados a negociar con el estado, en esta ocasión se vieron superados y el secretario de la sección 22 tuvo que renunciar en una clara traición, pero el pueblo tomó las riendas del movimiento en los hechos y las barricadas fueron las expresiones más claras, no solo de autodefensa sino del propio poder popular.

Fue en las barricadas donde se vivió la verdadera democracia y el verdadero movimiento, donde la gente del pueblo discutía y se organizaba, era ahí donde se vivía la verdadera APPO y desgraciadamente donde el gobierno estatal y federal, enfocaron sus peores prácticas represivas.

Muchos hombres y mujeres nacieron políticamente ahí, niños y niñas se veían participar desde su inocencia en la construcción de una nueva forma de convivir y prácticamente de vivir.

Mujeres indígenas con piedras en la mano y con sus pies descalzos, jóvenes que nunca habían tenido hogar ni familia y que siempre fueron despreciados por la sociedad se encontraban al frente en los momentos más difíciles de la represión.

La conciencia en la gente creció en todos los niveles de la sociedad, al grado que en los llamados de alerta, gente que nunca pensó participar lo hacía de manera espontanea.

Profesionistas y pequeños comerciantes que se creían muy lejanos al movimiento lo hacían, hasta los taxistas, que siempre habían sido un sector contrario al magisterio, se les veía llegar a las barricadas con víveres y dinero para la causa.

Pero fue la toma de las radios comerciales lo que contribuyó a que el movimiento se extendiera con tanta rapidez y eficacia, los medios ahora en manos del movimiento se convirtieron en la mejor arma contra el estado.

En medio de esta revuelta y entre los centenares de miles de almas en rebeldía se encontraba el arquitecto Lorenzo Sampablo Cervantes, un trabajador de obras públicas del gobierno estatal que acudía a escondidas de su familia a las reuniones, a las marchas y las acciones de defensa.

El arquitecto sabía que mantener la toma de las radios era clave para el movimiento y la noche del 21 de agosto acudió al llamado de auxilio de radio “La Ley” y fue ahí donde “las caravanas de la muerte” comandadas por los jefes policiacos estatales acabaron con su vida.

Lorenzo Sampablo fue una de las más de 20 vidas que se perdieron durante la revuelta magisterial y como todos, es un asesinato que hasta la fecha está impune, la justicia no llega y el frustrante camino de 10 años es cada vez más pesado.

Su hermana la maestra Trinidad, su cuñado el maestro Marcelo y su compañera Doña Petra han decidido contar esta historia, para decirle al pueblo y al movimiento, quién fue Lorenzo Sampablo Cervantes, un hombre que como los miles que participaron en este movimiento lo hizo sin intereses mezquinos y que desde el primer momento estuvo dispuesto a darlo todo, hasta lo más preciado que puede tener un ser humano, la vida misma, sea pues este un recordatorio para quienes lo conocieron y para quienes no lo conocieron una muestra de lo que el pueblo oaxaqueño es y que la postura digna de su familia le han dado la grandeza al pueblo oaxaqueño, sobre todo hacer ver que el movimiento popular, no fueron esos lideres mediáticos que hoy se pasean en carros de lujo, que son diputados, presidentes municipales, funcionarios de gobierno o hasta empleados de transnacionales o supuestas ONG’s de carácter social.

El movimiento real estuvo y está en el pueblo y esta contrahistoria es del pueblo y para el pueblo.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s